• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

RELACIONES INTERNACIONALES

La ciudadanía mundial como expresión de buena voluntad y de comprensión, debe ser la meta de los iluminados de todas partes y el signo característico del hombre espiritual; en estas tres expresiones se hallan establecidas las correctas relaciones entre la religión, la educación y la política. (La Educación en la Nueva Era, p. 103-104)

 

El período de descubrimiento internacional

Los regímenes políticos del mundo deben orientarse entre sí; el plan divino nunca contempló que todas las naciones y razas debían conformarse a alguna ideología política uniforme o ser reducidas a una forma general de gobierno. Las naciones difieren; poseen distintas culturas y tradiciones; pueden actuar en forma adecuada bajo distintos y variados gobiernos; sin embargo y al mismo tiempo alcanzarán una unidad de propósito, basada en el genuino deseo de un verdadero bienestar y progreso de los hombres del mundo. (El Discipulado en la Nueva Era, Tomo II, p. 207)

 

No debe olvidarse que los aspirantes están aumentando en todas partes. Quizás la manera más simple de proceder sea enunciar algunos de los resultados que se obtendrán cuando se admita, reconozca y desarrolle el rayo del alma, los cuales serán:

 

 

1. La solución del actual conflicto mundial ... El actual conflicto, la amplia

respuesta a las diferentes ideologías, la presión económica que conduce a la pérdida material,

la comprobada creatividad de las artes en el mundo y una nueva norma de valores, son los

problemas que enfrenta el pensador entrenado y el psicólogo. Estos efectos condicionantes

se observan hoy en los hombres.

 

2. El establecimiento del gobierno mundial. Vendrá como resultado de estas

"...zonas de dificultades", y como consecuencia de una comprensión generalizada respecto a:

 

a. El origen de la intranquilidad.

 

b. El grado de evolución alcanzado por la humanidad.

 

c. La crisis que inevitablemente se producirá cuando el hombre, el ser humano

integrado, enfrente al hombre, la realidad espiritual.

 

d. El momento de la oportunidad que se presenta ante nosotros, resultado de ciertos

acontecimientos astronómicos, tal como la afluencia de energía, proveniente de

un nuevo signo del zodíaco, y el cambio del polo de la tierra.

(Siete Rayos, Tomo II, p. 528-530)

 

Estamos entrando en un amplio período experimental de descubrimientos;

descubriremos lo que exactamente somos como naciones en nuestras relaciones grupales, por

medio de nuestra expresión religiosa y de acuerdo a la modalidad de nuestros gobiernos.

 

Será una era intensamente difícil y únicamente la viviremos con éxito si cada nación

reconoce sus propios defectos internos y los maneja con visión y fines profundamente

humanitarios. Esto significa que cada nación debe sobreponerse al orgullo y alcanzar unidad

interna. Hoy, cada país está: dividido en grupos beligerantes, idealistas y materialistas,

partidos políticos y estadistas previsores, grupos religiosos preocupados fanáticamente en

sus propias ideas, capital y trabajo, aislacionistas e internacionalistas, individuos que están

contra ciertos grupos o naciones, mientras otros trabajan violentamente en favor de ellos. Las

rectas relaciones humanas es el único factor que puede, con el tiempo y oportunamente, traer

armonía y poner fin a estas condiciones caóticas.

(Los Problemas de la Humanidad, p. 33-34)

 

Ciertas naciones están más propensas que otras a pensar en términos de la humanidad

como un todo. Tales son los Estados Unidos de Norte América, la Comunidad Británica de

Naciones y las Repúblicas Socialistas Soviéticas Unidas. Muchas... razas constituyen estas

tres Grandes Potencias – triángulo central en el corazón del mundo futuro. De ahí su

oportunidad para guiar al género humano en esta época y su ingénita responsabilidad para

actuar como dirigentes del mundo...

 

El objetivo fundamental de los Estados Unidos es el bienestar de todos dentro de su

respectiva jurisdicción nacional; el “obtener la felicidad” es una expresión familiar de tal

finalidad. El principio fundamental que inspira a los británicos es justicia para todos; el

móvil fundamental en las Repúblicas Socialistas Soviéticas es correctas condiciones de vida,

oportunidad para todos e igualdad de todas las clases en un grupo próspero de seres

humanos. Dichos objetivos son buenos y su aplicación en la vida de la humanidad

garantizará un mundo más feliz y pacífico... Sin embargo, estas tres Grandes Potencias

constituyen, básicamente, la esperanza del mundo y forman el triángulo espiritual

fundamental que respalda los planes y delineamientos de los acontecimientos que

inaugurarán el nuevo mundo...

 

Las naciones más pequeñas no adoptan la misma actitud; sus regímenes políticos son

relativamente más limpios, y constituyen el núcleo básico del mundo federal que

inevitablemente está tomando forma alrededor de las tres Grandes Potencias. Las

federaciones futuras están fundadas sobre ideales culturales; se formarán para garantizar

rectas relaciones humanas; no estarán fundadas en el poder político, ni constituirán una

combinación de naciones unidas contra otras aliadas con fines egoístas. Los factores

dominantes ya no serán las fronteras, ni los reglamentos regionales, ni tampoco la envidia

(Los Problemas de la Humanidad, p. 74-76)

 

Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas

 

El pecado principal de Rusia, y lo que ha prostituído y desviado el impulso divino

inicial, que subyace en la ideología de ese país, es la determinación que demuestra en estos

momentos ser separatista y mantener alejado al pueblo ruso de todo contacto con el mundo,

complementándolo con el engaño y reteniendo toda información. La naturaleza totalitaria del

gobierno ruso no constituye el principal desastre, sino su negativa a desarrollar la conciencia

universal. Actualmente, muchos gobiernos son de naturaleza totalitaria, abierta o sutilmente,

pero – al mismo tiempo – sus pueblos tienen libre acceso a la prensa y a la radio y no se los

mantiene en la ignorancia respecto a los acontecimientos mundiales. Rusia está llegando a

expresar en forma destacada la gran herejía de la separatividad. Allí reside su problema –

problema que sus gobernantes se niegan a reconocer.

 

La existencia de una mente cerrada en escala nacional es en extremo peligrosa, como

lo es el individuo que está en un “estado mental” también peligroso, cuando se cierra a todo

contacto con el mundo, a las noticias y la comprensión mundiales y se niega a aceptar

nuevas ideas y nuevos modos de conducta. Afortunadamente, la influencia de esta energía de

quinto rayo – que está siempre presente, esté o no el rayo en encarnación – conduce

constantemente a la humanidad hacia la iluminación.

(Siete Rayos, Tomo V, pp. 488-489)

 

Rusia es particularmente interesante en esta época, desde el punto de vista de la

humanidad, pues... su rayo del alma es el séptimo, el de su personalidad el sexto. A ello se

debe el tremendo conflicto entre la fanática crueldad de sexto rayo, su régimen también de

este rayo y la inofensividad espiritual, principio básico de su ideología nacional.

(El Destino de las Naciones, p. 47)

 

La Gran Bretaña

 

Evidentemente la facultad regente del Rayo de la Voluntad o Poder, es la

característica sobresaliente de Gran Bretaña. Inglaterra es una exponente del arte de ejercer

control, y su función ha sido realizar la primera tentativa de agrupar naciones federadas que

el mundo ha visto, y demostrar la posibilidad de tal agrupación. Estados Unidos está

haciendo algo similar, al fusionar a los nativos de muchas naciones en un solo estado

federado, con muchos estados subsidiarios, en vez de naciones subsidiarias. Ambas

potencias actúan de esta manera y con este amplio objetivo, a fin de dotar eventualmente al

planeta de un sistema de agrupaciones dentro de un imperio o frontera nacional, con

implicaciones internacionales, que simbolizarán la futura técnica de gobierno de la venidera

nueva era. El segundo rayo de amor o atracción rige – desde el ángulo del alma – al Imperio

Británico, existiendo una relación entre esto y el hecho de que el símbolo astrológico

Géminis rige a Estados Unidos y a Londres. La mente intuitiva, fluida, mercurial, está aliada

íntimamente al aspecto divino del amor y de la comprensión, produciendo atracción e

interpretación.

(El Destino de las Naciones, p. 41)

 

Gran Bretaña representa ese aspecto de la mente que se expresa en un gobierno

inteligente, basado en una comprensión justa y amorosa. Por supuesto, es el ideal que tiene

por delante, pero aún no ha logrado su realización.

(El Destino de las Naciones, p. 43)

 

Si el ideal de justicia que posee Inglaterra (canon del rayo de su personalidad)

pudiera trasformarse, por la influencia del rayo de amor de su alma, en un justo e inteligente

servicio mundial, podría ofrendar al mundo el verdadero modelo de gobierno, genio de la

cualidad del alma de los británicos.

(El Destino de las Naciones, p. 46)

 

Los Estados Unidos de América

 

Estados Unidos de América tiene una personalidad de sexto rayo... De allí también la

rápida respuesta del continente americano a todo tipo de idealismo, a la necesidad de los

demás, aún la de sus enemigos, a la compasión por todos los que sufren y a un pronunciado

progreso hacia un humanitarismo bien definido. A esto pueden denominarlo ideal

democrático, pero en verdad es algo que deriva de la democracia, y que eventualmente la

reemplazará el ideal del gobierno espiritual, gobierno formado por las personas más elevadas

y espirituales que existen en el país. De allí deriva su incomprendido lema esotérico:

 

"Ilumino el Camino".

(El Destino de las Naciones, p. 47)

 

En América del Norte tenemos la dictadura del comercio organizado que trata de

regular y controlar toda la economía de la nación e introducirse profundamente, por medio

de las mentes entrenadas que están en el gobierno, hasta las mismas raíces de la existencia

nacional. Hablando en términos generales, tiene poca importancia que ciertos tipos de

mentalidades consideren esto como infringimiento a la libertad del individuo, si se lo

compara con la síntesis que surge gradualmente y que tiende a eliminar subjetivamente la

codicia y terminar con la explotación de los muchos por los pocos.

(Siete Rayos, Tomo I, p. 149)

 

Si el idealismo de los Estados Unidos de América pudiera ser iluminado por la ley

del amor y no por la autoexpresi6n de la personalidad, el canon que subyace en la estructura

de los Estados Unidos podría percibirse como líneas de luz y se buscaría la futura luz racial,

en vez de las numerosas y separatistas líneas nacionales. En Estados Unidos rige actualmente

el rayo de la personalidad. Un estudio a fondo de lo que representa cada país resultará muy

revelador y surgirá el canon que le corresponde: el del egoísmo de la personalidad o el de la

meta del alma.

(El Destino de las Naciones, p. 46)

 

Debajo de las Grandes Potencias

 

Los diversos tipos de gobierno que prevalecen en el mundo de hoy – después de

haber realizado su gran experimento con la resultante contribución –continuarán el camino

de la guía iluminada, por las mentes esclarecidas de la época. Este desarrollo es seguro e

inevitable y perciben ya los indicios quienes tienen ojos para ver y una visión interna

(El Destino de las Naciones, p. 47)

 

Evidentemente, se observará que existen tres métodos o modos principales para

producir estas fusiones. Gran Bretaña, los Estados Unidos de América y la Unión de

Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.), están desarrollando el principio de federación,

de relación y de fusión de cuerpos en conjuntos concentrados, que responden a la misma

inspiración, pero empleando sus propios métodos especializados para obtener los fines

deseados. No se sorprendan de que incluya a Rusia en esta triplicidad. Su ideología es

fundamentalmente tan sana como la de los demás grupos...

 

Sin embargo, en estos tres grupos deben observarse muchas cosas interesantes. Una

de ellas es que Gran Bretaña representa una fusión, cuyos cimientos fueron establecidos en

un largo pasado histórico de preparación para gobernar; otro, el de los EE.UU., representa

una fusión que está en desenvolvimiento y desarrollo en el presente, cuyos experimentos son

nuevos, aunque empleando factores de cada nación de Europa; la U.R.S.S., a su vez,

representa la fusión venidera o síntesis futura. En los tres, tenemos una expresión interesante

e inmediata de los tres aspectos divinos; cada uno inspira y colora la civilización

embrionaria. Gran Bretaña expresa la voluntad de poder, pero, a causa de la edad y la

experiencia adquirida a alto precio, está. hoy suavizada por la justicia y una creciente comprensión

de la necesidad humana, siendo, a su vez, en el pasado y durante muchos siglos,

resultado del control por la aristocracia, con su paternalismo, conservadurismo y métodos de

lento reajuste. Los EE.UU. expresan la voluntad de amar que se demuestra como capacidad

para absorber vastamente elementos divergentes y, sin embargo, presentar igual oportunidad

a todos. Esto se produce mayormente debido a que el control en esta federación de estados,

está en manos de la burguesía, con sus metas financieras, su poder de determinar las

condiciones de vida y su veloz y simpático contacto con la vida. Su método no es el de un

ajuste lento, sino de rápida asimilación. En ese país la gente es muy sensible a la influencia

de la Jerarquía. La U.R.S.S. expresa la voluntad de crear y establecer nuevas condiciones y

un nuevo orden – planificado, determinado y previsto. Frecuentemente ha sido impuesto

mediante la crueldad, una disposición para los convenios, el cambio o el desprestigio del

ideal original, llevado a cabo a su vez por la actividad del proletariado, por su incapacidad

de gobernar, por su deseo de ejercer represalias y por su ignorancia de la tradición y de los

procedimientos heredados.

 

Por lo tanto, un experimento muy interesante se está realizando en estos tres grupos

de elementos interrelacionados y de distintos ideales nacionales. La U.R.S.S. pondrá

eventualmente el énfasis y se interesará principalmente por Asia, hasta los límites del

Océano Pacifico, produciendo cambios en ese continente. Gran Bretaña, por su exitosa

demostración del principio de federación, puede efectuar mayores cambios en Europa si

existe una percepción despierta, una real y benévola justicia y una inteligente paciencia. Los

EE.UU. tienen una tarea similar que realizar para las Américas, que demandan un orden

estatal elevado y un espíritu de comprensión.

 

Si han comprendido bien las sugerencias que anteceden, será evidente que la fuerza

shambállica trabaja a través de esa comunidad de naciones federadas, llamada Imperio

Británico y expresa la voluntad hacia la síntesis y la voluntad para un proceder justo y legal.

La fuerza de la Jerarquía puede expresarse acrecentadamente a través de los Estados Unidos

de América, porque el reconocimiento intuitivo de las realidades subjetivas y el sentido real

de los valores superiores pueden controlar, y frecuentemente controlan, los impulsos que

rigen a este grupo de estados federados. La voluntad de ser que posee la humanidad con su

énfasis casi extravagante puesto sobre los valores humanos, y la voluntad de gobernar

creadoramente, es la contribución de la U.R.S.S., esa gran federación de repúblicas. De esta

manera, puede verse la expresión de la influencia que ejercen los tres grandes centros

mundiales a que me referí, mediante estos tres grupos de naciones. Al mismo tiempo, la

fuerza de Shamballa está activa en todos ellos, pues produce federación y síntesis.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 112-114)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk