• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Los Rayos y las Iniciaciones

INDICE

 

PRIMERA PARTE                                                                                         11

 

CATORCE REGLAS PARA LA INICIACIÓN GRUPAL

 

                                                                                                                                                     Pag.

 

OBSERVACIONES PRELIMINARES                                                            13

PALABRAS DE INTRODUCCIÓN                                                                21

 

Regla Uno              El Devenir y la Función Grupales                                      32

Regla Dos              Aceptado como Grupo                                                      50

Regla Tres             Dual es el Movimiento hacia delante                                   67

Regla Cuatro         Evocación de la Voluntad                                                   83

Regla Cinco           El Todo Macrocósmico                                                     101

Regla Seis              El Grupo sigue adelante en la Vida                                    112

Regla Siete             La Palabra Invocadora                                                     119

Regla Ocho            Los Siete, los Tres y el Uno                                               130

Regla Nueve          El Iniciador Uno                                                               146

Regla Diez             O.M. el Sonido Creador                                                    154

Regla Once            El Cuarto Gran Ciclo de Realización                                   178

Regla Doce            Servicio Grupal Iluminado-Salvador                                   191

Regla Trece            El Misterio Oculto                                                           208

Regla Catorce        La Quíntuple Demanda                                                    238

 

 

SEGUNDA PARTE                                                                                      267

 

LOS RAYOS Y LAS INICIACIONES

 

OBSERVACIONES PRELIMINARES                                                          269

PRIMERA SECCIÓN. EL ASPIRANTE Y LOS MISTERIOS DE LA INICIACIÓN         288

 

La Entrada a través de los dos Portales de la Iniciación                                 288

El Portal de la Iniciación                                                                            288      

El Portal que da entrada al Camino de la Evolución Superior                   295

 

La Entrada en el Ashrama                                                                              303      

Los siete Grupos de Ashramas dentro de la Jerarquía                               308      

Los siete Senderos que enfrenta el Maestro                                                327

El Sendero del Servicio en la Tierra                                                      328

El Sendero del Trabajo Magnético                                                        331

El Sendero de entrenamiento para los Logos Planetarios                     335

 

Ciertos Cambios Jerárquicos                                                                      338

El Sendero hacia Sirio                                                                          341

El Sendero de Rayo                                                                              346

El Sendero que recorre el Logos Mismo                                               348      

El Sendero de la Filiación Absoluta                                                      349

 

Párrafos Extraídos de Tratado sobre Fuego Cósmico                                352

Análisis de la Tensión Mundial                                                                  353

 

La Vida Dual del Proceso Iniciático                                                               356      

La Vida Dual del Discípulo                                                                        359

La Existencia Dual del Maestro                                                                  361

 

La Ciencia del Antakarana                                                                             364      

La Construcción del Antakarana                                                                366

La Naturaleza del Antakarana                                                                    373

El Puente entre los Tres Aspectos de la Mente                                           377      

El Puente como Agente de Alineamiento                                                    388

La Técnica de la Construcción                                                                    391      

En el Pasado                                                                                         393

En el Presente                                                                                       397

Seis Etapas del Proceso de Construcción                                                   400

La Tarea Inmediata                                                                                    409      

Los Siete Métodos de Rayo                                                                        413

 

Delineamiento de la Contemplación Reflexiva                                               421

Significado del Proceso Iniciático                                                                   436

Fusión de la Conciencia del Maestro con la del Discípulo                          446

Impresión de la Intención Jerárquica en la Mente del Discípulo                 451

 

SECCIÓN SEGUNDA. EL ASPIRANTE Y LAS INICIACIONES MAYORES 457

 

La Relación de los Siete Rayos con las Iniciaciones                                       458

 

Los Rayos y las Cinco Iniciaciones que enfrenta la Humanidad                    465

Primera Iniciación. El Nacimiento.          Séptimo Rayo                            465

Segunda Iniciación. El Bautismo.            Sexto Rayo                                473

Tercera Iniciación.                                   La Transfiguración.     Quinto Rayo       484

Cuarta Iniciación.La Renunciación.         Cuarto Rayo                              494

 

El Tipo particular de la Energía involucrada y su Efecto iniciático      497

El Efecto de la Energía de Armonía a través del Conflicto sobre la

      Humanidad                                                                                     501

El Factor del Rayo Amor‑Sabiduría cuando controla al Cuarto Rayo  504

El Efecto del Rayo de Armonía a través del Conflicto en el Mundo

      Moderno de Naciones                                                                     509

Los resultados de la Actividad del Cuarto Rayo sobre el Discípulo

       Individual                                                                                     522      

Resumen y Predicción                                                                           524

 

Los Rayos de Aspecto y las Iniciaciones Superiores                                      526

Quinta Iniciación.La Revelación.             Primer Rayo                               529

El Efecto que en la Actualidad Produce el Primer Rayo sobre la Humanidad   530

 

Sexta Iniciación.  La Decisión.                Tercer Rayo                              536

Séptima Iniciación.La Resurrección.        Segundo Rayo                            537

Octava Iniciación.                                    La Gran Transición.Cuarto, quinto, sexto, y

                                                                séptimo rayos                           537      

(Los cuatro rayos menores)

 

Novena Iniciación.La Negación.     Primero, segundo y tercer rayos        537

 

(Los tres rayos mayores)

 

LAS SIETE Y LAS NUEVE INICIACIONES DE NUESTRA VIDA PLANETARIA        538                                                                                                                            

 

La Significación de las Iniciaciones                                                                542

Primera Iniciación. El Nacimiento en Belén                                                544

Segunda Iniciación.El Bautismo en el Jordán                                             551

Tercera Iniciación.                                   La Transfiguración                                  562

Cuarta Iniciación.La Gran Renunciación o Crucifixión                              566

Quinta Iniciación.La Revelación                                                                575

 

La Parte que Desempeña la Energía al Inducir a la Revelación             579      

El Lugar que ocupa la Voluntad para Inducir a la Revelación             584

 

Sexta Iniciación.  La Decisión                                                                    587

Séptima Iniciación.La Resurrección                                                           596      

Octava Iniciación.                                    La Gran Transición                                 602

Novena Iniciación.La Negación                                                                  602

 

APÉNDICE                                                                                                    605

CINCO GRANDES ACONTECIMIENTOS ESPIRITUALES                      607

ESTANZAS PARA DISCÍPULOS                                                                624      

 

 

La Redencion Planetaria

"Los Señores solares controlarán oportunamente, por intermedio de manas (la mente), a los señores lunares de la sustancia elemental, no sólo la de ellos, sino también la de aquellos que buscan ayuda. De esta manera, la redención llegará a todos por intermedio del hombre y la gloria del Señor de la Vida será vista. " (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 224, ed. inglesa)

 

El tema de la redención (que subyace en todos los procesos iniciáticos) está oculto en las responsabilidades kármicas de Sanat Kumara; una etapa tras otra y una iniciación tras otra, el discípulo llega a comprender el significado de la redención. Ante todo aprende a redimir su triple personalidad; luego el concepto se amplía en líneas paralelas, a medida que trata de redimir a sus semejantes; posteriormente comparte el trabajo redentor vinculado a todo verdadero esfuerzo jerárquico y se convierte en "parte activa de un Ashrama redentor". En iniciaciones posteriores, y después de la quinta Iniciación de la Revelación, percibe con una nueva claridad algunas de las deudas kármicas que indujeron al Logos Planetario a crear este planeta de sufrimiento, angustia, dolor y lucha; entonces comprende (con alegría) que este pequeño planeta tiene esencialmente un propósito y técnicas excepcionales y que sobre y dentro de él (si pudiera penetrar debajo de la superficie) se está llevando a cabo un gran experimento redentor; sus principales factores complementadores y agentes científicos son los "hijos de la mente que eligieron ser hijos de los hombres y, sin embargo, siguen siendo por toda la eternidad Hijos de Dios". Estos "hijos de la mente" fueron elegidos en esa legendaria época en que vino a la existencia el cuarto reino de la naturaleza, para desarrollar la ciencia de la redención.

La Liberación De La Ilusión

El camino del iniciado no es complicado, cuando ha captado el hecho de que debe liberarse del mundo de lo visible y de la ilusión y permanecer libre en el mundo de la luz, donde todo queda claramente revelado. Luego puede recibir las lecciones y el entrenamiento que le permitirán manejar energías y -habiéndose liberado del control ejercido por las fuerzas comenzar a dirigirlas de acuerdo con el gran Plan. (Rayos V, pág. 149, ed. inglesa)

 

Debe observarse también que el iniciado proyecta las energías al mundo de maya, las dirige desde varios centros existentes en su cuerpo y desde el punto central de energía correspondiente a cada centro empleado. El iniciado actúa desde la "joya central en el loto", y estos siete centros focales, las denominadas siete joyas, son la analogía de la joya en el loto egoico. Por consiguiente, ésto significa que el trabajo exitoso "dentro de los velos de maya" involucra siempre el empleo del aspecto voluntad y el consciente uso de esa porción de fuerza shambálica que el iniciado es capaz de apropiarse y usar, porque ya ha comenzado a actuar como agente de enfoque para la Tríada espiritual, y no actúa como alma o como personalidad controlada por el alma. Esto es algo importante para recordar... 

La Gran Invocación

La Gran Invocación... es el mantram que inaugurará la entrada del séptimo rayo. Por primera vez ha sido puesto a disposición de la humanidad un mantram de esta naturaleza. (Rayos II, pág. 145, ed. inglesa)

 

Invocación es de tres tipos. Tenemos, como ya se dijo, la demanda masiva, emitida en forma inconsciente, y el llamado clamoroso que brota del corazón del hombre en momentos de crisis como el actual. Este llamado invocador lo elevan incesantemente los hombres que viven en medió del desastre, siendo dirigido ese poder externo que sienten que puede venir y vendrá en su ayuda en los momentos extremos. Esta grande y silenciosa invocación surge hoy por todas partes.

 

Tenemos además el espíritu de invocación evidenciado por los hombres sinceros, cuando participan de los ritos de su religión y se valen de la oportunidad para orar y adorar en forma conjunta, elevando sus demandas de ayuda ante Dios. Este grupo, unido a las masas humanas, crea un enorme conjunto de suplicantes invocadores; su intención masiva es muy evidente en la actualidad y su invocación se eleva hasta el Altísimo. Finalmente existen los discípulos y aspirantes entrenados que utilizan algunas fórmulas verbales y ciertas invocaciones cuidadosamente definidas y, al hacerlo, enfocan el llamado invocador y la demanda de los otros dos grupos, dándoles la orientación y el poder correctos. Los tres grupos, consciente o inconscientemente, están entrando ahora en actividad, y su esfuerzo unificado garantiza la evocación resultante. (La Reaparición de Cristo, págs. 151-152, ed. inglesa) 

La Construcción Del Antakarana

La fuerza empleada debe afluir a través del antakarana y, de acuerdo a la índole del trabajo a realizar, así será el particular hilo o hebra del arco iris que el iniciado empleará. (Rayos V, pág. 183, ed. inglesa)

 

Durante la quinta etapa (el período del Sendero de Iniciación) la polarización cambia completamente de la Personalidad al Ego, de manera que al término de dicho período es total la liberación del hombre, y hasta al cuerpo causal se le considera una limitación, completándose la emancipación. La polarización entonces es elevada a la Tríada; la transferencia comenzó ya en la tercera Iniciación. El átomo físico permanente desaparece y la polarización se convierte en mental superior; el átomo emocional permanente desaparece y la polarización se hace intuitiva; la unidad mental también desaparece y la polarización llega a ser espiritual. El hombre se convierte en Maestro de Sabiduría, teniendo la edad simbólica de los cuarenta y dos años, el punto de perfecta madurez en el sistema solar. (Cartas sobre Meditación Ocultista, págs. 28-29, ed. inglesa) 

La Ciencia De La Psicología

Ante el hombre se presenta hoy la conquista del reino del alma. Se acerca el día en que la palabra psicologíavolverá a tener su significado original. La educación tendrá entonces dos funciones: preparar al hombre para manejar sus asuntos mundanos con máxima eficiencia y utilizar inteligentemente el mecanismo que el psicólogo conductista tanto ha hecho por explicar, a la vez que lo introducirá en ese reino del que los místicos siempre testimoniaron su existencia, y del que la mente, correctamente empleada, tiene la llave. (Del Intelecto a la Intuición, p. 82)

 

Pienso exponer tres cosas que creo necesario ver realizadas (en Los Rayos y las Iniciaciones), lo cual hará que este tratado (Tratado sobre los Siete Rayos) no sólo sea un libro de texto de la nueva psicología, sino un factor más vital en la consciencia humana, debido a que acentuará la realidad de la iniciación. Procuraré hacer tres cosas:

 

1. Considerar el tema de la Iniciación a fin de preparar al mundo de los hombres para el restablecimiento de los Misterios. 

Invocación - Evocación: Necesidad Evolutiva Permanente

Estas dos palabras describen ese algo misterioso -emanación, demanda silenciosa, impulso innato hacia la luz- innato en todas las formas, que produce interacción y relación, siendo la causa de la penetración en la luz y de todo progreso o avance, en el sendero de la conciencia en expansión. Lo mismo sucede en la planta que se abre camino de la oscuridad del suelo a la luz del sol; en el niño que se desprende, por impulso de la vida, de la matriz de la madre; en el ser humano que se esfuerza por ir hacia los reinos de mayor conocimiento y hacia una vida física efectiva; en el aspirante que pasa del Aula del Aprendizaje al Aula de la Sabiduría; en el discípulo que penetra en el reino de la luz y vida del alma; en el iniciado que pasa de un grado a otro en la Jerarquía de la Liberación; en el Cristo que pasa a la Cámara del Concilio de Shamballa, y en el Señor del Mundo que emprende esos procesos que Lo conducirán a los reinos de la vida divina -sobre la cual el iniciado más elevado de nuestro planeta no tiene el menor concepto. Todo se produce como parte de un gran sistema de invocación y evocación, de demanda y respuesta, y todos son característicos del "método de vida" que rige a la graduada Jerarquía del Ser en nuestro planeta. 

Iniciación Grupal, posibilidades inmediatas

Les recordaré que una de las novedades que se verán en la era futura de experiencia espiritual será el comienzo de algo totalmente nuevo: la Iniciación Grupal. Hasta ahora, uno por uno, los entes de la familia humana se han abierto camino a través del Portal de la Iniciación. (Rayos V, pág. 111, ed. inglesa)

 

En la era que tenemos por delante, después de la reaparición de Cristo, cientos de miles de personas experimentarán algunas de las grandes expansiones de conciencia, pero se reflejará en las masas como renunciación (aunque ésto no significa de ningún modo que las masas recibirán la cuarta iniciación), ellas renunciarán a las normas materialistas que hoy dominan en todos los estratos de la familia humana. Una de las lecciones que hoy debe aprender la humanidad (preludio de la nueva era) es saber que muy pocas cosas materiales son realmente necesarias para la vida y felicidad. La lección no ha sido todavía aprendida. Sin embargo, constituye esencialmente uno de los valores que surgirá de este período de espantosas privaciones por las que están pasando diariamente los hombres. (La Reaparición de Cristo, pág. 127, ed. inglesa) 

El Séptimo Rayo Y La Primera Iniciación

Las fuerzas de este rayo actúan sobre el séptimo plano o físico -plano donde se efectúan las principales cambios en todas las formas y en el que el discípulo debe permanecer firme cuando recibe la iniciación.

 

Este séptimo rayo... precipita el Karma que, en este caso, conduce a... La iniciación del Logos planetario y -con Él- todos los que están de parte de las Fuerzas de la Luz...

 

1. La iniciación de la conciencia de las masas humanas, en la era acuariana, sometiéndolas a las nuevas influencias y poderes, y permitiéndoles responder en tal forma, que de otra manera no sería posible.

 

2. La iniciación de los aspirantes del mundo, en el sendero del discipulado aceptado.

 

3. La recepción de ciertas iniciaciones mayores en el caso de esos discípulos mundiales que son suficientemente fuertes y están preparados para recibirlas. (Rayos III, pág. 540, ed. inglesa) 

El empleo de la voluntad

A pesar de que los párrafos de Los Rayos y las Iniciaciones que siguen se refieren específicamente al iniciado de tercer grado, la información que se da sobre el uso de los distintos aspectos de la voluntad en relación con los tres Departamentos de la Jerarquía es valiosa para todos los estudiantes:

 

"En relación con el empleo por el iniciado, de lo que podríamos denominar la voluntad pura, debe recordarse que ésta llega a la manifestación por medio de uno de los tres aspectos de la Tríada espiritual. El rayo mayor al cual pertenece el iniciado, desde el ángulo de su rayo monádico, determina dicha actividad. Todo hombre espiritual pertenece a uno de los tres rayos mayores, porque los cuatro rayos menores de atributo eventualmente son absorbidos en el tercer Rayo de Inteligencia Activa. 

Cualidades A Desarrollar En La Iniciación

Antes de que el hombre individual pueda recibir la iniciación, debe ser plenamente autoconsciente, estar místicamente orientado y esotéricamente desarrollado. Ha de ser consciente de sí mismo tal como esencialmente es -un alma revestida de una forma que a su vez se desarrolla y desenvuelve por medio de la actividad de esa alma, y también un místico desarrollado, capaz de tener una visión pura, motivada por designios espirituales, y de percibir la aplicación de la sensibilidad inherente; además debe ser un ocultista entrenado, mentalmente polarizado y profundamente consciente de las realidades, las fuerzas y las energías de la existencia y estar libre por lo tanto de los espejismos e ilusiones comunes, que coloran las reacciones y la vida del hombre medio. Entonces está gobernado por el Sol físico, motivado por las energías que fluyen del "corazón del Sol" (vía Neptuno) y unificado por medio de las fuerzas que le llegan (vía Urano). (Rayos III, págs. 307-308, ed. inglesa)

 

Únicamente el hombre, cuyo sentido de identificación comienza a expandirse y a ser influyente, puede "recibir la iniciación" (como se dice erróneamente). Si la iniciación fuera una realización puramente personal, arrojaría al hombre nuevamente a la conciencia separatista, que está tratando de evadir. Ello no constituirá un progreso espiritual. Cada paso en el sendero de iniciación acrecienta el reconocimiento grupal. La iniciación es esencialmente una serie de reconocimientos incluyentes en expansión. 

Resurreccion en la Nueva Religion Mundial

El concepto de la resurrección contiene la nueva y más importante revelación que le llegará a la humanidad, y sentará las bases para la nueva religión mundial". (Los Rayos y las Iniciaciones, p. 264)

 

"Durante los dos mil años pasados se hizo hincapié en la muerte, que ha matizado toda la enseñanza de las iglesias ortodoxas; sólo un día del año se ha dedicado a la idea de la resurrección. En la era acuariana el énfasis se pondrá en la vida y en la liberación de la tumba de la materia y ésta es la nota que caracterizará a la nueva religión mundial y la diferenciará de todas las precedentes.

 

El festival de Pascua y la festividad de Pentecostés, serán los dos días más destacados del año religioso. Pentecostés, como se sabe, es el símbolo de las correctas relaciones humanas, por lo cual todos los hombres y naciones se comprenderán mutuamente y, aunque hablen diversas y numerosas lenguas, conocerán un solo lenguaje espiritual...

 

Con el tiempo, los objetivos expresados y los esfuerzos de las Naciones Unidas fructificarán, y una nueva iglesia de Dios, formada por todas las religiones y grupos espirituales, pondrán fin, en forma unida, a la gran herejía de la separatividad. El amor, la unidad y el Cristo Resucitado, estarán presentes y El nos demostrará la vida perfecta". (E1 Destino de las Naciones, p. 111-2) 

Los Ashramas De Los Siete Rayos

Los siete ashramas principales responden, cada uno, a uno de los siete tipos de energía de rayo, y son puntos focales en la Jerarquía de los siete rayos. El Ashrama central, el más avanzado y principal es, en la actualidad, el custodio de la energía de segundo rayo, pues éste rige al segundo sistema solar, y es el Ashrama de Amor-Sabiduría -Ashrama en que Buda y Cristo recibieron Sus iniciaciones; a través del cual Ellos trabajan. Será evidente que, si el proceso de invocación y evocación rige la interacción de los centros planetarios, hay en éste hecho otra razón por la cual la cualidad del Ashrama avanzado es de segundo rayo. La invocación está relacionada con radiación. La evocación con el magnetismo. Éstos son dos puntos dignos de consideración. (Rayos V, págs. 383-384, ed. inglesa)

Las Catorce Reglas Para Discipulos E Iniciados

(Las catorce reglas para la Iniciación Grupal son) Reglas o Fórmulas de Acercamiento, conciernen principalmente al aspecto vida o shambálico... la expresión del aspecto voluntad… conciernen al desenvolvimiento de la conciencia grupal, porque únicamente en forma grupal se puede extraer por ahora, fuerza volitiva de Shamballa... sólo el grupo, guiado por el nuevo sistema de actuación y de iniciación grupales propuestos, es capaz de invocar a Shamballa. (Rayos V, pág. 35, ed. inglesa).

 

Regla Uno.

Que el grupo permanezca dentro del fuego de la mente, enfocado en la clara luz de la cabeza. La tierra ardiente ha realizado su trabajo. La clara y fría luz resplandece y, siendo fría, sin embargo el calor -evocado por el amor grupal- permite una cálida exteriorización energética. Detrás del grupo queda el Portal. Ante él se abre el Camino. Que el grupo de hermanos siga adelante unido. Que salga del fuego, penetre en el frío y vaya hacia una nueva tensión. 

La Ley De Causa Y Efecto

La iniciación es una secuencia progresiva de impactos de energía dirigidos, caracterizados por puntos de crisis y de tensión y regidos -en un sentido hasta ahora incomprendido- por la Ley de Causa y Efecto. A1 iniciado progresista le parece que esta Ley de Causa y Efecto (desde el ángulo espiritual) es un proceso contrario del que hasta ahora ha regido su vida. En vez de ser impelido hacia adelante, en el sendero de evolución, por energías espirituales que desde esferas superiores invocan y evocan su respuesta, más una expansión de conciencia en desarrollo, cada iniciación sucesivamente recibida, comprendida y expresada en el plano físico, se transforma en causa e influencia que impulsa al iniciado hacia adelante en el sendero de la iniciación. En un caso, la causa del progreso reside en el descenso de las energías que producen efecto en lo que es así estimulado; en otro, la causa radica en la personalidad fusionada con el alma, constituyendo un movimiento ascendente de la actividad iniciática autodirigida, en la medida que su alma puede expresar la energía del amor y la energía de la voluntad, que en sí es el resultado de todas las fusiones que pudo enfocar y utilizar conscientemente en un momento dado: Estos puntos resultarán difíciles de captar, pero son de suma importancia. (Rayos V, págs. 565-566, ed. inglesa)

La Ciencia Del Antakarana

En el futuro, la Ciencia del Antakarana y su analogía inferior, la Ciencia de la Evolución Social (el antakarana o la totalidad de los seres humanos), serán conocidos como la Ciencia de Invocación y Evocación. En realidad es la Ciencia de la Relación Magnética, donde se establecen rectas relaciones mediante la mutua invocación, efectuándose un proceso de respuesta, la evocación. Esta ciencia subyace detrás del despertar consciente de los centros y su interrelación, en la relación entre un hombre y otro, un grupo y otro y, eventualmente entre una nación y otra.

 

Esta invocación y la consiguiente evocación, oportunamente relaciona al alma y la personalidad y al alma y la mónada. Constituye el principal objetivo de la demanda humana a Dios, a la Jerarquía y a los Poderes espirituales del cosmos, no importa cómo se los designe. El clamor se eleva. La invocación de la humanidad puede evocar y evocará, respuesta de la Jerarquía espiritual y dará la primera demostración, en vasta escala, de esta nueva ciencia esotérica - esotérica porque está basada en el sonido. De allí el empleo del OM. (Rayos V, pág. 474, ed. inglesa)

El Sendero De La Iniciación

Cada una de las siete iniciaciones principales... es una ejemplificación o revelación de una de las cualidades o tendencias de los siete rayos, que está siempre regida y condicionada por cierto rayo, siendo esto uno de los factores que los discípulos deben aprender y comprender mientras se preparan para una iniciación, porque involucra un éxito en el manejo y la manipulación de ciertos tipos de energía divina. (Rayos V, pág. 338, ed. inglesa)

 

1ª. Iniciación. Nacimiento

 

Centro Sacro 7° rayo Plano físico

Comienzos Relación Magia Sexual 

 

2ª. Iniciación. Bautismo

 

Centro Plexo Solar 6° rayo Plano astral

Dedicación Espejismo Devoción 

El Empleo De Símbolos en la Iniciación

El cuarto creciente de la Luna representa el portal de la evolución; la Luna creciente y menguante representan el proceso evolutivo -a medida que afecta la vida material y sustancial del hombre- símbolo del crecimiento y muerte del deseo. La Luz es el símbolo del mundo de significados -luz que ilumina los caminos de los hombres, interpreta acontecimientos y otorga revelación. La Cruz giratoria es el símbolo del mundo de la mediación; el símbolo del mundo del propósito es doble: la estrella de cinco puntas y el radiante Sol central: Recuerden que al hablar y pensar en símbolos, se antepone algo entre nosotros y la realidad -un algo protector, interpretativo y significativo que, sin embargo, vela y oculta. Después de la quinta iniciación se rasgan todos los velos y nada se interpone entre el iniciado y el Ser Esencial. (Rayos V, págs. 177-178, ed. inglesa)

Entrenamiento Y Preparación para la Iniciación

La Jerarquía prepara a los hombres para la iniciación:

 

a. Recibiéndolos en los Ashramas de los Maestros.

 

b. Ofreciendo a Sus discípulos la oportunidad de servir en relación con el Plan

 

c. Inaugurando, por medio de los discípulos de la época, esas nuevas presentaciones del entrenamiento necesario para la iniciación. Cada ciclo mayor recibe nuevas formas de la misma enseñanza antigua, aunque básica. Este ciclo actual es uno de ellos y gran parte de mi trabajo tiene conexión con esto. (La Exteriorización de la Jerarquía, pág. 520, ed. inglesa)

 

Nadie es admitido (por medio de los procesos de la iniciación) en el Ashrama de Cristo (a la Jerarquía), hasta el momento en que comienza a pensar y a vivir en términos de relaciones y actividades grupales. Algunos aspirantes bien intencionados interpretan la idea grupal como un mandato para esforzarse en formar grupos -su propio grupo o grupos. Esta no es la idea presentada en la era acuariana, tan cercana hoy; fué el método de acercamiento durante la era pisceana, ya pasada. Ahora el acercamiento es totalmente diferente, no se espera que alguien permanezca en el centro de su pequeño mundo y trabaje para convertirse en el punto focal de un grupo. La tarea consiste en descubrir al grupo de aspirantes al cual debe afiliarse y con el cual debe recorrer el sendero de iniciación -cosa muy diferente y mucho más difícil. (Rayos V, pág. 344, ed. inglesa) 

El Cristo Y El Iniciador Uno

La revelación es la progresiva penetración: primero en la Mente, luego en el Corazón y, finalmente, en el Propósito de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

 

En las primeras dos iniciaciones el alma es el agente de la revelación, razón por la cual se dice que la primera iniciación es, en verdad, la expresión de la propia divinidad interna del hombre.

 

Por eso se las considera a las dos primeras iniciaciones como las "iniciaciones en el umbral". Aquí debe tenerse en cuenta el trabajo que realiza el Cristo o Quien sea el Guía cíclico de la Jerarquía, en colaboración con el alma del iniciado en el plano del alma, el mental; el Hijo de la Mente es liberado y entonces son posibles las iniciaciones superiores. Después de ello, puede enfrentar o afrontar paso a paso al Iniciador Uno y se le revela al alma mundial, la conciencia planetaria -de la cual el Alma o conciencia individual es parte integrante... Todo el tema de la revelación se refiere a la revelación de la luz e implica muchas y variadas interpretaciones de la palabra "luz", concierne al descubrimiento de las zonas iluminadas del ser, que de otra manera permanecen desconocidas y, por lo tanto, ocultas. Creamos luz; empleamos luz; descubrimos luces mayores que sirven para revelarnos al Dios Desconocido. Es la luz guiadora en nosotros que oportunamente revela esas luces más brillantes que introducen el proceso de la revelación. (El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 435-436, ed. inglesa) 

Vida - Conciencia – Apariencia, la triplicidad de la Manifestación

"El dinamismo inherente a la voluntad, manejado por el nuevo grupo de servidores del mundo y los discípulos e iniciados del mundo, convertirán esa masiva respuesta instintiva en verdadera experiencia y harán "aparecer" en la tierra la nueva y desarrollada "cualidad" de la vida, que la nueva era trata de demostrar... Llamé la atención sobre tres aspectos divinos: Vida, Cualidad y Apariencia, que están ahora en proceso de aparecer en forma definitiva para este ciclo particular". (Los Rayos y las Iniciaciones, p. 109)

 

"El primer gran conocimiento que el aspirante debe obtener es la omnipresencia, comprender su unidad con todo y la unicidad de su alma con las demás almas; descubrir a Dios en su propio corazón y en cada forma de vida. Luego, como iniciado, alcanzar la omnisciencia, es decir, el omniconocimiento, y las Aulas del Aprendizaje y de la Sabíduria le entregan su conocimiento. Deviene un Cristo, un conocedor de todas las cosas, que sabe lo que hay en el corazón del Padre y en el corazón de los hombres. Finalmente, con el tiempo, alcanza la omnipotencia u omnipoder, entonces cuando las llaves del Cielo se entregan al Hijo del Hombre, todo poder será suyo". (La Luz del Alma, p. 228-9) 

PRINCIPIOS Y LEYES

Por lo tanto, aquel que por la meditación trata de hacer contacto con tales potencias, de elevarse para unirse por tales medios y de alcanzar la conciencia del aspecto Voluntad, trabaja de acuerdo a reglas establecidas, se eleva de un punto a otro mediante formas apropiadas y reflexiona siempre sobre la Ley y su actuación. Trata de comprender, discriminar y estudiar; se ocupa de lo, concreto y el lugar que le corresponde en el plan divino; acepta la realidad de la vida inmanente, pero principalmente se concentra en su método y forma de manifestación. Las reglas básicas de la manifestación y de gobierno ocupan su atención; por el estudio de las reglas y leyes y por tratar de comprenderlas, lógicamente hará contacto con el Regente. (Cartas sobre Meditación Ocultista, p. 131)

 

Principio es aquello que encarna algún aspecto de la verdad en que está basado nuestro sistema; es la infiltración, en la conciencia del hombre, de una pequeña parte de la idea sobre la que nuestro Logos fundamenta todo lo que hace. La base de toda acción lógica ... conectada con la Jerarquía humana, es el poder del amor que impele hacia adelante – llámese evolución, si desean, o impulso inherente, si prefieren, pero es amor que causa movimiento e impulsa a la consumación... De allí que este principio debería ser la base de toda actividad, y si la dirección de las organizaciones menores estuviera fundada sobre el amor que conduce a la actividad, crearía en todos sus miembros una urgencia divina, que análogamente los impelerá a una expresión más plena, a una plenitud más adecuada y a un mayor y satisfactorio esfuerzo. (Magia Blanca, p. 94) 

Las Leyes Espirituales Superiores

Sólo en la tercera iniciación... por primera vez, el poder del espíritu es conscientemente sentido. Tenemos por lo tanto:

 

  1. La ley de Repulsión. Cuarta Ley

 

Atma. Voluntad espiritual. Esta influencia llega por medio de los pétalos egoicos de sacrificio y la Ley subsidiaria del Sacrificio.

 

La Ley del Progreso Grupal. Quinta Ley

 

Budhi. Amor espiritual. Llega por mediación de los pétalos de amor del loto egoico y la ley subsidiaria del Impulso Magnético.

 

La Ley de la Amplia Respuesta. Sexta Ley

 

Manas. Mente espiritual superior, llega por medio de los pétalos del conocimiento y la subsidiaria Ley del Servicio. (Rayos V, págs. 150-151, ed. inglesa)

LA POLITICA Y CRISTO

Enunciados concernientes a la reaparición de Cristo

 

La venida del Cristo depende hoy de la constancia de Sus discípulos en el mundo y de Sus colaboradores iniciados que actúan en los numerosos grupos religiosos, políticos y económicos. (La Reaparición de Cristo, p. 16)

 

Quizás reaparezca bajo un aspecto completamente inesperado; ¿quién podrá decir si vendrá como un político, un economista, un conductor del pueblo que surgirá del seno del mismo, un científico o un artista? (La Reaparición de Cristo, p. 19)

 

En la actualidad Su interés y atención están puestos sobre... complementar inteligentemente esas actividades que corresponden al sector gubernamental en sus tres aspectos: estadístico, político y legislativo. (La Reaparición de Cristo, p. 20)

 

Si la vida de estos dos grandes Instructores (el Buddha y el Cristo) es hoy comprendida y Sus enseñanzas aplicadas nuevamente a la vida de los hombres, al mundo de los asuntos humanos, al reino del pensamiento humano, a la palestra política y al intercambio económico, entonces el actual orden mundial (que en su mayor parte es desorden) podrá ser modificado y cambiado para que surja gradualmente un nuevo orden mundial y una nueva raza de hombres. (La Reaparición de Cristo, p. 116) 

La Evocación De La Voluntad

El (Cristo) “se ocupa de evocar el fuego”. Su tarea principal, como Guía de la Jerarquía, consiste en evocar el fuego eléctrico de Shamballa, la energía de la Voluntad divina, haciéndolo de tal forma que la Jerarquía podrá ser atraída más cerca a la fuente de Vida, y la Humanidad se beneficiará en consecuencia por este acercamiento jerárquico y conocerá con el tiempo el significado de las palabras "vida más abundante". La invocación del fuego de la voluntad, por el Cristo, se inició simbólicamente en el Huerto de Getsemaní. (Rayos V, págs. 92-92 ed. inglesa)

 

El punto práctico que los aspirantes y discípulos deben recordar es que la Ciencia de Invocación y Evocación entró en una nueva fase cuando Cristo vino y Se presentó ante la humanidad; entonces impartió la enseñanza que resumía todo el pasado e indicó los nuevos aspectos de la futura enseñanza. Abrió la puerta al Camino de Evolución Superior, hasta entonces cerrada; así como Buda resumió en Sí Mismo la realización del Camino Iluminado y la adquisición de todo conocimiento y sabiduría. Al abrir Cristo esta "puerta mayor, que está más allá de la puerta menor", introdujo -si puedo expresarlo tan inadecuadamente- la Voluntad de Dios en la tierra, particularmente en relación con la conciencia de los hombres. Elevó toda la Ciencia de Invocación y Evocación al plano mental e hizo posible un nuevo acercamiento a la divinidad (Rayos V, pág. 524, ed. inglesa) 

La Ceremonia De La Iniciacion

La iniciación involucra ceremonia. Este aspecto es el que más se ha hecho resaltar en las mentes de los hombres, excluyéndose algo de su verdadera significación. Primordialmente involucra la capacidad de ver, oír y comprender, de sintetizar y correlacionar el conocimiento. No involucra necesariamente el desarrollo de las facultades psíquicas, pero entraña la comprensión interna, que ve el valor subyacente en la forma y reconoce el propósito de las circunstancias prevalecientes. Es la capacidad de presentir la lección que se ha de aprender en cualquier acontecimiento o evento dado y esta comprensión y reconocimiento da por resultado, cada hora, cada semana y cada año, un progreso y expansión. Este proceso de gradual expansión -resultado del esfuerzo definido y de una ardua vida y correcto pensar del aspirante y no de algún instructor esotérico que celebra un rito oculto- conduce a lo que podría llamarse una crisis.

 

En esta crisis, donde es necesaria la ayuda de un Maestro, se efectúa un definido acto de iniciación que (actuando sobre un centro particular) produce resultados en algunos de los cuerpos, incita a los átomos a alcanzar cierta vibración y permite obtener un nuevo ritmo. 

El Sendero De La Evolución Superior

Así como el discípulo penetra en el mundo de significados e interpreta los acontecimientos, también la Jerarquía actúa en el mundo de la mediación, aplicando el Plan revelado por el mundo de significados, de manera que el iniciado superior trabaja conscientemente en el mundo del propósito que el Plan complementa, el mundo de significados interpreta y el mundo de acontecimientos expresa, en orden correlativo y de acuerdo a la Ley evolutiva. (Rayos V, pág. 177, ed. inglesa)

 

Respecto a la Jerarquía misma, hablando esotérica y técnicamente, muchos de sus Miembros "están siendo retirados del punto medio de santidad y absorbidos en el Concilio del Señor". En otras palabras, pasan a un trabajo superior, convirtiéndose en custodios de la energía de la voluntad divina y no simplemente en custodios de la energía de amor. De allí en adelante actuarán como unidades de poder, no sólo como unidades de luz. Su trabajo se hace dinámico en vez de atractivo y magnético, y concierne al aspecto vida y no únicamente al aspecto alma o conciencia. Sus lugares son ocupados -de acuerdo a la Ley de Ascensión por sus discípulos avanzados, los iniciados que pertenecen a Sus ashramas, y (de acuerdo a este mismo gran proceso) el lugar de dichos iniciados, "ascendidos" a trabajos más importantes, son ocupados por discípulos y probacionistas. (Rayos V, págs. 15-16, ed. inglesa) 

La Vestidura De Dios, La substancia como entidad

ENUNCIADOS - CLAVE:

 

Las siete planos de nuestro sistema solar constituyen los siete subplanos del plano físico cósmico y que por lo tanto el espíritu es materia en su más elevado punto de expresión, y la materia es espíritu en el más inferior. (Rayos IV, pág. 589, ed, inglesa).

 

Espacio y sustancia son términos sinónimos; sustancia es el conjunto de vidas atómicas con las cuales están construidas todas las formas... Constituye una verdad científica y ocultista. Sin embargo, sustancia es un concepto del alma y sólo es conocida realmente por el alma (Rayos V, págs. 105-106, ed. inglesa).

 

Las Leyes de la Naturaleza y los factores básicos controladores que determinan toda vida y circunstancia, y son para nosotros fijos e inalterables, constituyen la expresión -hasta donde el hombre puede comprenderla- de la voluntad de Dios...

 

Las Leyes de la Naturaleza, o las llamadas leyes físicas, expresan la etapa de manifestación, o el punto alcanzado en la expresión divina. Se refieren a la multiplicidad o aspecto cualidad. Rigen o expresan lo que el Espíritu divino (la voluntad actuando con el amor) ha podido realizar en conjunción con la materia, a fin de producir la forma. Esta emergente revelación permitirá el reconocimiento de la belleza. (Rayos II, págs. 226-227, ed. inglesa). 

El Sendero Para La Humanidad

Aunque la iniciación se recibe en Capricornio, el hombre es un iniciado antes de ser iniciado. Este es el verdadero secreto de la iniciación. (Rayos III, pág. 229, ed. inglesa)

 

Cada iniciación oscurece la luz ya adquirida y empleada, y sumerge entonces al iniciado en una luz más elevada. Cada iniciación capacita al discípulo para percibir una zona de la conciencia divina hasta entonces desconocida, pero cuando el discípulo se ha familiarizado con ella y sus fenómenos, su cualidad vibratoria e interrelaciones excepcionales, se convierten para él en un campo normal de experiencia y actividad. De esta manera (si puede expresarlo así) "los mundos de las formas vivientes y de las vidas amorfas le pertenecen". Nuevamente la dualidad penetra en su percepción mental porque ya es consciente de la zona iluminada, por la que llega a un punto de tensión o de iniciación; mediante el proceso iniciático descubre una zona nueva y más brillantemente iluminada en la que puede penetrar ahora. Esto no significa que debe abandonar el campo de actividad inferior en el que ha trabajado y vivido, sino que simplemente enfrenta nuevos campos de responsabilidad y oportunidad, pues -por su propio esfuerzo- puede ver más luz, caminar en una luz mayor y aplicar sus facultades más adecuadamente que hasta ahora, dentro de la zona, grandemente ampliada, de las posibilidades. (Rayos V, pág. 539-540, ed. inglesa) 

Invocación En El Canal De La Jerarquía

La Jerarquía ha sido invocada, y sus Miembros están preparados para el gran "acto de evocación", de respuesta al sonido invocador de la humanidad y para el definido (aunque relativamente temporario) "acto de orientación" . Ello obligará a la Jerarquía, por su propio libre albedrío, a establecer un tipo de relación más nuevo e íntimo con la humanidad. El período de orientación terminará cuando una poderosa Jerarquía terrenal, externa y efectiva, rija realmente en la tierra y actúe en los reinos de la naturaleza, trayendo en verdad la expresión del Plan divino. El Plan se está desarrollando por intermedió de los miembros avanzados de la Jerarquía, los cuales invocan las "Luces que desempeñan la Voluntad de Dios", que a Su vez son invocados por los Portadores de Luz, los Maestros, que son también invocados por los aspirantes y discípulos del mundo. De modo que la cadena jerárquica es sólo un hilo de vida a lo largo del cual corren el amor y la vida de Dios, de Él a nosotros, de nosotros a Él. (Rayos V, págs. 135-136, ed. inglesa)

Más artículos...

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk