• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Vida - Conciencia – Apariencia, la triplicidad de la Manifestación

LA TRIPLICIDAD DE LA MANIFESTACION

 

"Para el pensador común de hoy los términos, espíritu, alma y cuerpo, representan el cúmulo de las manifestaciones divinas, tanto en la deidad del universo como en esa divinidad menor, el hombre mismo. Dado que este tratado (Tratado sobre Magia Blanca) está destinado al ser humano pensador y no a los teólogos cristalizados ni a los científicos que prefieren las teorías, utilizaremos la acostumbrada terminología y trataremos de comprender qué fundamento han tenido las frases con que el hombre ha tratado de explicar a Dios Mismo:

 

"Dios es espíritu y quienes Lo adoran deben adorarlo en espíritu y en verdad", afirma una de las escrituras del mundo. "El hombre se convirtió en un alma viviente", dice en otro lugar la misma Escritura. "Ruego a Dios que vuestro entero espíritu, alma y cuerpo puedan mantenerse intachables", dijo un gran iniciado de la Logia Blanca; y el más grande de todos, presente

 

aún en forma física en la tierra, repitió las palabras de un sabio anterior, cuando dijo: "He dicho que Dioses sois y todos hijos del Altísimo". En estas palabras la triplicidad del hombre, su divinidad y relación con la vida en Quien vive, se mueve y tiene su ser, son tratados brevemente desde el punto de vista cristiano, y todas las grandes religiones, en frases análogas, se ocupan de esa relación.

 

  1. Espíritu, Vida, Energia

 

La palabra espíritu se aplica a ese impulso o Vida indefinible, sutil y esencial, causa de toda

manifestación. Es el aliento de Vida y esa afluencia rítmica de energía vital, que a su vez se

manifiesta como fuerza atractiva, conciencia o alma, siendo la suma total de la sustancia atómica. Es

la correspondencia o analogía, en la gran Existencia o Macrocosmos, de lo que en la pequeña

existencia o microcosmos, constituye el factor vital inspirador, denominado la vida del hombre; lo

indica el aliento en su cuerpo, el cual se abstrae o retira cuando termina el curso de su vida".

(Tratado sobre Magia Blanca, p. 29-30)

 

B. El Alma, el Mediador o Principio medio.

"Existen dos ángulos o puntos de vista, desde donde se debe comprender la naturaleza del

alma; uno es el aspecto del alma en relación al cuarto reino de la naturaleza, es decir, el humano; el

otro, es el de los reinos subhumanos, los cuales, como se recordará, son reflejo de los tres superiores.

Debería recordarse que el alma de la materia, el ánima mundi, es el factor sensible en la

sustancia misma. La respuesta de la materia en todo el universo, y esa facultad innata en todas las

formas, desde el átomo físico hasta el sistema solar astronómico, produce la innegable actividad

inteligente que todas las cosas manifiestan. Se la puede denominar energía atractiva, coherencia,

sensibilidad, vivencia, percepción o conciencia, pero quizás más iluminador seria decir que el alma

es la cualidad manifestada por todas las formas. Es ese algo sutil que diferencia un elemento de otro,

un mineral de otro. Es la intangible naturaleza esencial de la forma, que en el reino vegetal determina

si germinará una rosa o una colifor, un olmo o un berro; es ese tipo de energía que diferencia las

variadas especies del reino animal y hace que un hombre sea distinto de otro en aspecto, naturaleza y

carácter. El científico ha clasificado, investigado y analizado las formas; se han seleccionado y

adjudicado nombres a los elementos, a los minerales, a las formas de vida vegetal y a las distintas

especies de animales; se ha estudiado la estructura de las formas y la historia de su progreso

evolutivo y se han hecho deducciones y llegado a conclusiones, pero la solución del problema de la

vida misma, escapa aún al más sabio, y hasta la comprensión de la "trama de la vida" o cuerpo de

vitalidad, que fundamenta toda forma y vincula a cada parte de una forma con todas las demás, no

sea conocida y reconocida como realidad en la naturaleza, el problema quedará insoluble".

(Tratado sobre Magia Blanca, p. 36-7)

 

  1. El Cuerpo, la Apariencia Fenoménica.

 

"No es necesario extendernos mucho sobre esto, pues la naturaleza corporal y aspecto

forma han sido el objeto de investigación y el tema de reflexión y discusión de los pensadores

durante muchos siglos. Gran parte de sus conclusiones son básicamente correctas".

(Tratado sobre Magia Blanca, p. 4

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk