• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Leyes y Principios de la Psicología II

Me refiero a las leyes y procuro formularlas inteligentemente, pero en realidad estoy considerando esos impulsos divinos que emanan de un Creador cósmico y se convierten en leyes a medida que producen efectos en la materia del espacio, sin hallar allí prácticamente ninguna resistencia. Otros impulsos divinos que fluyen cíclicamente no han tenido hasta ahora, una vibración tan fuerte y, por lo tanto, no han sido tan poderosos como la vibración de la sustancia afectada y combinada. A estos impulsos los denominamos espirituales y esperamos ver establecidos como leyes de la nueva era, los cuales reemplazarán o se fusionarán con las leyes actuales del universo. Unidos traerán el nuevo mundo sintético. (Magia Blanca, p. 378)

 

La palabra “ley”, tal como se entiende comúnmente, da la idea de sometimiento a una actividad reconocida como inexorable e inflexible, pero que no es comprendida por el que está sujeto a ella; abarca, desde cierto punto de vista, la actitud de la unidad sumergida en el impulso grupal, y la incapacidad de la misma para cambiar el impulso o eludir la consecuencia; produce inevitablemente en la conciencia del hombre que considera estas leyes, el sentimiento de ser una víctima. impelida

 

como una hoja a merced del viento, hacia un fin, del cual sólo es posible especular, regido por una fuerza que actúa aparentemente, ejerciendo una presión ineludible y produciendo resultados grupales a expensas de la unidad.

 

Esta actitud mental se produce inevitablemente, hasta que la conciencia del hombre puede expandirse a tal grado que llega a ser consciente de cuestiones más importantes. (Magia Blanca, p. 21)

 

Definiciones

 

Ley: Regla necesaria u obligatoria – Acta de la autoridad soberana que arregla,

ordena, permite o defiende – Conjunto de estas actas – Enunciado de una

propiedad física verificada de manera precisa – Obligación de la vida social.

 

Principio: Comienzo, origen, fuente – elemento constitutivo de las cosas materiales –

Regla de conducta, manera de ver – Ley con carácter general rigiendo un

conjunto de fenómenos verificada por la exactitud de sus consecuencias –

Proposición admitida como base de una ciencia, de un arte, etc...

 

Cualquier momento o culminación de la decisión, por parte del Señor del Mundo,

instituye una nueva ley y pone en actividad nuevas energías. Las leyes sólo son condiciones

inalterables producidas por la actividad, la orientación y los pensamientos decisivos, que

emanan de Aquel en Quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, así como la

actividad, la orientación y el pensamiento del ser humano conducen a las células y los

átomos de su cuerpo en las líneas que él desea... No podemos eludir estas energías, pero –

en forma misteriosa y peculiar – el Logos planetario las dirige o las retiene de acuerdo a la

reconocida necesidad planetaria de la época.

(El Discipulado en la Nueva Era, Tomo II, p. 64)

 

Todo cambio en la vida humana está supeditado a leyes inmutables, si es permitida

una afirmación tan paradójica. Al tratar de descubrir esas leyes a fin de adaptarse a ellas, el

esoterista empieza a neutralizar el karma, y de esta manera no colora la luz astral. El único

método por el cual estas leyes pueden todavía ser comprendidas por los muchos interesados,

es por un estudio detenido de las vicisitudes de la existencia diaria, durante un largo periodo

de años. Por las características sobresalientes de un ciclo de diez años, por ejemplo, cuando

se las compara con las de un ciclo similar, posterior o anterior, el estudiante puede calcular

aproximadamente la tendencia de los asuntos y guiarse por ello.

(Magia Blanca, p. 70-71)

 

Principio es aquello que encarna algún aspecto de la verdad en que está basado

nuestro sistema; es la infiltración, en la conciencia del hombre, de una pequeña parte de la

idea sobre la que nuestro Logos fundamenta todo lo que hace. La base de toda acción logoica

es amor en actividad, y la idea fundamental sobre la cual Él basa la acción, conectada con la

Jerarquía humana, es el poder del amor que impele hacia adelante – llámese evolución, si

desean, o impulso inherente, si prefieren, pero es amor que causa movimiento e impulsa a la

consumación. Es el impulso impelente de uno y todos hacia una mayor expresión. De allí

que este principio debería ser la base de toda actividad, y si la dirección de las organizaciones

menores estuviera fundada sobre el amor que conduce a la actividad, crearía en todos sus

miembros una urgencia divina, que análogamente los impelerá a una expresión más plena, a

una plenitud más adecuada y a un mayor y satisfactorio esfuerzo.

(Magia Blanca, p. 94)

 

Los principios que rigen al yo superior y tratan del aspecto amor o sabiduría. Estos

nos conciernen ahora, y la mitad de las dificultades del mundo surgen en la actualidad

porque estos principios más elevados, teniendo que ver con el amor o la sabiduría en toda su

plenitud, recién están empezando a ser comprendidos por el vulgo. Debido al rápido

reconocimiento de su veracidad y de la tentativa de convertirlos en hechos, sin haber

realizado un previo reajuste del medio ambiente a esos ideales, provienen los frecuentes

choques y luchas entre los que están motivados por los principios que rigen a la personalidad

y quienes lo están por los que gobiernan al yo superior. Hasta que un mayor porcentaje de la

raza no se rija por la conciencia del alma, esta lucha será inminente e inevitable. Cuando el

plano emocional esté dominado por el intuicional, sobrevendrá entonces la comprensión

(Magia Blanca, p. 95)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk