• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Ley De Renacimiento Y La Ley Del Karma, en la Nueva Religión Mundial

"El descubrimiento de la realidad de la inmortalidad vendrá del pueblo; oportunamente será aceptado por las iglesias y comprobado por la ciencia". (La Curación Esotérica, p. 296)

 

"Posiblemente, el problema consiste en que los portales del porvenir se abren sobre un mundo inmaterial y un reino intangible, metafísico y supersensorio. Hemos agotado completamente los recursos del mundo material, pero no hemos aprendido aún a actuar en el mundo inmaterial, llegando a veces hasta negar su existencia. Encaramos la inevitable experiencia que llamamos muerte, sin embargo, no damos los pasos racionales para determinar si realmente existe más allá una vida. Los progresos de la evolución han producido una raza maravillosa, dotada de un mecanismo sensorio de respuesta y de una mente razonadora.

 

Poseemos los rudimentos de un sentido denominado intuición, y así equipados permanecemos ante las puertas del porvenir y formulamos la pregunta: ¿A qué dedicaremos este mecanismo complejo que llamamos ser humano? ¿Hemos llegado a nuestro pleno desarrollo? 

 Existen aspectos de la vida que escaparon hasta ahora a nuestra atención, debido a que

tenemos poderes latentes y capacidades que aún no comprendemos? ¿Es posible que estemos

ciegos a un vasto mundo de vida y belleza, con leyes y fenómenos propios? Los místicos, los

videntes y los pensadores de todas las épocas y de ambos hemisferios, han afirmado que tal

mundo existe.

 

Con su equipo, que podríamos llamar personalidad, el hombre tiene un pasado, un

presente caótico y un porvenir imposible de vislumbrar. No puede permanecer estático; debe

avanzar. Vastas organizaciones pedagógicas, filosóficas, científicas y religiosas se esfuerzan al

máximo por indicar el camino a seguir y ofrecer una solución a su problema".

(Del Intelecto a la Intuición, p. 11-12)

 

"La gran Ley de Renacimiento es la principal ley controladora en todos los procesos de

la manifestación. Rige la expresión exotérica de un Logos solar o de un ser humano, y la

finalidad de este constante proceso es producir una forma cada vez más perfecta para el creciente

servicio que presta el alma".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 97)

 

"¿Pueden imaginarse una época en que el proceso de la muerte, claramente reconocido y

bienvenido por el hombre, sea descrito con la sencilla frase: "Ha llegado el momento en que la

fuerza atractiva de mi alma requiere que abandone y restituya mi cuerpo al lugar de donde vino"?

Imagínese el cambio a producirse en la conciencia humana cuando la muerte sea considerada un

mero acto de abandonar conscientemente la forma temporariamente apropiada para dos objetivos

específicos:

 

a. Controlar los tres mundos.

b. Dar una oportunidad a la sustancia de esas formas que han sido "hurtadas, prestadas o

legítimamente apropiadas", de acuerdo a la etapa de evolución, para alcanzar, por el impacto

que la vida hace sobre ella por intermedio del alma, un alto grado de perfección.

 

Estos conceptos son muy significativos. Ya han sido expresados pero fueron desechados

como simbólicos, reconfortantes o como deseos ansiosos. Los presento como una realidad de la

naturaleza, inevitables en la práctica, y como una técnica familiar o proceso de esas actividades

(rítmicas y cíclicas en la naturaleza) que rigen la vida del hombre común, que se levanta,

acuesta, come y bebe, desempeñando periódicamente todas esas tareas a que está acostumbrado".

(La Curación Esotérica, p. 315)

 

"El sistema oriental supone que en toda forma humana habita una entidad o ser, llamado

yo 0 alma. Este yo utiliza fa forma del ser humano como instrumento o medio de expresión y,

mediante la suma total de los estados mental y emocional, oportunamente se manifestará

utilizando el cuerpo físico como mecanismo funcionante en el plano físico. Finalmente el control

de estos medios de expresión se logra por la Ley de Renacimiento. Mediante el proceso

evolutivo (desarrollado a través de muchas vidas en el cuerpo físico), el yo construye

gradualmente un instrumento apto para manifestarse, y aprender a dominarlo. Así, el yo o alma,

llega a ser verdaderamente creador y autoconsciente, en el sentido más elevado, y también activo

en su medio ambiente, manifestando perfectamente su verdadera naturaleza. Con el tiempo

alcanza su total liberación de la forma, de la esclavitud de la naturaleza de deseos y del dominio

del intelecto. Esta emancipación final y la consiguiente transferencia del centro de la conciencia

del reino humano al espiritual, se acelera y nutre mediante una educación especializada,

denominada proceso de meditación, que es incorporado a una mente amplia e inteligentemente

 

El resultado de este entrenamiento intensivo e individual, ha sido en extremo

espectacular. El método oriental de origen asiático, es el único que ha hecho surgir a los

fundadores de todas las religiones mundiales. Es responsable... de las inspiradas Escrituras del

mundo, que moldearon los pensamientos de los hombres, y de la venida de todos los Salvadores

del mundo: Buda, Zoroastro, Shri Krishna, Cristo y otros. Así Oriente ha traído a la

manifestación, como resultado de su técnica particular, a los grandes individuos que emitieron la

nota de su era peculiar e impartieron la enseñanza necesaria para el desenvolvimiento de la Idea

de Dios en las mentes de los hombres, conduciendo a la humanidad adelante en el sendero de la

percepción espiritual. El resultado exotérico de sus vidas puede observarse en las grandes

religiones organizadas".

(Del Intelecto a la Intuición, p. 29-30)

 

""Que todo lo que el hombre siembra eso también cosechará" (GI. 6,7), verdad que debe

reacentuarse. En estas palabras San Pablo expone la antigua y verdadera enseñanza de la Ley de

Causa y Efecto, llamada en Oriente la Ley del Karma. La inmortalidad del alma humana y la

innata capacidad del hombre espiritual interno para obtener su propia salvación, de acuerdo a la

Ley del Renacimiento, en respuesta a la Ley de Causa y Efecto, son los factores subyacentes que

rigen la aspiración y el comportamiento humanos. Ningún hombre puede evadir ambas leyes,

pues lo condicionan en todo momento hasta que ha logrado la perfección asignada y deseada y

ha podido manifestarse en la tierra como un Hijo de Dios que actúa correctamente".

(La Reaparición de Cristo, p. 128-9)

 

"E1 karma de la humanidad ha descendido hoy sobre ella... Existe karma tanto bueno

como malo; aún en la situación mundial actual, el buen karma que emana del alma de la

humanidad equilibra al malo que viene del aspecto material y es sobreestimado constantemente.

 

Es el ritmo de la materia en contraposición con el ritmo del alma y constituye la causa iniciadora

del conflicto actual, tanto en las vidas individuales como en la situación mundial general...

En el futuro, el hombre desarrollará esa actitud mental que considerará las causas como

de mayor importancia que los efectos; entonces aprenderá a considerar cuidadosamente los

primeros pasos al iniciar cualquier línea de acción, meditando sobre la misma y deduciendo los

efectos probables antes de dedicarse a cualquier acto específico...

 

Lo que hoy sucede se debe en primer lugar a la dualidad esencial del hombre; en segundo

lugar, a ciertas líneas principales de separación creadas por este dualismo esencial, en una

primitiva etapa de la historia humana y, en tercer lugar, a la creciente tendencia hacia la síntesis

que la influencia de la fuerza de Shamballa está produciendo actualmente".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 101-2)

 

"Por lo tanto, el empleo del término "inmortalidad" infiere infinitud, y enseña que esta

infinitud existe en aquello que no es perecedero o está condicionado por el tiempo. Esto es una

afirmación que requiere una cuidadosa reflexión. El hombre reencarna sin apremio de tiempo.

 

Encarna de acuerdo a las exigencias de las deudas kármicas, a la atracción de lo que él inició

como alma, y porque ha sentido la necesidad de cumplir obligaciones instituidas; también

encarna por un sentido de responsabilidad y para cumplir con los requisitos impuestos por un

anterior quebrantamiento de las leyes que rigen las rectas relaciones humanas. Cuando estos

requisitos, necesidades del alma, experiencias y responsabilidades han sido satisfechos, penetra

permanentemente "en la clara y fría luz del amor y la vida", y no necesita ( en lo que a él

concierne) la etapa infantil de la experiencia del alma en la tierra. Está libre de imposiciones

kármicas en los tres mundos, pero se halla aún bajo el impulso de la necesidad kármica,

exigiéndole el máximo servicio que está en situación de prestar a quienes aún se hallan bajo la

Ley de la Deuda Kármica. Por lo tanto, tenemos tres aspectos de la Ley del karma, que afectan al

principio de renacimiento.

 

1. La Ley de la Deuda Kármica, rige la vida en los tres mundos de la evolución humana y termina

totalmente en la cuarta iniciación.

 

2. La Ley de la Necesidad Kármica, rige la vida del discípulo avanzado y del iniciado, desde el

momento de la segunda iniciación hasta cierta iniciación superior a la cuarta; estas iniciaciones le

permiten pasar al Camino de la Evolución Superior.

 

3. La Ley de la Transformación Kármica, una misteriosa frase que rige los procesos que se llevan a cabo

en el Camino Superior, los cuales capacitan al iniciado para salir totalmente del plano físico cósmico

y actuar en el plano mental cósmico. Concierne a la liberación de quienes son similares a Sanat

Kumara y Sus Asociados en la Cámara del Concilio de Shamballa, y a ser liberados de la imposición

del deseo cósmico que se manifiesta en nuestro plano físico cósmico como voluntad espiritual. Este

concepto quizás les sorprenda. No obstante será evidente que poco puedo decir sobre este tema. El

conocimiento implicado no me pertenece todavía".

(La Curación Esotérica, p. 299-300)

 

"Se afirma que es innecesario conocer los planos y los distintos niveles de conciencia, la Ley de

Renacimiento y la Ley de Atracción; que es un esfuerzo innecesario impuesto a la mente humana estudiar

el fundamento técnico de la creencia en la fraternidad, o considerar nuestro remoto origen y posible

futuro. Sín embargo, puede existir la posibilidad de que si los místicos, durante el transcurso de las

épocas, hubieran reconocido estas verdades, tendríamos hoy un mundo mejor dirigido. Recién ahora estas

fuerzas están entrando en actividad, las cuales nos conducirán a comprender mejor a la familia humana en

concordancia con las verdades espirituales fundamentales. La actual lamentable situación mundial no se

debe al desarrollo intelectual del hombre como a menudo se afirma, sino al desarrollo de los inalterables

efectos cuyas causas se originaron en el pasado de la raza aria".         (Psicología Esotérica II, p. 384-5)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk