• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Cualidades Y Características De Los Siete Rayos

Nadie nace como un ser nuevo. Lleva en su psique la impronta de generaciones anteriores. Es una combinación de unidades ancestrales de las cuales debe fundirse un nuevo ser. Sin embargo, también lleva en su interior un germen esencial, un potencial de valor individual único. El descubrimiento de esta esencia única y su desarrollo constituye la búsqueda de la consciencia. Frances G. Wickes. The Inner World of Man

 

Los siete rayos son la suma total de la divina Consciencia, la Mente Universal; podrían ser considerados como las siete Entidades inteligentes a través de las cuales el plan se desarrolla. (Rayos I, p. 69)

 

Un rayo confiere, por medio de su energía, condiciones físicas peculiares y determina la cualidad de la naturaleza astral-emocional, colora el cuerpo mental, controla la distribución de la energía… Cada rayo actúa principalmente a través de uno de los centros y en los otros seis lo hace en orden específico. El rayo predispone a que el hombre tenga ciertas debilidades y fortalezas y es su principio limitador, dotándolo también de capacidad.

 

Rige el método de sus relaciones con otros tipos humanos, y es responsable de las reacciones de la forma hacia otras formas. Le colora, le imparte cualidad, le da su propia tonalidad en los tres planos de la personalidad y moldea su apariencia física. Ciertas actitudes de la mente son fáciles para un tipo de rayo y difíciles para otro… Algunas almas, debido al destino que les depara su rayo, se encuentran en determinados campos de actividad, y el campo definido de sus esfuerzos es relativamente el mismo durante muchas vidas… Desde el punto de vista de la psicología, es de gran importancia. (Rayos I, pp. 121-2) 

 

El énfasis que la iglesia pone en el cultivo de las virtudes, y los ocultistas en el

empleo del pensamiento simiente en la meditación… responden a un propósito valioso y

constructivo. La tan conocida verdad bíblica "como un hombre piensa en su corazón, así es

él", se basa en la misma comprensión fundamental, y la diferencia que existe entre el hombre

espiritual y el hombre mundano, de propósitos materialistas, consiste en que uno enfoca su

atención en el aspecto cualidad de la vida y el otro en el aspecto apariencia.

(Rayos I, p. 165)

 

Estas cualidades no son el resultado de la disciplina de la naturaleza emocional, sino

la reacción natural y automática del alma y la recompensa por haber logrado un alineamiento

definitivo. Estas dos cualidades del alma, serenidad y alegría, indican que el alma, el ego, el

Uno, que permanece sólo, controla o domina a la personalidad, a las circunstancias y a todas

las condiciones ambientales de la vida en los tres mundos. (Rayos II, pp. 163-4)

 

Resumen de las cualidades de los rayos

 

El resumen de lo que se ha dicho, que va a continuación, es necesariamente

imperfecto y permitirá ser ampliado infinitamente.

 

PRIMER RAYO DE VOLUNTAD O PODER

 

Virtudes especiales:

 

Fortaleza, valor, constancia y veracidad, proveniente de la absoluta falta de temor;

poder de gobernar, capacidad para captar las grandes controversias con amplitud de

criterio, y para manejar a los hombres y tomar decisiones.

 

Vicios del rayo:

 

Orgullo, ambición, versatilidad, inflexibilidad, arrogancia, deseo de dominar a los

demás, obstinación, ira.

 

Virtudes a adquirir:

 

Ternura, humildad, simpatía, tolerancia, paciencia.

 

A este rayo se le denomina correctamente el de poder, pero si fuera sólo poder sin

sabiduría ni amor, sería una fuerza destructiva y desintegradora. Sin embargo, cuando las

tres características están unidas se convierte en un rayo creador y regidor. Quienes

pertenecen a este rayo poseen mucha fuerza de voluntad, sea para el bien o para el mal, para

el bien cuando la voluntad es dirigida con sabiduría y el amor la ha convertido en altruismo.

 

El hombre que pertenece al primer rayo siempre "estará al frente" en su campo de actividad.

 

Puede ser el ladrón o el juez que lo condena, pero en cualquier caso se hallará a la cabeza de

su profesión. Es el dirigente nato en cualquier carrera pública, alguien en quien se puede

confiar y depender; defiende al débil y reprime la opresión, no teme a las consecuencias y es

totalmente indiferente a los comentarios. Por otra parte un primer rayo que no ha sido

modificado puede producir un hombre de naturaleza cruel, implacable e inflexible.

 

El hombre que pertenece al primer rayo es con frecuencia muy sentimental y

afectuoso, pero no lo expresa fácilmente; le agradan los fuertes contrastes y las grandes

masas de color, pero raras veces será un artista; le deleitan los grandes efectos orquestales y

los coros estrepitosos; si contrariamente su rayo está modificado por el cuarto, sexto o

séptimo, será un gran compositor. Algunos individuos que pertenecen a este rayo son sordos

a las tonalidades y otros padecen de daltonismo, y no distinguen los colores diáfanos. Un

hombre de este rayo distinguirá los colores rojo y amarillo, y confundirá irremediablemente

el azul, el verde y el violeta. El trabajo literario del hombre de primer rayo será enérgico y

mordaz, no le preocupará su estilo ni la prolijidad. Ejemplos de este tipo podrían ser Lutero,

Carlyle y Walt Whitman. Se dice que el mejor método que puede emplear el hombre de

primer rayo para curar enfermedades, será extraer salud y fuerza de la gran fuente de vida

universal por la fuerza de su voluntad, y derramarla sobre el enfermo. Por supuesto esto

presupone un previo conocimiento de los métodos ocultos.

 

El método característico de este rayo para emprender la gran Búsqueda se hará

mediante la fuerza de la voluntad. Un hombre de esta naturaleza podría, por así decirse,

arrebatar el reino de los cielos "por la violencia". Hemos observado que el dirigente nato

pertenece a este tipo de rayo, total o parcialmente. Produce el jefe supremo, como Napoleón

o Kitchener. Napoleón pertenecía al primero y cuarto rayos y Kitchener al primero y séptimo

rayos, otorgándole el séptimo su notable poder de organización.

 

EL SEGUNDO RAYO DE AMOR-SABIDURÍA

 

Virtudes especiales:

 

Calma, fuerza, paciencia y resistencia, amor a la verdad, lealtad, intuición,

inteligencia clara y temperamento sereno

 

Vicios del Rayo:

 

Excesiva concentración en el estudio, frialdad, indiferencia hacia los demás,

desprecio por las limitaciones mentales ajenas

 

Virtudes a adquirir:

 

Amor, compasión, altruismo, energía

 

A este rayo se le denomina el de la sabiduría, debido a su característico deseo de

adquirir conocimiento puro y alcanzar la verdad absoluta –es frío y egoísta si no ama, y es

inactivo si no posee poder. Si posee amor y poder, entonces tenemos el rayo de los Buddhas

y de los grandes instructores de la humanidad –aquellos que habiendo alcanzado la sabiduría

para emplearla en bien de los demás se entregan por entero a difundirla. El estudiante que

pertenece a este rayo está siempre insatisfecho de sus realizaciones más elevadas; no importa

cuán amplio sea su conocimiento, su mente permanece siempre fija en lo desconocido, en el

más allá y en las cumbres aún no escaladas.

 

El hombre de segundo rayo tendrá tacto y previsión; será un excelente embajador, un

destacado maestro o director de escuela; como hombre mundano tendrá una inteligencia

clara y sabia para tratar los asuntos que se le presentan y tendrá capacidad para inculcar a

otros el verdadero punto de vista de las cosas y hacerlas ver como él las ve; será un buen

hombre de negocios si su rayo está modificado por el cuarto, quinto y séptimo rayos. El

militar que pertenece a este rayo proyectará campañas inteligentes y preverá las

posibilidades; será intuitivo respecto al mejor camino a seguir y nunca pondrá

imprudentemente en peligro la vida de sus hombres. No será rápido en la acción ni muy

enérgico. El artista que pertenece a este rayo tratará siempre de enseñar por medio de su arte,

y sus cuadros tendrán un significado. Su trabajo literario será siempre instructivo. El método

para curar enfermedades del hombre de segundo rayo, será conocer a fondo el temperamento

del paciente y también la naturaleza de la enfermedad, a fin de aplicar su fuerza de voluntad

en forma eficaz.

 

El método característico para acercarse al Sendero consistirá en un concienzudo

estudio de las enseñanzas, hasta que sean parte de la conciencia del hombre, y no un mero

conocimiento intelectual, sino una regla espiritual de la vida, atrayendo así la intuición y la

verdadera sabiduría.

 

Un tipo indeseable de segundo rayo que se aboca a adquirir únicamente conocimiento

para sí mismo, es totalmente indiferente a las necesidades humanas. La previsión de un

hombre así degenerará en suspicacia, su calma en frialdad e inflexibilidad.

 

EL TERCER RAYO DE LA MENTE SUPERIOR

 

Virtudes especiales:

 

Amplio criterio respecto a todas las cuestiones abstractas, sinceridad de propósito,

intelecto claro, capacidad de concentrarse en estudios filosóficos, paciencia, cautela,

no le preocupan las trivialidades ni quiere preocupar a otros.

 

Vicios del rayo:

 

Orgullo intelectual, frialdad, aislamiento, inexactitud en los detalles, distracción,

obstinación, egoísmo, crítica excesiva respecto a los demás

 

Virtudes a adquirir

 

Simpatía, tolerancia, devoción, exactitud, energía, sentido común

Este es el rayo del pensador abstracto, del filósofo y del metafísico, del hombre que

se deleita en las matemáticas superiores pero, si no está modificado por un rayo práctico, no

se preocupará por tener al día su contabilidad. Tendrá una imaginación muy desarrollada;

por el poder de su imaginación captará la esencia de una verdad; su idealismo será con

frecuencia muy marcado, es soñador y teórico; debido a sus amplios puntos de vista y gran

cautela ve con la misma claridad todas las facetas de un asunto, lo cual a veces detiene su

acción. Será un buen hombre de negocios; como militar resolverá teóricamente los

problemas de táctica en su despacho, pero rara vez se destacará en el campo de batalla.

 

Como artista, su técnica no será refinada, pero sus temas serán fecundos en ideas y

despertarán interés. Amará la música, pero si no está influido por el cuarto rayo no será

compositor. Poseerá ideas fecundas en todos los sectores de la vida, pero es demasiado

impráctico para llevarlas a cabo.

 

El individuo que pertenece a este rayo es excesivamente despreocupado, desaseado,

ocioso e impuntual; no le importan las apariencias, pero si tiene el quinto como rayo

secundario, el sujeto cambiará totalmente. Los rayos tercero y quinto producen el historiador

perfecto y equilibrado, que capta ampliamente su tema y verifica con paciente exactitud

todos los detalles. Además los rayos tercero y quinto unidos, producen los grandes

matemáticos que se remontan a los niveles del pensamiento y a los cálculos abstractos y

pueden llevar los resultados obtenidos a la aplicación científica. El estilo literario del hombre

de tercer rayo es con demasiada frecuencia complicado e indefinido, pero esto cambia si está

influenciado por el primero, cuarto, quinto o séptimo rayos; bajo el quinto rayo será un

maestro de la pluma.

 

El método para curar enfermedades del hombre de tercer rayo consiste en emplear las

drogas extraídas de minerales o de hierbas que pertenecen al mismo rayo del paciente a

quien desea aliviar.

 

El método de emprender la gran Búsqueda que corresponde a este tipo de rayo es

reflexionando profundamente sobre líneas filosóficas o metafísicas, hasta llegar a

comprender el grandioso más Allá y la importancia que tiene hollar el Sendero que lo

conduce allí.

 

EL CUARTO RAYO DE ARMONÍA A TRAVÉS DEL CONFLICTO

 

Virtudes especiales:

 

Grandes afectos, simpatía, valor físico, generosidad, devoción, intelecto y percepción

Rápidos

 

Vicios del rayo:

 

Egocentrismo, preocupación, inexactitud, falta de valor moral, fuertes pasiones,

indolencia, extravagancia

 

Virtudes a adquirir:

 

Serenidad, confianza, autocontrol, pureza, altruismo, exactitud, equilibrio mental y

Moral

 

A este rayo se le denomina "el rayo de la lucha" porque en él las cualidades rajas

(actividad) y tamas (inercia) están, en forma extraña, tan equilibradas que la lucha entre

ambas quebranta la naturaleza del hombre de cuarto rayo; cuando el resultado es

satisfactorio se le denomina el "Nacimiento de Horus" o del Cristo, originado por la agonía

del dolor y el constante sufrimiento.

 

Tamas o inercia, produce apego a las comodidades y a los placeres, detesta causar

dolor y llega hasta la cobardía moral, la indolencia, y a dejar las cosas como están, a

descansar y a no pensar en el mañana. Rajas o actividad, es fogosa, impaciente e impulsa

siempre a la acción. Estas fuerzas opuestas de la naturaleza convierten la vida del hombre de

cuarto rayo en una perpetua lucha y desasosiego; las fricciones y las experiencias así

adquiridas traen una rápida evolución, pero el hombre puede fácilmente convertirse en un

héroe o en una nulidad.

 

Es el rayo del valiente capitán de caballería, indiferente a sus propios riesgos y a los

de sus seguidores. El hombre que pertenece a este rayo hará que renazca la esperanza

perdida, porque en los momentos de gran excitación es dominado totalmente por rajas o

actividad; es el rayo del arriesgado especulador y del tahúr, lleno de entusiasmo y proyectos,

fácilmente agobiado por el fracaso o el dolor, pero recuperándose rápidamente de sus reveses

e infortunios.

 

Es preeminentemente el rayo del color, del artista cuyo colorido es siempre

admirable, aunque sus dibujos muchas veces son defectuosos… El hombre de cuarto rayo

ama el color, y generalmente puede crearlo. Si no ha tenido entrenamiento como artista, con

toda seguridad el sentido del color se expresará en otra forma, como selección en el vestir y

en la decoración.

 

Las composiciones musicales de cuarto rayo están plenas de melodía, porque el

hombre que pertenece a este rayo ama la melodía. Como escritor o poeta, su trabajo será con

frecuencia brillante y abundarán las pintorescas descripciones pictóricas, pero serán

inexactas, exageradas y frecuentemente pesimistas. Por lo general se expresa bien y tiene

sentido del humor, pero, según su disposición de ánimo, pasará de una conversación brillante

a un silencio melancólico. Es una persona deliciosa y difícil de convivir con ella.

 

El mejor método para curar, del hombre que pertenece al cuarto rayo, es el masaje y

el magnetismo, utilizados con conocimiento.

 

El método de acercamiento al Sendero será por autocontrol, adquiriendo así el

equilibrio entre las fuerzas antagónicas de la naturaleza. El camino inferior y

extremadamente peligroso, es el del Hatha Yoga.

 

EL QUINTO RAYO DE LA MENTE INFERIOR

 

Virtudes especiales:

 

Declaraciones estrictamente exactas, justicia (sin clemencia), perseverancia, sentido

común, rectitud, independencia, intelecto agudo.

 

Vicios del Rayo:

 

Crítica mordaz, estrechez mental, arrogancia, carácter rencoroso, carente de

compasión, irreverente, lleno de prejuicios.

 

Virtudes a adquirir:

 

Reverencia, devoción, conmiseración, amor y amplitud mental.

 

Es el rayo de la ciencia y de la investigación. El hombre que pertenece a este rayo

poseerá un intelecto agudo, gran exactitud en los detalles y hará incansables esfuerzos para

llegar al origen de los detalles más pequeños y comprobar todas las teorías. Por lo general

será excesivamente veraz, explicará en forma lúcida los hechos, aunque a veces sea pedante

y canse debido a su obstinación en repetir menudencias triviales e innecesarias. Será

ordenado, puntual y eficiente; no le agradará recibir favores ni halagos.

 

Es el rayo del químico eminente, del electricista práctico, del ingeniero sobresaliente,

del gran cirujano. El estadista que pertenece al quinto rayo tendrá puntos de vista estrechos,

pero será excelente director de algún departamento técnico especial, aunque persona

desagradable para sus subordinados. El militar se adaptará más fácilmente a la artillería y a

la ingeniería. Es raro encontrar al artista en este rayo, a no ser que lo influyan, como rayos

secundarios, el cuarto y el séptimo. Aún así el colorido será apagado y las esculturas

carecerán de vida; la música, si es compositor, no será atractiva, aunque técnicamente

correcta en su forma. El estilo del escritor y orador será la claridad misma, pero carecerá de

vehemencia y esencia; frecuentemente se extenderá demasiado debido al deseo de decir todo

lo que puede sobre el tema que trata. Como cirujano será perfecto y sus mejores curaciones

serán hechas por medio de la cirugía y la electricidad.

 

El método de acercamiento al Sendero para los que pertenecen al quinto rayo es

mediante la investigación científica llevada al máximo, y la aceptación de las deducciones

extraídas.

 

EL SEXTO RAYO DE DEVOCIÓN

 

Virtudes especiales:

 

Devoción, concentración mental, amor, ternura, intuición, lealtad, reverencia.

 

Vicios del rayo:

 

Amor egoísta y celoso, depende demasiado de los demás, parcialidad, autoengaño,

sectarismo, superstición, prejuicios, conclusiones demasiado rápidas, arranques de

 

Virtudes a adquirir:

 

Fortaleza, autosacrificio, pureza, veracidad, tolerancia, serenidad, equilibrio, sentido

común.

 

A este rayo se le denomina el rayo de la devoción. El hombre que pertenece a este

rayo tiene instintos e impulsos religiosos y un intenso sentimiento personal, y no considera

nada equitativamente. Todo a sus ojos es perfecto o intolerable; sus amigos son ángeles, sus

enemigos el reverso. Sus puntos de vista, en ambos casos, no se basan en los méritos

intrínsecos de cada uno, sino en el modo con que la persona le atrae, o por la simpatía o

antipatía que demuestra hacia sus ídolos favoritos, sean estos concretos o abstractos, porque

es muy devoto a una persona o una causa.

 

Siempre debe tener un "Dios personal", una encarnación de la Deidad para adorar. El

mejor individuo de este tipo de rayos es el santo, el peor el intolerante y el fanático, el mártir

y el inquisidor típico. Todas las guerras religiosas o cruzadas, han sido originadas debido al

fanatismo de sexto rayo.

 

El hombre es frecuentemente de naturaleza benévola, pero puede enfurecerse y ser

irascible. Ofrendará su vida por el objeto de su devoción o veneración, pero no levantará un

dedo para ayudar a aquellos por quienes no siente simpatía. Como soldado odia la guerra,

pero muchas veces en el fragor de la batalla luchará como un poseído. Nunca será un gran

estadista ni hombre de negocios, pero puede ser un gran predicador y orador. Será el poeta

de las emociones (tal como Tennyson) y el autor de libros religiosos, en poesía o en prosa.

Siente devoción por la belleza, el color y todas las cosas agradables, pero no tendrá gran

capacidad productiva, a no ser que se halle influido por uno de los rayos de las artes

prácticas, el cuarto o el séptimo. Su música será melodiosa y frecuentemente compondrá

oratorias o música sacra.

 

El método de curación para el hombre de este rayo será por la fe y la oración.

El acercamiento al Sendero será a través de las plegarias y la meditación a fin de

lograr la unión con Dios.

 

EL SÉPTIMO RAYO DE ORDEN CEREMONIAL O MAGIA

 

Virtudes especiales:

 

Fortaleza, perseverancia, valor, cortesía, excesivamente detallista, confianza en sí

 

Vicios del rayo:

 

Formulismo, intolerancia, orgullo, estrechez mental, criterio superficial, excesivo

 

Virtudes a adquirir:

 

Comprensión de la unidad, amplitud mental, tolerancia, humildad, benevolencia,

 

Éste es el rayo del ceremonial por el cual el hombre se deleita de "todas las cosas

realizadas en forma decente y ordenada" y de acuerdo a reglas y precedentes. Del gran

sacerdote y el chambelán de la corte, del militar que es genio nato para la organización; del

administrador general, que vestirá y alimentará a sus tropas de la mejor manera posible; de la

perfecta enfermera que cuida los menores detalles, aunque a veces se inclina demasiado a no

considerar la idiosincrasia de los pacientes y trata de obligarlos a que se ajusten a una rutina.

Es el rayo de la forma, del perfecto escultor que ve y produce la belleza ideal, del

diseñador de hermosas formas y de los moldes de cualquier tipo; pero un hombre así no

tendría éxito como pintor, a no ser que ejerza influencia el cuarto rayo. La combinación del

cuarto con el séptimo rayo podría dar el tipo más elevado de artista, la forma y el color

serían sublimes. El trabajo literario del hombre que pertenece al séptimo rayo será notable

por su estilo super refinado, y como escritor se preocupará más por la forma que por el tema

de su trabajo, pero poseerá fluidez para escribir y hablar. El hombre de séptimo rayo será

frecuentemente sectario; se deleitará con los ceremoniales y las fiestas de guardar, las

grandes procesiones y espectáculos, los desfiles navales y militares, el estudio del árbol

genealógico y las reglas de precedencia.

 

El individuo indeseable que pertenece al séptimo rayo es supersticioso; un hombre de

esta naturaleza se preocupará por las premoniciones, los sueños, las prácticas ocultistas y los

fenómenos espiritistas. El individuo deseable de este rayo tiene la absoluta intención de

hacer lo correcto, pronunciar la palabra correcta en el momento oportuno, de allí su gran

éxito social.

 

Los métodos de curación para el hombre de séptimo rayo serán aplicar con extrema

exactitud el tratamiento ortodoxo para curar la enfermedad. La práctica del Yoga no le

ocasiona males físicos.

 

Se acercará al Sendero cumpliendo las reglas de la práctica y el ritual, y puede

fácilmente evocar y controlar las fuerzas elementales. (Rayos I, pp. 168-77)

 

Los diversos tipo de seres humanos que pertenecen a uno de los siete rayos, tienen

cada uno su modo específico de hacerlo. (Rayos II, p. 70)

 

Debe recordarse que, cuando se consideran los métodos de apropiación de los siete

rayos y las etapas opuestas, tratamos con energías. Los estudiantes ocultistas deben pensar y

trabajar acrecentadamente en términos de energía. Se dice esotéricamente que estas energías

"tienen efectos impulsores, atracciones magnéticas y actividades enfocadas"… Tienen sus

propias cualidades y características específicas, las cuales determinan la naturaleza de las

formas construidas, la cualidad de la vida expresada en cualquier época o encarnación, la

extensión del ciclo de vida y la aparición o desaparición de cualquiera de los tres aspectos de

la forma. Breves párrafos serán suficientes para definir cada una de las etapas de

apropiación…:

 

Primer Rayo. La Energía de la Voluntad o Poder

 

El Aspecto Destructor

 

De las almas que pertenecen a este rayo se dice ocultamente "que vienen a la

encarnación por la violencia". Se apropian dinámicamente de lo que necesitan. No

tienen dificultades para satisfacer sus deseos. Permanecen solas en un aislamiento

orgulloso, vanagloriándose de su fuerza y de su impiedad. Estas cualidades deben ser

transmutadas por el inteligente empleo del poder que les hace factores poderosos para

el Plan y centros magnéticos de fuerzas, reuniendo a su alrededor trabajadores y

fuerzas…

 

Segundo Rayo. La Energía de Amor-Sabiduría

 

Las almas que pertenecen a este rayo emplean el método de reunir o juntar. El alma

emite una vibración…, y esa vibración afecta su medio ambiente y atrae al punto

central de energía los átomos de sustancia de los tres planos… Cuando las almas que

pertenecen a este rayo vienen a la encarnación por medio del deseo, atraen. Son más

magnéticas que dinámicas; son constructivas y trabajan en esa línea que, dentro de

nuestro universo, constituye para todas las vidas y formas la línea de menor

 

Tercer Rayo. La Energía de la Inteligencia Activa

 

Así como codicia y atracción son los términos aplicables a los métodos empleados en

los dos primeros rayos, el proceso de "manipulación selectiva" es la característica de

este tercer rayo. Este método es totalmente diferente en su técnica de los dos

mencionados anteriormente. Podría decirse que la tónica que genera la actividad

iniciada por las almas de este rayo es de tal índole, que los átomos de los distintos

planos se mueven como si respondieran conscientemente a un proceso selectivo. La

actividad vibratoria del alma se hace sentir, y los átomos van llegando desde puntos

ampliamente diferentes en respuesta a cierta cualidad de la vibración. Es mucho más

selectiva que en el caso del segundo rayo…

 

Una parte de esta sustancia está electrificada dinámicamente, y los egos del primer

rayo eligen de ese material el que necesitan en los tres mundos. Otro tipo de sustancia está

electrificada magnéticamente, y los egos de segundo rayo seleccionan lo que necesitan de

ella, en tiempo y espacio, a fin de manifestarse. El tercer tipo de sustancia está electrificada

difusamente (no conozco otra palabra mejor para expresar la idea), y los egos de tercer rayo

extraen de ella la cantidad necesaria de sustancia con la cual construyen las formas para

manifestarse. (Rayos II, pp. 73-5)

 

Cada uno de los tres grandes rayos tiene una forma particular de enseñar la verdad a

la humanidad, lo cual es su contribución excepcional y el modo de desarrollar al hombre

mediante un sistema o técnica, cualificado por la cualidad del rayo que es por lo tanto

específico y excepcional… Los métodos para esta enseñanza grupal [son]:

 

Rayo I …….... Expresión superior ……... La ciencia de los estadistas y de los gobiernos

Expresión inferior …….... La política y la diplomacia moderna

 

Rayo II …….. Expresión superior ……... El proceso de la iniciación, tal como la enseña la

Jerarquía de adeptos.

Expresión inferior …….... La religión

 

Rayo III ……. Expresión superior ……... Los medios de comunicación o interacción. La

radio, el teléfono, el telégrafo y el transporte

Expresión inferior …….... El empleo y la distribución del dinero y del oro.

 

Rayo IV ……. Expresión superior ……... El trabajo masónico basado en la formación de

la jerarquía y relacionado con el segundo rayo.

Expresión inferior …….... La construcción arquitectónica. El planeamiento

moderno de las ciudades.

 

Rayo V …….. Expresión superior ……... La ciencia del alma. La psicología esotérica.

Expresión inferior …….... Los sistemas educativos modernos y la ciencia

 

Rayo VI ……. Expresión superior ……... El cristianismo y las religiones diversas.

(Obsérvese aquí la relación que tienen con el

segundo Rayo).

Expresión inferior …….... Las iglesias y las religiones organizadas

 

Rayo VII ….... Expresión superior ……... Todo tipo de magia blanca

Expresión inferior …….... El espiritismo "fenoménico".

(Rayos I, p. 62)

 

…La[s] reacción[es] de estos siete tipos de rayos en el proceso de la

Individualización (Proceso de identificación con la forma)… si son correctamente

comprendidas, proporcionarán la clave de la nueva psicología. (Rayos II, p. 41)

El espíritu individualizado se expresa a través de los diversos tipos de rayo de la

manera siguiente:

 

Primer Rayo:

 

La centralización dinámica

La energía destructor

El poder egoísta

El desamor

El aislamiento

La ambición de poder y autoridad

El deseo de dominar

La fortaleza y la propia voluntad expresadas

 

Que conducen a:

 

El empleo dinámico de la energía para desarrollar el Plan

El empleo de las fuerzas destructoras a fin de preparar el camino para los

Constructores

La voluntad al poder con el fin de colaborar

La comprensión del poder como la mejor arma del amor

La identificación con el ritmo del todo

La extinción del aislamiento

 

Segundo Rayo:

 

El poder de construir para fines egoístas

La capacidad de sentir el Todo y permanecer apartado

El cultivo de un espíritu separatista

La luz oculta

La realización del deseo egoísta

El anhelo por el bienestar material

El egoísmo y la subordinación de todos los poderes del alma a ese fin,

 

Que conducen a:

 

La construcción inteligente de acuerdo al Plan

La inclusividad

El anhelo por obtener la sabiduría y la verdad

La sensibilidad al Todo

La renunciación a la gran herejía de la separatividad

La revelación de la luz

La verdadera iluminación

El empleo correcto del lenguaje por la sabiduría adquirida

 

Tercer Rayo:

 

La manipulación de la fuerza por medio del deseo egoísta

El empleo inteligente de la fuerza con un móvil erróneo

La intensa actividad material y mental

La aplicación de la energía como un fin en sí misma

El anhelo de obtener gloria y belleza para objetivos materiales

El sumergimiento en el espejismo, ilusión y maya

 

Que conducen a:

 

La manipulación de la energía, a fin de revelar la belleza y la verdad

El empleo inteligente de las fuerzas para el desarrollo del Plan

La actividad rítmica ordenada en colaboración con el Todo

El deseo de obtener la correcta revelación de la divinidad y de la luz

La adhesión a la correcta acción

La revelación de la gloria y la buena voluntad

 

Cuarto Rayo:

 

La confusa lucha

La comprensión de lo que es superior e inferior

La oscuridad que precede a la expresión de la forma

El ocultamiento de la intuición

El sentimiento de la desarmonía y de la colaboración con la parte y no con el todo

La identificación con la humanidad, la cuarta Jerarquía Creadora

El indebido reconocimiento de lo que produce la palabra

La sensibilidad anormal a lo que es el no-yo

Los continuos puntos de crisis

 

Que conducen a:

 

La unidad y la armonía

La evocación de la intuición

El correcto juicio y la razón pura

La sabiduría que se expresa por intermedio del Ángel de la Presencia

 

Quinto Rayo:

 

La energía de la ignorancia

La crítica

El poder de razonar y destruir

La separación mental

El deseo de conocimiento, que conduce a la actividad material

El análisis detallado

El materialismo intenso y la momentánea negación de la Deidad

La intensificación del poder de aislar

La implicación que produce el énfasis erróneo

Los distorsionados puntos de vista sobre la verdad

La devoción mental a la forma y a su actividad

La teología

 

Que conducen a:

 

El conocimiento de la realidad

La comprensión del alma y sus potencialidades

El poder de reconocer y hacer contacto con el Ángel de la Presencia

La sensibilidad a la Deidad, la luz y la sabiduría

La devoción espiritual y mental

El poder de recibir la iniciación (este punto es de verdadera importancia)

 

Sexto Rayo:

 

La violencia. El fanatismo. La adhesión volitiva a un ideal

La ceguera

La militancia y la tendencia a producir dificultades en las personas y los grupos

El poder de ver sólo el punto de vista propio

La suspicacia respecto a los móviles del semejante

La reacción rápida al espejismo y a la ilusión

La devoción emocional y el idealismo confuso

La actividad vibratoria entre los pares de opuestos

La intensa capacidad de ser personal y hacer resaltar las personalidades

 

Que conducen a:

 

El idealismo incluyente y dirigido

La constante percepción por medio de la expansión de la consciencia

La reacción y la simpatía con el punto de vista de los demás

La disposición a ver que el trabajo de otros progresa en la dirección elegida

La elección del camino medio

La paz y no la guerra. El bien del Todo y no de la parte

 

Séptimo Rayo:

 

La magia negra, o el empleo de los poderes mágicos para fines egoístas

El poder de "permanecer a la expectativa" hasta que emerjan los valores egoístas

El desorden y el caos por la comprensión errónea del Plan

El empleo erróneo del lenguaje para lograr el objetivo elegido

La falta de veracidad

La magia sexual. La perversión egoísta de los poderes del alma

 

Que conducen a:

 

La magia blanca: el empleo de los poderes del alma para fines espirituales

La identificación de uno mismo con la realidad

El correcto orden por medio de la correcta magia.

El poder de colaborar con el Todo

La comprensión del Plan

El trabajo mágico de la interpretación

La manifestación de la divinidad

Un detenido estudio de las frases citadas, que demuestra las principales expresiones

erróneas y correctas de la fuerza de rayo, ayudará al estudiante a comprender con exactitud

su propia naturaleza de rayo. (Rayos II, pp. 44-6)

 

Las cualidades de los siete Rayos y el Plan para el hombre

 

Cada uno de los siete tipos de rayo actuará de la manera siguiente…:

 

Primer Rayo. Los servidores que pertenecen a este rayo, si son discípulos

entrenados… trabajan imponiendo la Voluntad de Dios en la mente de los hombres. Lo

hacen mediante el poderoso impacto de las ideas sobre las mentes y acentuando los

principios regentes que la humanidad debe asimilar…

 

Segundo Rayo. Los servidores de este rayo piensan, meditan sobre las ideas nuevas

asociadas con el Plan y las asimilan, y por el poder de su atractivo amor, reúnen a quienes se

hallan en esa etapa de evolución que les permite responder a la medida y ritmo de dicho

Plan. Por lo tanto, seleccionarán y entrenarán a quienes puedan introducir más

profundamente la idea en la masa humana…

 

Tercer Rayo. Los servidores de este rayo tienen… la función especial de estimular el

intelecto de la humanidad, agudizándolo e inspirándolo. Actúan en la manipulación de ideas,

a fin que hoy sean captadas con más facilidad por la masa de hombres y mujeres inteligentes

del mundo, cuya intuición aún no ha despertado…

 

Cuarto Rayo. Este rayo no se halla actualmente en encarnación y, por lo tanto, pocos

egos del cuarto rayo hay disponibles para dedicarse a servir mundialmente. Sin embargo,

existen innumerables personalidades de cuarto rayo… La principal tarea del aspirante que

pertenece al cuarto rayo consiste en armonizar las nuevas ideas con las antiguas… Hay

quienes "contemporizan equilibradamente" y adaptan lo nuevo y lo viejo para que se

conserve el verdadero canon…

 

Quinto Rayo. Los servidores de este rayo… investigan la forma a fin de encontrar la

idea oculta, su poder motivador y, con este fin, trabajan con las ideas, comprobando si son

verdaderas o falsas… Llevan a los hombres hacia el mundo de significados; sus

descubrimientos pondrán fin, oportunamente, a la presente época de desocupación; sus

inventos y mejoras, anexados a la creciente idea de la interdependencia grupal (el principal

mensaje del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo), mejorarán con el tiempo las

condiciones humanas para que pueda sobrevenir una era de paz y sosiego…

 

Sexto Rayo. El efecto que ha tenido la actividad de este rayo… ha sido entrenar a la

humanidad en el arte de reconocer los ideales, los anteproyectos de las ideas. El trabajo

principal… es aprovechar la tendencia que ha desarrollado la humanidad para reconocer las

ideas, y… entrenar a los pensadores del mundo en un deseo tan ardiente hacia lo bueno, lo

verdadero y lo bello, que la idea… deba materializarse … y revestirse con una forma en la

tierra…

 

Séptimo Rayo. Este rayo proporciona hoy un necesario y activo grupo de discípulos

que ansían ayudar al Plan. Su trabajo se efectúa lógicamente en el plano físico. Pueden

organizar el ideal evocado que personificará la idea de Dios y darle forma en la tierra, en la

medida en que la humanidad y la época sean capaces de evidenciarla… Debe[n] pronunciar

esas palabras de poder que constituyen una palabra grupal, y contienen la aspiración del

grupo en un movimiento organizado, que como se verá, es muy distinto de una organización.

(Rayos II, pp. 118-22)

 

A pesar de que somos incapaces de percibir el alcance total del Plan en su enorme

misterio, al menos podemos saber algo acerca de él y percibir sus amplias líneas y,

especialmente, la dirección en que evoluciona, y así reconocer que es la dirección del bien

mayor. ¡Esto es lo que cuenta! Nuestro primer objetivo no es discernir el punto de llegada,

sino situarnos en la corriente correcta, sobre el camino correcto. Aquí también, y sobre todo

aquí, se requiere sabiduría para entretejer armónicamente el plan individual en el Plan

Universal; y hace falta voluntad para mantener un firme control del timón y proceder en un

curso recto. Dr. Roberto Assagioli. The Act of Will

 

Los espejismos de los rayos

 

El problema del individuo se complica por ciertas tendencias heredadas de la familia,

de la nación y de la raza, que afectan poderosamente al cuerpo físico en sus dos aspectos,

produciendo muchos tipos de espejismo. También le afectan ciertas ideas heredadas,

constituyendo las formas mentales que personifican el método por el cual la familia, la

nación y la raza, se acercan a la verdad, produciendo poderosas ilusiones ante las cuales

sucumbe fácilmente el individuo. Existen además las afluyentes fuerzas del signo por el que

transita el sol, tales como las actuales condiciones mundiales, debido a que nuestro sol está

entrando en un nuevo signo del zodíaco. Por lo tanto, nuevas y poderosas energías están

actuando sobre la humanidad, produciendo efectos en los tres cuerpos, evocando espejismos

en la naturaleza emocional e ilusiones en la naturaleza mental. Los que son propensos al

espejismo hoy llegan a ser conscientes de una acentuada dualidad. Como podrán comprobar,

el tema es vasto y esta ciencia de las influencias psicológicas y los resultados de su impacto

sobre el mecanismo humano se hallan todavía en la infancia. Sin embargo, he indicado lo

suficiente como para despertar interés e iniciar la investigación en este nuevo campo de la

actividad psicológica.

 

Volveremos a considerar los innumerables tipos de espejismo producidos por ciertos

tipos de rayos y relacionados con ellos.

 

RAYO I

 

El espejismo de la fuerza física

El espejismo del magnetismo personal

El espejismo de la autocentralización y la potencia personal

El espejismo del "uno en el centro"

El espejismo de la ambición personal egoísta

El espejismo del líder, del dictador y del control ilimitado

El espejismo del complejo mesiánico en el campo de la política

El espejismo del destino egoísta, el derecho divino que los reyes exigen en

forma personal

El espejismo de la destrucción

El espejismo del aislamiento, de la soledad y del retraimiento

El espejismo de la voluntad impuesta –en otros y en grupos

 

RAYO II

 

El espejismo del amor de ser amado

El espejismo de la popularidad

El espejismo de la sabiduría personal

El espejismo de la responsabilidad egoísta

El espejismo de una comprensión muy completa, que impide actuar

correctamente

El espejismo de la propia conmiseración, espejismo básico de este rayo

El espejismo de la necesidad mundial, y del complejo mesiánico en el mundo

religioso

El espejismo del temor, basado en una indebida sensibilidad

El espejismo del autosacrificio

El espejismo del altruismo egoísta

El espejismo de la propia satisfacción

El espejismo del servicio egoísta

 

RAYO III

 

El espejismo de estar ocupado

El espejismo de la colaboración con el Plan, en forma individual y no grupal

El espejismo del planeamiento activo

El espejismo del trabajo creador, sin motivo verdadero

El espejismo de las buenas intenciones, las básicamente egoístas

El espejismo de "la araña en el centro"

El espejismo de "Dios en la máquina"

El espejismo de la constante e incierta manipulación

El espejismo de la propia importancia, desde el punto de vista del

conocimiento y eficiencia

 

RAYO IV

 

El espejismo de la armonía, persiguiendo la comodidad y la satisfacción

personales

El espejismo de la guerra

El espejismo del conflicto, con el objetivo de imponer la rectitud y la paz

El espejismo de una vaga percepción artística

El espejismo de la percepción psíquica en vez de la intuición

El espejismo de la percepción musical

El espejismo de los pares de opuestos, en su sentido superior

 

RAYO V

 

El espejismo del materialismo, de la sobreestimación de la forma

El espejismo del intelecto

El espejismo del conocimiento y de la definición

El espejismo de estar totalmente seguro, basado en un estrecho punto de vista

El espejismo de la forma que oculta la realidad

El espejismo de la organización

El espejismo de lo externo, que oculta lo interno

 

RAYO VI

 

El espejismo de la devoción

El espejismo de la adhesión a las formas y a las personas

El espejismo del idealismo

El espejismo de la lealtad y del credo

El espejismo de la respuesta emocional

El espejismo del sentimentalismo

El espejismo de la interferencia

El espejismo de los pares de opuestos inferiores

El espejismo de los Salvadores e Instructores del Mundo

El espejismo de la visión ilimitada

El espejismo del fanatismo

 

RAYO VII

 

El espejismo del trabajo mágico

El espejismo de la relación de los opuestos

El espejismo de los poderes subterrenales

El espejismo de aquello que une

El espejismo del cuerpo físico

El espejismo de lo misterioso y secreto

El espejismo de la magia sexual

El espejismo del surgimiento de las fuerzas manifestadas

He enumerado aquí muchos espejismos. Aunque forman legión, no he abarcado de

ninguna manera las posibilidades en el campo del espejismo.

(ESP, pp. 96-8)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk