• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

La Simplificación - Una Técnica De La Nueva Era

La sencillez del alma abre el camino a Shamballa. (El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 518 ed. inglesa).

 

Se puede llegar inconscientemente a una etapa elevada de evolución y el discípulo, con frecuencia, no se da cuenta de lo que realmente es. Debe saber conscientemente y con exactitud cuá1 es Su etapa de realización, antes de conocer realmente el próximo paso que debe dar también conscientemente...

 

Comienza a comprender... que está frente a una gran simplicidad... Debe bregar con el problema de esta simplicidad, su penetrante poder y la rápida captación de la verdad básica subyacente en las numerosas verdades; aprende finalmente a sustituir el lento y laborioso trabajo de la mente, con sus características desviaciones, ilusiones, errores, dogmatismos, pensamientos y conocimientos separatistas.

(El Discipulado en la Nueva Era II, págs. 414-415 ed. inglesa). 

 

Cada individuo tiene que ver con la multiplicidad de unidades y combinaciones de fuerzas que componen toda su vida cotidiana, las cuales crean el medio ambiente y las circunstancias de su vida. En realidad, la vida sería muy sencilla si el hombre común sólo tuviera que preocuparse de siete factores, adaptarse y trabajar con ellos emplearlos. La progresión hacia el mundo de los valores espirituales y el reino de la existencia tríadica (donde actúa el iniciado) es en definitiva la progresión hacia la simplicidad. Es salir de las complicaciones de la tabla de multiplicar y su resultante aritmética, y entrar en la simplicidad de las fórmulas simbólicas, utilizadas en las matemáticas avanzadas; es pasar del mundo de figuras caleidoscópicas en constante movimiento, al mundo de significados, es el proceso de ubicarse detrás del mundo de los efectos y penetrar en el mundo de las causas, comprendiendo que una simple causa o movimiento dirigido de energía pone en movimiento miríadas de efectos. El camino del iniciado no es complicado, cuando ha captado el hecho de que debe liberarse del mundo de lo visible y de la ilusión y permanecer libre en el mundo de la luz, donde todo queda claramente revelado. Luego puede recibir las lecciones y el entrenamiento que le permitirán manejar energías y -habiéndose liberado del control ejercido por las fuerzas- comenzar a dirigirlas de acuerdo con el gran Plan. La complejidad reside en el pensamiento del neófito, en cambio no sucede lo mismo respecto al iniciado.

(Rayos V, pág. 149 ed. inglesa).

 

La meta para el resto de su vida debería ser lograr la simplicidad de los asuntos y las

relaciones. Quisiera que a esa simplificación añada un sentido de mayor dignidad personal -

dignidad que se manifestará como reticencia física, de la cual sabe poco aún, pero irá

sabiendo más a medida que reflexione sobre esa palabra. Quisiera también que agregue estas

dos cosas necesarias para su expresión en el plano físico, la comprensión -comprensión

basada en el amor, y no en un proceso mental.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 718 ed. inglesa).

 

Los móviles de su personalidad en la vida y el servicio, y su relación con el móvil del

alma, tendrán que ser sometidos a una revisión. El resultado de todo este proceso mental será

la subyugación de sus móviles al móvil del alma, y obtendremos, por lo tanto, la

simplificación de su vida, y se abrirá una visión más amplia de Shamballa. Shamballa y

sencillez, voluntad y móvil, se convertirán en corrientes mentales directrices que lo

impulsarán en su camino, lo acercarán más a mi Ashrama y a mi corazón (hablo en sentido

amoroso y técnico) y a la humanidad.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 521 ed. inglesa).

 

Cuando nos acercamos a la meta del espíritu, prosigue rápidamente la simplificación.

La voluntad se ocupa invariablemente de las cosas esenciales y no de los detalles de la

manifestación. El amor tiene que ver con los fundamentos transitorios y evolutivos, en

cambio la inteligencia se ocupa de los detalles y su coordinación coherente en respuesta al

impulso y fuerza atractiva del amor divino y al impulso dinámico del espíritu.

(Rayos V, pág. 185 ed. inglesa).

 

PRACTICA DE LA TÉCNICA DE LA PRESENCIA

 

El místico es siempre consciente de la dualidad; el hombre inferior y el alma

inmanente; el cansado discípulo y el Ángel; el pequeño yo y el Yo real; la expresión de la

vida humana y la vida espiritual. Muchas otras cualidades representan la misma expresión de

la realidad. Pero detrás de ellas aparece -inmanente, estupendo y glorioso- aquello de lo cual

estas dualidades no son más que aspectos: la Presencia inmanente aunque trascendente de la

Deidad. Todas las dualidades son absorbidas en la naturaleza de este Uno, y las distinciones

y diferencias pierden sus significados.

 

Cuando les digo que desarrollen la conciencia de la Presencia, significa que ahora se

es, ante todo, parcialmente consciente del Ángel y puede empezar a responder, nebulosa y

débilmente, a ese gran Todo que subyace en el mundo subjetivo del ser, ya que este mundo

subyacente en el mundo físico tangible de la vida diaria.

 

El conocimiento de que todo el planeta está fuera de la habitación donde usted

reflexiona sobre mis palabras, separado sólo por la ventana y la extensión de su percepción

consciente, constituye el símbolo de lo antedicho. El universo externo del planeta, el sistema

solar y los cielos estrellados, los ve a través del panel de vidrio cuando se halla limpio y no

está empapado, pero actúa como barrera para la visión cuando está sucio o velado. Esto y su

capacidad de proyectarse en la inmensidad del universo, rige la extensión de su

conocimiento en cualquier momento dado. Reflexione sobre ello hermano mío, y a través de

la ventana de la mente, vea esa luz que revela el Ángel que, a su vez, vela y oculta la

grandiosa Deidad desconocida, aunque viva y vibrante.

 

Esta práctica de la Presencia puede hacerse de muchas maneras y existen numerosas

técnicas de contacto. Tal práctica debería traerle sencillez, paz y gozo. Cultive la sencillez

mental y recuerde que la confusión y la indebida preocupación por las condiciones y las

personas y una actitud indecisa hacia la vida, indican actividad de la mente, pero no

comprensión del alma, Usted debe esforzarse por adquirir la actividad del alma.

(Discipulado en la Nueva Era I, págs. 390-391 ed. inglesa).

 

El tema de esta técnica (de Presencia) está, por lo tanto, relacionado principalmente

con:

 

1. El Procceso de la revelación, que ha sido y es, en la actualidad, el principal

testimonio y garantía de que existe detrás de la escena de la vida fenoménica un

Grupo o Agente revelador cuya tarea es triple:

 

a. Apreciar el desarrollo de la conciencia humana y responder a su constante

llamado y demanda por más luz y conocimiento.

 

b. Decidir cuál es la próxima revelación necesaria y que forma podría adoptar, a

través de qué medio podría emerger y dónde y cuándo aparecer.

 

c. Asegurar que obstrucciones, impedimentos e ideas preconcebidas tendrá que

enfrentar la nueva revelación.

 

2. La Realidad de la Presencia. Esta Presencia es la fuerza impulsora detrás de toda

revelación, siendo en realidad Dios Inmanente, que lucha siempre por ser reconocido

y, a su vez, es impelido a hacerlo por la realidad de Dios Trascendente.

 

3. La influencia del Ángel, el individualizado germen de conciencia, a través del cual,

después de un adecuado desarrollo y respuesta del yo personal inferior, vendrá la

revelación de la Presencia. Toda verdadera revelación se relaciona con la progresiva

gloria de la divinidad, en algún campo de expresión, testimoniando, por su

intermedio, a la latente y oculta Presencia.

 

4. La reacción de los intuitivos del mundo, a esa revelación y forma que es presentada a

los pensadores del mundo, los cuales son los primeros en apreciar la nueva verdad y

apropiarse de ella. Los intuitivos presentan el subsiguiente aspecto de la verdad en

una forma relativamente pura, aunque en el momento de presentarla pueda estar

velada por símbolos.

 

5. La respuesta del mundo pensante. (Espejismo, págs. 175-176 ed. inglesa).

Hace algún tiempo dije al grupo que la iniciación era simplificación. Por lo tanto,

simplifique los años que le restan, actuando siempre como Sí. Por medio de este proceso

viviente liberará los fuegos de la comprensión… Condúzcase siempre "como Si" su divina

comprensión fuera perfecta, y el resultado en su vida diaria será "como Si" todos los

espejismos ocultos y todos los velos que engañan y ocultan, no existieran. El discípulo actúa

"como Si" fuera iniciado, y luego descubre que "como un hombre piensa en su corazón así

es", porque el corazón custodia el poder de la imaginación. La imaginación es liberada a la

actividad creadora cuando el discípulo actúa "como Si" fuera el alma en plena expresión,

"como Si" el Maestro fuera siempre consciente de las actuaciones de Su discípulo, "como Si"

deambulara consciente y totalmente liberado. Estas dos palabras le traerán liberación y

felicidad...

 

Esta actuación de como Si, es una de las prácticas más esotéricas. En realidad

presupone que a la personalidad común se le ha impuesto un cambio de comportamiento,

como la aspiración más elevada que ha podido captar. Este mandato no tiene el mismo

significado que el axioma “como un hombre piensa en su corazón, así es él", mandato que, si

se aplica correctamente, impone el control mental sobre la personalidad, afecta al cerebro y,

por lo tanto, a los dos vehículos inferiores. Para el discípulo, el comportamiento de como Si

introduce un factor más elevado que el del pensamiento; involucra el constante esfuerzo de

vivir como Si el alma (no la mente, pero por intermedio de ella) controlara constantemente y

fuera el aspecto predominante de la expresión.

 

Esto puede involucrar una reflexión más profunda sobre el alma y su relación con la

personalidad, pero es mucho más que eso. Cuando se la aplica correctamente necesita que el

alma controle acrecentada y automáticamente al entero triple hombre inferior.

(El Discipulado en la Nueva En II, págs. 554-557 ed. inglesa).

 

Es curioso cómo el poder creador trae inmediatamente el orden en todo el universo.

(Virginia Woolf, A Writer's Diary).

 

LA BELLEZA: RESULTADO DE LA SIMPLICIDAD

 

La belleza manifiesta su divinidad al expresarse a través de cualquier forma.

(E1 Discipulado en la Nueva Era I, pág. 279 ed. inglesa).

 

Cuando... haya una verdadera unión de las energías superiores con las inferiores,

tendremos el surgimiento de la belleza de la forma, la consagración de algún aspecto de la

verdad en una expresión apropiada, enriqueciendo así al mundo. Donde existe esta síntesis

empieza a actuar el verdadero artista creador. (Rayos I, pág. 289 ed. inglesa).

 

La devoción sin apego en el ser humano no es rara, pero en un grupo ciertamente lo

es, y con frecuencia vemos la subordinación de los intereses personales en bien de la familia

o de otra persona, porque la belleza del corazón humano se ha manifestado a través de todas

las edades. Descubrir esta actitud en un grupo de personas y ver que se mantiene tal punto de

vista en un ininterrumpido ritmo, manifestándose espontánea y naturalmente, constituirá la

gloria de la nueva era...

 

Pueden ver por lo tanto que es posible establecer en la tierra una réplica en miniatura

de la Hermandad y que, en décadas futuras, los discípulos activos del mundo, los iniciados

aislados en muchas organizaciones mundiales y el personal del Nuevo Grupo de Servidores

del Mundo, responderán automáticamente a la sensibilidad telepática de los grupos que

trabajan en muchos ashramas de los Maestros. El resultado de este éxito conducirá al

reconocimiento del poder universal y del estado mental de los discípulos de todos los grados,

y no será únicamente el reconocimiento de un grupo determinado. Esto probará con el

tiempo y sin controversia, la unidad de todos los seres. La revelación de la unidad por el

poder del pensamiento es la consumación gloriosa del trabajo de la Hermandad... todos los

discípulos, responden a ello en los momentos de mayor elevación. En menor grado y de

acuerdo a la medida en que se consagren, así será su gloria y su meta, si mantienen la idea de

la unicidad, del servicio y, por encima de todo, del amor.

(El Discipulado en la Nueva Era I, págs. 23-25 ed. inglesa).

 

Su tarea diaria es mezclar, combinar y fusionar la belleza subjetiva y la hermosa

realidad externa. Aquellos.... que son intuitivos, deben entrenarse para llegar a ser

intérpretes. La tarea del intérprete de la realidad y la belleza, debe impulsarlo

acrecentadamente hacia una actividad organizada y planificada...

 

Cómo realizarlo debe decidirlo usted. Sólo le indico la meta. A medida que

envejecemos, debemos forzosamente cambiar el método para activar la expresión y

demostrar los reconocimientos internos, lo cual cambiará inevitablemente la tarea, aunque

aumente siempre su poder. Esto no implica carencia de grandes realizaciones, sino el empleo

de distintos medios de trabajo... La meta es intensificar la poderosa vida en el centro, vida

que inevitablemente debe hallar salida.

(El Discipulado en la Nueva Era I, pág. 287 ed. inglesa).

 

Mi mensaje se basa en las palabras del iniciado Pablo: "Olvidando las cosas que

quedaron atrás, sigue adelante". No se preocupe más por el pasado, trate más bien que estos

pocos años que le quedan de vida sean de utilidad y cumplan el propósito de mi trabajo, para

lo cual será necesario que adquiera y reconozca un espíritu sin ambiciones, dedicado a

perfeccionar las relaciones de cada día. Si se preocupa de embellecer y espiritualizar los

asuntos cotidianos no tendrá tiempo para reaccionar ante el espejismo.

(El Discipulado en la Nueva Era II, pág. 732 ed. inglesa).

 

Mucho de lo que usualmente es repugnante, se vuelve bello en su relación. La tarea

de la vida y del arte es de hallar innoble esta relación. (Oscar W. Firkins, Letters 1922).

La enfermedad, tanto física como psicológica, tiene sus raíces en lo bueno, lo bello y

lo verdadero, y esto es un reflejo distorsionado de las posibilidades divinas. El alma

frustrada, cuando trata de expresar plenamente alguna característica divina o realidad

espiritual interna, produce -dentro de la sustancia de sus envolturas- un punto de fricción.

 

Sobre este punto están enfocados los ojos de la personalidad, lo cual conduce a la

enfermedad. El arte del curador consiste en elevar hacia el alma -el verdadero curador dentro

de la forma- los ojos que están enfocados hacia abajo. Entonces el tercer ojo, u ojo espiritual,

dirige la fuerza curadora, y todo está bien". (Rayos IV, pág. 564 ed. inglesa)

 

Lo bueno controla al hombre, por intermedio del centro coronario... Lo bello controla

por intermedio del centro cardiaco, y... lo verdadero como expresión de lo divino, establece

su punto de centralización en el centro laríngeo. (Rayos IV, págs. 568-569 ed. inglesa).

 

La evolución de ciertos tipos de personas se manifiesta por su control sobre la fuerza.

 

En otros por el control sobre el factor tiempo y su capacidad de comprender el significado

práctico de épocas y temporadas y su empleo correcto y regulado... por lo que haga en esta

línea obtendrá belleza y liberación. Como todos sabemos, existe la belleza mística que se

puede alcanzar por medio del arte, la que imparte un sentido general de la belleza, el color y

la inspiración, y así reviste y vela ideas. Existe además una belleza oculta que debe

alcanzarse en el campo del arte, la cual imparte un sentido distinto de la belleza, el color y la

inspiración, cuando están revestidos con esas formas que revelan ideas. La belleza mística

vela el ideal por medio de la belleza. La belleza oculta revela el ideal por medio de la

belleza... la realización oculta debe ser la meta, y la revelación de la belleza ordenada, en

tiempo y espacio, debe constituir su esfuerzo sintético. Reflexione sobre estas palabras y

definiciones, porque en ellas reside el secreto de la verdadera creatividad. Medite sobre la

diferencia entre inspiración mística y revelación oculta y su síntesis en toda gran realización.

 

Emplee el tiempo, escuchando. Exprese la visión presentida. Cultive la actitud

expectante de la atención psíquica, y cuando oiga lo inaudible y sienta lo intangible, trate de

formularlo en palabras y expresarlo de alguna manera, preservando el espíritu del drama

psíquico que anima a tales eventos. Recuerde la verdad esotérica de que el tiempo y los

eventos son un solo acontecimiento fenoménico básico.

(Discipulado en la Nueva Era I, págs. 283-284 ed. inglesa).

 

La liberación... consiste en liberarse del pasado, tener libertad para progresar en

ciertas y predeterminadas líneas, (predeterminadas por el alma) y también para expresar toda

la divinidad de que uno es capaz como individuo, o una nación puede manifestar al mundo.

(Rayos IV, pág. 260 ed. inglesa).

 

La perfección hace surgir la imperfección a la superficie. El bien expulsa el mal de la

forma del hombre, en tiempo y espacio. La inofensividad es el método empleado por el Uno

Perfecto y el método utilizado para el bien. Esto es perfecto equilibrio, un cabal punto de

vista y comprensión divina. (Rayos IV, pág. 295 ed. inglesa).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk