• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Los Éteres

La palabra "sustancia" significa lo que "está debajo" o detrás de las cosas... el éter del espacio... es el medio en que actúa o se hace sentir la energía o fuerza... Sustancia es el éter en uno de sus múltiples grados, subyacente en la materia misma. (La Conciencia del Átomo, pág. 37, ed. inglesa).

 

El científico moderno, no se ocupa aún de las causas; durante el pasado sólo se acercó al reino de dichos impulsos iniciales cuando comenzó a comprender el aspecto energía de la materia y a considerar la naturaleza del átomo. Cuando sus pensamientos puedan ser aplicados más directamente a esclarecer y a considerar los sustratos etéricos que subyacen en lo tangible, sólo entonces penetrará en el dominio de las causas... habrá dado un gran paso adelante, porque de acuerdo a la Ley de Analogía, se hallará en posición de comprender algunos de los secretos mayores de la manifestación solar. (Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 1028, ed. inglesa). 

 

El quinto Kumara, el Señor del séptimo Rayo... ocupa la posición peculiar de

"Regente de los Devas Constructores" del plano físico, los devas de los éteres... Trabaja por

medio del cuerpo etérico de todas las formas y, gracias a la fuerza que fluye de Él, podemos

esperar ese acrecentado estímulo en la materia del cerebro etérico, la cual hará que el cerebro

físico pueda recibir la reveladora verdad superior; ello pondrá en manos de los científicos los

secretos de los éteres cuarto y tercero.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 441, ed. inglesa).

 

Cuando consideramos los niveles etéricos del plano físico, que nos ocupamos de esos

planos en los cuales se halla la verdadera forma y estamos próximos a la solución del

misterio del Espíritu Santo y de la Madre. Por esta comprensión hasta incluir todo un sistema

solar, se logrará esclarecer el vínculo que existe entre los cuatro planos superiores del

sistema y los tres mundos del esfuerzo humano. Tenemos en el macrocosmos los cuatro

planos de la vida supraconsciente o vibraciones centrales, que constituyen la base de la vida

y la energía del cuerpo etérico de un Logos planetario y de un Logos solar, y los tres planos

de vida consciente y autoconsciente que forman el vehículo físico denso de un Hombre

celestial y del gran Hombre de los Cielos.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 916, ed. inglesa).

 

El trabajo en niveles etéricos y la energía y actividad que se origina en el mismo, son

los factores principalmente responsables en el plano físico de todo lo que es tangible,

objetivo y manifestado. (Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 916-917, ed. inglesa).

 

Si pudieran ver el mundo etérico como lo experimentan y ven Quienes se hallan en el

aspecto interno de la vida, lo observarían (continuamente y sin pausa) como el gran acto

planetario de restitución. Verían una gran actividad dentro del mundo etérico, donde el

ánima mundi, el alma animal y el alma humana, constantemente restituyen la sustancia de

todas las formas físicas al gran depósito de sustancia esencial.

(Rayos IV, pág. 424, ed. inglesa)

 

Los científicos ya están investigando el cuarto éter, y gran parte de lo que postulan

respecto al éter, al átomo, al rádium y al último "protilo", tiene que ver con el cuarto éter... el

cuarto éter del plano físico del sistema está asumiendo... el lugar que le corresponde en la

mente de los hombres, y la fuerza eléctrica de dicho subplano está siendo adaptada y

utilizada por el hombre en las artes mecánicas, en los medios de transporte, en la iluminación

y en la curación. Estas cuatro adaptaciones de la electricidad... se aplican en el plano físico

en forma similar a como se utiliza la fuerza eléctrica búdica.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 320-321, ed. inglesa).

 

Únicamente cuando se comprenda mejor la energía atómica y, en cierta medida, el

cuarto éter, alcanzaremos el dominio del aire que, inevitablemente, tenemos por delante.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 496, ed. inglesa).

 

El reino mineral llegará a su manifestación superior en la materia del cuarto éter,

teniendo lugar desde ya dichas transmutaciones pues todas las sustancias radiactivas que

actualmente se están descubriendo [escrito en 1925] se convierten en materia del cuarto éter.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 935, ed. inglesa).

 

La entrada al poder de este cuarto Rayo (advenimiento que puede esperarse al fin de

este ciclo menor, que se inició en 1924), producirá en cualquier momento la correspondiente

actividad en conexión con el cuarto subplano de cada plano, comenzando por el cuarto éter

físico. Esto producirá los siguientes efectos:

 

Primeramente, los científicos del plano físico podrán hablar con autoridad acerca del

cuarto éter, aunque no lo reconozcan como el inferior de los cuatro grados etéricos de

sustancia: se comprenderá su esfera de influencia y su utilización, y la "fuerza" llegará a

conocerse lo mismo que hoy se conoce el hidrógeno, como un factor de la materia o la

manifestación eléctrica de energía dentro de límites precisos. Su manifestación ya puede

verse en el descubrimiento del radio, así como en el estudio de las sustancias radiactivas y en

la demostración electrónica. Este conocimiento revolucionará la vida del hombre; pondrá en

sus manos lo que los ocultistas llaman "poder de cuarto orden" -en el plano físico. Permitirá

utilizar la energía eléctrica para la regulación de su vida diaria en forma hasta ahora

incomprensible; producirá nuevos métodos de iluminación y de calefacción a bajo costo y

prácticamente sin gasto inicial. Quedará establecida como una realidad la existencia del

cuerpo etérico; la curación del cuerpo físico denso a través del cuerpo etérico, mediante la

utilización de la fuerza y de la radiación solar, reemplazará a los métodos actuales. La

curación entonces asumirá prácticamente dos aspectos:

 

1. Vitalización por medio de:

 

a. la electricidad,

 

b. la irradiación solar y planetaria.

 

2. Procesos curativos definidos, gracias al conocimiento oculto de:

 

a. los centros de fuerza,

 

b. el trabajo de los devas del cuarto éter.

 

Los transportes por mar y tierra serán en gran parte reemplazados, utilizándose rutas

aéreas y desplazamientos de grandes aparatos a través del aire mediante la instantánea

aplicación de la fuerza o energía inherente al éter mismo, que reemplazará los sistemas

 

Los estudiantes de religión estudiarán la manifestación de 1o que llamamos "aspecto

vida", así como el científico estudia el llamada aspecto "materia"; ambos llegarán a

comprender la estrecha relación que existe entre estos dos aspectos, con lo cual se llenará el

antiguo vacío y cesará temporalmente la lucha entre la ciencia y la religión. Se pondrán en

práctica métodos precisos para demostrar que la vida persiste después de la muerte del

cuerpo físico, y la trama etérica será reconocida como factor operante.

 

Se buscará la conexión entre los diferentes planos y se estudiará la analogía entre el

cuarto subplano etérico y el cuarto plano o búdico (el cuarto éter cósmico), pues nos daremos

cuenta de que la vida de esas Entidades reconocidas como los Logos planetarios, fluye a

través de nuestro esquema desde el cuarto plano cósmico y, en sentido muy especial, a través

de todas las analogías menores. El alineamiento será el siguiente:

 

1. El cuarto plano cósmico, el búdico cósmico.

 

2. El cuarto éter cósmico, el cuarto plano del sistema; el búdico.

 

3. El cuarto subplano, el etérico de nuestro plano físico.

 

Existe una línea de menor resistencia en los planos del cosmos, que tiene una

actividad especial en conexión con los Hombres celestiales, manifestándose en Sus propios

planos y, en consecuencia, en conexión con los entes de Sus cuerpos en niveles inferiores. Se

reconocerá la existencia de líneas de fuerzas que se extienden por todo nuestro esquema

desde fuera del sistema, las cuales serán reconocidas como un hecho; los científicos las

interpretarán como fenómenos eléctricos y los religiosos como la vida -fuerza vital de ciertas

 

Los estudiantes de filosofía tratarán simultáneamente de vincular estas dos escuelas

de pensamiento, poniendo de manifiesto la inteligente adaptación de los fenómenos

eléctricos denominados materia -ese material activo y energetizado que llamamos sustanciaal

propósito vital de un Ser cósmico. Por lo tanto, en los tres campos del pensamiento,

científico, religioso y filosófico, tenemos el principio de la formación consciente o la

construcción del Antakarana, en el grupo designado como la quinta raza raíz.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 428-430, ed. inglesa).

 

A medida que vaya adquiriendo conocimiento sobre los cuatro tipos de éteres; que

comprenda su acción vibratoria, que conozca las sustancias de que están compuestos, cómo

se utilizan, qué propiedad poseen como conductores de luz y los diversos ángulos desde los

cuales pueden ser estudiados, surgirá un conocimiento paralelo respecto a los

correspondientes éteres cósmicos; mucho respecto a ellos podrá deducirse de lo que ya se

conoce en relación con los cuatro éteres físicos solares. Por ejemplo, el cuarto éter... tiene en

esta etapa ciertas características...

 

1. El rayo violeta emplea al éter como medio.

 

2. La mayoría de los cuerpos etéricos humanos están construidos con material del

cuarto éter.

 

3. El cuarto éter es, en gran parte, la principal esfera de influencia de los "devas de las

sombras", o esos devas violeta internamente interesados en la evolución física del

 

4. Dentro de la esfera etérica la evolución humana y dévica establecerán contacto más

 

5. Los cuerpos físico densos son construidos en la cuarta esfera etérica.

 

6. Es la esfera de la individualización física...

 

7. Este cuarto éter, en esta cuarta ronda y en esta cuarta cadena, ha de ser totalmente

dominado por la Jerarquía humana, la cuarta Jerarquía creadora. Cada ente de la

familia humana debe lograr este dominio antes de terminar esta ronda.

 

8. Es la esfera donde se pasan las iniciaciones del umbral y se emprenden las cinco

iniciaciones en el plano físico.

 

Mucho más podría agregar a esta enumeración, pero sólo he indicado aquello que

puede ser comprendido fácilmente y tiene su analogía en el plan búdico, el cuarto éter

cósmico.º (Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 326-327, ed. inglesa).

 

Poco se ha dado hasta ahora sobre la relación existente entre los cuatro éteres físicos

y los cuatro cósmicos; sin embargo, y el proceso iniciático lo revela, existe una relación

directa entre ellos... Además existe una relación directa entre los cuatro aspectos del Karma

(Ley de Causa y Efecto) y los cuatro éteres físicos, lo mismo que en los cuatro éteres

cósmicos; más adelante, esta relación constituirá la base de una nueva ciencia esotérica.

(Telepatía y el Vehículo Etérico, pág. 168, ed. inglesa).

 

Electricidad en el primer plano, logoico o divino, manifestándose como Voluntad de

ser. (Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 311, ed. inglesa).

 

Electricidad en el plano monádico, se demuestra como primera manifestación de la

forma, aquello que causa la coherencia de la forma.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág: 311, ed. inglesa).

 

En el tercer plano que es primordialmente el plano de Brahma, esta fuerza eléctrica

se manifestó como propósito inteligente.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 316, ed. inglesa).

 

Esta fuerza eléctrica se manifiesta como calor en el cuarto plano.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 319, ed. inglesa).

 

Esto se comprenderá más adelante cuando la ciencia comprenda cada vez más la

verdad de que:

 

1. Todos los fenómenos físicos, tal como entendemos el término, tienen un origen

eléctrico y una vibración inicial en el primer subplano del plano físico.

 

2. La Luz, en el plano físico, está íntimamente vinculada con el segundo éter, que la

utiliza como medio.

 

3. El sonido actúa a través del tercer éter.

 

4. El color, en un sentido peculiar, está vinculado al cuarto éter.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 319-320, ed. inglesa).

 

A medida que vaya transcurriendo el tiempo, la tarea que han de realizar los Hombres

celestiales en las esferas etérico cósmicas será mejor comprendida y ayudada por las

inteligencias menores, las cuales -mediante el estudio de los éteres físicos- obtendrán con el

tiempo la clave de la manifestación mayor. La Ciencia es la sierva de la Sabiduría, y abre la

puerta que conduce a los infinitos horizontes y extensiones cósmicas donde se encuentran

esas grandiosas Inteligencias que manipulan la materia de los planos superiores y la moldean

en la forma deseada, haciendo que las vibraciones iniciadas se perciban en los confines más

lejanos del "círculo no se pasa" solar. Entonces, automáticamente, todas las vidas menores y

la materia más densa son arrastradas y llevadas hacia las formas y canales necesarios.

 

Vibración o actividad inicial; luz o actividad que adquiere forma y anima a la forma; sonido,

base de la diferenciación y origen del proceso evolutivo, y color, la séptuple diferenciación,

así se lleva a cabo el trabajo.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, pág. 329, ed. inglesa).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk