• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Influencia Del Séptimo Rayo

El interés demostrado hoy por los llamados rayos cósmicos, evidencia el reconocimiento científico de las nuevas energías entrantes del séptimo rayo. (Rayos I, pág. 280; ed. inglesa).

 

El poder de los rayos cósmicos entrantes ha hecho que se reconozca más fácilmente la radioactividad, de la cual se ocupa la ciencia moderna. Tres discípulos del séptimo rayo interpretaron el significado de estos rayos para el hombre. Me refiero a los esposos Curie y a Millikan. Debido a que pertenecían al séptimo rayo poseían el necesario equipo psíquico y la sensibilidad que les permitió reconocer intuitivamente su propia vibración de rayo en el reino mineral. (Rayos I, pág. 226, ed. inglesa).

 

El reino mineral está regido por el séptimo rayo, y a la potencia de este rayo entrante se le puede atribuir el descubrimiento de la radiactividad de la materia. El séptimo rayo se expresa en el reino mineral por la producción de la radiación, y hallaremos que estas radiaciones (muchas de las cuales aún no han sido descubiertas) serán percibidas cada vez más, comprendido sus efectos y captada su potencia. Lo que no ha sido aún comprendido por la ciencia es que estas radiaciones aparecen cíclicamente, y que bajo la influencia del séptimo rayo le fue posible al hombre descubrir y trabajar con el radio. El radio ha existido siempre, pero no ha estado activo en forma que pudiera ser detectado. Por la influencia del entrante séptimo rayo ha sido posible su aparición, y mediante esta misma influencia se descubrirán nuevos rayos cósmicos. Estos también han existido siempre en nuestro universo; pero utilizan la sustancia de la energía del rayo entrante como sendero para llegar a nuestro planeta y así revelarse. Han pasado muchos miles de años desde que lo que ahora se estudia como Rayos Cósmicos (descubiertos por Millikan) hicieron impacto definidamente sobre nuestro planeta, y en esa época el quinto rayo no estaba activo como hoy, por eso fue imposible tener un conocimiento científico de su actividad. (Rayos I, págs. 369-370, ed. inglesa). 

 

 

El poder del séptimo rayo afectará fundamentalmente al reino vegetal, oscureciendo

viejas especies y trayendo nuevas; actuará en el reino vegetal, oscureciendo viejas especies y

trayendo nuevas; actuará en el reino mineral y dará un nuevo ímpetu a los procesos

químicos, poniendo en libertad, incidentalmente, a unidades radiactivas, con la consiguiente

ampliación de los conocimientos de la ciencia.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 446-447, ed. inglesa).

 

El sexto rayo establece una diferencia de ese aspecto de la energía universal eléctrica

conocida como electricidad moderna, producida para servir a los fines materiales del

hombre. El periódico séptimo rayo familiarizará al hombre con ese tipo de fenómeno

eléctrico que produce la coordinación de todas las formas. El sexto rayo produjo, debido a su

influencia, el surgimiento en las mentes de los hombres de los siguientes conocimientos:

 

l. El conocimiento de la luz y de la electricidad en el plano físico.

 

2. El conocimiento, entre esotéricos y espiritistas, de la existencia de la luz astral.

 

3. El interés por la iluminación tanto física como mental.

 

4. La astrofísica y los nuevos descubrimientos astronómicos.

 

El séptimo rayo cambiará las teorías de los pensadores avanzados de la raza y les

convertirá en realidades en los futuros sistemas de educación. La educación y la acrecentada

comprensión respecto a la iluminación en todos los campos, serán consideradas

oportunamente como ideales similares.

(Rayos I, págs. 360-361, ed. inglesa).

 

Grandes e importantes cosas están en camino como resultado de esta actividad

del séptimo rayo... El cuerpo animal del hombre ha recibido gran atención científica durante

los últimos cien años, y la medicina y la cirugía han alcanzado un alto nivel de realización.

 

La estructura del hombre, su cuerpo y sus sistemas internos, con sus diversos rituales, son

comprendidos ahora como nunca; este resultado se debe a la fuerza del rayo entrante con su

poder de aplicar el conocimiento al trabajo mágico. Cuando este conocimiento se aplique en

forma intensa al mundo animal se descubrirán nuevos e interesantes datos; cuando las

diferencias que existen entre el cuerpo físico de los animales y el de los humanos hayan sido

investigadas más detenidamente, aparecerá un nuevo y muy fructífero campo de estudio.

 

Estas diferencias pertenecen en gran parte al sistema nervioso; por ejemplo, no se ha puesto

suficiente atención al hecho de que el cerebro del animal está realmente en la región del

plexo solar, mientras que el cerebro humano, el agente controlador, se halla en la cabeza, y

actúa por intermedio de la columna vertebral. Cuando los científicos sepan exactamente por

qué el animal no utiliza el cerebro de la cabeza como lo hace el hombre, obtendrán un

conocimiento más pleno de la ley que rige los ciclos.

(Rayos I, págs. 371-372, ed. inglesa).

 

El séptimo rayo controla al etérico y a los devas de los éteres. Controla también al

séptimo subplano de todos los planos, pero en esta época predomina en el séptimo subplano

del plano físico. Como estamos también en la séptima ronda, cuando un rayo entra en

determinada encarnación, no sólo controla en los correspondientes planos del mismo

número, sino que tiene especial influencia en el cuarto subplano: Observen su actual

desarrollo en los tres mundos: El cuarto éter, el más inferior de los éteres, será el próximo

plano físico de conciencia. La materia etérica ya se está haciendo visible para algunos y lo

será más completamente para la mayoría al final de este siglo...

(Tratado sobré Magia Blanca, págs. 373-374, ed. inglesa).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk