• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Trabajo De Servidores PolÍticos

Recuerden que el objetivo de todo verdadero control gubernamental es la correcta síntesis, que conduce a la correcta actividad nacional y grupal interna. El problema se duplica. Primero, tenemos el problema del tipo de autoridad que debería ser reconocido por el pueblo y,

 

segundo, el problema de los métodos que deberían ser empleados, para que las medidas autoritarias aprobadas sean cumplidas por el método obligatorio, o que sea de tal índole que evoque una colaboración reconocida y generosamente prestada. Estos dos modos de trabajar pueden producir muchos cambios, aunque el sistema de colaboración, voluntariamente prestado por una mayoría inteligente, nunca se ha hecho hasta ahora. No obstante, vamos hacia esa condición de conciencia mundial y a su experimentación.

 

Explicaré brevemente algunos de los sistemas de gobierno, que fueron experimentados, o lo serán en el futuro:

 

Gobierno por una Jerarquía espiritual reconocida. Esta Jerarquía estará relacionada con la masa humana, mediante una cadena de hombres y mujeres evolucionados que actuarán como intermediarios entre el grupo espiritual regente y el pueblo orientado hacia un mundo de correctos valores. Esta forma de control mundial está aún muy

 

 

distante. Cuando sea posible tal gobierno, la Jerarquía planetaria habrá hecho un gran acercamiento a la Tierra y millares de hombres y de mujeres estarán en contacto con Su organización, porque habrán evolucionado suficientemente como para ser sensibles a Sus pensamientos e ideas.

 

Gobierno por una oligarquía de mentes iluminadas, reconocidas y elegidas para

gobernar, por un conjunto de pensadores. Gobernarán educando a los pensadores de la raza

sobre ideas grupales y su correcta aplicación. El sistema de educación, entonces

prevaleciente, será empleado como medio para llegar a las masas, alineándolas con las ideas

principales, no por la fuerza, sino por la correcta comprensión, el análisis, el debate y el

experimento. En forma curiosa (desde el punto da vista de la mayoría) la Jerarquía espiritual

trabajará entonces mayormente por medio de los científicos del mundo, que se habrán

convencido entonces de la efectiva realidad del alma, serán expertos en el empleo de las

fuerzas del alma y de la naturaleza y constituirán un grupo vinculador de esotéricos.

 

Gobierno por una verdadera democracia. Esto también será posible por el

Correcto empleo de los sistemas de educación y el constante entrenamiento del pueblo para

reconocer los valores sutiles, el punto de vista más correcto, el idealismo más elevado y el

espíritu de síntesis y de unidad cooperadora. La unidad cooperadora, donde el espíritu

subjetivo y la forma objetiva se encaminan hacia un fin reconocido, difiere de la unidad

obligatoria. Hoy no se conoce una verdadera democracia y la masa humana en los países

democráticos está a merced de los políticos y de las fuerzas financieras, como lo están los

pueblos regidos por dictaduras, iluminadas o no. Estas últimas podrían ser consideradas

como dictaduras de los idealistas egoístas. Quisiera que observen la palabra “idealista”. Sin

embargo, cuando haya en el mundo personas realmente más despiertas y un mayor número

de hombres y mujeres reflexivos, veremos la purificación del campo político y la depuración

de nuestros procesos representativos instituidos, así como también una rendición de cuentas

más exacta, exigida por el pueblo a quienes eligieron como gobernantes. Debe existir

oportunamente un lazo más estrecho entre el sistema educativo, el sistema jurídico y el

gobierno, pero todos realizarán el esfuerzo para desarrollar los mejores ideales de los

pensadores de la época. Este período no está tan lejos como se imaginan, particularmente si

el primer paso en esta dirección lo da el nuevo grupo de servidores del mundo.

 

Este primer paso involucra la correcta comprensión de la buena voluntad. Estos tres

sistemas, los principales, corresponden a los tres rayos mayores, de síntesis, de idealismo y

de inteligencia, que son otros apelativos para los rayos de Voluntad o Poder, de Amor–

Sabiduría y de Inteligencia Activa.

 

Gobierno por dictadura. Este tipo de gobierno se divide en tres partes:

 

1. Gobierno ejercido por una monarquía, limitado hoy generalmente por la voluntad

del pueblo, o más bien por los políticos de la época, pero que simboliza el

culminante gobierno de la Jerarquía bajo el reinado del Señor del Mundo.

 

2. Gobierno ejercido por el líder de algún país democrático, generalmente llamado

presidente, o por algún estadista (cualquiera sea el nombre con que se lo designe),

que es frecuentemente un idealista, aunque limitado por su falible naturaleza

humana, por la época en que le tocó vivir, por sus consejeros y por la corrupción y

el egoísmo tan prevalecientes. Un estudio de hombres que ejercieron ese cargo,

realizado por una persona neutral de mente amplia, demostrará generalmente que

ocuparon el cargo influidos por alguna idea, que en sí era intrínsecamente correcta

(no importa como fuera aplicada) y progresista en su concepto, y pertenecía a lo

que entonces fue una nueva era...

 

3. Gobierno ejercido por dictadores, cuyo principio animador no es uno de los

ideales de la nueva era emergente en su época particular, sino un idealismo de tipo

más material – idealismo reconocido comúnmente como de la época. Ellos no son

generalmente reaccionarios ni se encuentran entre los trabajadores intuitivos de su

época, sino que toman posesión de lo que está arraigado, establecido y fácilmente

disponible – hecho posible por los pensadores de entonces – y luego le dan un

giro y un objetivo materiales: material, nacional y egoísta, y lo imponen a las

masas mediante el temor, medidas bélicas y promesas materiales. Por lo tanto,

pertenecen más prácticamente a los métodos de trabajo de tercer rayo, pues son

inteligentes, prácticos y materialmente constructivos. Sus técnicas carecen del

verdadero idealismo, involucrando los cánones de la nueva era y los incentivos

religiosos. No obstante, conducen a la raza a dar otro paso, pues tienen un efecto

masivo para evocar el pensamiento, y a veces ofrecen una eventual resistencia,

como resultado de ese pensamiento.

 

Más adelante, estudiaremos estas y otras maneras de gobernar, analizaremos sus

expresiones modernas y comunes y sus futuras analogías espirituales, las cuales aparecerán

algún día sobre la tierra como resultado de los numerosos experimentos que se están

realizando actualmente. Recuerden esto.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 47-50)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk