• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

EL PERIODO DE PREPARACION PARA LA EXTERIORIZACION DE LA JERARQUIA

"La exteriorización que se avecina traerá una acrecentada estimulación que afectará lógicamente a los discípulos y aspirantes e involucrará un período de adaptación a esta vibración superior. La adaptación a la acrecentada vivencia será posible por la enunciación de ciertas afirmaciones básicas que guiarán a los discípulos, aspirantes y personas de buena voluntad.

 Específicamente, los ashramas exteriorizados estarán activos en cuatro líneas principales:

 1. La creación y vitalización de la nueva religión mundial.

 2. La reorganización gradual del orden social, orden libre de toda opresión y persecución de las

minorías, del materialismo y del orgullo.

3. La inauguración pública de un sistema iniciático, que involucrará el desarrollo y la

comprensión del simbolismo.

 4. El entrenamiento exotérico de los discípulos y de la humanidad en este nuevo ciclo.

 

Mientras tanto, hermanos míos, ¿qué deben hacer durante este período intermedio? ¿cuál

es su trabajo y su meta? Permítanme acentuar dos puntos:

La meta material que todos los que aman a sus semejantes y sirven a la Jerarquía deben tener siempre presente en la mente y en el corazón, es la derrota del totalitarismo... la derrota de ese proceso maligno que involucra la imposición de ideas, que tanto puede ser el método de... las naciones y de las iglesias de todas partes... A esto le llamamos totalitarismo. Les pediría que hicieran esta diferencia con claridad en sus mentes. La meta material es derrotar todo lo que infringe el libre albedrío humano y mantiene a la humanidad en la ignorancia. Esto es aplicable equitativamente a cualquier sistema establecido, católico o protestante, que impone sus conceptos y su voluntad sobre sus adherentes. Actualmente, el totalitarismo es la base del mal; se encuentra en todos los sistemas de gobierno, de educación, en el hogar y en la comunidad. Aquí no me refiero a las leyes que hacen sólidas, posibles y correctas las relaciones grupales, esas leyes son esenciales para la comunidad y el bienestar nacional, y no implican una naturaleza totalitaria. Me refiero a la imposición de la voluntad de unos pocos sobre la totalidad de la masa de los pueblos. La derrota de esta tendencia indeseable en todas partes constituye para ustedes la meta definidamente material.

 La meta espiritual es establecer el reino de Dios. Uno de los primeros pasos hacia esto es preparar las mentes de los hombres para aceptar el hecho de que la reaparición de Cristo es inminente. Deben decir a los hombres de todas partes que los Maestros y Sus grupos de discípulos trabajan activamente para poner orden en el caos. Deben decir que existe un Plan y que nada puede detener el cumplimiento de ese Plan. Deben decir también que la Jerarquía permanece y ha permanecido durante miles de años y es la expresión de la sabiduría acumulada de las edades. Deben decir ante todo que Dios es amor, que la Jerarquía es amor y que el Cristo viene porque ama a la humanidad".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 575-6)

 "Ya se ha pronunciado el llamado de preparación para la reaparición de Cristo; se ha

hecho el llamado para la salvación del mundo... y en todas partes hoy se reúnen hombres

espiritualmente orientados y discípulos del Cristo. No es una reunión en el plano físico, sino un

acontecimiento profundamente espiritual y subjetivo. Incluso aquellos que sólo han tenido un

ínfimo vislumbre comprensivo respecto a lo que verdaderamente significa el llamado, responden

y piden una oportunidad para ayudar y que les instruya respecto a lo que deben hacer.

 

Nuestra tarea es hacer lo máximo, en la mayor escala posible, a fin de producir correctas

relaciones humanas... Todos podemos hacer algo para poner fin a la terrible situación mundial y

mejorar las actuales condiciones; el más humilde de nosotros puede desempeñar su parte en la

inauguración de la nueva era de buena voluntad y comprensión. Sin embargo, es necesario

darnos cuenta que no estamos trabajando para el milenio bíblico, sino que nuestro principal

objetivo en la actualidad es dual:

 

1. Destruir los antiguos y malignos ritmos y establecer nuevos y mejores. Para esto el tiempo es

un factor primordial. Si pudiéramos detener la cristalización de las viejas fuerzas del mal que

han producido la guerra mundial y las fuerzas reaccionarias en todas las naciones,

allanaríamos el camino para lo nuevo y abriríamos la puerta a las actividades del Nuevo

Grupo de Servidores del Mundo en todas partes, el agente de Cristo.

 

2. Fusionar y mezclar las aspiraciones de todos, para que el clamor de la humanidad sea

suficientemente poderoso como para llegar a la Jerarquía espiritual.

 

Esto requerirá sacrificio, comprensión y profundo amor por nuestros semejantes, y

también inteligencia, sabiduría y práctica percepción de los asuntos del mundo. A medida que

progrese el trabajo de establecer correctas relaciones humanas (...necesidad fundamental del

mundo) y se desarrolla el método para hacerlo, la buena voluntad, el Cristo y Sus discípulos se

acercarán cada vez más al género humano. Si aceptamos la premisa inicial de que El está en

camino, entonces las personas espiritualmente orientadas y los discípulos y aspirantes del mundo

trabajarán inevitablemente, pero debe aceptarse la premisa si queremos que el incentivo sea

adecuado. Con este concepto miramos hacia el futuro".

(La Reaparición de Cristo, p. 163-5)

 

"Del Hogar del Padre o Shamballa... ha surgido el fíat: la hora ha llegado. Del reino de

Dios, donde el Cristo reina, la respuesta ha venido: "Padre, hágase Tu voluntad". En el

esforzado, perplejo y desdichado mundo de los hombres se eleva incesantemente el clamor: "Que

Cristo retorne a la Tierra", porque en los tres grandes centros espirituales... existe un solo

propósito, una sola idea y una conjunta expectativa...

 

Se está por escribir un nuevo capítulo en el gran libro de la vida espiritual; una nueva

expansión de conciencia es un acontecimiento inminente; la humanidad puede reconocer la

preocupación divina y una acentuada expectativa comprobará la exactitud de la afirmación

bíblica: "Y todo ojo lo verá". La vivencia religiosa o la historia espiritual de la humanidad puede

ser resumida en una serie de reconocimientos, el reconocimiento de aquello que en el transcurso

de las épocas ha constituido la Sucesión Apostólica y culminó con la aparición de los grandes

guías religiosos que aparecieron desde el año 700 a.C. y fundaron los grandes credos modernos

y, sobre todo, el Cristo Mismo que personificó la perfección de Dios Inmanente, más el

conocimiento de Dios Transcendente; el reconocimiento de estos conceptos espirituales

superiores, amor, vida y relación, que siempre fluctuaron en el trasfondo del pensamiento

humano, están ahora a punto de ser correctamente expresados; el reconocimiento de la verdadera

hermandad entre los hombres, basado en la divina vida una, que actúa a través del alma una y se

expresa por medio de la humanidad una, reconocimiento de la relación que existe en el mundo

entre la vida divina y el género humano mismo. El desarrollo de esa actitud espiritual conducirá

a las rectas relaciones humanas y a la eventual paz mundial...

 

Actualmente estas tres condiciones son hechos comprobados:

 

Primero, existe una condición general planetaria; desgraciadamente ha demostrado ser

tan catastrófica (debido al egoísmo del hombre) que la humanidad se vio obligada a reconocer la

causa y el origen del desastre; segundo, un despertar espiritual originado en las raíces más

profundas de la conciencia humana, como resultado de la Guerra Mundial... tercero, el creciente

clamor invocador (oración o demanda) que se eleva hasta las fuentes espirituales superiores, no

importa con qué nombre se las designe.

 

En la actualidad imperan estas tres condiciones y la humanidad enfrenta una renovada

oportunidad...

 

Hace muchos años manifesté que Cristo vendría de tres maneras distintas o, más bien,

que la realidad de Su presencia podría ser comprobada en tres fases características...

 

Lo primero que haría la Jerarquía sería estimular la conciencia espiritual del hombre,

evocar en gran escala las demandas espirituales de la humanidad y fomentar mundialmente la

conciencia crística en el corazón humano. Esto ya se ha hecho con resultados muy efectivos... A

pesar de las apariencias, este surgimiento de la conciencia crística ha triunfado, y lo que pueda

parecer una actividad contraria, a la larga no tendrá importancia por ser de naturaleza

 

También señalé que el próximo paso de la Jerarquía... sería plasmar en las mentes de los

hombres iluminados de todas partes, las ideas espirituales que encierran las nuevas verdades, por

el "descenso"... de los nuevos conceptos que regirán la vida humana y la influencia que ejercerá

el Cristo sobre los discípulos mundiales y el nuevo grupo de servidores del mundo...

 

Este movimiento planificado por la Jerarquía, progresa; hombres y mujeres de todas

partes y de todos los sectores enuncian las nuevas verdades que deben guiar la vida humana en el

futuro; fundan nuevas organizaciones, movimientos y grupos, grandes o pequeños, que harán

conocer a las masas la realidad de la necesidad y el modo de enfrentarla...

 

En tercer lugar expresé que Cristo podría venir en Persona y caminar entre los hombres

como lo hizo anteriormente. En la actualidad esto no ha ocurrido aún, pero se están haciendo los

planes necesarios que Le permitirán llevarlo a cabo... No ha llegado aún el momento propicio, ni

se ha determinado el modo en que reaparecerá. La naturaleza real de los dos primeros pasos

preparatorios dados ya por la Jerarquía bajo Su dirección, son la garantía de que El vendrá y,

cuando Lo haga, la humanidad estará preparada...

 

Pueden ayudar libremente en el trabajo de reconstrucción que el Cristo se propone

realizar, si se familiarizan con los hechos que se exponen a continuación, haciéndolos conocer a

todos aquellos con quienes entran en contacto:

 

1. Que el retorno de Cristo es inminente.

 

2. Que Cristo, inmanente en todo corazón humano, puede ser evocado cuando se reconozca su

reaparición.

 

3. Que las circunstancias de Su retorno están relatadas en forma simbólica en las Escrituras

mundiales lo cual puede producir un cambio vital en las ideas preconcebidas de la

 

4. Que la principal condición exigible es un mundo de paz; paz que debe estar fundada en la

buena voluntad cultivada, que conducirá inevitablemente a las correctas relaciones humanas

y, por lo tanto, al establecimiento (hablando en sentido figurado) de líneas de luz entre una

nación y otra, una religión y otra, un grupo y otro y un hombre y otro hombre.

 

Si logramos hacer que se reconozcan en todo el mundo estas cuatro ideas,

contrarrestando las críticas inteligentes de que todo lo que se dice es demasiado antiguo,

profético y visionario, mucho habremos realizado".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 401-504)

 

"El objetivo principal y la tarea inmediata del Cristo es poner fin a la separatividad que

existe entre un hombre y otro, una familia y otra, una comunidad y otra, y una nación y otra

nación. Este sencillo enunciado puede ser fácilmente comprendido por el más ignorante y todos

pueden colaborar si quieren. No obstante es una tarea que ha requerido la movilización de toda la

Jerarquía planetaria y la ayuda también de un gran Ser, que trabajaría normalmente en niveles de

conciencia superiores a los que trabajan el Cristo y Sus discípulos...

 

Será evidente que... un gran movimiento espiritual está en camino-quizás el más grande de

todos los tiempos, si exceptuamos la gran crisis espiritual que trajo a la existencia el cuarto reino o

humano...

 

Afortunadamente tenemos un creciente grupo de personas en todos los continentes y

naciones, que pertenecen a todas las creencias, o que no tienen ninguna, pero son conscientes de

este naciente movimiento espiritual que une a la humanidad y la Jerarquía. Ello se debe a que

reaccionan a la esperanza espiritual, a la expectativa y a la creencia curiosamente difundida de que

es posible y está a mano la intervención divina. Así como se desarrolla el impulso de esta actividad

espiritual así se desarrollará la respuesta entre los hombres, y si reaccionan como se espera, las

masas de todas partes se unirán lentamente a fin de establecer las condiciones necesarias para la

reaparición del Avatar de Síntesis. El número de estas personas semiiluminadas va creciendo

rápidamente...

 

Les pediría que pongan cuidadosa atención sobre un asunto muy importante. En cuanto se

logre un punto de equilibrio, en el momento en que quienes apoyan la separatividad, el

materialismo, el totalitarismo o cualquier régimen impuesto (y, por consiguiente, una unión

maligna) y también quienes apoyan la libertad del alma humana, los derechos del hombre, la

hermandad y las rectas relaciones humanas, igualen su fuerza, posición e influencia, entonces las

puertas de la Jerarquía (hablando simbólicamente) se abrirán y el Cristo con Sus discípulos vendrá.

 

Este equilibrio debe alcanzarse en los niveles mentales, y lo alcanzarán quienes pueden pensar y

ejercer influencia, en cuyas manos reside la responsabilidad por lo que las masas que están por

debajo del nivel mental conocen y creen...

 

Las consecuencias por haber logrado el punto de equilibrio se hallan hoy muy cercanas. El

mal organizado no ejerce poder; el bien organizado es todavía ineficaz, debido mayormente al

fracaso de las religiones del mundo en dar una verdadera imagen de la misión de Cristo; por lo

tanto, tenemos hoy la lucha por el control".

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 534-6)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk