• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Expansión Racial

Pensemos en términos de la totalidad y comprendamos que las grandes expansiones de conciencia a que nos referimos, constantemente, tienen paralelas universales. Algunos de estos desarrollos residen en la historia del pasado racial. Unos están en el porvenir. Uno es posible en el presente inmediato. A medida que el equipo físico y mecánico del hombre se desarrolla a fin de enfrentar la expansión de su conciencia, es llevado gradualmente a una mayor experiencia de la Inmanencia divina, a una mejor percepción de la transcendencia divina y a registrar con creciente e iluminada percepción, la revelación que se le presenta correlativamente para su educación y desarrollo cultural. (De Belén al Calvario, pág. 34, ed. inglesa)

 

Lo que es verdad para el individuo lo es finalmente para toda la familia humana. El Plan para la humanidad concierne al desarrollo consciente del hombre. A medida de que el género humano acrecienta su sabiduría y conocimiento y las civilizaciones vienen y van, traen cada una la lección y el punto elevado de realización, y los hombres, como grupo, se acercan al portal que conduce a la vida. Todo descubrimiento moderno, todo estudio y conocimiento psicológico, toda actividad grupal y toda realización científica, así como todo verdadero conocimiento ocultista, son de naturaleza espiritual y sirven de ayuda para esa expansión de conciencia que convertirá al género humano en el gran Iniciador. Cuando los seres humanos puedan captar en una gran síntesis la necesidad de entrar más definidamente en el mundo de las verdaderos significados y valores,

 

los misterios serán universalmente reconocidos. Se verán los nuevos valores y las nuevas técnicas y métodos de vida se desarrollarán como resultado de esa percepción. Hay signos de que ya está ocurriendo, que la destrucción efectuada a nuestro alrededor y que el derrumbe de las antiguas instituciones, políticas, religiosas y sociales, son sólo preliminares de esta empresa...

 

Enfrentar el desastre y sufrir el doloroso experimento, siempre ha sido el sino del discípulo

individual. Evidentemente al discípulo mundial, la humanidad, se lo considera digno de tal prueba.

 

Esta universalidad de las dificultades en todo sector de la vida humana, sin excluir grupo alguno,

indica que la entera humanidad está preparándose para la iniciación. Hay un propósito subyacente

en todo lo que ocurre.

(De B. al C., págs. 28-29,inglés)

 

Temblamos ante la posibilidad de dar otro paso adelante; estamos preparados para otra

iniciación, y a punto de ampliar nuestro horizonte y atravesar una puerta abierta para entrar en una

habitación más grande: Todo lo que transcurre no indica fracaso, confusión insensible, ni ciego

trastorno. Es más bien un proceso de destrucción temporaria para una mayor reconstrucción,

constituyendo la analogía, en la vida racial, de las pruebas y experiencias que siempre le llegan al

discípulo que se prepara para la iniciación...

 

En términos del antiguo aforismo mejicano que dice: "Siempre habrá en el centro una

nueva Palabra"... Hay un centro en nuestro universo, del cual surgió la Palabra, que trajo a la

existencia a nuestro sistema solar organizado, tal como es hoy, y al planeta en que vivimos con sus

miríadas de formas de vida...

 

Lo que es verdad del Todo lo es también de la parte. Cada civilización, como expresión de

la conciencia humana, ha tenido su Verbo. Hace dos mil años un Verbo se "hizo carne" por

nosotros, y en torno a ese centro dinámico de vida espiritual, gira nuestro mundo occidental...

 

La Palabra siempre fue emitida para que la raza pueda ver y reconocer el próximo paso a

dar. Cristo hizo que el hombre oyera esto en el pasado y Cristo hará que el hombre pueda oírlo

nuevamente. Algún día, como bien saben los masones, estas palabras pronunciadas

periódicamente, serán reemplazadas por una Palabra conocida por ellos como "la Palabra Perdida":

 

Cuando finalmente se enuncie esa Palabra, la humanidad podrá ascender a la última cima de la

realización humana. La divinidad oculta alumbrará entonces en toda su gloria, por medio de la

raza... El efecto de todo lo que está ocurriendo ahora en la tierra es traer a la superficie lo que está

oculto en el corazón humano, y revelar ante nuestros ojos la nueva visión. Entonces podremos

pasar, por el portal de la nueva era, a una comprensión más profunda de las realidades vitales y a

una norma más real y superior de los valores.

(De Belén al Calvario; págs. 36-38, ed. inglesa)

 

Esta energía divina (energía de Shamballa) poco conocida, afluye del Centro Sagrado.

 

Personifica en sí la energía que subyace en la crisis mundial del momento. La Voluntad de Dios es

producir ciertos cambios radicales y transcendentales en la conciencia de la raza, que alterarán

completamente la actitud del hombre hacia la vida y su captación espiritual, esotérica y subjetiva,

de las esencialidades del vivir. Esta fuerza traerá (conjuntamente con la fuerza de segundo rayo)

esa tremenda crisis -inminente en la conciencia humana denominada segunda crisis, la iniciación

de la raza en el Misterio de las Edades, misterio que ha permanecido oculto desde el principio.

 

La primera crisis, según se ha dicho, fué la de la individualización, donde el hombre se

transformó en un alma viviente. La segunda, es la inmediata iniciación racial, hecha posible...

debido a las muchas iniciaciones individuales por las que pasaron últimamente esos miembros de

la familia humana que tuvieron visión y decidieron pagar el precio exigido.

(El Destino de las Naciones, pág. 13, ed. inglesa)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk