• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Naturaleza De La Realidad

Diez proposiciones fundamentales:

 

1. Existe una Vida que se expresa a sí misma; primero, mediante siete cualidades o aspectos básicos, y segundo, por medio de una infinita diversidad de formas.

 

2. Estas siete cualidades radiantes son los siete Rayos, las siete Vidas, que dan su vida a las formas, y al mundo de las formas le dan su significado, sus leyes y su anhelo de evolucionar.

 

3. Vida, cualidad y apariencia, o espíritu, alma y cuerpo constituyen todo lo que existe. Son la existencia misma, con su capacidad de crecer, actuar y manifestar la belleza y estar en completo acuerdo con el Plan, el cual está arraigado en la conciencia de las siete Vidas de rayo.

 

4. Estas siete Vidas, cuya naturaleza es conciencia y cuya expresión es sensibilidad y cualidad específica, producen cíclicamente el mundo manifestado, trabajan juntas en la más estrecha unión y armonía; son los custodios del Plan y colaboran inteligentemente con él. Son los siete constructores, los cuales erigen el Templo radiante del Señor, guiados por la mente del Gran Arquitecto del Universo. 

 

5. Cada vida de rayo se expresa predominantemente a sí misma por medio de los siete

planetas sagrados, pero la vida de los siete rayos fluye a través de cada planeta,

incluso la Tierra, y cualifica todas las formas. En cada planeta existe una pequeña

réplica del esquema general, y cada uno está de acuerdo con la intención y el

propósito del todo.

 

6. La humanidad, de la cual se ocupa este tratado, es una expresión de la vida de Dios, y

todo ser humano proviene de una de las siete fuerzas de rayo. La naturaleza del alma

es cualificada o está determinada por la Vida de rayo que la exhaló, y la naturaleza de

la forma es coloreada por la Vida de rayo que –según su apariencia cíclica, en el

plano físico, en un momento determinado- establece la cualidad de la vida racial y de

la forma en los reinos de la naturaleza. La naturaleza del alma o su cualidad es la

misma durante un período mundial; la naturaleza y la vida de su forma cambian de

una vida a otra, según su necesidad cíclica y las condiciones grupales del medio

ambiente. Esto último lo determina el rayo o rayos que prevalecen en ese momento.

 

7. La Mónada es la Vida vivida al unísono con las siete Vidas de rayo. Una Mónada,

siete rayos e infinidad de formas estructuran los mundos manifestados.

 

8. Las Leyes que rigen la aparición de la cualidad o del alma, por intermedio de las

formas, son sencillamente el propósito mental y la orientación de vida de los Señores

de rayo; su propósito es inmutable, su visión es perfecta y su justicia es suprema.

 

9. El modo o método para el desarrollo de la humanidad es la propia expresión o

autocomprensión. Cuando esto se logra, el yo que se expresa es el verdadero Yo o

Vida de rayo, y la expresión obtenida revela a Dios como la cualidad del mundo

manifestado y la Vida que anima la apariencia y la cualidad. Las siete Vidas de rayo

o los siete tipos de almas se observan como expresión de la Vida una, y la diversidad

se pierde en la visión del Uno y en la identificación con el Uno.

 

10. El método empleado para obtener esta comprensión es la experiencia, comenzando

con la individualización y terminando con la iniciación, produciendo así la perfecta

fusión y expresión de vida, cualidad y apariencia.

Esta es una breve definición del Plan.

(Psicología Esotérica, Tomo I, p. 129-130)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk