• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Actividad Creadora

Los Balinenses tienen un viejo proverbio: "Nosotros no tenemos arte. Hacemos de todas las cosas lo mejor que podemos". (Marshall McLuhen, registro, The Medium is the Message)

 

Uno de los objetivos de la Jerarquía es: Estimular la aspiración en los corazones de los hombres para que la receptividad humana hacia lo bueno, lo bello y lo verdadero, sea grandemente acrecentada. Estas energías traerán la nueva era creadora que se expresará tan pronto como la tensión del mundo se haya calmado; entonces los hombres serán libres para pensar y crear las nuevas formas de los nuevos ideales; entonces manifestarán, mediante la palabra, el color, la música y la escultura, la nueva revelación y el nuevo mundo que inaugurará la venida de Cristo. (La Exteriorización de la Jerarquía, pág. 649 ed. inglesa).

 

EXHORTACIÓN PARA EXPRESAR

 

Un acto creador es siempre el resultado de la inspiración captada, desarrollada por el aspecto forma, comprendida y fomentada por el cerebro y el corazón del hombre. (Rayos II, pág. 213 ed. inglesa). 

 

Mientras trabajamos y seguimos trabajando juntos, serán repetidas ciertas palabras,

tales como: significado, cualidad, valor -las cuales se revelan en su vital significación

espiritual cuando el hombre aprende a captar el hecho de las realidades superiores y a

eliminar la distancia entre la conciencia superior y la inferior. También Se esclarecerá la

significación de la actividad creadora y la correcta comprensión de lo que llamamos genio, y

de esta manera el trabajo creador no se considerará único ni se manifestará esporádicamente

como sucede ahora, sino que será objeto de debida atención y asumirá su correspondiente

lugar en el desenvolvimiento del hombre. Podría agregarse aquí que la actividad creadora es

posible en el campo del arte cuando el primer aspecto de la energía unificadora del hombre

pueda actuar y el alma (expresando su tercer aspecto o inferior) comenzar a trabajar. El

trabajo creador se efectúa cuando se abren dos de los "pétalos de conocimiento" del loto

egoico. Entonces el hombre, por medio del conocimiento y la energía creadora, creará algo

en el plano físico que expresará el poder creador del alma. Cuando se abren dos de los

"pétalos del amor", entonces aparece un genio.

(La Educación en la Nueva Era, págs. 17-18 ed. inglesa).

 

Una de las primeras lecciones que aprenderá la humanidad bajo la potente influencia

del séptimo rayo es que el alma controla su instrumento, la personalidad, mediante el ritual o

por la imposición de un ritmo regular, porque el ritmo define realmente al ritual...

 

La principal función cósmica del séptimo rayo es efectuar el trabajo mágico de

fusionar espíritu y materia, a fin de producir la forma manifestada a través de la cual la vida

revelará la gloria de Dios. (Rayos I, págs. 365-369 ed. inglesa).

 

El cuerpo humano es un instrumento para la producción del arte dentro de la vida del

alma humana. (Alfred North Whitehead, Adventure in Ideas).

 

El arte no es un fin en si mismo. El arte introduce al alma dentro de un orden

espiritual superior, y en cierta forma él lo explica y lo expresa. La música, la poesía, las artes

en general, armonizan el alma a Dios, porque inducen a una especie de contacto con el

Creador y el Maestro del Universo. El genio del artista encuentra su camino por la afinidad

de simpatía creadora, o "co-naturalidad" en el seno de la ley viviente que dirige al Universo.

Esta ley no es otra que la gravitación secreta que atrae todas las cosas hacia Dios como hacia

un centro. Dado que todo verdadero arte presenta la acción de esta misma ley en el fondo de

nuestra propia naturaleza, nos vuelve sensibles al extraordinario misterio del ser, del cual

nosotros mismos y todos los seres existentes provienen: del fondo de Dios, y vuelta a el

nuevamente. (Thomas Merton, No Man Is an Island).

 

Quizás la manera, mas simple, de proceder sea enunciar algunos de los resultados que

se obtendrán cuando se admita, reconozca y desarrolle el rayo del alma, los cuales serán...

 

Periodo de creación, producido por el tercer aspecto del alma, el aspecto creador. Este

desarrollo ocasionará cambios definidos en los hábitos adquiridos por el aspirante en la vida

del plano físico. Hará que el discípulo se dedique a realizar ciertos esfuerzos sintetizados en

las palabras “carrera artística"...

 

El Desarrollo del nuevo arte. Este expresará la respuesta sensible a las ideas. El arte

del pasado expresó mayormente la comprensión del hombre hacia la belleza del mundo que

Dios creó, sea la fantástica maravilla de la naturaleza o la belleza de la forma humana. El

arte actual es aún una tentativa infantil de expresar el mundo de los sentimientos y el

temperamento interno y esas reacciones psicológicas de carácter emocional que rigen a la

mayoría de la raza. Sin embargo, significa para el mundo de la expresión sensoria lo que los

dibujos del hombre de las cavernas, son para el arte de Leonardo da Vinci. Donde hoy se

expresa más adecuadamente este nuevo arte es en el campo de las letras. El arte musical será

el próximo acercamiento a la verdad y a la revelación de la emergente belleza; le seguirá el

arte de la pintura y de la escultura. Nada de esto constituye el arte de expresar ideas en forma

creadora, que será la gloria de la era acuariana. (Rayos II, págs. 706-708 ed. inglesa).

 

A medida que van logrando un estado iniciático, declina el propio interés, hasta

desaparecer y, como dice una antigua frase: "Solo Dios permanece"; lo único que permanece

en la conciencia es Ese, el cual es belleza, bondad y verdad, no la forma sino la cualidad,

aquello que está detrás de la forma, e indica cuál es el destino, el alma, el lugar y el estado.

 

Reflexionen sobre estas palabras porque imparten dónde... pondrán el énfasis mas tarde.

Al considerar la palabra expresen, creo que podrá aclararla algo más. Cuando el

principiante en el sendero reflexiona sobre la significación de la expresión, se está ocupando

de su habilidad para expresar la verdad que teóricamente reconoce, a la cual aún no puede

dar forma. Ello es de valor porque nutre su aspiración, centra su atención en si mismo y

acrecienta su ingenuo autointerés, lo cual frecuentemente acarrea sus propios problemas,

tales como un sentido de fracaso, un indebido registro del éxito o un sentido de proporción

no desarrollado.

 

No obstante, cuando el iniciado introduce en su conciencia el mandato expresen, no

significa que el debe expresar sus propios requisitos y necesidades, sino la necesidad que los

demás tienen de estas expresiones de la verdad, que los guiarán en el camino. Por lo tanto,

dicha palabra constituye para él el mandato de hacerse creador. El iniciado crea fuera de si

Servicio al Plan. Cuaderno VII. 29

mismo su contribución individual a la totalidad de las formas creadoras, por cuyo intermedio

la Jerarquía está tratando de crear "un nuevo cielo y una nueva tierra". No se ocupa de lo que

Él mismo expresa como alma dentro de una personalidad; ha desarrollado el habito de la

correcta expresión egoica en los tres mundos, y su cualidad aparece (...vida, cualidad y

apariencia) automáticamente sin ninguna planificación de su parte. Sin embargo, se ocupa de

la secuencia de las actividades que enumeré a continuación:

 

1. El mantenimiento del contacto jerárquico...

 

2. La percepción ininterrumpida y consistente de su lugar...

 

3. La concentración reflexiva sobre el Plan Jerárquico, porque su ashrama particular ha

asumido la responsabilidad de una parte del mismo.

 

4. El reconocimiento de la contribución inmediata de su ashrama y de la suya propia

como parte integrante de la misma...

 

5. El estudio de los métodos creadores de su rayo particular y la visualización

imaginativa de lo que se expresará cuando el anhelado trabajo creador haya adquirido

su debida forma.

 

6. La proyección consciente de su contribución al plano físico externo. Un tangible

proyecto creador es emprendido y eventualmente logrado.

 

7. Así desempeña la parte que le corresponde llevar a la objetividad en la empresa

creadora de su ashrama.

 

Lo planificado por el ashrama para ser llevado a cabo en el momento exacto de la

necesidad expresada por la humanidad, exacto en lo que respecta al tiempo y ubicación,

constituye la simiente de este trabajo creador. (Rayos V, págs. 293-295 ed. inglesa).

 

Debe enseñarse a los discípulos el trabajo de presentación y de relación entre el

tiempo y el acontecimiento. Un correcto sentido cronológico es algo que debe cultivar todo

aquel que trabaja para la Jerarquía... Éste correcto sentido cronológico... evitará que el

discípulo emprenda una acción precipitada o prematura; le dará la clave para el significado

real del Eterno Ahora -la síntesis del Pasado, del Presente y el Futuro. Luego se le enseñará

el arte de la precipitación, del Presente y el Futuro. Luego se le enseñará el arte de la

precipitación, o el método de impartir esas ideas a las mentes de los intelectuales del

mundo... cuyo trabajo es, principalmente, con el pensador evolucionado y precursor, y no

con las masas exigentes. Les pido que recuerden esto.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. l88-187 ed. inglesa).

 

El momento oportuno y un sólido conocimiento de la actuación de la Ley del Karma,

más una amplia medida de percepción intuitiva, son esenciales para el elevado arte de la

curación espiritual. A ello debe agregarse el conocimiento de que la naturaleza forma y el

cuerpo físico no constituye esencialmente la preocupación principal ni tienen la vasta

importancia que algunos creen. (Rayos IV, págs. 110-111 ed. inglesa).

 

Cada ashrama o grupo interno es esencialmente un depósito de pensamiento, que

tiene como fuente, ideas, sueños, visiones y aspiraciones del Maestro; todo ashrama es

impulsado por la potencia monádica de su Maestro, influido por Aquél que a su vez es Su

Maestro y se desarrolla y nutre por Su experiencia, desarrollada a medida que aumentó Su

sabiduría y Su capacidad se consagró, utilizó y acrecentó para desarrollar el Plan jerárquico.

Entonces se convierte en un límpido lago de ideas, aumentado y nutrido por las fuentes de

muchas vidas y por la visión pura y los sueños consagrados de muchos discípulos.

 

A cada discípulo consagrado se le pide contribuir a esa reserva de pensamiento puro,

y si puede hacerlo, permitir al ashrama satisfacer la necesidad y ayudar a todo aspirante a

salir del sendero de probación y entrar en el sendero del discipulado aceptado. Todo centro o

foco de poder tiene una definida esfera de influencia, pues el ashrama real y activo es una

fuerza positiva dentro del centro que llamamos humanidad.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 697 ed. inglesa).

 

Hermano mío, anímese a hacerlo a cualquier precio y trate de sentir ansiedad por el

futuro... aprenda a reconocer la oportunidad cuando se le presente en su mente; esté

dispuesto a cambiar los ritmos estables de una personalidad adecuada y de alta calidad, por

la ansiosa actitud progresista de un discípulo mundial. Los cambios se producirán porque su

actitud interna ha preparado el camino.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 751 ed. inglesa).

 

En todos los escritos místicos y esotéricos, la idea de la visión, de ver o de

materializar una visión, corre como hilo dorado a través del pensamiento del aspirante. La

conecta en su mente con la realización espiritual, el logro de su meta y el reconocimiento de

lo que reside en el corazón de toda aventura espiritual elevada. Los escritos místicos se

refieren a visiones y siempre en términos de lo que está por delante, de lo que se desea

profundamente. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 338 ed. inglesa).

 

Para captar el significado de estas misteriosas presentaciones, la imaginación

creadora debe ser puesta en actividad; ha de recordarse que estas palabras, símbolos y

fórmulas... son como las llaves para una puerta y -cuando son debidamente captadas,

comprendidas y empleadas- autorizan al discípulo a exigir la entrada, basado en el trabajo

demostrado, efectivo y creador. Evidencian también (quiero que lo observen

cuidadosamente) que en cada iniciación el discípulo ha llegado a captar durante la vida

alguna gran idea divina. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 344 ed. inglesa).

 

La imaginación es una facultad creadora. ¿En qué sentido es usted creador?

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 706 ed. inglesa).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk