• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Es esencial que los antiguos conceptos sobre Iniciación y Discipulado sean olvidados y sustituidos por métodos y técnicas más nuevas

En mi última instrucción traté ciertos aspectos del nuevo acercamiento al discipulado y a la iniciación; es esencial que los antiguos conceptos -grandemente útiles en su día- sean olvidados y sustituidos por métodos y técnicas más nuevas. Esto hoy es muy necesario debido al sorprendente desarrollo de la conciencia humana, durante los últimos veinticinco años. Los pasos dados en el Cónclave realizado en Shamballa en 1925 (basados en las provisorias conclusiones del centenario Cónclave anterior) y las presiones ejercidas por la Jerarquía, resultaron muy exitosas, y del caos de la guerra mundial (precipitada por la misma humanidad) va surgiendo la estructura de la verdad y la respuesta paralela del mecanismo humano, que garantiza la perpetuación y el rápido desarrollo de otra etapa de la enseñanza de la Sabiduría Eterna.

 

En mi última instrucción empleé una frase sobre la cual quisiera llamarles la atención. Hablé de la futura capacidad del género humano para "participar en la gran tarea jerárquica de iluminación, precipitación y elevación". Estas palabras significan mucho más que su obvio significado y quisiera dilucidarlo en parte. 

Los hombres se inclinan a pensar que todo el objetivo del trabajo de la Jerarquía es buscar y poner a los hombres en contacto jerárquico, fase menor de la actividad jerárquica, que en la conciencia de ustedes parece de primordial importancia ¿no es así? Su principal esperanza, a medida que desarrollan sus posibilidades latentes, es ayudar a los demás a hacer lo mismo. Realmente esta idea es digna, no obstante se funda en una interpretación errónea. Por lo tanto, permítanme arrojar luz sobre esto, citando El Antiguo Comentario:

 

"Cuando la luz ilumina las mentes de los hombres y agita la luz secreta dentro de todas las demás formas, entonces Aquel en Quien vivimos, revela Su oculta y Secreta Voluntad iluminada.

"Cuando el propósito de los Señores del Karma no tenga ya aplicación, y todos los planes entretejidos y estrechamente relacionados se hayan cumplido, entonces Aquel en Quien vivimos puede decir: “¡Bien hecho! ¡Sólo lo bello permanece!”

"Cuando lo más bajo de lo inferior, lo más denso de lo sólido y lo más elevado de lo superior, sean todos elevados por las pequeñas voluntades de los hombres, entonces Aquel en Quien vivimos puede elevar la vívida e iluminada esfera de la Tierra y convertirla en radiante luz, entonces, otra Voz más excelsa le dirá: “¡Bien hecho! Sigue adelante. La Luz brilla'”.

 

Observarán que estas palabras acentúan la realización humana y no lo que la Jerarquía hace por el hombre. Cuando los hombres obtengan la iluminación, agotarán inteligentemente la cuota kármica de su época y elevarán a los reinos subhumanos (con la actividad refleja de elevar simultáneamente lo superior), entonces podrán participar, y lo harán, en el trabajo de la Jerarquía.

 

Durante eones este ciclo de participación pareció estar demasiado lejano para tenerlo en cuenta; sin embargo, cuando la humanidad precipitó la guerra, acercó en forma más automática y algo sorpresiva, la realización final. Le seguirá rápidamente la iluminación de las mentes de los hombres. La ciencia llevó a cabo maravillosamente el proceso de elevar los reinos subhumanos, cuya realización culminante fue la fisión del átomo y la penetración del aspecto "espiritual interferente" del espíritu humano, hasta las mismas profundidades del mundo mineral. Reflexionen sobre esto.

 

Por lo tanto, si pudieran ver las cosas tal como realmente existen hoy en el mundo, y verlas en su verdadera perspectiva (y esto en lo que a ustedes concierne, es desde el ángulo del Maestro), sabrían que se ha dado un gran paso para:

  1. Instituir una iniciación más rápida, en forma grupal.
  2. Establecer un contacto mucho más estrecho y amplio entre la Jerarquía y la humanidad.
  3. Revelar la verdadera significación de la iniciación.

 

Esta verdadera significación reside aún detrás de la cortina que vela la verdad final. Allí existen los grandes secretos de Sanat Kumara y deben ser descubiertos a su debido tiempo, y la verdad respecto a la iniciación es uno de ellos.

 

Cuando la Jerarquía se retiró detrás de ese velo separador en la época atlante, marcó el comienzo de un intervalo de oscuridad y aridez y un ciclo de "abstracción en blanco", que persistió en su forma mas cruda hasta 1425 d.C., aclarándose desde entonces sensiblemente hasta llegar al año 1925. Posibilitó a la Jerarquía considerar la necesidad de la reorientación y la inminente revelación del primer secreto -el secreto de la iniciación. Observen bien lo que digo aquí. La humanidad había alcanzado una etapa en la que podía realizar la "abstracción" y, oportunamente, por la mera fuerza de la voluntad espiritual, arrancar los secretos que custodiaban los Guardianes detrás del velo. Esto presentó a la Jerarquía otro problema. ¿Cómo podría permitirlo sin acarrear peligros, por la avidez de la verdad pura, y confiar en la humanidad simultáneamente? La revelación trae responsabilidad y, a menudo, peligro. Los hombres, como individuos, pueden captar algunas de estas verdades de la iniciación y emplearlas para sí mismos con impunidad, pero su revelación a quien no está preparado podría involucrar graves riesgos.

 

Por lo tanto, se decidió que debía presentarse al aspirante expectante una imagen más real de la naturaleza del discipulado, y que al erróneamente interpretado principio de la obediencia oculta debía aplicarse el "pedal suave" (si puedo emplear esta frase) y los hombres ser "liberados para poder penetrar" y -según se dice- enseñárseles la reticencia necesaria mediante la prueba y la experiencia.

 

Es interesante notar que el ciclo que se inaugura ahora en el mundo es el del "Progreso por medio de la Participación" y que la humanidad evolucionada puede compartir ya el trabajo, la responsabilidad y la entrenada parquedad de la Jerarquía, mientras que paralela y simultáneamente a esto, la masa humana aprende las lecciones de la participación económica, en lo cual reside, hermanos míos, la única esperanza del mundo.

 

Cada iniciación que reciben los discípulos, permite esta estrecha participación oculta en la vida jerárquica. Involucra, para la humanidad evolucionada, un notable aumento de la vitalidad y de la tensión y potencia vitales. Esto se refleja entre las masas, y se demuestra por la constante demanda de mayor velocidad y el enorme aceleramiento de la vida del género humano en todos los sectores del vivir. Este aceleramiento se sincroniza con la creciente preparación de los discípulos de todas partes para la iniciación, de acuerdo a su estado y capacidad desarrollada.

 

La diferencia, hermano mío, entre la preparación del pasado y la actual, reside en que antiguamente era una cuestión puramente individual; hoy es algo que está estrechamente relacionado con el grupo a que pertenece un hombre, siendo el aspecto individual de importancia secundaria. A medida que el tiempo y la velocidad crecen en importancia para las masas humanas, el discípulo (preparado para la iniciación) considera su progreso personal en el sendero, de menor importancia que la capacidad desarrollada para servir a sus semejantes, haciéndolo por intermedio del grupo al cual podrá estar afiliado o es atraído. Para el discípulo que enfrenta las primeras dos iniciaciones, este grupo constituirá un conjunto esotérico de personas que exigen su lealtad y aprenden la colaboración y los métodos del trabajo grupal; para el discípulo más avanzado, será el ashrama y el servicio que presta directamente, dirigido por algún Maestro.

 

En los párrafos que anteceden expuse una serie de ideas que si bien no son nuevas en su enunciación, lo son respecto a lo que se refieren. Es importante que recuerden esto ¿o que lo descubran? La significación de la participación y la relación entre el desarrollo espiritual y la velocidad, son cosas importantes que deben destacarse. Gran parte de lo que antecede tiene una estrecha relación con la insinuación hecha en las páginas (266‑267). Sugiero que las relean.

 

Las Insinuaciones

Continuamente he insistido sobre la necesidad de que los discípulos piensen en forma esotérica y esto es quizás el pedido más difícil que puedo hacerles. La consideración de estas insinuaciones debería proporcionarles mucha enseñanza, porque no son lo que aparentan por una lectura superficial, y el esfuerzo por comprender e interpretar, debería conducirlos lejos en el camino hacia la "reflexión ocultista". Los Maestros no imparten enseñanza por medio de insinuaciones cuando pueden hacerlo sin peligro en forma más abierta. En ningún momento intentan ser misteriosos ni rete­ner la enseñanza al investigador. Su método es, en realidad, triple:

 

  1. La presentación de esas verdades que derivan evidentemente de verdades ya presentadas. Esto por lo general es la estrecha adhesión a la enseñanza esotérica de la época y esencialmente el método de la presentación vinculadora.
  2. Ocasionalmente (por lo general una vez cada siglo, después de Su Cónclave al final del primer cuarto de siglo) se imparte un conjunto de enseñanzas más avanzadas, enseñanzas que sólo las reconocerán unos pocos de los más destacados discípulos del mundo; sin embargo, llegará a ser la forma común ocultista de enseñar durante el siguiente ciclo de desarrollo. Éste es el tipo de trabajo que trato de llevar a cabo con la ayuda de A.A.B.
  3. Tenemos también la enseñanza que se da definidamente en el ashrama, no por escrito, cuando prevalecen los otros dos métodos; llegará a expresarse a medida que surge la necesidad y se les presenta la oportunidad de hacerlo a los discípulos que la custodian. Su presentación depende del desarrollo -rápido o lento- de los discípulos menores del mundo.

Estos tres métodos se aplican en la época actual.

 

A medida que un hombre se acerca cada vez más a su meta, descubre que comienza a darse cuenta que toda la técnica de este desarrollo consiste en una secuencia de revelaciones, inducidas por el reconocimiento de las significaciones subjetivas de índole totalmente distinta de los significados comunes y evidentes. En antiguos días, como bien saben, el Maestro le decía al discípulo: "Aquí hay una insinuación" y al hacerla le manifestaba la necesidad de retirarse y buscar el verdadero significado hasta descubrirlo; sólo entonces podía volver para recibir la nueva y consiguiente insinuación.

 

Actualmente no se emplea ese método, constituyendo este cambio uno de los sistemas de entrenamiento para los discípulos de la nueva era. El discípulo moderno debe reconocer la insinuación relacionada con su grado de conciencia, la cual debe descubrirla en el conjunto de instrucciones puesto a su disposición; buscar lo que para él es la afirmación más profundamente esotérica en la enseñanza actual; abstraer de esta aislada insinuación la significación, después de extraerla de su contexto, y posteriormente aprender su significado y beneficiarse con el mismo.

 

Las insinuaciones dadas en esta etapa están relacionadas con el tema de la revelación, o conciernen a las técnicas que hacen posible la revelación. La insinuación, por ejemplo, con la cual pueden ustedes trabajar, hasta que reciban la siguiente secuencia de la enseñanza, está contenida en este párrafo y en el anterior. La descubrirán si toman cada frase, dan libre juego a su intuición y buscan el significado y la significación relacionados con la posibilidad de la revelación. Hoy trato de indicarles la relación existente entre iniciación y revelación, la cual -inducida por la recta orientación y el recto pensar- es parte del entrenamiento del iniciado, y muchos de los que se entrenan demoran su progreso por no reconocer la revelación cuando sobrepasa la línea de su horizonte espiritual.

 

Se les han dado ya cinco insinuaciones, y quisiera que captaran su correlatividad, porque pueden ser valiosas para ustedes y otros discípulos:

 

  1. Los cambios producidos en la Jerarquía se debió al trabajo de los discípulos del mundo. Se han preguntado (al estudiar esta insinuación), ¿por qué fueron los discípulos?
  2. La actual planificación humana constituye la primera indicación del surgimiento del aspecto voluntad. ¿Por qué esto es correcto?
  3. Los discípulos de todos los ashramas tienen la tarea simultánea de "modificar, calificar y adaptar el Plan divino". ¿Por qué es así? ¿Por qué no se impone el Plan?
  4. El iniciado adquiere conocimiento porque trabaja. ¿Qué significa esta insinuación?
  5. La clave para la correcta interpretación de una insinuación reside en su asociación con la idea de dirección en tiempo y espacio.

 

Estúdienlas y vean qué relación tienen y cuál creen que es el significado interno que están destinadas a impartir.

 

Las Fórmulas

Algunos dirán que estas fórmulas son tentativas de aspirantes avanzados para confinar dentro de los debidos límites, algunas de las revelaciones expuestas. Expresan un pasado, indican una revelación y arraigan al aspirante reflexivo en el mundo del significado, porque en ese mundo aprende a trabajar y vivir, y desde ese mundo debe empezar a trabajar en dos direcciones, en tiempo y espacio, pues el mundo de significados es la antecámara del “Círculo de Liberación". A este "Círculo de Liberación" entra siempre el iniciado individual, y lo ha hecho a través de las edades, pero por primera vez la humanidad misma está entrando ahora como un todo. Éste es el resultado de la experiencia de la guerra 1914‑1945. La humanidad que entra en este círculo enfrentará la primera gran lección: la Unidad de la Vida Una. Esta forma de presentación será más fácilmente reconocida por las masas que las palabras Hermandad, Relación, Fraternidad. La Vida y su socio equilibrador la Muerte, son aspectos antiguos y familiares en la vivencia general de las masas, y la vida es su punto de partida en toda revelación; la muerte es el resultado de toda revelación, o desaparición de los velos.

 

La fórmula que aquí les presentaré está compuesta de tres palabras estrechamente relacionadas, y el tema sobre el cual debe ocuparse el estudiante se refiere al tipo de relación indicada -no por las palabras sino por la misma naturaleza de aquello que las relaciona. Ésta no es una relación evidente, sino el significado esotérico y sutil que la intuición revelará y las palabras externas ocultan.

 

EL SOL   . . .   NEGRO   . . . ANTAKARANA

 

Estas palabras constituyen y crean, cuando están ubicadas en su orden correcto, una fórmula mágica y mántrica muy poderosa. Tienen una tenue aunque definida conexión con la tercera iniciación, pero no se les pide que se ocupen de este aspecto, sino con el triángulo creado y las líneas de fuerza puestas en movimiento cuando la palabra correcta se encuentra en el ápice del triángulo. La clave para la correcta orientación de su pensamiento reside en la comprensión del triple aspecto del Sol, de la unidad de la realidad y de la dual naturaleza del antakarana. Más no puedo decirles; deben debatirse con la fórmula y desenterrar o traer a la superficie su significación oculta. De acuerdo a las insinuaciones hechas en relación con las otras cuatro fórmulas, su nota clave seria:

 

Condúcenos de lo Individual a lo Universal.

 

Puntos de Revelación

 

Quisiera llamarles más directamente la atención sobre las tres etapas de la revelación; las trataron y consideraron ya; si lograron seguir estrictamente este trabajo habrán adquirido algo de lo automático y esencial de su actividad.

 

La revelación raras veces irrumpe en toda su belleza en la conciencia del discípulo; es un proceso de gradual y constante desarrollo. Las tres palabras dadas que describen las etapas, se relacionan con el iniciado o discípulo individual, y expresan las etapas en que hace impacto la revelación en su mente. Hay causas internas paralelas, responsables de las etapas externas de Penetración, Polarización y Precipitación, y son:

 

  1. El "punto de luz que avanza".
  2. La dirección correcta, o el enfoque de la potencia "que avanza".
  3. El impacto espiritual.

 

Nuevamente aquí (si sólo pudieran verlo) tienen una ilustración de los procesos y de la interacción de la Invocación y la Evocación y del establecimiento de la triple relación entre una realidad interna y el hombre externo, el discípulo en su propio plano; tenemos una actividad evocadora de naturaleza tan poderosa que produce las correspondientes actitudes y expresiones exotéricas. En realidad, tenemos aquí una fase de la actuación de la Ley de Causa y Efecto, demostrada en forma muy ilustrativa. A medida que la Ley del Karma se hace sentir en el plano físico externo, tienen ante sí la evidencia de las tres etapas de Penetración, Polarización y Precipitación. Al mismo tiempo en los planos internos, y debido a la existencia de la realidad interna, tienen las tres etapas correspondientes: Luz que Avanza, Correcta Dirección, Impacto. Existe también aquí una indicación de la estrecha interrelación de lo externo y lo interno, que produce una condición en la cual el discípulo crea una situación análoga a la fase -la extensa fase de la creación del karma y la precipitación final del así llamado desastre crítico en su vida del plano físico.

 

Un estudio de las tres revelaciones indicadas en la instrucción anterior revelará la exactitud de la afirmación que antecede. Las he enumerado allí y me pregunto si las leyeron repetidas voces. Hallarán de valor tomar estos tres puntos de revelación y aplicar a ellos las tres etapas externas y las tres internas por las cuales pasa toda revelación. Quizás hayan notado además que un punto de revelación conduce normalmente a otro. Si estudiaron las tres revelaciones indicadas en las páginas (272-273) habrán observado que todas conciernen al primer aspecto divino, comenzando con la energía inicial puesta en movimiento por el pensamiento de Dios, que conduce a la expresión de la Voluntad, y es el gran primer rayo en acción que se enfoca luego a través de la mónada. En forma curiosa, tenemos en este tres revelaciones -dadas en forma simbólica y efectiva- la expresión de las tres etapas exotéricas:

 

  1. Penetración, o la naturaleza descendente y circulatoria de la energía.
  2. Polarización, o el efecto de la voluntad polarizada sobre esta energía.
  3. Precipitación, o la intención enfocada y el impulso dirigido de la mónada.

La siguiente revelación secuencial será la de la creatividad, el mundo de las formas mentales y el deseo con que cada ser humano y la entera humanidad han creado, y también (observen bien esto) la Ley de Causa y Efecto o del Karma, puesto en actividad por la humanidad en relación con su propio destino.

 

He condensado aquí en párrafos relativamente breves mucha e importante enseñanza sobre la revelación y sus procesos, y acentuado una fase de la actividad humana (necesaria para traer revelación) que hasta ahora recibió poca o ninguna atención. Existe la tendencia a considerar la revelación como cosa aparte de todas las leyes y de una actividad extraplanetaria, como algo que le sucede ocasionalmente al aspirante bien intencionado y es relativamente impredecible e inesperado. He tratado aquí de corregir esta impresión errónea.

(6/276-284)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk