• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

El Proceso De Iniciación, Individualización, Iniciación, Identificación

Estas tres palabras -individualización, iniciación e identificación- abarcan todo el proceso de la carrera del hombre desde el momento en que entra en el reino humano hasta que sale de ese reino en la tercera iniciación y actúa libremente en el quinto, el reino de Dios. (Rayos II, pág. 27, ed. inglesa)

 

Por el proceso de la individualización, el alma llega a una verdadera autoconciencia y percepción en los tres mundos de la experiencia; el actor en el drama de la vida domina su parte. Por el proceso de la Iniciación, el alma llega a ser consciente de la naturaleza esencial de la divinidad. La participación plenamente consciente con el grupo, y la absorción de lo personal e individual en el Todo, caracterizan esta etapa en el sendero de evolución. Por último llega ese misterioso proceso en que el alma es absorbida de tal manera en la Realidad y la Síntesis supremas, mediante la Identificación, que hasta la misma conciencia del grupo se desvanece (excepto cuando se recupera premeditadamente al servir). Entonces no se conoce nada más que la Deidad -no existen separaciones entre las partes ni síntesis menores y tampoco divisiones o diferenciaciones. (Rayos II, pág. 19, ed. inglesa)

 

 

La vida del alma, en este gran ciclo de vida que llamamos encarnación humana; pasa, en el

plano del fenómeno, a través de todas las etapas con la misma orientación, poder y continuo

crecimiento y por la adaptación de la forma a las circunstancias y al ambiente, así como lo hace la

vida de Dios al afluir era tras era a través de los diversos reinos de la naturaleza.

(Rayos II, pág. 27, ed. inglesa)

 

Al finalizar nuestra discusión sobre los tres pasos, la Individualización, la Iniciación y la

Identificación, que marcan el progreso del alma desde la identificación con la forma, hasta que

ella misma y su propia identidad se pierden en una identificación más elevada con el Uno

Absoluto, dirijamos nuestro pensamiento a ese punto, en tiempo y espacio, en que la conciencia

espiritual se libera de todo tipo de percepción y diferenciación y también de la última sensación del

yo, y se sumerge en esa sublime condición donde ya no existe el egocentrismo, tal como lo

 

...pero, en las últimas etapas, no habrá conciencia de la cualidad o del tipo de rayo, sino

simplemente un estado de Ser o vivencia que comprende la identificación con el Todo y, al mismo

tiempo, "mantiene en solución"… y distinciones y los variados instintos, impulsos e intuiciones de

rayo. Las cualidades contenidas y expresadas y las posibles acciones, reacciones y percepciones,

están siempre presentes y son susceptibles de volver a adquirirse a voluntad, pero todas se hallan

bajo el umbral de la conciencia. Vivencia, Ser, Plenitud y Unidad, son las características que

distinguen esta etapa altamente evolucionada, que es a su vez la base de ese ciclo evolutivo

superior del cual nada sabemos, insinuando en el Tratado sobre Fuego Cósmico y en las

referencias sobre los siete Senderos que se abren al adepto que ha pasado la quinta iniciación. La

absorción en la Vida Una es lo que caracteriza a ese estado elevado de conciencia. Su principal

característica consiste en liberarse de todo lo que significan las palabras forma y ego...

 

Cada una de las etapas del gran Sendero de Liberación o Iluminación que hemos

considerado -Individualización, Iniciación e Identificación- han llevado a la Vida o al hombre

interno espiritual, de un punto a otro, de una cualidad a otra, de una realización a otra, de la

apariencia fenoménica a la vida espiritual, de la percepción física a la percepción emocional

sensoria y de alli a la separatividad y diferenciación mentales. Ha sido conducido del infierno al

cielo, del cielo al Nirvana, de la vida condicionada del Ego personal a la del alma del grupo, y de

alli al estado de liberación de la vida intuitiva pura. Ha pasado de la experiencia de la forma a esa

completa liberación de todas las impresiones vibratorias que le corresponde demostrar a la

naturaleza del Ser puro... Pero, al mismo tiempo, nada se ha perdido de la capacidad o de la

cualidad, o de la percepción sensoria...

 

"Por lo tanto, regocíjate, oh peregrino, que vas en pos del Ser iluminado, porque ganancia

y pérdida son lo mismo; la oscuridad y la luz revelan perpetuamente la Verdad; el amor y el deseo

invocan eternamente a la Vida.

 

Sólo desaparece el dolor. Sólo permanece la bienaventuranza -la bienaventuranza del

verdadero conocimiento, del contacto real, de la divina luz, el Camino hacia Dios" .

(Rayos II, págs. 29-34, ed. inglesa)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk