• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Las Fórmulas y Puntos de Revelación

Ahora llegamos a la segunda de las grandes Fórmulas que dan al iniciado la clave para la próxima etapa de su trabajo. Estas curiosas y antiguas series de frases o símbolos, están dotadas de poder, debido a la potencia de las mentes que cavilaron sobre ellas, construyeron formas mentales de las mismas y las utilizaron como modos o métodos para enfocar la luz triádica en la personalidad. Llamaré la atención sobre la forma de exponer estas frases. Las fórmulas no liberan la luz del alma en la mente atenta expectante, sino la luz del fuego eléctrico (no el fuego solar) en la personalidad integrada, para que el entero hombre -que se ha convertido en el mecanismo dirigido de la mónada- sea bañado con este tipo superior de energía -un aspecto de la energía de la voluntad relacionada con el cumplimiento del propósito divino. En consecuencia se darán cuenta que para ustedes sólo es posible captar las significaciones más evidentes de estas fórmulas y luego esperar el momento en que el desarrollo interno justifique una nueva forma de interpretarlas.

El discípulo ve las fórmulas grabadas en placas de un metal desconocido, descriptas en la página 222. Están formadas por una serie de líneas que se unen en un círculo dentro de un cuadrado, tal como lo exponen los diagramas: 

 

En forma curiosa este antiguo símbolo se refiere a la naturaleza emocional y, por lo tanto, a la conciencia atlante, lo cual señala la base para el progreso, fuerza sutil que subyace en las "banderas de cada nación". Las banderas son los símbolos de la devoción de un pueblo a su suelo nacional y a sus objetivos espirituales nacionales. Lógicamente, han sido tergiversados para que signifiquen separatividad, egoísmo y patriotismo nacionales, pero detrás de la bandera hay un punto de poder que es el punto de inspiración para el alma del pueblo. Pero no "es el punto que va hacia el círculo de la vida del pueblo"; hasta ahora sólo tenemos el cuadrado de las reacciones de la personalidad del pueblo y las líneas de su acercamiento evolutivo a una conciencia más profunda; a esta conciencia en desarrollo la llamamos el "alma del pueblo". Algún día el punto ocupará su lugar en el centro del cuadrado y todas las líneas convergirán en él; entonces, tendremos una nación energetizada para entrar en actividad mediante la energía espiritual interna, y las líneas que hasta ahora convergieron internamente hacia el centro se convertirán en canales o senderos a través de los cuales afluirá la energía espiritual hacia cada fase de la civilización y la cultura de una nación; entonces la nación estará vinculada -por intermedio del punto en el centro- con la fuente de inspiración divina, que es, en tiempo y espacio, una sola para todos los tipos, todas las naciones y todas las razas.

 

He empleado el símbolo exotérico de la bandera para darles un indicio del significado esotérico de esta forma muy simple, pero muy poderosa. Cuatro palabras o más bien frases, están escritas profundamente en el metal, ubicadas a cada lado del cuadrado:

 

 

Estas palabras imparten una traducción muy inadecuada y hasta inapropiada de ciertas frases del antiguo sensar, destinadas a dar una idea de la unión esencial, la síntesis relacionada y la comprensión colaboradora, que algún día caracterizarán a una humanidad compuesta de muchos aspectos que, no obstante, son expresiones de la Vida Una. Sin embargo, están relacionadas con, o expresan las agrupaciones monádicas y los reconocimientos universales, pero no expresan la conciencia del alma. Grande es mi dificultad para explicar el significado superior de la sencillez externa de estas frases; pueden interpretarlas cuando meditan sobre las únicas tres interpretaciones posibles en este momento: la aplicación individual del símbolo, su aplicación nacional y también humana, recordando siempre que la clave para la comprensión reside en el reconocimiento de un "Camino superior", de la existencia de la "Evolución Superior", de la luz característica de Shamballa y en el empleo del antakarana, al soslayar (si puedo emplear tal término) al alma y llevar así la conciencia humana, aunque espiritualizada, a los reinos de

 

 

 

la experiencia jerárquica, en relación con Shamballa.

 

Puntos de Revelación

 

Esto nos lleva casi automáticamente al tercer aspecto de la preparación para la iniciación que, en una instrucción anterior, he denominado la "presentación de los puntos de revelación". Cuando estas fórmulas son estudiadas debidamente y con el tiempo se llega a comprenderlas parcialmente, por lo menos en forma intelectual, llevan al discípulo a la etapa donde repentinamente entra en contacto con lo nuevo, hasta ahora desconocido, y no hay palabras para describirlo. San Pablo había alcanzado esa etapa cuando habló del "tercer cielo que vela al séptimo" (expresión original, suprimida por los que recibieron su mensaje como algo absolutamente sin significado en esa época). Los ojos no han visto ni los oídos escuchado la revelación inefable que llega al iniciado que puede penetrar en ciertos lugares elevados, donde la naturaleza de la Voluntad divina asume repentinamente un significado distinto y asombroso, donde son visualizados los propósitos que se están cumpliendo en la Cámara del Concilio de Shamballa -no en detalle, sino comoinspiración repentinamente recibida; el iniciado entonces, por primera vez, es conscientemente receptivo a la energía que afluye de la Jerarquía, desde la Gran Logia Blanca en Sirio.

 

El iniciado permanece oportunamente en esta etapa de revelación y relacionado con este símbolo. Entonces las "numerosas líneas de fuerza dentro del cuadrado se convierten en siete senderos de luz que demandan Su elección, conduciéndolo al séptuple sendero de evolución iniciática". Éste es el Camino de la Evolución Superior del cual el hombre nada sabe. Las palabras se refieren a los siete senderos que el Maestro tiene que considerar, y entre los cuales debe elegir Su futuro Camino. Entonces el símbolo adopta la forma siguiente:

 

 

"Todos los senderos se unen en el centro. Los muchos se convierten en el siete y el ocho. Las líneas convergen de un punto a otro. Se extienden de un punto a otro. El cuadrado externo, el círculo del Uno y el punto de

 

unidad, son vistos como uno, y el Maestro sigue Su Camino".

 

Ha penetrado hasta el centro, atravesando el antakarana que Él ha construido. Allí Se polariza y toma Su posición y desde allí -en el centro del círculo y dentro del cuadrado donde sirve- precipita las energías y fuerzas que ese servicio exige. Por estos pocos indicios pueden captar la naturaleza de este símbolo y la calidad de su significado, más la potencia de la fuerza que (por medio de su correcta comprensión) puede llevar al discípulo-iniciado de "lo irreal a lo Real".

 

La primera fórmula concernía básicamente a la significación monádica de las palabras "de la oscuridad a la Luz", que conducen a la visión y al propósito iluminado; la segunda da la significación superior de las palabras "de lo irreal a lo Real", mientras que la tercera expresa el verdadero significado de las palabras "de la muerte a la Inmortalidad". De este modo, esta milenaria plegaria se convierte en el actual esfuerzo para un futuro distante. ¿Comprenden hermanos míos esta afirmación? El iniciado penetra en esa luz, en esa realidad y en esa vida. En esa luz de realidad y vida, se polariza a sí mismo y trabaja desde ese punto de vida, realidad y luz universales.

(6/241-244)

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk