• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

HACIA UN NUEVO ORDEN MUNDIAL

Influencias dominantes

 

Los ideales actuales, expresándose a través de las actuales ideologías, servirán su propósito y oportunamente desaparecerán... cediendo su lugar oportunamente a una relación espiritual reconocida, a una mancomunada subjetividad, como también a una definida y expresada fraternidad, las cuales producirán, una vez bien desarrolladas y comprendidas, una especie de control y guía y una forma de gobierno que los pensadores avanzados de esta época ni siquiera pueden concebir. (Espejismo: Un Problema Mundial, p. 106-107)

 

La Jerarquía trabajará durante los próximos años, principalmente por medio de tres grupos de Maestros que pertenecen al primero, segundo y tercer rayos. Los de primer rayo se ocupan de las personalidades destacadas del gobierno mundial, pues todas están sujetas a la impresión de sus almas y cumplen su... destino nacional. Ha sido drástico y necesario el periodo de intenso y aparente reajuste destructivo. Esto no debe olvidarse. Necesariamente se habrán cometidos errores en la técnica, y a menudo se habrá infringido la ley del amor; sin embargo, a veces, el amor por el aspecto forma ha sido interpretado, por los que critican los métodos empleados, como simultáneo y similar a la ley del amor. Esto es comprensible. Pero pronto ha de finalizar el momento de los grandes reajustes nacionales y completarse los procesos necesarios para el realineamiento. Entonces debería iniciarse un periodo de renovadas relaciones en amplia escala, por todo el mundo, establecerse la amistad y comenzar una era de correctos y constructivos contactos mundiales. Hasta ahora no fue posible realizarlo en mayor escala debido al hecho de que la humanidad no había sufrido lo bastante y, por lo tanto, no era adecuadamente sensible al sufrimiento. No poseía una integración interna como la que es posible lograr ahora a causa de los desarrollados medios de comunicación y al aumento de la sensibilidad telepática. El quebrantamiento de la ley de la vida no ha sido generalmente conocido ni reconocido como en verdad es, por un número suficientemente grande de personas. El trabajo realizado por las grandes influencias de primer rayo, rápida y materialmente están produciendo un cambio total y posiblemente de la lección aprendida surgirá la estructura de la nueva civilización. (Siete Rayos, Tomo II, p. 545-546) 

 

Asistimos hoy a la muerte de una civilización o ciclo de encarnación de la

humanidad. En todos los campos de la expresión humana se ha establecido la cristalización y

deterioración... Las viejas escuelas políticas son consideradas inadecuadas y las nuevas

ideologías testimonian la fortaleza de la vida que va en busca de una expresión más propicia;

los sistemas educativos, habiendo servido su propósito, son reconocidos rápidamente como

inadecuados para satisfacer la necesidad de la exigente vida de la raza; en todas partes surge

la demanda de cambios y de esas nuevas formas, en la vida religiosa, política, educativa y

económica de la raza, que permitirá una expresión espiritual más libre y mejor. Tal cambio

va llegando rápidamente y algunos lo ven como la muerte – terrible y que debe evitarse si es

posible. En efecto, es la muerte, pero una muerte benéfica y necesaria.

{La Exteriorización de la Jerarquía, p. 99)

 

Las líneas de separación se han extendido constantemente y puede decirse ahora que

una parte de la humanidad está orientada hacia los valores superiores altruistas y espirituales,

cuyas notas clave son el sacrificio, el bien grupal y la comprensión mundiales, y la otra está

enfocada predominantemente en lo material, cuyos objetivos son egoístas, animados por la

ambición y el espíritu de adquisición.

 

La gravedad de esta situación y la amplia extensión de la separación, indujeron a la

Jerarquía observadora a dejar que afluya directamente al mundo (no obstante el riesgo que

implicaba) la fuerza de Shamballa. El objetivo fue estimular el libre albedrío de las masas; el

resultado fue relativamente bueno, pues condujo a la formulación y expresión de las grandes

ideologías mundiales... Todas estas ideologías son fomentadas por el deseo de las masas de

mejorar la condición en la cual vive la población de cualquier país, y se ha enfocado en

forma expresiva y creadora por la influencia que ejerce la fuerza de Shamballa... Un grupo

relativamente pequeño de personas, en cada nación, decide todas las cuestiones importantes

y determina las principales actividades nacionales. Lo hacen ya sea por la fuerza, el terror y

el engaño, o por la persuasión, las bellas palabras y la aplicación de móviles ideológicos. Los

Señores del Destino aprovechan esta situación de modo de llevar a un fin el antiguo conflicto

y permitir que la humanidad entre en la nueva era acuariana, relativamente libre y con una

más clara comprensión de las correctas metas y relaciones humanas y del futuro

predestinado del hombre... Todas las naciones contienen millares de personas que pertenecen

a la categoría de los que son impelidos por las Fuerzas de la Luz y, en consecuencia,

responden normal y fácilmente al concepto de la buena voluntad, al deseo de rectas relaciones

entre todos los hombres y al ideal del verdadero entendimiento internacional y mundial.

 

En todas las naciones existen aquellos a quienes no les atrae esta situación, y hallándose aún

en la oscuridad, no ven los verdaderos problemas. Este es un enunciado real. Una mayoría

trata de lograr el establecimiento de la buena voluntad y el entendimiento, pero – como he

señalado en escritos anteriores – es relativamente fútil para controlar todavía la situación o

para obligar a sus conductores a seguir la voluntad al bien de las masas. Son inspirados o

protegidos por la Jerarquía de la Luz y con ellos debe llevarse adelante la tarea de estimular

la libre expresión de esta buena voluntad, cuando el conflicto llegue a su fin.

 

Respecto al otro grupo, tenemos los que por inclinación o antiguo karma descienden

de los Señores de la Oscuridad; sus acciones e ideales hacen posible la actividad de las

fuerzas del materialismo. Quisiera que observaran esta forma de expresión. Aún el más

peligroso de estos descendientes es, sin embargo, consciente de alguna forma da idealismo,

pero se han extraviado y responden plenamente a la voluntad de poder (poder en el plano

físico mediante la actividad de la forma). Esto es estimulado por la afluencia de la energía

shambállica. Debido a estas reacciones y tendencias, constituyen puntos focales para esas

Vidas y Energías inherentes a la materia misma, cuya influencia y trabajo están dedicados a

la conservación de la forma y de todo lo que existe. Se esfuerzan constantemente por anular

lo nuevo y detener la evolución y el desarrollo de la conciencia humana. No olviden... que la

lucha es entre la forma y la vida dentro de la forma, y entre el progreso, que conduce a la

liberación del espíritu humano, y la actividad reaccionaria, que lleva al aprisionamiento de la

conciencia humana y a restringir su libre expresión.

 

Haría aquí una pausa y les pediría solemnemente no ampliar las líneas de separación,

ubicándose, ustedes y todos los que siguen su misma ideología, del lado de las Fuerzas de la

Luz, y a las demás personas y sus ideologías, con las cuales ustedes quizá no estén de

acuerdo, del lado de las Fuerzas de la Oscuridad. El problema es, en último análisis... el

derecho a expresar relaciones humanas, no obstaculizadas por las barreras territoriales y

hábitos mentales nacionales; involucra el derecho y la sentida necesidad de manifestar amor

a todos los seres, y de esa manera desarraigar todo odio y separatividad. Concierne al

derecho de todas las naciones a vivir en paz con sus vecinos y en armonía entre sí, expresar

la verdadera y subjetiva síntesis de la humanidad y a no anteponer posesiones, fronteras,

cultura, poder y ambición nacionales, al bien general y a la felicidad del mundo de los

hombres. Este es el problema real y subyacente. Todos los desafíos nacionales, llamados

patrióticos, son simples tentativas de los conductores de todas partes para mantener al pueblo

en una línea particular de pensamiento y de acción. Asegurar el mundo para la democracia,

tener un lugar para vivir, defender los derechos de las pequeñas naciones, conservar el

equilibrio del poder, oponerse a la fuerza con la fuerza, restablecer las antiguas e históricas

fronteras, imponer alguna cultura considerada deseable, evitar la destrucción económica,

mantener los objetivos e intereses nacionales, son todos puntos de discusión de los

conductores actuales. Pero la verdadera cuestión intangible es hallar Quién dirija. ¿Qué

camino tomará la humanidad? ¿Seguirá el camino del altruismo, expresado en la disposición

de actuar siempre en bien de todos, promoviendo así el entendimiento y la unidad mundiales,

o el camino del egoísmo y de la agresión, expresados en un intenso nacionalismo,

sacrificando los verdaderos y superiores valores de emancipación, independencia y libertad

de pensamiento? Este egoísmo puede manifestarse como agresión, o una neutralidad

activa. Las naciones que no participan en esta lucha, perderán mucho y – ensanchando su

propia lucha egoísta y oscureciendo la real situación con hermosas palabras – ayudarán a

prolongar la lucha, evitando que su propio pueblo aproveche una oportunidad útil.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 109-112)

 

Resultaría muy iluminador estudiar la historia de la tendencia hacia la fusión en el

mundo moderno. Se descubriría que los primeros débiles indicios se percibieron alrededor

del año 1575 de nuestra era, debido a que se permitió afluir esta fuerza cuando se la exigió

en la Conferencia Centenaria de la Jerarquía, celebrada en 1425.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 114)

 

Lo que se ve, en consecuencia, es el efecto que produce la fuerza de Shamballa en las

formas de la naturaleza, debido al mal uso que el hombre hace de esta entrante energía.

Antiguamente las guerras, hablando en forma esotérica y general, se basaban

indefectiblemente en el atrayente poder de las posesiones, conduciendo a la formación del

carácter agresivo y codicioso de los móviles que llevaban a la guerra... Las guerras han sido

desatadas por la necesidad económica o por la imposición de la voluntad de... alguna

ideología en determinado país o por deshacerse de un caduco sistema de pensamiento,

gobierno o dogma religioso, que detiene el desarrollo racial. Esto se está haciendo ahora

conscientemente, pues es una expresión de la fuerza de Shamballa o volitiva, que en

definitiva no es la fuerza del deseo como en el pasado.

(El Destino de las Naciones, p. 90)

 

Durante los últimos tres siglos, ha aparecido un grupo tras otro, que desempeñaron

su. parte, y hoy cosechamos el beneficio de sus esfuerzos... Dos grupos famosos, uno

cultural y otro político, también desempeñaron su parte, trayendo uno el Renacimiento, y el

otro, la Revolución Francesa. Los efectos de su trabajo todavía se hacen sentir, porque el

movimiento humanista moderno con su énfasis puesto en el pasado, que termina en el

presente, y en la búsqueda de las raíces del equipo del hombre, las tendencias primitivas se

remontan a la época del Renacimiento. La revolución y la determinación de luchar por los

divinos derechos del hombre encuentran su principal influencia e ímpetu originantes en la

Revolución Francesa. La sublevación, la formación de partidos políticos, la lucha de clases,

tan prevalecientes hoy, y la separación de cada país en grupos políticos antagónicos, si bien

siempre ha sido esporádico, se ha hecho universal durante los últimos doscientos años,

resultado de la actividad grupal iniciada por los Maestros. Debido a esto, los hombres han

progresado y aprendido a pensar, y aunque pueden pensar erróneamente y emprender

experimentos desastrosos, el bien final es inevitable e ineludible.

(Magia Blanca, p. 298-299)

 

Etapas hacia nuevo orden mundial

 

¿Qué debería planificar el resto del mundo, en oposición al orden mundial totalitario?

¿Para qué objetivos mundiales deberíamos trabajar las democracias? Esquemas utópicos,

formas idealistas de gobierno y procedimientos culturales de vida, fueron siempre juguetes

de la mente humana, a través de los siglos. Pero estas utopías se hallan tan lejos de ser

posibles, que su presentación parece inútil. La mayoría son completamente imprácticas.

 

Sin embargo pueden haber ciertas posibilidades inmediatas y desarrollarse posibles

objetivos si existe en la humanidad una definida voluntad al bien y si tiene paciencia.

 

Ciertas principales premisas espirituales deberían respaldar todo esfuerzo para

formular el nuevo orden mundial. Expondré algunas de ellas:

 

1. El nuevo orden mundial debe satisfacer la necesidad inmediata y no constituir un

esfuerzo para satisfacer una visión idealista y distante.

 

2. El nuevo orden mundial debe adecuarse a un mundo que ha sufrido una crisis

destructiva y a una humanidad que fue destrozada por la experiencia.

 

3. El nuevo orden mundial debe sentar las bases para otro futuro orden mundial, que

sólo será posible después de un periodo de recuperación, reconstrucción y reedificación.

 

4. El nuevo orden mundial estará basado en el reconocimiento de que todos los

hombres son iguales en su origen y meta, pero que todos están en etapas distintas de

desarrollo evolutivo; que la integridad personal, la inteligencia, la visión y la experiencia,

más una marcada buena voluntad, deben señalar al conductor. El dominio del proletariado

sobre la aristocracia y la burguesía, como en Rusia, o el domino de una aristocracia

atrincherada detrás del proletariado y la clase media, como hasta hace poco en Gran Bretaña,

deben desaparecer. El control del trabajo por el capital o el control del capital por el trabajo,

también deben desaparecer.

 

5. En el nuevo orden mundial, el grupo gobernante de cualquier nación, debe estar

compuesto por quienes trabajan para el mayor bien del mayor número y, al mismo tiempo,

ofrecen una oportunidad a todos, procurando que el individuo tenga libertad. Ya se

reconocen hoy los hombres de visión, posibilitando así la correcta elección de líderes, que no

fue posible hasta este siglo.

 

6. El nuevo orden mundial se basará en un activo sentido de responsabilidad. “Todos

para uno y uno para todos” será la regla. Esta actitud tendrá que ser desarrollada entre las

naciones, pues aún no existe.

 

7. El nuevo orden mundial no impondrá un tipo uniforme de gobierno', ni una

religión sintética ni un sistema de regimentación a las naciones. Los derechos soberanos de

cada nación serán reconocidos y se permitirá la plena expresión de su genio particular,

tendencias individuales y cualidades raciales. Sólo en un caso particular debe hacerse el

esfuerzo para lograr la unidad y esto será en el campo de la educación.

 

8. El nuevo orden mundial reconocerá que los productos del mundo, los recursos

naturales del planeta y sus riquezas, no pertenecen a ninguna nación, sino que deberán ser

compartidos por todos. No habrá naciones que “poseen” y otras que no poseen. Una

equitativa y apropiada distribución organizada del trigo, el petróleo y la riqueza mineral del

mundo, se desarrollará teniendo como base las necesidades de cada nación, sus propios

recursos internos y los requerimientos de su pueblo, lo cual se llevará a cabo si se tiene en

cuenta a la totalidad.

 

9. En e1 periodo preparatorio para el nuevo orden mundial habrá un desarme

constante y regulado. No será optativo ni se permitirá a ninguna nación producir ni organizar

equipo alguno para propósitos destructivos, o atentar contra la seguridad de cualquier otra

nación. Una de las primeras tareas de toda conferencia de paz futura será regular esta

cuestión y procurar gradualmente el desarme de las naciones.

 

Estas son las premisas simples y generales sobre las cuales el nuevo orden mundial

tiene que comenzar a trabajar. Tales etapas preliminares deben ser mantenidas fluidas y

experimentales, sin perder nunca de vista la posibilidad; deben mantenerse inviolables los

cimientos; los procesos intermedios y los experimentos deben llevarse a cabo por hombres

que se interesen por el bien de todos y cambien los detalles de la organización, mientras

conservan la vida del organismo.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 160-162)

 

Introduciéndonos ahora en la esfera del gobierno, enfrentamos una situación muy

compleja bajo el nuevo orden mundial. Ciertos grandes regímenes ideológicos han dividido

al mundo en grupos opositores. Están las grandes democracias, bajo las cuales tienen lugar

las pocas monarquías restantes y las potencias totalitarias donde están resumidas las antiguas

dictaduras y autocracias del pasado... Las democracias, con toda su inefectividad actual,

contienen en sí el germen de lo que es realmente nuevo, porque expresan un surgimiento

ascendente hacia el autogobierno y el autodominio de toda la humanidad. Existe también el

ideal comunista, que es una curiosa mezcla del individualismo, la dictadura, el antiguo

conflicto entre el trabajo y el capital, el Sermón de la Montaña y los peores aspectos de la

revolución y la explotación. Las líneas que seguirá, aun en el futuro inmediato, son

impredecibles. Hay otros países y pueblos cuyos gobiernos están condicionados por el medio

ambiente y que, en la actualidad, no desempeñan una parte determinante en los

acontecimientos mundiales, excepto cuando los emplea una potencia mayor. También

existen pueblos y tribus que viven sus insignificantes vidas, sin que los afecte el desorden

existente en las partes más civilizadas del mundo.

 

Detrás de esta diversidad de métodos gubernamentales, emergen ciertos claros

delineamientos que indican fusiones más amplias y la tendencia a crear ciertas síntesis. Están

apareciendo diversas tendencias básicas de pensamiento que, en el nuevo orden mundial, se

desarrollarán en esa síntesis mayor, tan deseada por la Jerarquía espiritual del planeta, y que,

mientras conservan los más amplios delineamientos nacionales y raciales, producen un

estado mental subyacente y subjetivo, que dará fin a la era de separatividad.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 168)

 

No es la imposición sobre el mundo, de cualquier ideología particular o su remoción,

lo de importancia, sino el establecimiento de esas condiciones mundiales que proporcionan a

todas las naciones el alimento adecuado, las necesidades de la vida y la oportunidad de

expresarse y de hacer su única contribución al bienestar de toda la familia de naciones.

Los detalles prácticos deberán ser desarrollados por todos los pueblos en la más

estrecha colaboración. Hombres de visión y no sólo políticos; servidores del mundo y no

únicamente líderes militares; personas humanitarias y no sólo gobernantes de naciones,

deben determinar esos tremendos acontecimientos. Mientras lo hacen, deberán contar con el

apoyo de los hombres y mujeres de buena voluntad de todos los países.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 176-177)

 

Sin embargo, puedo asegurarles una verdad fundamental. Cuando los hombres de

todas partes – dentro de las fronteras de su estado particular y mientras defienden su

autoridad y civilización – comiencen a pensar en términos del género humano, la opinión

pública será tan poderosa y tan justa en su inclusividad, que la política del estado deberá

inevitablemente adaptarse al principal ideal y ya no será posible que un determinado estado

sacrifique al individuo y a gran parte de la humanidad. Se concederá a la parte su debida

relación con el todo mayor. El despertar de la opinión publica a los derechos del mundo, a

los intereses humanos incluyentes y a la colaboración internacional, es la verdadera meta del

actual esfuerzo espiritual. Oportunamente se comprenderá que la responsabilidad de lo que

los gobiernos hacen, descansa sobre los hombros de los ciudadanos individuales que ponen a

los gobiernos en su posición de poder. Todo ciudadano de cualquier nación no está ni debe

estar exento de tal responsabilidad y, afortunadamente, el correcto pensar nacional va

despertando en ese sentido.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 185)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk