• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Entrenamiento del Espíritu Creador, De La Luz Al Simbolo

Trabajar con símbolos le resultará de real valor si persevera. Haré una insinuación respecto a ellos, y su intención se lo revelaré. Donde se unen las convergentes líneas de un símbolo y se cruzan numerosas líneas, existe un punto de fuerza y de iluminación. Un centro enfocado que la mente iluminada puede atravesar. Reflexione sobre esto. (El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 279 ed. inglesa).

 

El estudio conceptual del símbolo los conduce, internamente... en el reino de las ideas. Impele a la actividad, enfocada en el mecanismo mental. Así se dará cuenta del concepto o la idea que el símbolo o Signo personifica. Captarán su significado y lo que representa. Comprenderán el propósito para el cual la forma ha sido manifestada. El estudio de los números y de las líneas les ha proporcionado una rica estructura de conocimientos en el plano objetivo -riqueza que depende en este caso de la lectura individual, equipo mental y conocimiento. La capacidad para leer el "significado" que encierra un símbolo depende también de la riqueza del significado que adjudican a los acontecimientos de la vida diaria y a la capacidad para practicar la verdadera meditación. 

 

Quisiera aclararles que no hay una interpretación establecida para cada símbolo, pues

a cada ser humano le impartirá un significado especial. La falta de interés en los símbolos

presupone generalmente falta de interés en la debida interpretación de las formas de la vida y

su significado. Demostrar un interés muy académico por los símbolos, presupone una mente

tortuosa y compleja que ama los dibujos, las líneas, las formas y las relaciones numéricas,

escapándosele totalmente la signiflcaci6n del significado. Es vital para el crecimiento del

discípulo y de los aspirantes el equilibrio mental entre forma y concepto, expresión y

cualidad, signo o significado.

 

La gran necesidad que tienen la mayoría de los estudiantes es trabajar con ideas y

conceptos para llegar al significado, el cual necesitará el uso de la mente para comprender,

captar e interpretar. Requiere el desarrollo de esa sensibilidad mental que permitirá, a su

poseedor, responder a las vibraciones provenientes de lo que llamamos Mente Universal, la

Mente de Dios, el Instigador del Plan. Presupone una cierta habilidad para interpretar y el

poder de expresar la idea que subyace en el símbolo, a fin de que otros puedan compartirla.

 

Esta idea de servicio y acrecentada utilidad debe mantenerse con firmeza en la mente...

Debemos aprender a ver los símbolos a nuestro alrededor y luego penetrar detrás de él y

llegar la idea que éste debe expresar.

(Espejismo: Un Problema Mundial, págs. 12-13 ed. inglesa).

 

Como bien sabemos, un símbolo es un signo externo y visible de una realidad interna

y espiritual. ¿Qué es esta realidad interna?... La realidad de la relación.

(Rayos I, pág. 285 ed. inglesa).

 

Los estudiantes harán bien en recordar la siguiente secuencia de palabras, que

contienen ideas: Símbolo, Significado, Significación, Luz, considerando a ésta como energía

creadora emanante -la organizadora del símbolo, la reveladora del significado y la potencia

de la significación. (Rayos V, pág. 285 ed. inglesa).

 

Todo el tema de la revelación se refiere a la revelación de la luz e implica muchas y

variadas interpretaciones de la palabra "luz"; concierne al descubrimiento de las zonas

iluminadas del ser, que de otra manera permanecen desconocidas y, por lo tanto, ocultas.

 

Creamos luz; empleamos luz; descubrimos luces mayores que sirven para revelarnos al Dios

Desconocido. Es la luz guiadora en nosotros que oportunamente revela esas luces más

brillantes que introducen el proceso de la revelación. Como pueden comprender, hermanos

míos, hablo en símbolos. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 436 ed. inglesa).

 

Todo el tema del zodiaco puede encararse desde el ángulo de la luz, su desarrollo y

acrecentada irradiación y la gradual demostración de lo que he denominado en otra parte "la

gloria del UNO”.... esta "intensificación de la luz en la luz", como se dice esotéricamente,

recordando que intentamos expresar condiciones vinculadas al alma, cuya naturaleza

esencial es luz. A medida que prosigue la evolución, esta luz-alma afecta a la forma y

produce secuencialmente la revelación de esa forma, la naturaleza del tiempo - espacio y la

meta. (Rayos III, págs. 328-329 ed. inglesa).

 

El rayo de belleza, arte y armonía produce la cualidad de la organización mediante la

forma. En último análisis, es el rayo de la exactitud matemática y no el rayo del artista, como

muchos creen. El artista se encuentra en todos los rayos, al igual que el ingeniero, el médico,

el hombre que forma su hogar o el músico... Cada uno de los grandes rayos tiene una forma

particular de enseñar la verdad a la humanidad, lo cual es su contribución excepcional y el

modo de desarrollar al hombre mediante un sistema o técnica, calificado por la cualidad del

rayo que es por lo tanto específico y excepcional. (Rayos III, pág. 49 ed. inglesa).

 

Así los tres rayos principales resumen en si mismos el proceso de la creación y de la

energetización mediante el impulso de la divina voluntad; el trabajo de los cuatro rayos

menores (como se los denomina, aunque no existen menores ni mayores) consiste en

elaborar o diferenciar las cualidades de la vida y producir la infinita multiplicidad de formas

que permitirá a la vida asumir sus muchos puntos focales y expresar, mediante el proceso

evolutivo de manifestación, sus diversas características. (Rayos III, pág. 70 ed. inglesa).

 

Se ha afirmado esotéricamente que: "Los cinco vértices de la estrella de cinco puntas

son pirámides de ascensión, y en la cúspide de cada punta -oculto en los rayos emananteshay

un punto de revelación que neutraliza la radiación, pero preserva el magnetismo

profundamente arraigado. De esta manera están simbolizados la salida, el retorno y el punto

de paz, rodeados por la actividad". (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 371 ed. inglesa).

 

Se debe hallar el lugar de paz en medio del desorden; adquirir sabiduría en medio del

tumulto intelectual y colaborar con la Jerarquía en el aspecto interno de la vida, circundados

por el ensordecedor ruido de la vida moderna en las grandes ciudades. Tal es el problema de

ustedes y el mío al tratar de ayudarlos.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 6 ed. inglesa).

 

El problema de nuestra época no es sólo el de establecer la paz en el mundo ni

obtener la paz como ser individual; el problema es tratar de transformar el problema que se

manifiesta en todos lados, creativo y productivo. Experimentando en si mismo es un medio.

 

En este caso es el hombre individual en si mismo, la red del mundo externo que se vuelve

campo de batalla. El fin del combate sobre ese campo de batalla es casi siempre el comienzo

del conflicto interior en el individuo. Sobre esta base individual e interior, experimentar este

conflicto puede ser un hecho creador. El arte es una forma de expresión más productiva que

la guerra. (Sherry Peticolas (escultor), Lecture & Art for Non-professionals).

 

La simbología del antakarana tiende, lamentablemente, a complicar la captación de

su real naturaleza. Quisiera recordarles que, así como el alma no es un loto de doce pétalos

que flota en la sustancia mental, sino que es, en realidad, un vórtice de fuerza o doce

energías unidas por la voluntad de la entidad espiritual (la mónada en su propio plano),

tampoco el antakarana es una serie de hilos de energía, tejidos lentamente por la

personalidad fusionada con el alma, al que se le unen los correspondientes hilos proyectados

por la Triada espiritual, sino que en realidad es un estado de conciencia. Estos símbolos son

formas verdaderas y vivientes, creadas por el poder mental del discípulo, pero en tiempo y

espacio no tienen real existencia. La única y verdadera existencia es la Mónada en su propio

plano, emergiendo como voluntad expresiva y activa que, a su vez, es Amor activo cuando

establece relaciones, e Inteligencia activa cuando emplea las dos energías superiores. No

debe olvidarse que la energía de la inteligencia enfocada en la mente es el instrumento o

agente complementario de las otras dos energías monádicas.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 193-194 ed. inglesa).

 

Hablando simbólicamente, y sin extenderme sobre las significaciones, podría decirse

que un ashrama tiene tres círculos (no me refiero aquí a los grados o rangos):

 

1. El círculo de los que no guardan silencio y se hallan cerca de la puerta externa. Sus

voces no deben penetrar demasiado para no perturbar el ashrama.

 

2. El círculo de aquellos que conocen la ley del silencio, considerándola muy rígida.

Están en la puerta central y no pronuncian palabra. Desconocen aún el silencio del

 

3. El círculo de quienes viven en el silencioso lugar secreto. No emplean palabras, pero

emiten sonidos, y cuando hablan -pues lo hacen- los hombres escuchan.

 

Esta triple presentación del poder equilibrador del habla y del silencio, son los

efectos comprendidos en la obediencia oculta -que en sí es la respuesta voluntaria al poder

de la vida ashrámica, a la mente y al amor del Maestro del ashrama. Sobre estos poderes

quisiera que reflexionara... procure que los resultados de la reflexión Sean prácticos...

recordando que al eliminar la posesividad y toda referencia de si mismo reducirá la

conversación a sus esenciales puntos espirituales.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 55~551 ed. inglesa).

 

La intuición puede ser impulsada a la actividad de muy diversas maneras, y una de

las más útiles y poderosas es el estudio y la interpretación de los símbolos. Los símbolos

constituyen la forma externa y visible de las realidades espirituales internas; cuando se ha

obtenido la facilidad de descubrir la realidad que se halla en cualquier forma específica,

significa el despertar de la intuición... El estudio de los símbolos... efectúa tres cosas:

 

Desarrolla el poder de penetrar detrás de la forma y llegar a la realidad subjetiva.

 

Produce una estrecha integración entre alma-mente-cerebro; una vez lograda, se

obtiene más rápidamente la intuición y, por lo tanto, la iluminación y la verdad.

 

Ejerce presión sobre ciertas zonas aletargadas del cerebro, activando las células

cerebrales, siendo esta la primera etapa en la experiencia del aspirante. En la mayoría de los

verdaderos aspirantes despierta el centro entre las cejas, mientras que el centro en la cima de

la cabeza vibra muy suavemente pero no está en completo funcionamiento, debiendo

despertarse plenamente antes de que los aspirantes puedan estar a la altura de su mínima

oportunidad...

 

Si este estudio es emprendido, correctamente, conducirá al desarrollo de la intuición

y su consiguiente manifestación en el plano físico como iluminación, comprensión y amor.

(Espejismo: Un Problema Mundial, págs. 6-8 ed. inglesa).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk