• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Progreso, movimiento, despertar, expansión, iluminación, evolución y crecimiento del Plan de la Jerarquía

Por poco que lo comprendan, la frase "Puntos de Revelación" resume una técnica muy definida, empleada al entrenar discípulos para la iniciación. Toda vida está destinada a seguir una serie progresiva de despertamientos. Progreso, movimiento, despertar, expansión, iluminación, evolución, crecimiento -éstas son unas pocas palabras de las muchas que se aplican a los efectos, tanto internos como externos, del proceso creador. ¿No es acaso este proceso creador la activa demostración progresiva de la intención divina cuando adquiere forma? Tal intención es un proyecto plenamente comprendido por la Mente Universal; lo denominamos Propósito cuando Shamballa capta la síntesis de esta intención comprensiva, y lo llamamos Plan cuando nos referimos al trabajo que lleva a cabo la Jerarquía para expresar lo más plenamente posible ese Propósito.

 

 

 

En nuestros años de estudio y en los libros que he dado al público con la ayuda de A.A.B. y de F.B. y de todos los que colaboraron con ellos, se ha considerado primordialmente el efecto que la Intención divina, el Propósito y el Plan, produjo en la Humanidad, porque el Plan -que emana de la Jerarquía- debe complementarlo el género humano, por eso es importante que capte y comprenda el programa propuesto. Por lo tanto, ¿cuál será la naturaleza de su reacción ante lo que revelará su desarrollada comprensión? ¿Qué puede esperar y qué aspectos o formas adoptará la revelación? ¿Deberá esperar un repentino resplandor de luz o una gradual y progresiva serie de luces menores? ¿Qué relación tienen estas revelaciones con la vida del ocultista? o ¿deberá registrar y aceptar ante todo, lo impartido, aunque sea para él inexplicable, pero que tendrá que aceptar y considerarlo como incontrovertible, aunque esté más allá de la comprensión? o ¿qué otra cosa? 

 

Reiteraré la bien conocida verdad de que ningún hombre es iniciado si no llega a comprender que la vida del iniciado consiste en captar constantemente el nuevo conocimiento que debe ser trasmutado en sabiduría práctica, los hechos ocultos que deben ser ubicados inteligentemente en la vida de servicio del iniciado e incluir nuevas zonas de conciencia; éstas deben convertirse en campo normal de experiencia y expresión, y así trasformarse en campos de mayores expansiones. Cada revelación debe ser captada desde cuatro ángulos:

 

  1. El mental, oculto, espiritual, jerárquico y las realidades triádicas que encierran. Cada revelación tiene su propia estructura, porque todos nuestros planos -que constantemente van siendo revelados- son subplanos del plano físico cósmico.
  2. El significado que velan y ocultan las realidades y la estructura que debe descubrir aquel que recibe iluminación.
  3. El efecto que la revelación está destinada a producir en la vida y el servicio cotidianos y las relaciones ashrámicas del discípulo o iniciado.
  4. El germen, el pensamiento simiente, la forma clave y el poder invocador de lo revelado. Cada revelación ocupa el lugar que le corresponde en una gran serie de revelaciones e iluminaciones; el discípulo debe descubrir en la revelación lo que debe emplear, a fin de alcanzar la siguiente y destinada etapa de la revelación obtenida.

 

Doy aquí en forma muy breve, una de las nuevas técnicas para discípulos de la nueva era y uno de los métodos de meditación por el cual pueden acelerarse los procesos de la revelación. Hasta ahora, en el pasado, la revelación ha llegado inesperadamente, como le llegó a Saúl de Tarso, según el relato bíblico. El discípulo lucha, trabaja y sirve con sinceridad; avanza a ciegas, y a menudo busca confusamente el conocimiento y lo recibe en momentos inesperados, lo cual aumenta con frecuencia, por lo menos temporariamente, su confusión. Pero durante la nueva era venidera se enseñará a los discípulos a trabajar conscientemente y a sabiendas para obtener la luz, y también a comprender lo que les sucederá antes de dar los pasos necesarios y recibir la iniciación. Esto ahorrará mucho tiempo y "enfocará la luz en el lugar deseado", mucho más rápidamente que hasta ahora.

Verán, por lo tanto, por qué incluyo la enseñanza sobre los Puntos de Revelación, conjuntamente con lo que debo impartirles sobre los procesos de preparación para la iniciación. Es esencial que el discípulo moderno no siga ciegamente adelante, sino que colabore inteligentemente en los nuevos sistemas de entrenamiento. Observarán la relación (si no lo consideran otra cosa) entre las dos frases "puntos de revelación" y "momento de la iniciación". Ambas frases están incluidas en El Antiguo Comentario, en una muy iluminada declaración -iluminadora si se reflexiona debidamente sobre ella:

 

"El discípulo asciende la montaña, sus cinco picos iluminados por el Sol ocultan los otros dos.

Va de un punto a otro y el Camino es cuesta arriba todo el tiempo -de la oscuridad a la luz, de la selva al campo abierto, de la noche al amanecer.

Va de un punto a otro y en cada punto obtiene una nueva revelación. Cinco son los picos de la montaña y al ascender recibe cinco veces la luz. De cinco en cinco y de cinco a cinco, hasta que cinco cincos le trajeron la luz. Hay diez por delante, pero éstos no le conciernen a él todavía".

 

Lo que se quiere significar aquí (considerado escuetamente), es que el discípulo tiene cinco iniciaciones por delante, y el Maestro tiene dos más, o siete iniciaciones, que antes de cada iniciación -hablando simbólica o realmente- hay cinco grandes revelaciones, lo que hace un total de veinticinco, y diez que debe registrar posteriormente el Maestro.

En instrucciones anteriores indiqué tres de estas revelaciones. Como recordarán son:

 

  1. La energía sigue al pensamiento y el ojo dirige esa energía; esto ha sido una familiar verdad ocultista desde los días de H.P.B., en cuya época se decidió que fuera el primero de los puntos de revelación que podrían darse sin peligro al público. La afirmación de este hecho revelado constituyó parte esencial del conocimiento en el mundo, previamente a la exteriorización de los Ashramas -o hermano mío, de la Jerarquía. La idea de que todo es energía ha sido ya aceptada por la ciencia moderna y el concepto de la visión (el primer paso para comprender el empleo del ojo espiritual) es ya parte de la enseñanza de la filosofía moderna y de muchas de las escuelas metafísicas.
  2. La Voluntad es fundamentalmente una expresión de la Ley de Sacrificio. Paradójicamente descubrimos que cuando la voluntad espiritual se expresaba -aún en pequeña medida-, no existía tal cosa como sacrificio. Consideramos incidentalmente a los grandes exponentes y los grandes campos del sacrificio, teniendo en cuenta al mismo tiempo la Gran Vida en que todos nosotros, así como todas las demás formas, vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

Quisiera citar algo que les dije en relación con este tema: "Estos pocos pensamientos sobre la significación del sacrificio, o de hacerse cargo mediante la identificación, de la tarea de salvación, revitalización y presentación de la oportunidad, son importantes para todos los discípulos, como meta y visión". (pág. 255)

  1. La mónada, esotéricamente entendido, es para el Logos planetario lo que el tercer ojo para el hombre. Este enunciado es muy abstruso para ustedes y requerirá mucha reflexión concentrada y serena meditación. La visión del Logos solar y del Logos planetario está estrechamente relacionada con la intención y el propósito, y es la causa del Plan. Sin embargo, es diferente al Plan y está más allá del mismo. Dejo este pensamiento a su consideración y meditación, pero puedo asegurar que no se logrará un comprensión fácil o rápida.

 

Más adelante, a medida que transcurran los años y los estudiantes ingresen y egresen, la clara captación de las técnicas para la comprensión -estos Puntos de Revelación emergentes- constituirán los temas para una meditación prolongada y serán las puertas para entrar en el nuevo ocultismo, cuyos cimientos están ya bien y sólidamente asentados; la superestructura puede ser erigida ahora, lentamente y con el debido cuidado, de acuerdo al anteproyecto divino y en respuesta a una reacción sensible a la impresión espiritual.

 

He dicho también que, en conexión con estos Puntos de Revelación, hay tres etapas de actividad que llevadas a cabo debidamente, harán que lo revelado sea de utilidad para el discípulo cuando contribuye a la salvación de la humanidad, y son, Penetración, Polarización y Precipitación. Consideraremos estas tres durante un breve periodo de reflexión.

 

Deberían comprender que todas las fases de entrenamiento -las asociadas con la vida misma y el entrenamiento especializado impartido a los iniciados- se entrelazan y son interdependientes. Esto, hermano mío, es entrenamiento, no estrictamente educación. Los procesos educativos, que conciernen al conocimiento, pueden especializarse y la enseñanza obtenerse en campos tan aislados como la conquiliología, la biología o la historia. Pero en el entrenamientoiniciático, donde el objetivo es la sabiduría y sobre todo en el desarrollo de la sensibilidad espiritual, cada fase de acercamiento al desarrollo divino y todas las expansiones de conciencia, evolucionan de tal manera que se abarca la divinidad, y cada desarrollo de la comprensión le revela al iniciado una Realidad mayor -la realidad del Ser. Por lo tanto, el estudio de nuestrosPuntos de Revelación está estrechamente relacionado con otro de nuestros temas: el Entrenamiento Telepático o la Ciencia de Impresión. Ciertos aspectos de estas dos actividades son iguales, particularmente los tres puntos que estamos considerando. La dificultad consiste en que, referente a los Puntos de Revelación, se supone que el iniciado trabaja desde un punto de comprensión más avanzado que el hombre que se entrena para ser sensible a la Impresión. Conoce la técnica de Penetración, comprende el proceso de Polarización en el punto penetrado y -después de la debida aceptación- sabe cómo utilizarlo y precipitarlo al campo humano de servicio, aplicando conscientemente lo aprendido, captado y apropiado. En este caso, no importa qué palabra se emplee.

 

Por lo tanto, debería recordarse que a este respecto consideramos la etapa de experiencia de donde afluye la luz, trayendo revelación e impartiendo información, evocando la intuición y trazando en la expectante conciencia del iniciado esas leyes espirituales y reglas del proceso creador, esas condiciones de rayo y nuevas energías y fuerzas, que la humanidad de determinada época espera, las cuales son fundamentalmente necesarias si queremos que la raza de los hombres vaya hacia una mayor cultura espiritual y salga de la relativa oscuridad en la que actúa ahora.

 

Aquí tratamos, en conexión con el entrenamiento iniciático, el inminente conocimiento que justifica la expectativa de cualquier ciclo inicial y las nuevas verdades y amplias presentaciones espirituales que es destino del iniciado dar a conocer a los pueblos. Observarán que elegí la palabra "destino" en vez de la palabra "karma", porque en este tipo de trabajo el iniciado actúa, practica y progresa de acuerdo a la Ley del Destino, ley que afecta al Ashrama y a toda la Jerarquía, pues no están regidos por la Ley del Karma, tal como comúnmente se la comprende. La Ley del Destino ha entrado en vigencia desde que se fundó en la Tierra la Jerarquía; es resultado de la unida dedicación y consagración al servicio, destacada nota de los Ashramas unidos. Por lo tanto, es una ley séptuple, porque toma los siete colores de los siete rayos, las siete cualidades, los sistemas y métodos, técnicas y expresiones de energías de los siete rayos. En lo que concierne a la humanidad dicha ley está libre de todo mal, debido a su móvil altruista y, en cierta medida, es una ley que difícilmente la comprenderán. Un destino inmaculado, exento de toda mala intención, es un enigma para el discípulo común. Parece contravenir otras leyes con las cuales está familiarizado. A medida que la raza humana adquiere una acrecentada pureza en los tres mundos, este inmaculado destino será paralelamente efectivo, punto muy importante sobre el cual reflexionar.

 

Tal penetración constituye un acontecimiento en la vida de iniciado. Indica éxito y contacto y brinda una nueva oportunidad. Las dos palabras que le siguen indican los efectos de esta penetración, por eso son inevitables y no pueden impedirse. De ello quizás se infiera que, una vez que el iniciado ha penetrado hasta donde la revelación es posible, logra automáticamente la necesaria fijeza, concentración, aplomo, polarización y enfoque, que le permitirán traducir en términos y símbolos lo revelado, e impartir la significación a los intelectuales con los cuales trabajan principalmente todos los iniciados. Quise aclarar esto porque los estudiantes casi inevitablemente piensan en términos de secuencia. Los efectos de la penetración (en este caso, dos) son simultáneos y no secuenciales. La polarización de la conciencia del iniciado y la consiguiente condensación de la verdad producen una inevitable precipitación que tiene lugar en un destello de tiempo, y da por resultado una percepción intuitiva instantánea, siendo uno de los primeros aspectos de este proceso dual. Reflexionen sobre esto y recuerden al respecto que el iniciado -en proceso de recibir la revelación- actúa fuera de tiempo y espacio, tal como ustedes lo entienden.

 

Su conciencia está libre, si se la compara con la del hombre común, y la parte más urgente y difícil de su tarea es captar correctamente la verdad, la información o la revelación que se precipitan, y luego proporcionar una estructura análogamente correcta, a fin de poder satisfacer la inmediata necesidad humana. Por consiguiente, verán que el iniciado aprende a penetrar en el reino de la razón pura desde el reino de la mente, polarizándose allí y precipitándose entonces la verdad. Así aprende a penetrar, y las tres etapas que preceden a la penetración fueron necesariamente secuenciales, hasta hacerlo tan fácilmente que puedan ser instantáneamente trascendidas. A través de la vida en los tres mundos aprendió a penetrar en el mundo de la mente, y la mente concreta inferior se convirtió en su instrumento, integrando su personalidad, abriéndole el mundo del pensamiento y haciéndole conocer los procesos para la creación de formas mentales; por medio de la meditación aprendió también a establecer contacto con el alma, el Hijo de la Mente, que es Él mismo, y con el tiempo se identificó con esa alma; de hecho se trasformó en el alma, pudiendo crear en el mundo mental esas formas vivientes que imparten luz, ayuda y verdad a os demás; así sirve, y también aprende por el desarrollo de la percepción a penetrar en los niveles del pensamiento abstracto, la antecámara del mundo de la razón pura, y a través de estos tres aspectos de la mente descubre que posee las "tres llaves" que le permitirán hurgar en el conocimiento, la sabiduría y la razón de la Mente Universal. Esto le es revelado cuando penetra más profundamente en lo que se llama el Arcano de la Sabiduría, la Mente de Dios, el tercer Aspecto divino, que está esencialmente oculto en la frase simbólica y pictórica "la nube de cosas conocibles". La nube simboliza esa zona de los propósitos de Dios, que aún no fueron revelados, y pueden serlo inmediatamente si los discípulos e iniciados del mundo quieren "penetrar hasta el punto de precipitación".

 

En el futuro esta idea debería fundamentar todo lo que ustedes llevan a cabo al practicar la meditación. Deberían considerar la meditación ahora como un proceso de penetración, efectuada como acto de servicio, con la intención de llevar iluminación a los demás. Me he ocupado hoy de estos Puntos de Revelación, desde el ángulo de la visión del iniciado. El proceso y la técnica realizan su trabajo, siguiendo a éstos el reconocimiento que el discípulo adjudica internamente a lo que ha realizado.

(6/270-276)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk