• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Civilización, Cultura y Unificación en la Educación

No sabemos si la prosperidad y el poder son fines legítimos para una sociedad humana, y en las condiciones actuales, no poseemos los medios de saberlo. Cuando todas las instituciones sociales que pueden censurar sentenciosamente en el espíritu de la nueva era... se están juzgando mutuamente... ¿Qué oportunidad tendremos de conocer eso que el espíritu debería ser? La razón es que... no tenemos un sistema crítico que pueda ser aplicado de manera continua para lo propósitos y la conducción de nuestra sociedad. Eliminar la comprensión de la educación, confundir educación por preparación y transmisión de la información y concebir la universidad como un instrumento a través del cual podemos enriquecernos y tener poder, es garantizar, siempre que el sistema educativo tenga influencia sobre los resultados, el desmoronamiento de una civilización. Robert M. Hutchuins, Center for the study of Democratic Institutions (1967)

 

Actualmente, en las escuelas... puede verse un cuadro simbólico imperfecto del triple objetivo de la nueva educación: Civilización, Cultura, Unificación.

 

Las escuelas primarias deben ser consideradas como custodios de la civilización; deben capacitar al niño para ejercer la ciudadanía, enseñarle el lugar que ocupa como ente social, acentuar sus relaciones grupales; prepararlo para una vida inteligente, evocar su memoria racial en los distintos cursos, a fin de sentar las bases de sus relaciones humanas. 

 

Deben enseñarse... ciertos hechos básicos e importantes del vivir, las verdades

fundamentales, la coordinación y el control.

 

Las escuelas secundarias deberán ser consideradas como custodios de la cultura;

deben acentuar los más grandes valores de la historia y de la literatura, y enseñar algo sobre

arte. Comenzarán a entrenar a los jóvenes para esa futura profesión o modos de vida que

evidentemente los condicionará. Se les enseñará la ciudadanía en términos más amplios y el

mundo de los verdaderos valores, y se cultivará el idealismo en forma consciente y definida.

Se pondrá mayor énfasis en la aplicación práctica de los ideales. Estas escuelas deben

enseñar a la juventud del mundo en forma tal que comience a unificar en su conciencia los

mundos de la apariencia, de los valores y de los significados, y a relacionar el mundo del

vivir externo objetivo y el de la existencia interna subjetiva...

 

Nuestras escuelas secundarias... tendrán que ser la prolongación de todo lo ya dado.

Tendrán también que embellecer y completar la estructura ya erigida y ocuparse más

directamente del mundo de significados. Deberían considerar los problemas internacionales económicos,sociales, políticos y religiosos- y vincular más estrechamente al hombre y a la

mujer con el entero mundo, lo cual de ninguna manera indica olvidar los problemas o

compromisos individuales o nacionales, sino tratar de incorporarlos en la totalidad como

partes integrantes y efectivas; evitando así las actitudes separatistas que han causado el

derrumbamiento de nuestro mundo moderno.

 

La escuela secundaria y la universidad, deberían ser en realidad, la analogía del

mundo de la Jerarquía en el campo de la educación, y el custodio de los métodos, técnicas y

modos de pensar y de vivir, que relacionarán al ser humano con el mundo de las almas, el

Reino de Dios, no sólo con los otros seres humanos en el plano físico, el mundo de los

fenómenos, sino también con el mundo interno de los valores y las cualidades.

 

Repito, esta adaptación del hombre para la ciudadanía en el Reino de Dios... es tarea

reservada a la educación superior, quedará un objetivo y una significación a todo lo que se

ha realizado...

 

La siguiente secuencia surge por sí sola, al proyectar el plan de estudios para la

juventud de las próximas generaciones:

 

Educación primaria Civilización de 4 a 14 años

 

Educación secundaria Cultura de 14 a 21 años

 

Educación superior Espiritualidad de 21 a 28 años

 

El énfasis y la presión que ejerce lo económico y lo material, obliga a la juventud a

trabajar antes de alcanzar su madurez. Debe recordarse también (y esto se va reconociendo

cada vez más) que la calidad de los niños que nacen actualmente es cada vez mejor y

superior. Estos niños son, en muchos casos, anormalmente inteligentes; lo que en lenguaje

técnico se denomina C.I. (coeficiente de inteligencia) es con frecuencia notablemente

elevado, e irá en aumento hasta que los jóvenes de 14 años tengan el acervo y la inteligencia

de los brillantes universitarios de hoy.

 

No me es posible probar la verdad de estas declaraciones, pero un estudio de la raza y

de los niños modernos en los países más civilizados, revelará sus tendencias y orientaciones,

lo cual dará solidez a mis declaraciones. Sería conveniente estudiar profundamente la

diferencia que hay entre cultura y civilización.

 

Expresando esta verdad con otras palabras y reconociendo como premisa

fundamental las potencialidades esencialmente supernormales del ser humano, podríamos

decir que:

 

El primer esfuerzo educativo para civilizar al niño será entrenar y dirigir

correctamente sus instintos.

 

La segunda obligación de los educadores será inculcarle al niño, la verdadera cultura,

enseñándole a emplear correctamente su intelecto.

 

El tercer deber educativo consistirá en evocar y desarrollar la intuición.

(La Educación en la Nueva Era, págs. 62-64)

 

El proceso para acelerar este desarrollo avanza rápidamente, y muchos se están

preparando hoy para la "educación superior", en el verdadero sentido de la palabra: Mucho

más se conseguirá cuando los educadores del mundo comprendan el propósito del proceso

como un total y planificado desarrollo, y pongan atención al entrenamiento instintivo,

intelectual e intuitivo de la raza, de manera que los veintiocho años de entrenamiento sean

considerados como un proceso ordenado y dirigido, y la meta sea claramente percibida.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 65)

 

El funcionamiento de la Ley de la Comprensión Amorosa, ley que más tarde traerá el

desarrollo del espíritu internacional, la creencia mundial en un solo Dios y la convicción de

que la humanidad es la máxima expresión de la divinidad en este período mundial,

transfiriendo la conciencia humana del mundo de las cosas materiales a ese mundo más

puramente psíquico que conducirá con el tiempo al mundo espiritual.

(Rayos I, págs.297-298)

 

El mundo mismo es un gran crisol en el cual se está forjando la Humanidad Una.

Esto necesita un cambio drástico en nuestros métodos de presentar la historia y la geografía.

 

La ciencia ha sido siempre universal. Las grandes obras de arte y la literatura han

pertenecido siempre al mundo. Sobre estos hechos deberá construirse la educación que debe

darse a los niños... sobre nuestras similaridades, realizaciones creadoras, idealismos

espirituales y nuestros puntos de contacto.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 61)

 

Recuerden que toda historia de la evolución es la historia de la conciencia y de la

creciente expansión del principio de "llegar a ser consciente", de manera que desde el

microscópico interés del hombre consciente de sí mismo... tenemos una inclusividad que se

desarrolla lentamente, y que lo llevará finalmente a la conciencia del Cristo cósmico.

(Rayos I, pág. 35)

 

Es bien evidente que bajo la superficie del torbellino y del caos, tan notoriamente

presente en la actualidad, en la conciencia de la humanidad, y detrás de todo temor y

aprensión, del odio y de la separatividad, los seres humanos comienzan a fusionar en sí

mismo tres estados de conciencia - el del individuo, el del ciudadano y el del idealista...

 

Todo esto está muy bien y forma parte del plan previsto... El sentido de conciencia mundial

aumenta; el poder de considerarse a sí mismo como parte de un todo, está desarrollándose

rápidamente; esto es deseable y correcto y está contenido en el plan divino.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 115)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk