• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Naturaleza de la Realidad: El hombre y los reinos infrahumanos

La humanidad es el Mensajero divino para el mundo de la forma; Mercurio, esencialmente, lleva luz y vida a otras manifestaciones divinas. (Astrología Esotérica, p. 156)

 

La característica sobresaliente de la humanidad es la sensibilidad inteligente a la impresión... El conocimiento acerca de la sustancia y de la forma ... permitirá a la humanidad actuar oportunamente como principal agente impresor respecto a los tres reinos infrahumanos de la naturaleza; tal es la responsabilidad principal de la humanidad. (Telepatía y el Vehículo Etérico, p. 103)

 

El género humano tiene la función especial de salvar y regenerar a la naturaleza. La “fuerza salvadora” –combinación circulatoria de tres energías mayores- es irradiada por la humanidad como impulso creador grupal que gradualmente atrae a todas las formas de vida hacia el campo de su potencia magnética, relacionándolas a todas ellas (o, más bien, al alma de cada reino) con la Jerarquía y Shamballa. (Los Rayos y las Iniciaciones, p. 141)

 

La tarea del hombre es resucitar a los muertos, expresar la hermandad en el plano físico y trasmitir la divina energía a un mundo expectante de formas... El trabajo del hombre para el reino animal consiste en estimular el instinto hasta que sea posible la individualización. Su trabajo para el reino vegetal reside en fomentar la facultad de producir perfume y adaptar la vida vegetal a la infinidad de usos del hombre y de los animales. La tarea del hombre en el reino mineral radica en trabajar con la alquimia y la magia. (Psicología Esotérica, Tomo I, p. 216-217) 

La humanidad es macrocósmica en relación con los reinos infrahumanos de

conciencia, y esto lo ha señalado muy bien H.P.B. El efecto producido sobres estos estados

inferiores y materiales es, principalmente, cuádruple.

 

1. La estimulación del aspecto espiritual que se expresa como alma en todas las

formas, tales como la de un mineral, una flor o un animal. El aspecto positivo de la energía

en todas estas formas se hará más fuerte, produciendo radiaciones acrecentadas por ejemplo

en el reino mineral. He aquí un indicio de la naturaleza del proceso que pondrá término a

nuestra propia existencia planetaria y, finalmente, a nuestro sistema solar. En el reino vegetal

traerá una belleza y una diversidad crecientes, así como la evolución de nuevas especies con

una finalidad inexplicable para quienes aún no son iniciados. Uno de los resultados será la

producción de formas nutritivas que servirán a las necesidades de los ángeles y los devas

 

En el reino animal su efecto será la eliminación del dolor y del sufrimiento y un

retorno a las condiciones ideales del Jardín del Edén. Cuando el hombre actúa como alma,

cura, estimula y vitaliza; trasmite las fuerzas espirituales del universo, y todas las

emanaciones nocivas y las fuerzas destructoras encuentran una barrera en el reino humano.

 

El mal y sus efectos dependen mayormente de la humanidad como canal activo. La función

de la humanidad consiste en trasmitir y manejar fuerza. Esto, en las etapas primitivas e

ignorantes, se efectúa en forma destructiva y con resultados perjudiciales. Después, cuando

actúa bajo la influencia del alma, la fuerza es manejada correcta e inteligentemente con

resultados benéficos. Es muy cierto que “toda la creación está en dolores de parto hasta

ahora, esperando la manifestación de los hijos de Dios”.

 

2. La introducción de la luz. La humanidad es la portadora de luz del planeta;

ella trasmite la luz del conocimiento, de la sabiduría y de la comprensión, en sentido

esotérico. Estos tres aspectos de la luz llevan los tres aspectos de la energía del alma al alma

de todas las formas, mediante el “anima mundi”, el alma del mundo...

 

3. La trasmisión de energía... El Triángulo espiritual descendente y el Triángulo

material ascendente unen sus vórtices en la humanidad cuando se ha encontrado el punto de

equilibrio... La propia humanidad es el Salvador del mundo, y de él han sido símbolo y

garantía todos los Salvadores del mundo.

 

4. La unión de la evolución de los devas o ángeles con la humanidad.

(Tratado sobre Magia Blanca, p. 99-100 – ed. inglesa)

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk