• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La “Etapa Del Precursor”, Grandes cambios de la Gran Asamblea General de la Jerarquía

"La exteriorización de los ashramas es un aspecto de la asombrosa empresa en la que la jerarquía se embarcó en este ciclo: Su aparición, expresión y actividad en el plano físico por primera vez, desde que se retiró al aspecto subjetivo de la vida y se enfocó en el plano mental (en vez del físico) durante los días de la antigua Atlántida y después de la guerra entre los Señores del Rostro Resplandeciente y los Señores del Rostro Oscuro, como los denomina la Doctrina Secreta. Durante millones de años, como resultado del triunfo del mal en esa época, la Jerarquía ha permanecido silenciosa detrás de los acontecimientos mundiales, dedicada a llevar a cabo el siguiente trabajo, que oportunamente se efectuará exotéricamente en vez de esotéricamente:

 

1. La Jerarquía permanece como un muro entre la humanidad y el excesivo mal... El excesivo mal que emana de fuentes cósmicas, requiere la habilidad entrenada de la Jerarquía y el consentimiento de Shamballa, para impedir que se extienda desastrosamente.

 

2. La Jerarquía trabaja constantemente para despertar el aspecto conciencia en todas las formas... 

 

3. La Jerarquía dirige los eventos mundiales hasta donde lo permite el género humano (porque el

libre albedrío y la libre decisión de la humanidad no pueden ser ignorados), a fin de que pueda

expresarse la conciencia en desarrollo, mediante el desenvolvimiento y la adaptación de las

formas mundiales sociales, políticas, religiosas y económicas...

 

4. La Jerarquía dirige y controla, más de lo que se cree, las cíclicas culturas en desarrollo y sus

resultantes civilizaciones...

 

5. La Jerarquía recibe y transmite las energías y las consiguientes fuerzas de Shamballa, con

efectos resultantes dentro de la Jerarquía Misma, y también sobre la humanidad y el alma de

todas las cosas, residente en todos los reinos.

 

6. La Jerarquía recibe ese esotérico "fuego de Dios" que pone fin a ciclos, ideologías,

organizaciones y civilizaciones, cuando llega el momento correcto y propicio. Lo hace para dar

lugar a lo que sea mejor y resulte adecuado y no limitador, para la conciencia incipiente y la

vida emergente.

 

7. La Jerarquía prepara a los hombres para la iniciación:

 

a. Recibiéndolos en los Ashramas de los Maestros.

b. Ofreciendo a Sus discípulos la oportunidad de servir en relación con el Plan emergente.

c. Inaugurando, por medio de los discípulos de la época, esas nuevas presentaciones del

entrenamiento necesario para la iniciación...

 

Una de las cosas que ahora ocupan la atención de los Maestros es la exteriorización de sus

ashramas en el plano externo, preparatoria para los posteriores desarrollos visualizados...

El hecho de que esta exteriorización sea posible indica ciertos desarrollos que son

resultado del pasado, de los poderes en desenvolvimiento de la humanidad, para reconocer la

Realidad, el clamor invocador de las masas de todas partes, además de la invocación de la gente

espiritual de mundo y el efecto de la guerra mundial. Todos estos factores provocaron una gran

destrucción en el mundo materialista y produjeron en la conciencia humana una expansión muy

real...

 

En este momento particular dentro de la Jerarquía Misma se destaca la necesidad de los

alineamientos y adaptaciones que Ella enfrenta. Se estimula a los ashramas secundarios y

gradualmente se forman nuevos, porque no hay todavía cuarenta y nueve ashramas menores; las

vacantes en los Ashramas principales se están llenando lo más rápidamente posible, extrayéndose

de las filas de quienes trabajan en los ashramas menores, cuyos lugares son ocupados por los

discípulos aceptados que se están capacitando para este trabajo por medio de la experiencia, las

dificultades y la tensión del servicio mundial. Todos estos cambios necesitan muchos reajustes. El

trabajo interno del alineamiento jerárquico está a cargo de los Choanes de los Principales

Ashramas, mientras que la tarea de supervisar las adaptaciones internas incidentales a los nuevos

alineamientos y la aceptación de nuevo personal, es vigilado y dirigido por los cuarenta y nueve

Maestros que tienen a Su cargo los ashramas menores...

 

Uno de los resultados de este alineamiento y adaptación jerárquicos será el

establecimiento, por primera vez, de una interacción y movimiento fluídico entre los tres centros

planetarios. Actualmente, los Choanes salen de la Jerarquía y entran en la Cámara del Concilio del

Señor del Mundo, o en uno de los Siete Senderos; los Maestros mayores, a cargo de Ashramas,

están recibiendo grados superiores de iniciación y ascendiendo al grado de Choanes; iniciados que

pasaron del tercer grado están recibiendo rápidamente la cuarta y quinta iniciaciones,

convirtiéndose en Maestros (recibiendo ambas iniciaciones en una sola vida), y sus puestos están

siendo ocupados por iniciados menores, que a su vez, estuvieron entrenando a discípulos que los

reemplazarán hasta que en este proceso de sustituir y reemplazar lleguemos a la puerta que

simbólicamente se halla entre la humanidad y la Jerarquía y ahora está ampliamente abierta, y así

los discípulos aceptados recibirán la iniciación, los discípulos comprometidos serán aceptados y los

discípulos en aceptación prestarán juramento.

 

De esta manera tiene lugar un movimiento grande y nuevo, y se está llevando a cabo un

intercambio e interacción enormemente acrecentado. Esto continuará hasta el año 2025 d. C. En los

años que transcurran... grandes cambios se producirán y en la gran Asamblea General de la

Jerarquía, celebrada comúnmente cada siglo, en el año 2025, se establecerá con toda probabilidad

la fecha para la primera etapa de la exteriorización de la Jerarquía. El ciclo actual (de ahora a

entonces) se lo llama técnicamente "la Etapa del Precursor". Es de naturaleza preparatoria, de

prueba en sus métodos y destinada a revelar sus técnicas y resultados... Choanes, Maestros,

iniciadores, discípulos mundiales, discípulos y aspirantes afiliados a la Jerarquía, pasan en este

momento por un ciclo de gran actividad".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 430-39)

 

"Quienes realizan el trabajo de llevar a la humanidad la información necesaria, se dividen

en dos grupos principales:

 

1. Los discípulos y aspirantes convencidos, que actualmente trabajan en el campo del ocultismo.

 

2. Los discípulos e iniciados que surgirán de los tres Ashramas y cuyo trabajo es mayormente

actuar como vanguardia de la Jerarquía y precederla en la manifestación externa. Esto

comenzará en el año 1975, si los discípulos hoy activos realizan adecuadamente su trabajo...

 

La información sobre la Jerarquía deberá seguir las siguientes líneas:

 

1. Poner el énfasis sobre la evolución de la humanidad y particular atención a su meta, la

perfección. No es la perfección idealista del místico visionario, sino el control del instrumento,

el hombre en encarnación, por el alma interna e influyente. Debería acrecentarse más el

conocimiento de la constitución del hombre.

 

2. Enseñar la relación del alma individual con todas las almas y al mismo tiempo reconocer que el

tan esperado reino de Dios es simplemente la aparición en la Tierra del hombres controlados

por el alma, que en la vida cotidiana pasan por sus diversas etapas.

 

3. Por el reconocimiento de esta relación puede deducirse la realidad de la Jerarquía espiritual y

acentuarse la normalidad de Su existencia. Será evidente el hecho de que el reino siempre ha

estado presente, pero no reconocido, debido a que relativamente pocas personas pueden

expresar aún su cualidad.

 

4. Cuando este reconocimiento se haya generalizado, la idea (permanentemente presente en este

momento en la conciencia humana en todas partes) y el buen sentido, testimoniarán la realidad

de la Presencia de Quienes alcanzaron la meta; la demostración de Su divinidad será

considerada normal, constituyendo un objetivo universal y es la garantía de la realización

futura de la humanidad; entonces podrán ser demostrados los distintos grados de la divina

expresión abarcando desde el discípulo en probación a través de los discípulos hasta Quienes

lograron la maestría y ascendieron hasta el Cristo, incluyéndolo.

 

5. Así, gradualmente, la idea o el concepto sobre la existencia corpórea de los Maestros, será

inculcado y paulatinamente será aceptado; se desarrollará una nueva actitud hacia el Cristo que

incluirá todo lo mejor que el pasado nos ha dado, pero que integrará a los hombres para que

consideren en forma más sensata y aceptable todo el problema.

 

6. Llegará el momento en que se aceptará la presencia en la Tierra del Cristo como Guía de la

Jerarquía y Regente del reino de Dios; los hombres comprenderán también la verdad de la

actual afirmación revolucionaria de que en ningún momento El la ha dejado.

 

7. Se pondrá también acrecentadamente el énfasis sobre el Plan en desarrollo, y los hombres

tendrán que reconocerlo por el estudio de la evolución de la familia humana, la detenida

consideración de los procesos históricos y el análisis comparativo de antiguas y modernas

civilizaciones y culturas. El hilo del propósito será observado y seguido siglo tras siglo,

integrando no sólo la historia en un solo y completo relato de la revelación de las cualidades

por intermedio de la humanidad, sino integrando con ella y en ella, todas las filosofías

mundiales, el tema central de todo arte creador y el simbolismo de la arquitectura y de las

conclusiones de la ciencia...

 

Las hombres del futuro aceptarán con rapidez y agradecimiento lo razonable y lo que tiene

sus raíces en el pasado, que la historia puede probar, y ofrece una verdadera y posible esperanza

para el futuro".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 485-7)

 

"Gran parte del trabajo que deben realizar los discípulos que egresan de los ashramas, y

que seguirán egresando, es en este momento de naturaleza purificadora y seguirá así

acrecentadamente durante el resto de este siglo. En el sendero de probación se enseña al aspirante a

purificarse a sí mismo y a sus tres vehículos de contacto; al ser aceptado en un ashrama ha logrado

en gran medida la necesaria purificación. De allí en adelante el discípulo no debe poner el énfasis

sobre la purificación de la propia naturaleza, porque produciría una autocentralización muy

estrecha e íntima, y tendería a sobreestimular los vehículos de la personalidad. Pero descubrirá que

las lecciones aprendidas en el sendero de probación son simplemente la base para la Ciencia de

Purificación, de la inmunización que será llevada a una plena expresión por los discípulos activos,

responsables de la preparación del mundo para la reaparición. Este proceso de purificación se

divide en las siguientes etapas:

 

1. La etapa en que la zona contaminada, el mal oculto o los factores enfermizos, son reconocidos

y debidamente constatados a fin de cercionarse de la amplitud de las medidas purificadores

requeridas. Esta etapa es peligrosa para el discípulo.

 

2. El proceso de descubrimiento de las zonas magnéticas, magnetizadas en siglos pasados, incluso

eones, para los Miembros de la Jerarquía. Esto se hace para facilitar la transmisión de energías

allí acumuladas. En el ciclo ya inmediato, estos centros magnéticos serán mayormente

decantados, o utilizados por los discípulos mundiales, responsables del trabajo de purificación.

 

3. La etapa en la que el discípulo aparta su atención del origen de la dificultad y concentra en

ciertos mantram y fórmulas jerárquicas; libera así las energías necesarias para destruir los

gérmenes del mal, latentes o activos, elimina ciertas tendencias materialistas y fortalece el

alma de todo lo que debe ser purificado y la vida que existe en cada forma. Es conveniente

recordar por ejemplo, que a medida que el Maestro trabaja con Sus discípulos, fortalece la vida

dentro de ellos y evoca la potencia de su alma desde to que está latente siendo cada forma y

átomo de sus diversos cuerpos, igualmente energetizado y ayudado. Este proceso fundamental

guiará a los discípulos e iniciados en el futuro trabajo de purificación del mundo.

 

4. La etapa en que el discípulo retira las energías purificadoras, a la cual debe seguirle un período

de estabilización de la forma purificada e iniciar para la vida y el alma dentro de la misma, un

nuevo ciclo de crecimiento espiritual.

 

He expresado esto para evidenciar que el trabajo que debe realizarse no está limitado

únicamente a la humanidad, sino también a las formas de vida en los otros reinos de la naturaleza.

 

El estudio de la Ciencia de Purificación Aplicada está absorbiendo hoy la atención de

todos los ashramas; los discípulos en los ashramas de primero, segundo y séptimo rayos, están

particularmente activos en estas líneas, porque la destrucción del mal es el trabajo del primer

rayo y destruyendo así sus efectos, se logra su pureza. Entonces podrá fomentarse el bien, que es

el trabajo del segundo rayo, el de los Constructores; poner la energía espiritual en contacto con la

sustancia, en consecuencia, con la materia, es el excepcional trabajo del séptimo rayo, por estar

ahora en manifestación. Los rayos activos y en manifestación en este momento y ciclo, lo están

de acuerdo al Plan y en preparación para la exteriorización de la Jerarquía y la Reaparición de

Cristo. Estos rayos se hallan particularmente involucrados y, por tanto, los iniciados y discípulos

de los ashramas de los Maestros también están particularmente implicados.

 

La Ciencia de la Purificación Aplicada es también la Ciencia de la Energía Aplicada con

el objeto específico de "eliminar lo indeseable y lo que obstaculiza la entrada de la Luz,

proporcionando así el espacio y la entrada a lo deseado, lo bueno, lo bello, lo verdadero", En la

aplicación de esta ciencia no hay lógicamente ningún infringimiento a la prerrogativa humana

del libre albedrío. Esta antigua ciencia concierne principalmente a la purificación y redención de

la materia y está enteramente en manos de los seres humanos dirigidos por la Jerarquía. Esta

dirección puede, consciente o inconscientemente, ser registrada. La Ciencia de la Redención es

en realidad el arte aplicado del esoterismo y del vivir espiritual que ya se le está enseñando al

género humano, que aprende constantemente a redimir los cuerpos a través de los cuales actúa.

 

En realidad es el arte o la ciencia de la relación entre la Vida y las vidas...

 

Respecto a los demás reinos de la naturaleza, la Jerarquía aplica la purificación por

intermedio de los seres humanos, y hoy puede verse el proceso. Esta actividad realizada hoy en

forma ampliamente inconsciente, será redoblada y llevada adelante conscientemente por

iniciados y discípulos entrenados que trabajan por intermedio de aspirantes y con ellos. Esto se

está estudiando ahora en los diversos ashramas jerárquicos y, cuando se aplique, después de

1975, traerá grandes e importantes cambios en la vida del mundo.

 

Otra cosa de la cual la Jerarquía se ocupa en este momento, en vista de los ajustes

venideros requeridos, es descubrir a los aspirantes y a aquellos que se acercan al discipulado

aceptado en todos los países, a fin de que el problema del idioma ofrezca poca dificultad.

 

Habiendo descubierto a estas personas, Su próximo paso es sometarlas a un proceso de

entrenamiento de su sensibilidad telepática, para que sean sensibles a la impresión jerárquica. Al

mismo tiempo su intuición requerirá ser estimulada, pero, debido a que la intuición es inútil e

inalcanzable sino se posee un alto grado de inteligencia, estas personas deben ser buscadas en los

niveles mentales. Poseer una mente abstracta no es suficiente. Es útil, porque garantiza la

habilidad del aspirante para construir el antakarana; pero no obstante es posible poseer una muy

bien desarrollada conciencia abstracta y sin embargo carecer totalmente de percepción intuitiva...

 

Básicamente hablando, la intuición no es la reveladora de las verdades esotéricas. Llegan

por otra línea de percepción espiritual. La intuición es esencialmente el órgano de la percepción

grupal, y aquello que oportunamente eleva a la personalidad a su correcta posición como agente

del alma en el grupo...

 

El faro de la Jerarquía escudriña hoy el planeta y entre las masas selecciona a hombres y

mujeres que dan señales de su posibilidad esotérica, y tienen como factor fundamental básico en

sus vidas el amor a la humanidad y el Cristo".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 568-71)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk