• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Naturaleza de la Realidad: El futuro

La Vida Una, que se manifiesta a través de la materia, produce un tercer factor que es la conciencia. Esta conciencia, resultado de la unión de los dos polos, espíritu y materia, constituye el alma de todas las cosas; compenetra toda sustancia o energía objetiva; subyace en todas las formas, ya sea la de esa unidad de energía que llamamos átomo o la de un hombre, un planeta o un sistema solar. Esta es La Teoría de la Autodeterminación, o la enseñanza de que todas las vidas -de las cuales está formada la Vida una, cada una en su esfera y modo de ser- se embeben en la materia, por así decirlo, y asumen formas por cuyo intermedio su peculiar y específico estado de conciencia puede ser comprendido y su vibración estabilizada; así pueden conocerse a sí mismas como existencias. Nuevamente la Vida una se convierte, entonces, en una entidad estabilizada y consciente mediante el sistema solar, siendo, por lo tanto, esencialmente la suma total de energías de todos los estados de conciencia y de todas las formas de existencia. Lo homogéneo se vuelve heterogéneo, y sin embargo permanece siendo una unidad; el uno se manifiesta en diversidad, y no obstante, es inmutable; la unidad central es conocida en tiempo y espacio como respuesta y diferenciada, y sin embargo, cuando no existan tiempo y espacio (pues no son más que estados de conciencia), sólo permanecerá la unidad y únicamente persistirá el espíritu, además de una acrecentada acción vibratoria y la capacidad para intensificar la luz cuando retorne el ciclo de manifestación.

 

 

Dentro de la pulsación vibratoria de la Vida una en manifestación, todas las vidas

inferiores repiten el proceso del ser, dioses, ángeles, hombres y miríadas de vidas que se

expresan mediante las formas de los reinos de la naturaleza y las actividades del proceso

evolutivo; todo llega a ser autocentrado y autodeterminado.

(Tratado sobre Magia Blanca, p. 19)

 

Todas las almas son iguales a la Superalma

 

1. El Logos del sistema solar es el Macrocosmos. El hombre es el microcosmos.

 

2. El alma es un aspecto de todas las formas de vida desde un Logos hasta un átomo.

 

3. La relación que existe entre todas las almas y la Superalma es la base científica de

la creencia en la Fraternidad. La Fraternidad es una realidad de la naturaleza, no

un ideal.

 

4. La Ley de Correspondencia explica los detalles de esta relación. Esta Ley de

Correspondencia o Analogía interpreta el sistema y explica al hombre la

existencia de Dios.

 

5. Así como Dios es el Macrocosmos para todos los reinos de la naturaleza, así

también el hombre es el macrocosmos para todos los reinos infrahumanos.

 

6. La meta para la evolución del átomo es la autoconciencia, tal como se demuestra

en el reino humano.

 

La meta para la evolución del hombre es la conciencia grupal, así como lo

manifiesta un Logos planetario.

La meta para el Logos planetario es la conciencia de Dios, tal como lo expresa el

Logos solar.

 

7. El Logos solar es la suma total de todos los estados de conciencia dentro del

sistema solar. (Tratado sobre Fuego Cósmico, p. 36)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk