• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

LA ENERGIA DE LA CIENCIA DINÁMICA DEL GOBIERNO

Inauguración de nuevas técnicas

 

Ciertos grupos son un experimento para fundar o iniciar puntos focales de energía en la familia humana, por donde pueden afluir ciertas energías a la raza de los hombres.

 

Constituyen un experimento para inaugurar ciertas técnicas nuevas de trabajo y de métodos de comunicación. Señalaré que estas tres últimas palabras resumen todo el asunto.

 

Tales grupos tienen por objeto facilitar la mutua interrelación o comunicación... El grupo será el de los Organizadores Políticos, y se ocupará de los factores políticos en cada nación.

 

Los de este grupo trabajarán en el campo del gobierno mundial humano, ocupándose de los problemas de la civilización y de las relaciones existentes entre las naciones. Su objetivo principal será lograr la comprensión internacional... 

 

Estos grupos son también la exteriorización de una condición interna existente.

Esta fuerza grupal fluirá entonces por los diversos grupos en la medida en que los discípulos

hagan, como grupo, las siguientes cosas:

 

1. Mantenerse en armonía con la fuente interna de poder.

 

2. No perder nunca de vista el objetivo grupal.

 

3. Cultivar la doble capacidad de aplicar las leyes del alma a la vida individual y las

leyes del grupo a la vida grupal.

 

4. Utilizar todas las fuerzas que afluyen al grupo para prestar servicio.

(El Discipulado en la Nueva Era, Tomo I, p. 48, 50, 52)

 

Fuentes de Poder

 

El poder que el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo manejará oportunamente,

será extraído de dos fuentes, primero, de ese centro interno o gobierno mundial subjetivo,

cuyos miembros son responsables de la difusión de esos ideales e ideas que han conducido a

la humanidad hacia adelante una época tras otra. Este centro interno ha existido siempre, y

todos los grandes conductores de la raza, en todos los sectores, han estado vinculados con él.

 

Los grandes idealistas y trabajadores mundiales (como el Cristo y Su gran hermano, el Buda,

y aquellos trabajadores menores como Platón, Spinoza, Abraham Lincoln y Florence

Nightingale), han estado asociados a ese centro. Es enorme la cantidad de asociados e

innumerables las categorías de estos trabajadores, pero lo que ha caracterizado a todos ha

sido el autosacrificio por el mejoramiento de la vida humana y el amor a sus semejantes. Sin

embargo, todos extrajeron su luz e inspiración de este punto central de enfoque. Los

miembros que componen este gobierno podrán vivir en cuerpos físicos o estar

desencarnados. Se supone que quienes leen estas páginas creen en la inmortalidad – la

creencia en que la conciencia del alma se perpetúa en alguna dimensión. Estas grandes almas

se distinguen principalmente por el hecho de que no conocen limitación mental, y su

inclusividad es tal que para ellos no existen distinciones raciales ni diferencias religiosas.

 

La segunda fuente de donde el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo extraerá su

poder, será de los hombres de buena voluntad que existen en el mundo en cualquier

momento dado. Serán capaces de poner en actividad, en determinado instante, tal fuerza de

pensamiento y tal trascendental opinión pública que oportunamente estarán en posición de

afectar definidamente los asuntos mundiales. Una de sus funciones consistirá en poner en

contacto a los hombres de ideales similares y también dirigir y fomentar sus esfuerzos.

(Siete Rayos, Tomo II, p. 498)

 

Tres energías principales comienzan a hacer impacto en su mente inferior, son:

 

1. La energía que impulsa las ideas, que llegan de la mente abstracta a lo largo del

antahkarana, y hacen contacto con su mente inferior ahora iluminada que, en este punto, las

trasforma en ideales para que las ideas divinas – que complementan el propósito divino –

puedan ser la herencia de la raza de los hombres. Cuanto mejor entrenada y controlada esté

la mente, tanto más fácil será la manipulación de este tipo de energía. Mediante esta energía

impulsora la Jerarquía (en el plano búdico) lleva adelante a la humanidad.

 

2. La energía de la intuición, es la palabra que empleamos para describir un

contacto directo con la mente de Dios en algún nivel relativamente elevado de la

experiencia. El efecto de esta energía, sobre la personalidad fusionada con el alma, consiste

en dar a la mente (receptiva a la energía de las ideas) un tenue destello, y proporcionar una

leve revelación del propósito de las ideas, subyacente en toda actividad jerárquica, en

beneficio de la humanidad. La intuición concierne totalmente a la actividad grupal; no se

interesa ni va dirigida a la revelación de cosas que conciernen a la vida de la personalidad...

 

No olviden que el plano búdico está estrechamente vinculado con el plano astral cósmico y

que toda intuición, cuando es controlada, requiere el empleo de la imaginación creadora, a

fin de ser desarrollada y presentada a la mente de los hombres. Hablando en forma general,

los Maestros intuyen las fases inmediatas de la intención divina, lo que constituye la “nube

influyente de cosas conocibles”, que ellos las trasforman en el Plan; entonces Sus discípulos

– con su capacidad intuitiva desarrollada lenta pero firmemente – empiezan a intuir tales

ideas, a presentarlas como ideales a las masas y así precipitar en el plano físico, los aspectos

necesarios del Plan.

 

3. La energía dinámica de la voluntad, viene luego y (a medida que el discípulo

perfecciona el antakarana) pasa, por medio del contacto, a la mente de la personalidad

fusionada con el alma, y desde allí encuentra su camino al cerebro. Aquí me refiero

lógicamente al discípulo en entrenamiento y no a los Maestros que trabajan en el centro de

esas energías; la Jerarquía es un gran punto receptor para los tres aspectos de la Tríada

espiritual, la voluntad espiritual, la intuición o razón pura y la mente abstracta.

 

En los ashramas de los Maestros el discípulo entra en relación directa con dichas

energías, dinámicas, reveladoras e impulsoras. Estas tres energías se enfocan a través de los

tres Guías de la Jerarquía y son dirigidas por Ellos: el Manu, el Cristo y el Mahachoan. El

Manu es el receptor y agente de la energía de la voluntad divina para la humanidad; el Cristo

es el agente distribuidor de la energía que atrae la revelación intuitiva; el Mahachoan es

responsable de la afluencia de ideas a la conciencia del discípulo, del aspirante y de los

intelectuales. Quisiera que recuerden que el principal esfuerzo de la Jerarquía espiritual es en

bien de la humanidad, porque el cuarto Reino de la Naturaleza es el Macrocosmos del triple

microcosmos de los tres reinos inferiores de la naturaleza.

(Siete Rayos, Tomo V, p. 581-583)

 

En este último campo el trabajo del primer Rayo de Voluntad o Poder, empieza a

hacer sentir su presencia, de allí la gran dificultad. La energía que actúa en la actividad

política aún no es comprendida. El trabajo del Aspecto Destructor ha sido mantenido

relativamente en segundo plano, y sólo durante el pasado medio siglo se hizo definidamente

activo. Esto fue posible porque todo el mundo, hablando prácticamente, estaba involucrado y

el primer rayo sólo puede actuar en la región o el reino de la síntesis.

(La Exteriorización de la Jerarquía, p. 37)

 

Las Energías políticas en expresión

 

Existe la tendencia entre los estudiantes esotéricos, especialmente entre los que

pertenecen a antiguos grupos piscianos, a considerar el interés puesto en las energías, que

producen los acontecimientos universales o que conciernen al gobierno y a la política, como

antagónico al esfuerzo esotérico y espiritual. Pero el nuevo esoterismo, patrocinado por los

grupos modernos y los tipos más mentales, considera todos los acontecimientos, los

movimientos mundiales y los gobiernos nacionales, y también todos los hechos políticos,

como expresiones de las energías que se encuentran en el mundo interno de la investigación

esotérica...

 

Ellos se preguntan: ¿por qué excluir la investigación política del plan de estudios

espirituales? Lo consideran de la misma o de mayor importancia, que las actividades de las

iglesias; los gobiernos condicionan a los pueblos y contribuyen a la formación de cualquier

civilización actual, obligando a las masas a seguir ciertas y necesarias líneas de pensamiento.

(La Educación en la Nueva Era, p. 75-76)

 

En esta época van surgiendo en el escenario de la actividad mundial ciertas poderosas

y dominantes personalidades de primer rayo, que están en contacto directo con esta fuerza de

Shamballa, siendo sensibles al impacto de la energía volitiva de la Deidad. De acuerdo a su

tipo de personalidad y a su etapa de evolución, así será su reacción a esta fuerza y su

consiguiente utilidad para el Señor del Mundo, a medida que desarrolla sus planes de

desenvolvimiento mundial. La energía de la voluntad de Dios actúa a través de esas

personalidades aunque aminorada, siendo con frecuencia mal aplicada y empleada, debido a

las diferentes y limitadas personalidades, y a la insatisfactoria interpretación dada por su

conciencia no desarrollada.

 

Estas personas se encuentran en todos los sectores de los asuntos humanos.

Son los individuos dominadores y los dictadores, en cada aspecto del vivir humano:

 

político, social, religioso y educativo. Nadie puede decir (hasta trascurrido un siglo por lo

menos) si su influencia y esfuerzos han sido buenos o malos. Cuando infringen

flagrantemente la Ley del Amor su influencia puede ser poderosa, aunque indeseable y

pasajera, por lo menos en lo que concierne a esa fase de sus actividades. Cuando satisfacen

las emergencias y las necesidades humanas y trabajan para restablecer y preservar

básicamente la “unidad de síntesis”, su influencia es benéfica y constructiva...

 

Deseo recordarles que empleo la palabra “energía” para referirme a la expresión

espiritual de cualquier rayo, y el término “fuerza” para indicar el empleo que hace el hombre

de la energía espiritual cuando trata de usarla y generalmente, como hasta ahora, aplicarla

mal... Resulta conveniente señalar aquí que tales exponentes de la fuerza de primer rayo son

con frecuencia odiados y poco comprendidos. Pueden emplear mal la energía disponible y a

menudo lo hacen, pero también la utilizan constructivamente dentro de los limites deseados

del plan inmediato.

(El Destino de las Naciones, p. 15-16)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk