• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Pruebas Y Crisis En La Iniciación

La transferencia de polarización del emocional al mental, de éste al causal y, más tarde, al triple Espíritu, necesariamente implica un período de gran dificultad, de violento conflicto, tanto interno como con el medio ambiente, de sufrimiento intenso y de aparente oscuridad y desintegración; todo ésto caracteriza la vida del aspirante o del discípulo. ¿Cuál es la causa y por qué es así? Las siguientes razones ponen de manifiesto por qué el sendero es tan difícil de hollar y el proceso de ascender, la escala se hace (a medida que se alcanzan los escalones más altos) más complicado y difícil. Se debe:

 l. Disciplinar a cada cuerpo por separado, a fin de ser purificados.

 2. Reajustar y alinear.

 3. Repolarizar.

 4. Reconstruir prácticamente.

 5. Minar cada subplano, del cuarto en adelante, pues en el cuarto se inicia la vida del aspirante.

 6. Despertar gradual, cuidadosa y científicamente cada centro; intensificar la rotación y electrificar la radiación (si se me permite utilizar este término y aplicarlo a los centros), y manifestar su fuerza a través de la dimensión superior.

 7. Vincular magnéticamente cada centro etérico plenamente alineado con los centros correspondientes de los cuerpos mental y emocional, de modo que no se entorpezca la afluencia de fuerza.

 

8. Despertar nuevamente cada centro mediante el Fuego Sagrado, hasta que las radiaciones, la velocidad y los colores, se hayan armonizado con la nota egoica. Esto es parte del trabajo de Iniciación.

 Debido a que todo cambio se hace gradualmente, responde a la misma ley que rige el crecimiento cíclico del macrocosmos:

 1. Primeramente se produce el choque entre el ritmo viejo y el nuevo.

 2. A esto le sigue un período en que gradualmente domina el nuevo, eliminando al viejo y estabilizando la nueva vibración.

 3. Finalmente se produce la desaparición, y luego la repetición del proceso.

 Esta tarea se realiza en los cuerpos y en los centros por la meditación y el empleo de la Palabra Sagrada, lo que contribuye a reajustar la materia, a vitalizarla por el fuego, permitiendo al aspirante trabajar de acuerdo a la ley. Este desarrollo de los centros es un proceso gradual, paralelo... al lento desenvolvimiento de la conciencia causal. (Cartas sobre Meditación Ocultista, págs. 82-83, ed. inglesa)

 Hay una prueba del proceso iniciático, hasta ahora totalmente inesperada. Las pruebas que se esperan y para las cuales se realiza una preparación, no son las verdaderas, en el sentido real de la palabra, esotéricamente entendido. Es una prueba -impuesta con creciente rigidez a medida que se recibe una iniciación tras otra- para ver simplemente hasta qué punto el iniciado es capaz de retener o conservar en su conciencia cerebral los hechos registrados de distintos mundos o planos de conciencia; es decir, los tres mundos del esfuerzo humano y el mundo de la conciencia egoica, o ambos y el mundo del ashrama; o también éstos y la actividad de la Jerarquía, considerándolos como un todo completo; o sino todos ellos y el mundo de la experiencia triádica, hasta llegar a la etapa donde se puede registrar y mantener una ininterrumpida continuidad de conciencia, directamente desde la Cámara del Concilio del Señor del Mundo hasta los Maestros que actúan en un cuerpo físico y, por lo tanto, emplean un cerebro físico. En cada caso la prueba (a fin de ser pasada correctamente) debe involucrar a la conciencia cerebral; los hechos registrados en los planos más sutiles, deben ser correctamente registrados, reconocidos e interpretados simultáneamente en el plano físico.

(Rayos V, pág. 433, ed. inglesa)

 

Generalmente se considera esencial que los discípulos que van a recibir la segunda o la

tercera iniciación, las registren en su conciencia cerebral. Como he dicho a menudo, la conciencia

iniciática no es un factor que requiera ser registrado como tal, porque raras veces sucede. Se lo

reconoce cuando un candidato participa de la "incorporación esotérica" de otro candidato en las

filas de la Gran Logia Blanca. El discípulo que está pasando la iniciación (he elegido

deliberadamente la palabra "pasando") debe registrar y oportunamente registra las crisis que lo

capacitaron para recibir la iniciación... Las crisis, correctamente encaradas y superadas, lo

convertirán en un iniciado... Muchas veces he reiterado que el hombre es un iniciado antes de pasar

por la ceremonia iniciática. La ceremonia concierne al reconocimiento jerárquico del discípulo y

nada tiene que ver con su capacidad. He creído necesario reiterar este hecho.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 70, ed. inglesa)

 

Los discípulos avanzados pasan por un proceso forzado, que les permitirá recibir con

mayor rapidez la iniciación que tienen inmediatamente por delante. Lógicamente, traerán mayor

tensión y riesgos y, a veces, hasta la muerte; también mayor luz y vida espirituales...Su

desesperación espiritual es necesaria para proporcionar el "punto de tensión" requerido, y desde allí

construir el antakarana.

(El Discipulado en la N. E. II, pág. 64, inglés)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk