• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

PRINCIPIOS Y LEYES

Por lo tanto, aquel que por la meditación trata de hacer contacto con tales potencias, de elevarse para unirse por tales medios y de alcanzar la conciencia del aspecto Voluntad, trabaja de acuerdo a reglas establecidas, se eleva de un punto a otro mediante formas apropiadas y reflexiona siempre sobre la Ley y su actuación. Trata de comprender, discriminar y estudiar; se ocupa de lo, concreto y el lugar que le corresponde en el plan divino; acepta la realidad de la vida inmanente, pero principalmente se concentra en su método y forma de manifestación. Las reglas básicas de la manifestación y de gobierno ocupan su atención; por el estudio de las reglas y leyes y por tratar de comprenderlas, lógicamente hará contacto con el Regente. (Cartas sobre Meditación Ocultista, p. 131)

 Principio es aquello que encarna algún aspecto de la verdad en que está basado nuestro sistema; es la infiltración, en la conciencia del hombre, de una pequeña parte de la idea sobre la que nuestro Logos fundamenta todo lo que hace. La base de toda acción logoica ... conectada con la Jerarquía humana, es el poder del amor que impele hacia adelante – llámese evolución, si desean, o impulso inherente, si prefieren, pero es amor que causa movimiento e impulsa a la consumación... De allí que este principio debería ser la base de toda actividad, y si la dirección de las organizaciones menores estuviera fundada sobre el amor que conduce a la actividad, crearía en todos sus miembros una urgencia divina, que análogamente los impelerá a una expresión más plena, a una plenitud más adecuada y a un mayor y satisfactorio esfuerzo. (Magia Blanca, p. 94)

 

 ...los principios superiores conciernen al bien del grupo y los inferiores al bien del individuo ... el principio inferior debe ceder su lugar al superior. (Magia Blanca, p. 96-97)

 Estas fuerzas que actúan sobre la raza humana afectan a los más sensibles, que a su vez afectan a su medio ambiente, estableciéndose paulatinamente un impulso que se precipita a través de una raza o nación, durante un período o ciclo de años, produciendo estados de profunda depresión y desconfianza mutua. Causa una triste autoabsorción, a la cual denominamos pánico u oleada de inquietud. Es casual el hecho de que su desarrollo sea militar, económico, social o político, o tome la forma de una guerra, una inquisición religiosa, restricciones económicas o desconfianza internacional. Las causas tienen su origen en los anteproyectos del proceso evolutivo y están regidos – aunque no sea comprendido – por la buena Ley. (Magia Blanca, p. 224)

 Principios aplicables

 Causa y efecto Libertad

Hendidura Armonía

Conflicto Liberación

Cooperación Relación

Designio dirigido Responsabilidad

  

Leyes aplicables

 Abstracción Vida de grupo

Asamblea Progreso de grupo

Equilibrio Designio de vida del Logos Planetario

Cambio Relatividad

Ciclos Sacrificio

Destino Separatividad y odio

Destrucción Plática

Conveniencia Síntesis

Libertad Pensamiento

 

Ciencias aplicables (en cuanto a técnicas)

 Comunicación Correctas relaciones humanas

Contacto Servicio al Plan

Cooperación Evolución social

Energía Sonido

Relación de energía Telepatía

Evolución Tensión

Impresión Construcción de formas de pensamiento

 El Principio del Conflicto

 Este Principio de conflicto se halla además activo en todas las instituciones, grupos y organizaciones de todos los países y en cada sector del pensamiento humano. Sus resultados son, primero, la humanidad despertará a ciertos desarrollos y posibilidades humanas y, segundo, conducirá a ciertas renunciaciones básicas, una vez que las cuestiones sean vistas con claridad y la separación que existe en realidad entre los valores espirituales deseables y los valores materiales indeseables, se hayan esclarecido. En política, por ejemplo, el sistema de dos partidos está basado en una premisa correcta, pero en la actualidad no es un sistema satisfactorio, a causa de la estupidez humana. Representa en verdad a los grupos reaccionarios en cualquier país y también al partido progresista, alerta a las nuevas posibilidades; la meta de un partido consiste en detener la vida del espíritu, en clarificar por medio de la obstrucción y en contener o evitar, el avance demasiado rápido de los impacientes e inmaduros; el partido progresista debe estar compuesto por quienes sean conscientes de las cosas antiguas e innecesarias, y son siempre precursores, aunque frecuentemente no poseen gran habilidad en la acción. Aún no es posible establecer una línea de demarcación tan clara entre los dos partidos mundiales básicos; tampoco las masas ignorantes aprecian los valores espirituales de los dos grupos...; la meta del político común de cada grupo, no es el verdadero bien para la humanidad, pues generalmente solo su propia ambición egoísta y el deseo de conservar cierta ideología política los pone en el poder, constituyendo la meta de sus esfuerzos. (Siete Rayos, Tomo V, p. 503)

 

La Ley de Destrucción

 

La destrucción superior que estamos considerando se relaciona con determinadas

formas de conciencia, que se expresan en extensas zonas o en grandes formas mentales,

que, a su vez, podrán haber condicionado al pensamiento humano. Quizás el ejemplo más

sencillo que pueda dar de este tipo de destrucción es el de las grandes ideologías, que en el

trascurso de las épocas condicionaron y podrán condicionar a la humanidad. Los efectos de

estas ideologías son poderosos en los tres mundos. Este tipo de destrucción afecta a esas

civilizaciones que condicionan a la familia humana durante extensos periodos; concierne a

las condiciones climáticas, que predisponen a las formas de los cuatro reinos a adquirir

determinadas características en tiempo y espacio, y a su vez producen efectos en las grandes

religiones y política mundiales y en todas las demás “formas condicionantes del

pensamiento”. Lo antedicho, ¿les imparte mucho o poco, en conexión con los conceptos que

estoy tratando de aclarar?

 

Por lo tanto, lo que se destruye son ciertos grupos de formas, y ello en gran escala, lo

cual requiere la aplicación de la voluntad espiritual para llevarlo a cabo, y no exige

simplemente el retiro de la atención del alma, la decisión de abandonar la forma y el fracaso

del deseo básico de sobrevivir, pues eso es lo que insinuamos cuando hablamos de la muerte

en los tres mundos...

 

El Propósito de Dios (empleando una frase familiar) complementa al Plan. Dicho

propósito es la vida motivadora detrás de todo lo que emana desde Shamballa, e impulsa las

actividades de la Jerarquía, cuya tarea consiste en formular el Plan para todas las formas de

vida en los tres mundos y en los cuatro reinos de la naturaleza. El Plan, en tiempo y espacio,

no se ocupa del hombre en forma individual o de la vida de cualquier entidad microcósmica

en los reinos de la naturaleza, sino de las totalidades, de los ciclos de tiempo, de esos vastos

planes de vivencias que el hombre denomina historia, de las naciones y razas, de las

religiones mundiales y de las grandes ideologías políticas y organizaciones sociales que

producen cambios permanentes en los tipos, constituciones, zonas planetarias y

manifestaciones cíclicas.

(Siete Rayos, Tomo V, p. 255-256)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk