• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Las crisis que conducen a la iniciación. Las crisis del Alma

Así como hay cinco períodos de crisis en la vida del hombre cuando se esfuerza por alcanzar la culminación de la iniciación (denominadas las cinco iniciaciones), existen cinco períodos similares de crisis en el proceso de tomar forma en los tres mundos; tres son de mayor importancia: el primero, el tercero y el quinto. Cuando una alma (hablando también simbólicamente), actuando bajo el impulso divino, encarna y se somete a la experiencia racial a fin de desarrollar ciertas cualidades manifestadas, se producen también cinco períodos de crisis. Hablo aquí en términos de la humanidad como un todo, a medida que el género humano expresa lo que llamamos "estado humano de consciencia". No me refiero al alma individual, si puedo emplear este inadecuado término. Estos cinco períodos de crisis señalan la transferencia de la vida del alma de una raza a otra. Cada vez que esto sucede se produce un desarrollo racial y la raza se apropia, más o menos conscientemente, de otros vehículos de expresión. La clasificación dada a continuación demuestra las apropiaciones que caracterizan a las cinco crisis raciales. 

 

1. En la civilización Lemuriana ….... la apropiación del cuerpo físico y sus cinco

Sentidos

 

2. En la civilización Atlante ……..... la apropiación del cuerpo astral

 

3. En la actual raza Aria ……........... la apropiación del cuerpo mental y el desarrollo

intelectual subsiguiente

 

4. En la raza futura …….....……...... la apropiación e integración consciente de la

triple personalidad

 

5. En la última raza …….....……...... la expresión, en toda su plenitud, del alma y sus

vehículos, y cierta medida de manifestación espiritual

 

…Estas etapas transcurren durante un período tan extenso y están tan estrechamente

relacionadas que cada una de ellas y cada período permiten realizar el siguiente, y sólo las

mentalidades analíticas ven o tratan de ver la diferencia que existe. El reflejo de esta

quíntuple experiencia en la vida individual del aspirante común inteligente, que responde y

saca provecho de la civilización y la educación de la época actual, se efectúa en el siguiente

orden:

 

1. La apropiación de la envoltura física. Tiene lugar entre los cuatro y los siete años,

cuando el alma que hasta ese momento sólo había influido, toma posesión del vehículo

físico.

 

2. Una crisis durante la adolescencia, en la que el alma se apropia del vehículo astral. La

gente no reconoce esta crisis y sólo el psicólogo común la percibe tenuemente debido a

las momentáneas anormalidades que presenta, aunque no distingue la causa sino

únicamente los efectos.

 

3. Una crisis similar ocurre entre los veintiuno y los veinticinco años, en que el alma se

apropia del vehículo mental; entonces el hombre común debería empezar a responder a

las influencias egóicas, y en el caso del hombre evolucionado frecuentemente lo hace.

 

4. Una crisis entre los treinta y cinco y los cuarenta y dos años, en que se establece el

contacto consciente con el alma; la triple personalidad comienza entonces a responder

como unidad, al impulso del alma.

 

5. Durante los restantes años de vida debería establecerse una creciente y fuerte relación

entre el alma y sus vehículos, lo cual conduce a otra crisis entre los cincuenta y seis y

los sesenta y tres años. De esa crisis dependerá la futura utilidad de la persona, de si el

ego continuará utilizando los vehículos hasta la vejez, o si tendrá lugar un retiro

gradual de la entidad que mora internamente.

 

En el transcurso de las épocas, hubo muchos ciclos de crisis en la historia de la vida

de un alma, pero estas cinco crisis mayores pueden ser delineadas con claridad desde el

punto de vista de la visión superior. (Rayos II, pp. 52-3)

 

Desde el ángulo de… [las] influencias de rayo, tenemos (en la vida del aspirante) una

recapitulación del triple proceso que podríamos denominar "un proceso de desarrollo de las

consciencias lemuriana, atlante y aria". En el Sendero de Probación, el rayo del cuerpo

físico debe subordinarse a los poderes que emanan de esos rayos egoicos que afluyen desde

la hilera externa de pétalos del loto egoico… los pétalos del conocimiento. En el Sendero del

Discipulado el cuerpo astral es subyugado por el rayo del alma a medida que afluye desde la

segunda hilera de pétalos, los del amor. En el Sendero de Iniciación, y hasta la tercera

iniciación, el rayo del cuerpo mental es subyugado por la fuerza de los pétalos del sacrificio,

que están en la tercera hilera… Después de la tercera iniciación, la entera personalidad

compuesta de los tres aspectos, se hace sensible a la energía del fuego eléctrico puro o vida,

a medida que afluye a través del cerrado "capullo que se halla en el corazón del loto

egoico"… Tal es el programa para la humanidad en lo que respecta al desarrollo de la

consciencia humana. (Rayos II, pp. 31-2)

 

El problema de los discípulos consiste en expresar la dualidad amor y voluntad, a

través de la personalidad. Esta afirmación es la verdadera enunciación de la meta del

discípulo. El objetivo del iniciado es expresar la Voluntad de Dios mediante el desarrollo del

amor y el sabio empleo de la inteligencia. El precedente enunciado proporciona la base para

definir las tres etapas del desarrollo del ego –individualización… iniciación… identificación.

(Rayos II, pp. 21-2)

 

Estas tres palabras, individualización, iniciación e identificación, abarcan todo el

proceso de la carrera del hombre desde el momento en que entra en el reino humano hasta

que sale de ese reino en la tercera iniciación y actúa libremente en el quinto, el reino de Dios.

 

Para entonces, habrá aprendido que la consciencia es libre e ilimitada y que puede actuar en

la forma o fuera de ella, según el mandato del alma o de acuerdo a cómo puede servir más al

Plan. Entonces el alma ya no está condicionada por la forma. (Rayos II, p. 34)

 

Por lo tanto, se observará que existen aquí dos puntos de identificación… Uno marca

la etapa donde la forma, la materia, la sustancia, el tiempo y el espacio son factores

dominantes que aprisionan al alma dentro de su tipo de consciencia. Esto significa la

identificación con la vida de la forma. El otro significa la identificación con todo lo que está

fuera de la expresión de la forma y liberado de ella. (Rayos II, p. 36)

 

Cuando el ego o alma, se apropia de una envoltura a fin de expresarse y obtener

experiencia, se producirán inevitablemente períodos de crisis:

 

1. Un período consiste en pasar a un plano particular a fin de poder encarnar. Esto

significa descender a un plano inferior, o bien pasar de uno inferior a otro

superior…

 

2. Otro período de crisis ocurre cuando el cuerpo mental es impulsado a la

actividad y el cuerpo etérico es vitalizado en forma similar. (Rayos II, pp. 50-1)

 

… Se indican aquí dos crisis en la vida subjetiva del alma:

 

1. La crisis en la que el alma, cegada, limitada e impedida por la forma, empieza a

trabajar en la cantera de la experiencia, lejos de su país, con herramientas

inadecuadas y momentáneamente en completa y autoimpuesta ignorancia,

respecto al diseño o canon.

 

2. La crisis que tiene lugar mucho más tarde, durante la experiencia del alma en

que ésta conoce mejor el diseño y el material con que ha sido preparado. El alma

ya no está ciega y puede trabajar en colaboración con otras almas en la

preparación del material para el último Templo del Señor. El alma, encarnada en

la forma humana, entrega a ese templo la contribución particular que hace al

todo y que simbólicamente podría decirse que es:

 

a. La piedra colocada en los cimientos que tipifica la vida física consagrada

b. La columna del Templo que tipifica el deseo o la vida aspiracional

c. El diseño trazado sobre el tablero que coincide con el Gran Canon o Diseño,

y constituye un fragmento de ese diseño que el individuo tuvo que buscar y

proporcionar

d. La radiación o luz que aumentará el Shekinah, luz que "brilla siempre en el

Este"

 

Cuando el alma se apropia de una envoltura tras otra para expresarse, surgen tres

cosas relacionadas con la tarea:

 

1. La condición que prevalece en la sustancia de las envolturas determina el equipo

 

2. La capacidad de responder al canon depende del grado de desarrollo de la consciencia

 

3. La capacidad para trabajar en conexión con el Plan depende de la cantidad y cualidad

de las crisis sufridas

 

Todo esto tiene lugar a medida que el alma pasa una y otra vez por la experiencia de

la encarnación física; más adelante progresa conscientemente de un plano a otro, y todo lo

emprende con definida intención. El trabajo se hace más fácil y se progresa con mayor

rapidez a medida que el alma, activa, inteligente e intuitivamente, comienza a trabajar con el

canon, transmitiéndole, cuando pasa de una crisis a otra (cada una de las cuales marca una

expansión de consciencia), un mayor desarrollo y una fresca captación del gran Diseño,

juntamente con un equipo mejor y más adecuado para llevar a cabo el trabajo.

(Rayos II, pp. 57-8)

 

Los procesos de apropiación y desapego

 

Este proceso de apropiación es una cuestión dual o, más bien, implica una actividad

dual –la de recibir y dar, acaparar y renunciar, adueñarse de lo que se desea y desprenderse

de lo que se ha retenido…

 

Al considerar los procesos de apropiación, deben estudiarse las frases que se dan a

continuación, pues arrojan luz sobre las distintas etapas y desde diferentes ángulos:

 

1. La etapa de concreción y materialización. El alma se posesiona de lo que

necesita y desea para la construcción de la forma

 

2. La etapa de la encarnación, a la cual se entra ciegamente

 

3. El período en que el objetivo principal es la satisfacción de los deseos, los

cuales abarcan toda la gama desde el deseo físico y su satisfacción hasta el

deseo general e indefinido de la liberación

 

4. El proceso detallado de apropiarse de:

 

a. un cuerpo o cuerpos

b. una envoltura o envolturas

c. un vehículo o vehículos

d. una forma o formas

 

5. El sumergimiento en la oscuridad, resultado del deseo. Se eligió la oscuridad de

la ignorancia, y el hombre empezó por el deseo, a abrirse camino de la

oscuridad a la luz, de la ignorancia al conocimiento, de lo irreal a lo Real

 

6. El Sendero de salida a fin de adquirir posesiones

 

7. El egoísmo es la característica principal del yo en relación con el no-yo y su

identificación con el mismo

 

8. El amor a las posesiones, la prostitución del amor espiritual

 

9. El afán de adquirir, la ilusión de la necesidad material

 

10. El período llamado en la Biblia "vida licenciosa" del Hijo Pródigo

 

11. La aplicación y el empleo de la energía para fines personales y egoístas

 

12. La vida de la personalidad y todo lo que ella implica –ambición, propósito

egoísta, etc.

 

13 El apego a lo que se ve y conoce y a las formas conocidas, familiares, externas

y objetivas

 

14. La etapa en que se construyen formas mentales, primero sin darse cuenta, luego

con deliberado egoísmo

 

15. El período en que se está absorbido en las cosas terrenales

 

16. El mundo, la carne y el demonio

 

En lo que respecta a la expresión del alma, regida por el apego, las siguientes frases y

párrafos darán una idea del progreso y de la intención:

 

1. La etapa de la espiritualización y desmaterialización. El alma actúa teniendo

ante sí el propósito de liberarse y no de adquirir experiencia en el plano físico.

 

2. El desprendimiento de la forma

 

3. El período donde se llega a la saciedad; los deseos han dominado tanto y han

sido satisfechos tan frecuentemente que ya no tienen atractivo

 

4. El proceso detallado de liberarse de:

 

a. un cuerpo o cuerpos

b. una envoltura o envolturas

c. un vehículo o vehículos

d. una forma o formas

 

5. El surgimiento en la luz, modo simbólico de expresar lo contrario al

sumergimiento en la oscuridad

 

6. El sendero de Retorno, que tiene como móvil no desear nada para el yo

separado. Comienzo de la consciencia y del trabajo grupales

 

7. El altruismo, característica principal del Alma o Ser

 

8. La liberación del deseo de poseer y del afán de adquirir, que es por lo tanto un

estado carente de deseos

 

9. El establecimiento del sentido de la realidad como principio regente de la vida

 

10. El retorno del Hijo Pródigo al hogar del Padre

 

11. La aplicación y el empleo de la energía para propósitos grupales, en

colaboración con el Plan para la totalidad

 

12. La vida del alma con todo lo que implica esta frase

 

13. El amor de Dios en contradicción con el amor propio

 

14. El apego a lo invisible, verdadero, subjetivo y Real, sólo posible cuando se ha

desapegado de lo visible, falso, objetivo o irreal

 

15. La liberación total del control de la mente inferior

 

16. El período cuyo centro de interés es el reino de Dios y del alma

 

17. La Realidad. Lo amorfo. Dios

 

Debe recordarse que, cuando se consideran los métodos de apropiación de los siete

rayos y las etapas opuestas, tratamos con energías. (Rayos II, pp. 70-2)

 

Las crisis del alma

 

1. Crisis de la Encarnación …........... Individualización ….. Cáncer ….......... Cardinal

2. Crisis de la Orientación …............ Reversión ….............. Aries …............ Cardinal

3. Crisis de la Iniciación …............... Expansión ….............. Capricornio ….. Cardinal

4. Crisis de la Renunciación …......... Crucifixión …............ Géminis …....... Mutable

5. Crisis del Campo de Batalla …..... Conflicto …............... Escorpio …....... Fija

6. Crisis del Lugar de Nacimiento … Iniciación ….............. Virgo …............ Mutable

7. Crisis de la Tierra Ardiente …...... Liberación …............. Leo …............... Fija

 

Considerando estas crisis que tienen lugar en la historia de la vida del alma, desde su

primera encarnación hasta su liberación final, se hallará que siete constelaciones importantes

y sus influencias, afluyen a través de los planetas exotéricos y esotéricos, y presentan las

circunstancias y condicionan el medio ambiente del hombre espiritual progresista. Cuando

cualesquiera de estas constelaciones ejerza una influencia predominante, aparecerán ciertas

vidas, y dichas constelaciones producirán ese enfoque de fuerzas que –dado el equipo

particular del hombre en cualquier momento determinado– evocará de éste el máximo

esfuerzo posible, permitiéndole avanzar hacia un estado de consciencia más iluminado.

 

Observarán que no digo "permitirán triunfar". Un hombre puede triunfar, venciendo las

condiciones de prueba y conquistando las circunstancias en el plano físico y, sin embargo,

ser derrotado. La razón de esto estriba en que si la lucha y el surgimiento no producen

cambios básicos en la consciencia y un horizonte más amplio, resultarán inútiles para llevar

a cabo su tarea asignada.

 

Al estudiar los momentos de crisis, deber recordarse que se experimentan

aproximadamente tres veces, de acuerdo al ciclo mayor de vida y también a que son

recapituladas en menor grado en una vida particular o en un conjunto de vidas. Los tres

ciclos de mayor importancia en la consciencia del ego reencarnante son:

 

1. El ciclo evolutivo, desde la individualización hasta la liberación, desde la etapa del

hombre primitivo hasta que aparece en el escenario de los asuntos mundiales un Maestro de

Sabiduría, un Buddha o un Cristo.

 

2. El ciclo de aspiración, desde la etapa del hombre inteligente integrado hasta la del

discípulo aceptado, y desde la expresión intelectual en los tres mundos a la del probacionista

que intenta pasar las pruebas del Sendero y empieza conscientemente a tomar por su cuenta

el desarrollo espiritual.

 

3. El ciclo de iniciación, desde la etapa preparatoria del discípulo aceptado hasta la de

Maestro y de grados aún superiores. Estas siete crisis se repiten durante el proceso de

autoiniciación en el mundo del significado y de la realidad. Constituyen la nota clave o el

móvil de cada una de las siete iniciaciones, las cuales permiten entrar en un estado de

consciencia divina en cada uno de los siete planos de experiencia y expresión divinas.

(Rayos III, pp. 353-4 )

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk