• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Crear Una Forma Y Una Estructura, Materializar Una Nueva Cultura

Hay siempre un nuevo mundo en proceso de formación; la nota clave para el trabajo de todo discípulo puede ser resumida con palabras familiares: "He aquí, hago todas las cosas nuevas". (El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 686 ed. inglesa).

 

"El objetivo del Plan consiste en reproducir en el plano terreno, el reino interno del alma. Esto lo ha predicho largo tiempo el Maestro de Maestros, Preparen el Camino". (El Antiguo Comentario). (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 596 ed. inglesa).

 

Un ashrama existe para trabajar y no principalmente para entrenar discípulos. En entrenamiento se da, lógicamente, pero el objetivo principal de un ashrama es llevar a cabo una fase determinada del trabajo. Le pido que se detenga sobre esta última frase y reflexione, lo cual es de primordial importancia para usted en este momento. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 676 ed. inglesa).

 

Siempre le resulta difícil al discípulo que actúa en el mundo de los asuntos humanos, descubrir el intermediario ideal entre las sensatas técnicas expresadas en el plano físico y la visión que posee; nunca es fácil adaptar y relacionar lo viejo con lo nuevo, para obtener lo que el presente requiere. La tarea del discípulo, como podrá observar por las palabras -lo viejo, lo nuevo y el presente- conciernen principalmente al Tiempo. Para comprender debidamente el elemento tiempo se requiere poseer el ojo de la visión, además de saber interpretar correctamente lo que se ve. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 590 ed. inglesa).

 

 

Recuerden... que el iniciado -en proceso de recibir la revelación- actúa fuera de

tiempo y espacio, tal como ustedes lo entienden. Su conciencia está libre, si se la compara

con la del hombre común, y la parte más urgente y difícil de su tarea es captar correctamente

la verdad, la información o la revelación que se precipitan, y luego proporcionar una

estructura análogamente correcta, a fin de poder satisfacer la inmediata necesidad humana.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 312-313 ed. inglesa)

 

El Procedimiento requerido para la manifestación de la "luz suprema" tiene lugar

cuando se alcanza un nivel transitorio de síntesis y las siete energías se fusionan en una...

 

Luz energética. Estas siete energías de conjunto han creado siempre la "luz suprema” en los

niveles más elevados de la expresión divina, pero esa luz reveladora encuentra ubicación

sólo cuando el séptimo rayo de Orden Ceremonial está activo y en proceso de manifestarse

en los tres mundos y necesariamente en el séptimo plano, el plano físico. Tal manifestación

tiene lugar inevitablemente en los momentos de crisis planetaria, cuando el séptimo rayo está

activo y el Sol se encuentra en Acuario. Esta combinación de relaciones se va estableciendo

ahora porque el séptimo rayo se está manifestando rápidamente, y el Sol está en Acuario,

comenzando ahora la era acuariana. El Objetivo de esta combinación (que ha tenido lugar

seis veces durante el periodo de la quinta raza raíz) es traer iluminación y establecer orden en

la Tierra. (El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 425-426 ed. inglesa).

 

La espiritualización de las formas puede considerarse como el trabajo principal del

séptimo rayo. (Rayos I, pág. 53 ed. inglesa).

 

El trabajo del iniciado se lleva a cabo dentro del infranqueable círculo de la Mente

Universal; esta frase sólo expresa lo que abarca el pensamiento, los planes y el propósito de

Un Logos planetario o solar. La cualidad del acercamiento que el iniciado aporta al trabajo,

se extrae, como energía pura, del centro cardiaco del Logos planetario; es amor puro, con su

inevitable corolario, sabiduría y comprensión, que lo proporcionan la visión interna del plan.

 

El poder que puede aplicar a la tarea lo extrae de la comprensión que viene del propósito del

Logos planetario, iniciándose esta tarea expansiva y omnincluyente en secuencias graduadas

y se lleva a cabo por la influencia que ejerce la creciente percepción del iniciado y de su

acrecentada sensibilidad a la impresión.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 281-282 ed. inglesa).

 

Esto de parte de los que construyen silenciosa y constantemente para el nuevo orden,

orden que se funda en el amor, construye bajo el impulso de la hermandad y posee la

comprensión de la hermandad, basada en el conocimiento de que cada uno y todos, no

importa cual sea nuestra raza, somos hijos del Padre Uno y hemos llegado a comprender que

los antiguos modos de trabajar deben desaparecer y proporcionar una oportunidad a los

nuevos métodos...

 

Por sobre todo los incito a que lleven una vida más profunda, y les imploro que, para

bien de sus semejantes, refuercen el contacto con la propia alma; con lo cual habrán

desempeñado su parte para posibilitar la revelación, habrá ayudado a traer la luz y estarán

por lo tanto en condiciones de beneficiarse por esa nueva luz e información y podrán indicar

mejor el camino y despejar el sendero al desconcertado buscador.

(Rayos I, págs. 188-189 ed. inglesa).

 

Los intuitivos... siempre tienen el mismo problema de... materialización. Es una

función creadora y una obligación para su alma.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 285 ed. inglesa).

 

Al hombre se le ha confiado la tarca de elevar la materia al cielo y de glorificar

correctamente la vida de la forma mediante la manifestación consciente de los poderes

divinos. (Rayos I, pág. 313 ed. inglesa).

 

Debido a la unión entre la intuición positiva y el instinto negativo nace el intelecto,

porque el hombre repite en si mismo el gran proceso creador tal como ocurre en el universo.

Este es el aspecto interno creador de la conciencia así como poseemos el aspecto creador

externo en la creación de las formas. (Rayos I, pág. 322 ed. inglesa).

 

Me ocuparé de los "grupos constructores" de los que van apareciendo en la línea de la

enseñanza y construyen las formas mentales que incorporará nuevas ideas y técnicas Estas

cambiarán -durante los próximos dos siglos- la faz de nuestra civilización, e inaugurarán un

periodo en la historia humana, en el que se probarán métodos y establecerán principios

totalmente desconocidos todavía para la mayoría. Dicho periodo conducirá a la raza hacia

una civilización e interacción mutua y cooperadora, que pondrá fin a la actual era de

egoísmo y competencia. (El Discipulado en la Nueva Era I, págs. 145-146 ed. inglesa).

 

Si tienen la paciencia necesaria, la voluntad de trabajar impersonal y amorosamente y

si están dispuestos a sumergir la personalidad en la vida grupal, conocerán y percibirán e

irrumpirá la luz, y también obtendrán el poder de trabajar. Entonces tendremos focos

radiantes o portadores de luz, y canales para la planificada distribución de fuerzas -algo que

nunca se ha hecho con la amplitud pensada.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 54 ed. inglesa).

 

El principal objetivo de nuestro conjunto trabajo sigue siendo la integración grupal, y

el establecimiento de esa intercomunicación entre los miembros del grupo, que dará por

resultado el necesario intercambio y comunicación telepáticos; esto establecerá –finalmente la

dorada red de luz que servirá para crear un poderoso punto focal que será el agente de la

revitalización espiritual del cuerpo etérico de toda la humanidad. Dicho punto focal ayudará

a su vez a revitalizar el cuerpo etérico del planeta, con nuevo poder y renovado impulso.

(El Discipulado en la Nueva Era I, págs. 74-75 ed. inglesa).

 

Al presentar el trabajo que puede realizar el Nuevo Grupo de Servidores del Mundo,

se pueden señalar ciertos programas definidos y de aplicación inmediata, tal como el de

educar a la opinión pública sobre el principio de la no separatividad. Pero para esto se

requiere mucha meditación y un claro pensar... Sólo puedo estimular su alma para que

alcance clara percepción, visión inteligente, verdadera comprensión y planeamiento

acertado. Lo restante del trabajo y la materialización del proyecto está en sus manos y en las

de quienes respondan a las ideas presentadas...

 

La dificultad de los constructores espirituales y arquitectos del Plan, sólo aparece

realmente cuando lo que construyen se convierte en propiedad pública y queda, en

consecuencia, sujeto a la crítica y a la ayuda externa. Entonces se hace difícil la tarea de

preservar la pureza original de la idea y del propósito.

 

Prepárese para expandir el trabajo. Pero debe expandirlo de acuerdo al Plan y no a las

emergencias que surjan, pues está construyendo en colaboración con los Constructores

internos y las dos estructuras deben ser contrapartes. Reflexione sobre esto, y no se detenga

en las cosas no esenciales. (El Discipulado en la Nueva Era 1, págs. 161-163 ed. inglesa).

 

Las condiciones cambiarán fundamentalmente. Es muy posible que en el futuro sean

innecesarios los recursos naturales del planeta tales como el carbón y el petróleo para el

alumbrado, la calefacción y el transporte. Menciono solamente estos dos ejemplos para dar

una idea de los cambios fundamentales que el empleo de la energía atómica puede traer a la

civilización del futuro.

 

Este nuevo descubrimiento traerá dos problemas principales... El primero

corresponde a aquellas personas cuyos grandes intereses financieros están vinculados con los

productos que la nueva energía reemplazará... las cuales lucharán hasta el final para impedir

que otros se beneficien con las nuevas fuentes de riqueza. El segundo es el problema cada

vez más urgente de liberar al hombre de la agotadora tarea y de las intensas jornadas a fin de

satisfacer las necesidades de la vida.... uno es el problema del control establecido por los

intereses esencialmente egoístas... el otro es el problema del descanso y su empleo

constructivo... Un problema concierne a la civilización y a su funcionamiento correcto en la

nueva era, el otro a la cultura y al modo de emplear el tiempo libre en forma creadora.

(Los Problemas de la Humanidad, págs. 66-67 ed. inglesa).

 

La aptitud creadora del ser humano debe también recibir una atenci6n más profunda

en la nueva era y se estimulará al niño para que realice un esfuerzo individual que convenga

a su temperamento y capacidad. Así se le inducirá para que contribuya con la parte de

belleza que es capaz de dar al mundo, y la parte del recto pensar que pueda aportar a la

totalidad del pensamiento humano; se alentará al niño para que investigue, dándosele acceso

al mundo de la ciencia. Detrás de la aplicación de estos factores se hallan los móviles de la

buena voluntad y de las rectas relaciones humanas.

(Los Problemas de la Humanidad, págs. 58-59 ed. inglesa).

 

Al aspirante joven habrá que inculcarle dos reglas de vida:

 

Se le debe enseñar a centralizarse en una actividad constructiva y a abstenerse de

derribar el viejo orden de vida; se les encaminará a construir para el futuro y pensar sobre las

nuevas líneas... debe enfocar todas sus energías para crear el nuevo templo del Señor, a

través del cual podrá manifestarse la gloria. De esta manera, la atención pública se centrará

gradualmente en lo nuevo y en la belleza, y las viejas creaciones establecidas caducarán y

desaparecerán por falta de atención.

 

También se le debe enseñar que el partidismo no es señal alguna de desarrollo

espiritual. Por lo tanto no se usarán los prefijos anti ni pro, porque... todas las clases de seres

humanos constituyen un grupo de hermanos... todos hijos de Dios...

 

Es necesario que los discípulos aislados que trabajan en todos los países del mundo,

sean conscientes unos de otros y entren en relación telepática. Esto podrá parecer una visión

maravillosa, pero impracticable. Les aseguro que no es así... Cuando los discípulos activos

de todas partes se encuentren, reconocerán inmediatamente que su trabajo es idéntico y se

aconsejarán recíprocamente sobre la forma en que serán posibles la colaboración y el

esfuerzo suplementario. Dentro de treinta años aproximadamente, la interrelación entre las

unidades... (por dispersos que estén en todo el mundo) será tan estrecha, que se reunirán

diariamente a una hora determinada y en un lugar secreto... para cimentar las bases de la

civilización de la nueva era. (Tratado sobre Magia Blanca, págs. 420-422 ed. inglesa).

 

La nueva era no llegará ni podrá expresar realmente sus energías latentes si se

emplean las viejas y remendadas formas, o se aplican las antiguas técnicas y actitudes.

 

Vendrá a la existencia a través de formas totalmente nuevas y descartando inteligentemente

los antiguos sistemas religiosos, los de gobierno y los idealismos económicos y sociales. Es

muy grande la necesidad de intermediarios sensitivos que sienten las nuevas realidades

emergentes y den los pasos constructivos necesarios. Deberán crear las formas que utilizarán

estas ideas subjetivas. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 589 ed. inglesa).

 

El tipo acuariano tomará los nuevos ideales y las ideas que surgen, y los materializará

mediante la actividad grupal. Este concepto deberá primar en la educación del futuro. El

idealismo del individuo de tipo pisciano y su vida en el plano físico, fueron dos expresiones

distintas del hombre. A menudo estaban ampliamente separadas y muy pocas veces se

fusionaron y mezclaron. El hombre de tipo acuariano pondrá de manifiesto grandes ideales,

porque el canal de contacto entre el alma y el cerebro, por medio de la mente, se irá

estableciendo progresivamente mediante la correcta comprensión, y la mente se utilizará

cada vez más en su actividad dual -como que penetra en el mundo de las ideas e ilumina la

vida en el plano físico. Esto terminará por producir la síntesis del esfuerzo humano y la

expresión de los verdaderos valores y de las realidades espirituales, como nunca se ha visto

hasta ahora en el mundo... ¿Cuál es la síntesis que se producirá más adelante?

 

La fusión de las diferentes aspiraciones espirituales del hombre, en una nueva

religión mundial, tal como se expresan hoy en numerosas religiones mundiales. Esta nueva

religión adoptará la forma de un acercamiento grupal, consciente y unificado, al mundo de

los valores espirituales, evocando a su vez una acción recíproca de parte de aquellos que son

ciudadanos de ese mundo -la Jerarquía y sus grupos afines.

 

La fusión de un gran número de hombres en varios grupos idealistas. Estos se

formarán en todos los campos del pensamiento humano, y a su vez serán absorbidos

gradualmente en una síntesis cada vez más amplia...

 

Esta creciente tendencia hacia el idealismo y la inclusividad es, en último análisis,

una tendencia hacia el amor-sabiduría.

(La Educación en la Nueva Era, págs. 122-123 ed. inglesa).

 

El panorama mundial es mucho más diáfano y hermoso de lo que cree... Existen

muchos puntos de vista sostenidos por muchos tipos de personas, numerosas razas y

naciones y un sin número de clases de seres humanos... La Jerarquía ve la belleza en todos

ellos. Reflexione sobre esto y trate de ver también la belleza.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 681-682 ed. inglesa).

 

Todo grupo que tiene como objetivo desarrollar la intuición, debe poseer la facultad

concretizadora de la mente, la cual debe ser neutralizada a la vez que utilizada por la

intuición. La mente acentúa la forma y la construcción de formas. La intuición es amorfa, sin

embargo, las ideas intuidas deben ser expresadas mediante formas. Debido a su sentido de la

belleza y a su percepción de los valores esenciales, está singularmente libre de esta facultad

concretizadora. Debe aprender la lección de que en la forma y en la construcción de la

misma, existe igual divinidad que en el trabajo creador de detalle, organizado en toda

producción equilibrada. Después de todo, la belleza manifiesta su divinidad al expresarse a

través de cualquier forma... En la manifestaci6n sólo hay vida.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 279 ed. inglesa).

 

En este momento trato de puntualizar la necesidad de que reconozca más

definidamente que el camino al santuario interno es el camino del servicio externo. Este

servicio no debe tener por móvil las exigencias de la época ni las cuestiones financieras, ni

los dictámenes de la personalidad. Podrá o no prestarlo en el lugar donde lleva a cabo su

trabajo externo y será necesario cambiar su ubicación y circunstancias; pero el discípulo -Si es

fiel a su alma y a su Ashrama- sirve a sus semejantes como esoteristas y también como

humanista y psicólogo. (El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 635-636 ed. inglesa).

 

"Sueño, visión y Plan". Hay muchas maneras de abordar estas diferencias, y las

interpretaciones dependerán de la calidad del pensador... le sugeriré las siguientes ideas de

acercamiento...

 

El sueño es la reacción producida por el conocimiento elevado que se le impartió y la

necesidad de servidores en el mundo. La personalidad sueña con emplear ese conocimiento y

satisfacer la necesidad, y cuando piensa en servir se convierte en servidor e instructor.

 

La visión es conocer la meta... de acuerdo al grado del iniciado, así será la visión. Al

discípulo se lo prepara para percibir el propósito conjunto y la intención espiritual de quienes

ya recibieron la iniciación para la cual él se está preparando. Resulta imposible expresar esto

con más claridad y, además, no está permitido, pero una vez que en su mente se aclare cual

es la iniciación para la que se está preparando, podrá entonces cerciorarse por si mismo (y

quizás se vea obligado a hacerlo) de cuál es el objetivo, el enigmático alcance y el campo de

servicio, además de la calidad esotérica de aquellos que atravesaron determinada puerta y

obtuvieron cierta expansión de conciencia. Recuerde que la iniciación no sólo destaca y

profundiza la cualidad del alma y permite a la personalidad expresar los poderes del alma,

acentuando y extrayendo lo mejor que hay en el discípulo y en el servicio que presta, sino

también pone progresivamente a su disposici6n fuerzas y energías de las cuales no tenía

conocimiento alguno, que aprenderá a emplear como iniciado de cierto grado en el Camino

Iluminado. La iniciación le revelará mundos del ser.... insospechables y desconocidos, con los

cuales debe aprender a colaborar y lo integrará más definidamente en la "zona iluminada" de

nuestra vida planetaria, trae nueva revelaci6n y visión, pero se oscurecerá más la zona no

 

El Plan es la parte de la intención jerárquica (como un cuadro total) que el iniciado es

capaz de captar, además de la comprensión de la parte que debe desempeñar como servidor

individual. (El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 666-667 ed. inglesa).

 

El Plan será restablecido en la Tierra por la iluminación y la buena voluntad, y

cuando esto tenga lugar, el Cristo retornará a la Tierra. Les pediría que no interpreten mal

esta frase.

 

El Cristo jamás dejó la Tierra, y cuando se despidió de sus discípulos dijo, “He aquí,

yo estoy siempre con vosotros, hasta el fin de los días"...

 

Como he señalado anteriormente, el retorno de Cristo se expresará por el surgimiento

de la conciencia crística en los corazones de los hombres de todas parte, siendo su primera

expresión la buena voluntad.

 

En segundo lugar, los discípulos de todas partes serán cada vez más sensibles a la

cualidad, voz y enseñanza de Cristo; serán "influidos" por Él en muchos casos, así como

anteriormente influyó a Su discípulo Jesús; por la influencia que ejercerá sobre los discípulos

de todas las tierras, se multiplicará a Si Mismo repetidas veces. La eficacia y el poder del

discípulo influido será asombroso.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 171 ed. inglesa).

 

Cuando retorne el Cristo florecerá muy activamente la conciencia crística entre los

hombres. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 172 ed. inglesa)

 

La tarea del hombre es.... expresar la hermandad en el plano físico y transmitir la

divina energía a un expectante mundo de formas. A medida que los rayos desempeñan su

parte con la humanidad y llevan al hombre a la manifestación, tal como es en esencia y en

realidad, continuará constante e inevitablemente su trabajo con el reino animal y con los

otros reinos. Pero casi sin saber por qué, ni cómo, la humanidad desempeñará su parte en el

trabajo de construcción. El trabajo creador proseguirá y el Plan se materializará. El trabajo

del hombre para el reino animal consiste en estimular el instinto hasta que sea posible la

individualización. Su trabajo para el reino vegetal reside en fomentar la facultad de producir

perfume y adaptar la vida vegetal a la infinidad de usos del hombre y los animales. La tarea

del hombre en el reino mineral radica en trabajar con la alquimia y la magia.

(Rayos I, pág. 267 ed. inglesa).

 

Es evidente que las tres primeras estrofas o versos invocan, llaman o apelan a los tres

aspectos de la vida divina universalmente reconocidos -la mente de Dios, el amor de Dios y

la voluntad o propósito de Dios; la cuarta estrofa señala la relación de la humanidad con las

tres energías, inteligencia, amor y voluntad, y la profunda responsabilidad del género

humano para complementar la difusión del amor y la luz en la Tierra.

 

Es aquí donde se evidencia el trabajo del movimiento de Triángulos, tan cercano al

corazón de la Jerarquía en este momento. Por medio de la red que está creando Triángulos, la

luz o la iluminación es invocada por el trabajo y la actitud diaria de los miembros de

Triángulos; de esta manera la luz puede realmente descender a la Tierra, y la buena voluntad,

que es el amor de Dios, y básicamente la voluntad al bien, pueden afluir también con más

plena vivencia a los corazones de los hombres, lo cual transformará su vida y no podrá ser

detenida la era de las rectas relaciones humanas...

 

A medida que aumente el trabajo de Triángulos y se difunda la red por toda la Tierra,

podrá esperarse que también afluya luz y buena voluntad (el aspecto inmediato del amor que

necesitan hoy los hombres); nada puede impedir que se produzcan los resultados esperados,

porque siempre rige la ley eterna. La iluminación de las mentes de los hombres para que

puedan ver las cosas tal cual son, captar los móviles correctos y conocer el camino de las

rectas relaciones humanas, constituye ya una necesidad imperiosa; el poder motivador de la

buena voluntad es esencial para la correcta acción; obtenidos ambos -luz y amor- no pasarán

muchas décadas antes de que la idea de rectas relaciones humanas se haya convertido en

ideal de las masas y tomen rápidamente forma en todos los asuntos nacionales, públicos y

comunitarios. (El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 168-169 ed. inglesa).

 

Los educadores que enfrentan la actual oportunidad mundial deberán preocuparse por

sentar bases sólidas para la civilización futura, procurar que sea general y universal en sus

alcances, verdadera en su presentación y constructiva en sus acercamientos. Los pasos

iniciales que den los educadores de los diferentes países determinarán, inevitablemente, la

naturaleza de la civilización venidera. Estos deberán prepararse para un renacimiento de las

artes y un nuevo y libre fluir del espíritu creador del hombre. Deberán insistir sobre la

importancia de los grandes momentos de la historia humana, donde brilló la divinidad del

hombre y reveló nuevas corrientes de pensamiento, nuevos proyectos humanos, cambiando

para siempre el curso de los asuntos humanos.

(Los Problemas de la Humanidad, pág. 45 ed. inglesa).

 

Uno de los cambios en el pensamiento de la nueva era concierne al mundo social...

estarán dedicados a comprender la naturaleza emotiva de la humanidad, las relaciones

grupales involucradas y la interacción entre los individuos y los grupos. Dichas relaciones

serán interpretadas sabia y ampliamente, y se le ensenará al hombre su responsabilidad hacia

las vidas menores que él anima..... También se le indicará la responsabilidad que tiene, de

acuerdo a la ley, con su propia familia. Esto dará lugar a la protección de la unidad familiar y

su desarrollo científico; eliminará las dificultades matrimoniales y abolirá los abusos de

diversa índole, que tanto prevalecen hoy en muchos círculos familiares.

 

Además se hace hincapié sobre la responsabilidad del hombre hacia la comunidad. Se

le enseñará el verdadero significado esotérico de la ciudadanía -basada en las relaciones

grupales egóicas, la ley del renacimiento y el verdadero significado de la ley del karma. Se le

inculcará su responsabilidad para con la nación, y el lugar que le corresponde a la comunidad

dentro de la nación y el de la nación dentro de la comunidad de naciones. También, se le

enseñará su responsabilidad para con el reino animal.

(Tratado sobre Fuego Cósmico, págs. 812-813 ed. inglesa).

 

Los discípulos mundiales piensan en términos grupales, aumentando constantemente

la inclusividad. Consideran a su propio grupo, círculos de colaboradores y campo de

servicio, en su correcta proporción, porque no están desligados del Todo circundante. Son

puntos focales activos para las Fuerzas de la Luz en los tres mundos del esfuerzo humano, y

se encuentran en todo campo y escuela de pensamiento... Trato de desarrollar en ustedes ese

sentido de la necesidad mundial y esa utilidad que hará da cada uno que lee y comprende mis

palabras, un discípulo de verdad y de hecho...

 

Los discípulos mundiales... son... hombres y mujeres que tratan inteligente y

prácticamente de transformar el plan ideal en un experimento factible y triunfal en la Tierra.

En esta tarea todos tienen la oportunidad de ayudar. La capacidad para llegar a ser discípulos

mundiales depende eventualmente de la capacidad de descentralizarse y olvidarse de sus

personalidades. Este olvido no involucra únicamente sus propias personalidades, sino

también las personalidades de sus condiscípulos y colaboradores y de todos aquellos con

quienes entran en contacto. Además significa que en el futuro prestará mayor servicio,

impulsados a ellos, porque sienten en sus corazones un ardiente amor por sus semejantes.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 690 ed. inglesa).

 

La cultura alcanzada en un periodo determinado es simplemente el reflejo de la

capacidad creadora y de la cabal conciencia de los iniciados de esa época -los cuales sabían

que eran iniciados y también conscientes de que entrarían en relación directa con la

Jerarquía. En la actualidad no empleamos ningunas de estas dos palabras, civilización y

cultura, en su sentido correcto o en su verdadero significado. La civilización es el reflejo en

la masa humana de alguna determinada influencia cíclica que conduce a una iniciación. La

cultura está esotéricamente relacionada con aquellos que en alguna era de la civilización, en

forma específica, precisa y con plena conciencia vigílica, penetran mediante el esfuerzo

autoiniciado, en esos reinos internos de actividad mental que llamamos mundo creador.

Estos reinos son responsables de la civilización en su aspecto externo.

(La Reaparición de Cristo, pág. 129 ed. inglesa).

 

Primero les pediré que mediten sobre la visión de este nuevo orden mundial,

manteniendo la mente abierta y comprendiendo que este nuevo modo de vivir se cierne sobre

la humanidad y se materializará cuando sea correctamente derrotado el egoísmo y se

visualicen las rectas relaciones humanas, y el ideal de este nuevo orden mundial se aparte de

todo concepto y aspiración nacionalistas... ..... el resultado de la saliente civilización y de la

cultura que es la flor de esa civilización, pero, al mismo tiempo, tampoco será una de ellas.

Será un mundo humano, basado en la correcta comprensión de las rectas relaciones

humanas, en el reconocimiento de iguales oportunidades educativas para todos los hombres,

las razas y las naciones, y sobre la comprensión fundamental de que “Dios ha creado a todos

los pueblos con una sola sangre". Será un mundo en que las diferencias raciales y las

unidades nacionales se conocerán como enriqueciendo la totalidad y contribuyendo a la

significación de la humanidad. Esas diferencias y nacionalidades serán mantenidas y

cultivadas, no en un aislamiento separatista, sino en la comprensión de que muchos aspectos

del desenvolvimiento y de la diferenciación humana producen un todo noble y que todas las

partes de ese todo son interdependientes. Todos comprenderán su relación mutua en un

esfuerzo progresivo, sintético, humano, y la empresa de la vida en conjunto producirá un

trabajo interno que florecerá en belleza y riqueza, que caracterizarán a toda la humanidad. En

esto todos participarán con sabiduría y eficiencia planeada, ofreciendo a la vida planetaria y

mutuamente, lo que tienen para contribuir. Será posible porque todo el género humano será

reconocido como la unidad esencial y de mayor importancia espiritual que la parte. Esto no

es un sueño vano y visionario. Ya está sucediendo.

(La Exteriorización de la Jerarquía, págs. 241-242 ed. inglesa).

 

Pueden, si así lo desean, ayudar a construir la forma mental de la enseñanza de la

nueva era... erigir esa estructura de pensamiento que incluya esta nueva enseñanza... Esto lo

realizarán, ante todo, por medio del pensamiento, aplicando prácticamente a su vida personal

y a cualquier precio, toda la verdad que hayan comprendido, sacrificándose y sirviendo a sus

semejantes y difundiendo constantemente el conocimiento que pueden poseer.

(Rayos II, pág. 712 ed. inglesa).

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk