• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Meditación: Pensamiento Simiente

Deben aprender a dar una significación más amplia a la palabra meditación que hasta ahora. El pensamiento concentrado es parte de la meditación planetaria; planear cuidadosamente cómo ayudar a los necesitados y buscar todos los canales de pensamiento para hacer que ese plan sea útil y efectivo, esto es meditación; abrirse a la impresión espiritual y colaborar así con la Jerarquía, esto es meditación; en esta enumeración de las posibilidades meditativas no he abordado la meditación creadora, responsable del proceso evolutivo y del controlado progreso de todo el mundo de las formas, hacia una mayor gloria y luz.

 

El trabajo realizado hasta ahora en grupos esotéricos como la Escuela Arcana y otros que enseñan a meditar, sólo es un aprendizaje de la necesaria concentración. La práctica de la meditación que se lleva a cabo en el cuarto grado permite realizar algún trabajo creador y únicamente en sus etapas más elementales; sin embargo, la Escuela Arcana lleva a los aspirantes del mundo a practicar la meditación ocultista, pero de ninguna manera de naturaleza mística. La meditación mística es una antigua fórmula, y su empleo indica el paso siguiente para las masas humanas; los aspirantes y discípulos que quieren trabajar en un ashrama colaborando con el Plan y guiados por un Maestro, no deben practicar la meditación mística. 

Desarrollo Mediante La Meditación de la Iniciación

El centro cardíaco se abre antes que el coronario. El amor debe desarrollarse antes de emplear sin peligro el poder. Por lo tanto, la luz del amor debe actuar antes de utilizar conscientemente la luz de la vida. Cuando el loto del centro cardíaco se abre y revela el amor de Dios, tiene lugar, por la meditación, un desarrollo sincrónico en la cabeza. Se despierta el loto de doce pétalos en la cabeza (analogía superior del centro cardíaco, intermediario entre el loto egoico de doce pétalos, en su propio plano, y el centro coronario). La glándula pineal pasa gradualmente de un estado de atrofia a uno de plena actividad, y el centro de la conciencia es transferido de la naturaleza emocional a la conciencia de la mente iluminada. Esto señala la transición efectuada en el místico para entrar en el sendero del ocultista, conservando, como ocurre siempre, su conocimiento y percepción mística, pero agregando a ello el conocimiento intelectual y el poder consciente del ocultista y del yogui entrenado.

 

Desde el punto de poder, situado en la cabeza, el yogui dirige todos sus asuntos y esfuerzos, proyectando sobre los acontecimientos, circunstancias y problemas, la "despierta luz interna", siendo guiado por el amor, la percepción interna y la sabiduría que posee, debido a que ha transmutado su naturaleza amorosa, despertado su centro cardíaco y transferido al corazón los fuegos del plexo solar. 

Pruebas Y Crisis En La Iniciación

La transferencia de polarización del emocional al mental, de éste al causal y, más tarde, al triple Espíritu, necesariamente implica un período de gran dificultad, de violento conflicto, tanto interno como con el medio ambiente, de sufrimiento intenso y de aparente oscuridad y desintegración;

 

todo ésto caracteriza la vida del aspirante o del discípulo. ¿Cuál es la causa y por qué es así? Las siguientes razones ponen de manifiesto por qué el sendero es tan difícil de hallar y el proceso de ascender, la escala se hace (a medida que se alcanzan los escalones más altos) más complicado y difícil. Se debe:

 

l. Disciplinar a cada cuerpo por separado, a fin de ser purificados.

 

2. Reajustar y alinear.

 

3. Repolarizar.

 

4. Reconstruir prácticamente.

 

5. Minar cada subplano, del cuarto en adelante, pues en el cuarto se inicia la vida del aspirante.

 

6. Despertar gradual, cuidadosa y científicamente cada centro; intensificar la rotación y electrificar la radiación (si se me permite utilizar este término y aplicarlo a los centros), y manifestar su fuerza a través de la dimensión superior.

 

Integración Y Fusión en la Iniciación

La iniciación es un proceso por el cual son posibles las sucesivas integraciones - acompañadas por consiguientes expansiones de conciencia. Estas son tres, pero en un significado más amplio son siete, aunque implica muchos puntos de integración menores:

 

1. Fusión de las energías, de la personalidad fusionada con el alma, con las triples energías de la Tríada espiritual.

 

2. Fusión con la mónada -de la cual la Tríada espiritual es una expresión.

 

3. Fusión con la conciencia mundial del Logos planetario, a tal grado, que convierte la vida planetaria (con todos sus estados de conciencia y fenómenos) en una forma confirmadora y limitadora para el iniciado. (Rayos V, págs. 563-564, ed. inglesa)

 

Sugiero que así como la auto-conciencia es la meta para todas las formas subhumanas de vida, y la conciencia grupal o la del Hombre celestial es la meta del ser humano, así también existirá para Él una meta, y la realización puede ser el desarrollo de la conciencia de Dios...

 

De este modo podemos ver la unidad de conciencia desde el más diminuto átomo hasta la Deidad misma, abriendo ante nosotros una admirable perspectiva de posibilidades, pudiendo verse también la vida de Dios en Su triple y esencial manifestación, desarrollándose en una conciencia siempre en expansión, expresándose en el átomo de sustancia,

Meditacion, El Sendero

Grandes palabras raciales fueron emitidas, produciendo los cambios requeridos y significando para los sensitivos un poder de verdadero valor espiritual. La Palabra o sonido para la actual Asia en el pasado fue el Tao, o el Camino.

 

Representaba el antiguo Camino que los Iniciados del Lejano Oriente hollaban y enseñaban. Para nuestra raza, la palabra es Aum, que ha degenerado en el Amén de nuestro vernáculo occidental. Las antiguas escrituras de la India consideran a esta Palabra como indicando peculiarmente la divinidad, el espíritu de vida, el aliento de Díos. Cuál será la nueva Palabra que "surgirá del centro", no lo sabemos, pues no será enunciada hasta que la raza esté preparada. Pero hay una Palabra común de Poder que será puesta bajo la custodia de nuestra raza si estamos a la altura de nuestra oportunidad, y por medio del nuevo nacimiento entraremos en el reino da Dios. Es la Palabra que dará vida al alma oculta en el hombre y lo energetizará en una actividad espiritual renovadora. A medida que la raza acreciente su sensibilidad y los aspirantes del mundo, de todas las religiones, cultiven la facultad (por medio de la meditación) de oir la Voz que puede acallar a las demás voces, y a medida que aprenda a registrar ese Sonido que apaga a todos los demás, podrán, como grupo, reconocer la nueva Palabra que se emitirá". (De Belén al Calvario, p. 59-60)

 

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk