• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

EL CUERPO FISICO, CUERPO ETERICO Y SU RELACION CON EL ALMA

 

El Cuerpo, la Apariencia Fenoménica

 

No es necesario dar muchas explicaciones referentes a esto, pues la naturaleza corpórea y el aspecto forma han sido objeto de investigación y tema de reflexión y discusión de los pensadores, durante muchos siglos. Gran parte de las conclusiones a que han llegado son básicamente correctas. El investigador moderno admite la Ley de Analogía como base de sus premisas y reconoce a veces que la teoría hermética, "así como es arriba es abajo", podría arrojar mucha luz sobre los actuales problemas. Los siguientes postulados serán esclarecedores:

 

El hombre, en su naturaleza corpórea, es una totalidad, una unidad.

 

Esta totalidad está subdividida en muchas partes y organismos.

LA ENERGÍA EMOCIONAL Y EL TEMOR, I

 

 El tema a considerarse es de aplicación sumamente práctica, por tratarse del cuerpo astral -cuerpo en que el hombre está más polarizado y del que es más potentemente consciente. En realidad el cuerpo etérico está bajo el umbral de la conciencia. Los seres humanos son inconscientes del paso de las fuerzas a través de este vehículo, pero se acercan más a su reconocimiento cuando hablan en términos de vitalidad o carencia de ella. El cuerpo físico hace sentir su presencia cuando algo anda mal o desea satisfacer uno de sus apetitos. Sin embargo, la situación cambia respecto al cuerpo astral, porque es el vehículo de experiencia para la mayoría, y la mayoría pasa gran parte de su vida consciente, registrando las reacciones de dicho cuerpo y vibrando entre dos polos, la felicidad y el sufrimiento, la satisfacción y el descontento, la seguridad y la duda, el valor y el temor. En verdad esto significa que la fuerza inherente y la vida del vehículo emocional sensorio rigen la expresión de la vida y moldean la experiencia del alma encarnada. Por lo tanto, es de valor comprender algo respecto a estas fuerzas, de dónde proceden y cómo actúan y reaccionan en el hombre. Allí está su campo de batalla y también su campo de victoria.

LA ENERGIA EMOCIONAL Y EL TEMOR, II

 

Se preguntarán: ¿Cuáles son las causas fundamentales del temor? Esta pregunta, si la llevamos retrospectivamente hasta los orígenes de la historia esotérica del sistema solar, no tiene respuesta inteligible. Sólo el iniciado avanzado puede comprenderla. El temor tiene sus raíces en la trama y urdimbre de la materia misma, y es por excelencia la formulación o efecto del principio mente y resultado de la actividad mental. El hecho de que las aves y los animales conozcan el temor, ubica el tema sobre una base más amplia que si sólo se tratara simplemente de la debilidad humana y el resultado de la actividad del funcionamiento de la mente humana. No es algo que proviene del poder de razonar del hombre, pero si empleara su razón en forma correcta podría eliminar el temor. Reside en lo que se denomina mal cósmico -frase altisonante, pero que nada dice. Es inherente a la realidad de la materia y a la acción de los pares de opuestos -alma y materia. Las almas sensorias de los animales y de los hombres se dan cuenta subconscientemente de factores tales como:

LA ENERGIA EMOCIONAL, VENCER LA DEPRESION Y LA DUDA

 

II. Depresión y su polo opuesto, el regocijo. Cuando tocamos el tema de la depresión, tratamos algo tan difundido que muy pocos escapan a sus ataques. Es como un miasma, una niebla que cubre al hombre y le imposibilita ver con claridad, caminar con seguridad y conocer la realidad. Es parte de la gran ilusión astral, y si esto es comprendido, resultará evidente por qué existe la depresión y por qué su causa es astral o física, e incidental a una situación mundial o personal. Por lo tanto, estudiaremos la depresión en los individuos y buscaremos sus causas:

 

1. El espejismo mundial que arrastra a las profundidades de la reacción mundial a la unidad aislada, la cual está libre de esas condiciones individuales que producen depresión. Este espejismo mundial con sus resultados desvitalizadores y deprimentes, tiene sus raíces en diversos factores, que sólo describiré brevemente:

LA PURIFICACIÓN DE LOS VEHICULOS FISICO, EMOCIONAL Y MENTAL

float: left; border-width: 5px; margin: 5px;7 de noviembre de 1920.

 

 En la época presente urge la necesidad de poseer instrumentos probados. Cuando Quienes guían la evolución humana en este período, escudriñan la raza en busca de esos instrumentos, ven que muy pocos están preparados para el servicio requerido. Pero también ven que algunos podrían, con cierto entrenamiento, satisfacer la necesidad en forma bastante adecuada.

 

A medida que la evolución avanza, cambia la polarización de la raza. Los hombres están ahora polarizados principalmente en su cuerpo emocional -están regidos por los sentimientos, los deseos y las preocupaciones de la personalidad. El cuerpo emocional es el punto focal de la personalidad, actuando como receptor y distribuidor de todo cuanto a ella concierne, siendo el punto de unión de lo superior y lo inferior.

CAUSAS DE ENFERMEDADES QUE SE INICIAN EN EL CUERPO ETÉRICO, I

Sería prudente recordar que no voy a tratar aquí esas causas que, produciendo efectos en el cuerpo físico, se inician en la mente o en el cuerpo astral. Necesariamente pasan a través del cuerpo etérico. El cuerpo etérico es un transmisor de todas las energías al cuerpo físico, y todo tipo de fuerza pasa a través de él y va a dis­tintas partes de la forma física, produciendo resultados buenos y malos, negativos o positivos, según el caso. Este es un hecho acep­tado. Considero aquí las enfermedades, los problemas y las dificultades físicas que surgen del cuerpo etérico mismo y se manifiestan en relación con el cuerpo físico. Esto es muy común y usual. Es esencial que se mantengan estas dos líneas de fuerza-actividad claramente diferenciadas en la mente. Ambas pasan a través del cuerpo etérico o provienen de éste, yendo al cuerpo físico, pero sólo una de ellas se origina en las dificultades que tienen origen etérico o que concierne a ellas.

CAUSAS DE ENFERMEDADES QUE SE INICIAN EN EL CUERPO ETERICO, II

A. Congestión

 

Muchas de las verdaderas dificultades puede atribuirse a la congestión o a la carencia del libre juego de las fuerzas. En esta relación podría puntualizarse que el cuerpo etérico es un meca­nismo de entrada y salida. Hay en consecuencia una relación cu­riosa e íntima entre éste y ciertos órganos como los pulmones, el estómago y los riñones. Esta simbología, cuando se la comprenda correctamente demostrará que existe profundamente una relación esotérica entre:

 

  1. La mente y los pulmones El proceso de la respiración con sus etapas de inhalación, intervalo y exhalación actúan en cone­xión con los dos aspectos de la fuerza, mental y física.

CAUSAS DE ENFERMEDADES QUE SE INICIAN EN EL CUERPO ETERICO, III

Las investigaciones médicas modernas mencionan mucho el “desequilibrio” de las glándulas endocrinas, y muchas dificultades físicas son adjudicadas a este frecuente desequilibrio. Pero detrás de estas condiciones del sistema glandular subyace el básico des­equilibrio de los centros. Sólo cuando hay una correcta compren­sión de las fuerzas y su recepción y consecuente empleo, se logrará el correcto equilibrio, y el sistema endocrino humano controlará al hombre físico en la forma designada. Es imperativo que se estudien ya los problemas siguientes:

 

  1. La adecuada recepción de la fuerza a través del centro apro­piado. Un ejemplo de ello puede hallarse en el correcto control del centro plexo solar, por el cual la sensibilidad astral puede ser registrada y debidamente manejada.

Los Centros y el Sistema Glandular, I

Es evidente que la enfermedad (cuando no es de origen grupal o resultado del karma planetario o debido a un accidente) surge de la actividad o inactividad de los centros. Ésta es una verdad básica, dada en forma sencilla. Los centros, como ya saben, rigen el sistema endocrino, que a su vez controla las siete zonas principa­les del cuerpo físico y es responsable del correcto funcionamiento de todo el organismo, produciendo efectos fisiológicos y sicológicos.

 

La importancia de este sistema glandular no se puede sobresti­mar. Es una réplica en miniatura de la constitución septenario del universo y el medio de expresión e instrumento de contacto para las fuerzas de los siete rayos, los Siete Espíritus ante el Trono de Dios. Acerca de esta verdad actualmente no reconocida, se cons­truirán los métodos de la medicina y de la curación, en la civili­zación futura.

Los Centros y el Sistema Glandular, II

El Centro Ajna. Ubicado entre las cejas, en la región de la cabe­za, está justamente arriba de los dos ojos, desde donde “actúa como pantalla para la radiante belleza y gloria del hombre espi­ritual”.

  1. Corresponde al sol físico y es la expresión de la personalidad, integrada y funcionante, ante todo como discípulo y final­mente como iniciado. Esta es la verdadera persona o más­cara.

  2. Adquiere plena actividad funcionante cuando se recibe la tercera iniciación. Recordaré que la Jerarquía considera esta iniciación como la primera y principal iniciación, algo que ya he comunicado. Es el órgano para la distribución de la energía del tercer aspecto, la energía de la inteligencia activa.

Los Centros y el Sistema Glandular, III

 El Centro Cardiaco. Está localizado entre los omóplatos, sien­do, en estos días y época, el centro que recibe mayor atención de Quienes son responsables del desenvolvimiento de la con­ciencia humana. En verdad, puede decirse que el rápido desarro­llo de este loto constituyó una de las razones por las cuales no pudo evitarse la guerra mundial. En un sentido, fue un aconte­cimiento necesario (dado el ciego egoísmo de la totalidad de la humanidad), porque era imprescindible hacer desaparecer to­das las antiguas formas de gobierno, de la religión y del crista­lizado orden social. La humanidad ha llegado ahora a la etapa de conciencia e interrelación grupales de un tipo profundamente espiritual, y se requerían nuevas formas por las cuales este nuevo espíritu pudiera funcionar más adecuadamente:

Los Centros y el Sistema Glandular, V

El Centro Sacro. Está localizado en la parte inferior de la zona lumbar, siendo muy poderoso, pues controla la vida sexual. Una de las cosas interesantes sobre este centro es que siempre debe seguir siendo un poderoso centro hasta que dos tercios de la humanidad haya recibido la iniciación, porque los proce­sos procreadores deben continuar y estar activos a fin de pro­porcionar cuerpos para las almas que nacen. Pero a medida que la raza progresa, este centro será controlado y sus actividades se llevarán a cabo inteligentemente como resultado del conoci­miento, de la percepción interna y de los contactos sutiles superiores, y no como resultado del deseo ilimitado e incontro­lado, como sucede ahora. No puedo explayarme más sobre esta cuestión, pues el tema es demasiado amplio. Sin embargo, lla­maré la atención sobre lo ya escritos y sugeriré, a quien tenga interés y tiempo, que reúna todo lo dicho en mis libros acerca del tópico del sexo a fin de compaginar un folleto sobre el mismo:

ENFERMEDADES Y PROBLEMAS EN RELACION CON LOS CHAKRAS, I

Clasificaré lo que tengo que decir sobre este tema, en cuatro títulos:

 

  1. Problemas que surgen por el despertar de los centros. Éstos constituyen la mayor dificultad y, por lo tanto, se tratarán primero.

 

  1. Problemas que surgen por el desarrollo de los poderes sí­quicos.

 

  1. Problemas vinculados con las condiciones y los problemas del grupo.

 

  1. Problemas relacionados con las salientes fuerzas de sexto rayo y las entrantes influencias de séptimo rayo.

 

a. PROBLEMAS QUE SURGEN DEL DESPERTAR Y EL ESTÍMULO DE LOS CENTROS

ENFERMEDADES Y PROBLEMAS EN RELACION CON LOS CHAKRAS, III

Podría decirse aquí en sentido amplio y general que:

 

  1. El estimulo produce el despertar de los poderes síquicos infe­riores si la energía entrante se dirige al plexo solar o al centro laríngeo. Pone en intensa actividad los centros y, en las primeras etapas, puede causar trastornos síquicos definidos. Para ilustrar esto quisiera indicarles la naturaleza general de las dificultades a las cuales está propenso físicamente el místico:

 

  1. El despertar del centro coronario puede originar serias perturbaciones, si se logra prematuramente, y a veces puede conducir a la demencia. La irritación de ciertas zonas del cerebro y determinadas clases de tumores cere­brales pueden ser provocados por la afluencia demasiado rápida de una energía más elevada que la que el hombre puede recibir antes de la iniciación.

LAS CAUSAS FUNDAMENTALES DE LAS ENFERMEDADES: CAUSAS QUE SE INICIAN EN EL CUERPO ETÉRICO

Sería prudente recordar que no voy a tratar aquí esas causas que, produciendo efectos en el cuerpo físico, se inician en la mente  o en el cuerpo astral. Necesariamente pasan a través del cuerpo etérico. El cuerpo etérico es un transmisor de todas las energías al cuerpo físico,  y todo tipo de fuerza pasa a través de él y va a distintas partes de la forma física, produciendo resultados buenos y malos, negativos o positivos, según el caso. Este es un hecho aceptado. Considero aquí las enfermedades, los problemas y las dificultades físicas que surgen del cuerpo etérico mismo y se manifiestan en relación con el cuerpo físico. Esto es muy común y usual. Es esencial que se mantengan estas dos líneas de fuerza-actividad claramente diferenciadas en la mente. Ambas pasan a través del cuerpo etérico o provienen de éste, yendo al cuerpo físico, pero sólo una de ellas se origina en las dificultades que tienen origen etérico o que concierne a ellas.

EL CORRECTO EMPLEO DE LA ENERGÍA

Al tratar la forma de vencer la vibración errónea y considerar la correcta dirección de la energía astral, podría ser de utilidad a esta altura, enumerar, muy brevemente, las energías mayores que impresionan al organismo humano y circulan por el cuerpo sensorio del hombre.

 

  1. Energías que pasan y repasan por el cuerpo sensorio del planeta mismo. Esto, en otras palabras, es el cuerpo astral del espíritu de la tierra.

     

    Esta entidad no es el Logos planetario, sino un ser de gran poder, en el arco involutivo, que guarda la misma relación con el Logos planetario, como el elemental astral con el ser humano. En Tratado sobre Fuego Cósmico se hallarán datos sobre esta vida, la cual constituye el conglomerado de un vasto número de vidas, y esos pitris lunares o constructores menores, que constituyen la vida sensoria del aspecto personalidad del Logos planetario -una fuerza muy poderosa tanto para el bien como para el mal, en el sentido en que empleamos la palabra "mal". En sí, el mal no existe, como tampoco el bien, en el sentido de los pares de opuestos.

LA NATURALEZA DEL CUERPO ETERICO

Gran parte de lo que expondré aquí posiblemente sea conocido, porque hay en mis libros una vasta información respecto al cuerpo etérico. Sin embargo, sería de valor que los estudiantes pudieran recibir, en pocas páginas, una idea general y los concep­tos fundamentales que subyacen en esta enseñanza o ¿debería decir en esta realidad? Si disponen de tiempo sería conveniente que relean lo que ya he dicho, y hojeen mis libros y artículos en busca de la palabra “etérico”. No se arrepentirán. La vida, el futu­ro entrenamiento, las conclusiones a que arribará la ciencia y un nuevo sistema de civilización, se enfocarán cada vez más en esta excepcional sustancia que es la verdadera forma que conforma todos los cuerpos físicos en cada reino de la naturaleza. Observen esta fraseología.

Cuadernos Para El Curso Sobre Curación Esotérica

A la hora de encarar nuestra posible atracción y el compromiso de ensayarse en la curación esotérica, el hecho de realizarla desde el alma significa que el curador debe estar dotado de poderes, cualidades y sensibilidades que deberá ir trabajando. Vamos a enumerar las quince que nos señala el Maestro DK y explicar brevemente algo de su contenido para mejor calibrar en qué etapa de este camino evolutivo hacia la curación esotérica nos encontramos.

Los Centros y el Sistema Glandular, IV

 

El Cuerpo, la Apariencia Fenoménica

 

No es necesario dar muchas explicaciones referentes a esto, pues la naturaleza corpórea y el aspecto forma han sido objeto de investigación y tema de reflexión y discusión de los pensadores, durante muchos siglos. Gran parte de las conclusiones a que han llegado son básicamente correctas. El investigador moderno admite la Ley de Analogía como base de sus premisas y reconoce a veces que la teoría hermética, "así como es arriba es abajo", podría arrojar mucha luz sobre los actuales problemas. Los siguientes postulados serán esclarecedores:

 

El hombre, en su naturaleza corpórea, es una totalidad, una unidad.

Los Centros y el Sistema Glandular, VI

 

  1. El Centro en la Base de la Columna Vertebral. Este centro, ante todo está controlado y regido por la Ley del Ser, ya men­cionada, y rige cuando el espíritu y la materia se unen, y la materia, la Virgen María -bajo la influencia del Espíritu San­to, la energía del vehículo etérico-, es trasladada “al Cielo”, donde (tal como lo expresa la fraseología cristiana) “se sen­tará al lado de su Hijo en el hogar del Padre”.

     

Este centro está ubicado en la base misma de la columna ver­tebral y sostiene a los demás centros. En la época actual se halla relativamente pasivo, porque sólo entra en plena actividad, por un acto de la voluntad, dirigida y controlada, del iniciado. Responde únicamente al aspecto voluntad y, durante la encarnación, la voluntad de ser constituye el factor que en la actualidad controla su vida y produce sus efectos cuando nutre y dirige el principio vida de la materia y la forma. De la misma manera en que el prin­cipio vida está “situado en el corazón”, también la voluntad de ser está situada en la base de la columna. Se han dicho muchas y peligrosas cosas vanas acerca de este centro, y todo el tema del “fuego kundalínico” ha demostrado ser una fábula fantástica y atrayente para los seudocultistas del mundo.

 

ENFERMEDADES Y PROBLEMAS EN RELACION CON LOS CHAKRAS, II

La tercera y última parte, de la cual no nos ocuparemos, es donde se produce la fusión total de las fuerzas corpóreas (enfo­cadas a través del centro ajna) con las fuerzas del alma (enfocadas por medio del centro coronario). En este momento se produce la evocación final de la voluntad de la personalidad (purificada y consagrada) que ha estado, como “la serpiente de la sabiduría, durmiendo enroscada” en la base de la columna vertebral, la cual asciende por el impulso de la devoción, la aspiración y la voluntad iluminada, fusionándose en la cabeza con la voluntad espiritual.

Ésta es la elevación final, por un acto de determinación discrimi­nadora del fuego kundalini, elevación que tiene lugar en tres etapas o impulsos:

 

  1. La etapa en que las energías inferiores son llevadas al centro plexo solar.

ENFERMEDADES Y PROBLEMAS EN RELACION CON LOS CHAKRAS, IV

Por consiguiente, los problemas son numerosos, pero pueden ser solucionados. Esto no debe olvidarse. El tema es vasto, pero muchas mentalidades tratan hoy de encararlo, y trabajan desinte­resada y altruistamente para producir los cambios necesarios, una mejor comprensión de la naturaleza física y sicológica del hombre y un nuevo acercamiento -tanto en la religión como en la educa­ción. Cuando el acercamiento místico y sus consecuencias -buenas y malas, materiales y espirituales- sean mejor comprendidas por el estudio y el experimento, llegaremos a una más plena compren­sión de nuestro problema y se desarrollará un programa mejor para el desenvolvimiento humano.

 

Quisiera hacerles ver que empleo aquí las palabras “místico y mística”, porque espero que lo que voy a decir despierte el interés de quienes reconocen la realidad del acercamiento místico a Dios y la vida mística del alma, pero aún rehusan ampliar el concepto que incluya también el acercamiento intelectual a la identifica­ción divina.

El Cuerpo Etérico, los Sistemas Nervioso y Endocrino

Lo que ahora diré está basado sobre ciertos comentarios expre­sados en páginas anteriores, donde señalé que:

 

  1. el cuerpo etérico,

  2. el sistema nervioso y

  3. el sistema endocrino

     

    están estrechamente “relacionados entre sí y constituyen un di­rectorio entrelazado de energías y fuerzas esencialmente vitales, energetizantes, dinámicas y creadoras..., dependiendo de ellas la salud interna del cuerpo”. Agregué a éstas la corriente sanguínea como distribuidora por todo el cuerpo de

EL DESPERTAR DE LOS CENTROS

Surgen aquí los siguientes interrogantes: ¿cómo puede pro­ducirse tal coordinación y despertar? y ¿qué pasos tendrán que darse para provocar esta vitalización y la oportuna actividad sin­tética de los tres centros? Ante estas preguntas, el verdadero ins­tructor se halla frente a una dificultad. No es fácil aclarar las actividades esotéricas y otras paralelas, resultado de la forma­ción del carácter. A menudo el aspirante ansía que se le diga algo nuevo, y cuando se le explica una antigua verdad –tan vie­ja y familiar que no produce reacción— le parece que el ins­tructor ha fracasado y se deja llevar por un sentido de futilidad y depresión. Sin embargo, esto debe ser enfrentado y las pre­guntas contestadas. Por lo tanto, expresaré los requisitos necesa­rios de la manera más sencilla posible, enumerándolos en su or­den correlativo y de acuerdo a su importancia, desde el punto de vista del aspirante común. Primeramente los clasificaremos y luego trataremos brevemente cada uno:

 

  1. La formación del carácter, primero y esencial requisito.

EL USO DE LAS MANOS

Al tratar sobre el manejo de las fuerzas, es de valor dar una breve información respecto al uso de las manos en este trabajo. Uno de los Maestros ha dicho: "Sólo mediante la mano armada o preparada, ya sea para conquistar o perecer, el místico moder­no puede tener la esperanza de lograr su objeto". Diré algunas palabras respecto a las manos, pues en estas frases hay más en­señanza oculta de lo que parece.

 

En uno de los libros antiguos, accesible para la instrucción de discípulos, se encuentran estas palabras:

 

"La mano armada es una mano vacía y esto protege a su poseedor de las acusaciones de sus enemigos. Es una mano libre de la mácula de los cuatro males simbólicos ‑el oro, la lujuria, el puñal y el dedo incitador".

 

Estas palabras son muy significativas, y sería beneficioso estudiar brevemente el tipo y la cualidad de las manos que ca­racterizan a los discípulos. En las distintas enseñanzas esotéricas las manos juegan un gran papel, debido a que son, por cuatro razones:

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk