• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

W.D.B. Agosto de 1934; Enero de 1935; Agosto de 1935

Agosto de 1934

Mi amigo y colaborador:

 

Pasó por un intervalo de disciplina y de adaptación, y no fue un período ocioso. Los que buscamos entre las filas humanas a quienes pueden ser utilizados, observamos el progreso que trae la disciplina. Actualmente, los discípulos de todos los grados -avanzados o no, mentales o intuitivos- deben ser probados y utilizados de algún modo. Su grado de desapego hacia quienes aman y los resultados del trabajo, fueron puestos a prueba; se fortaleció su intuición. Usted debe ahora dedicarse al trabajo de los próximos años.

 

Le indicaré dos cosas. Primero, que su trabajo se divide en dos sectores principales -uno relacionado con su propio desarrollo interno, el otro con el servicio que puede prestar en el mundo, aunque ambos son uno. El entrenamiento de la nueva era y la técnica venidera que debe emplearse para capacitar a los discípulos en su trabajo, es llegar a la realización, prestando servicio, pero acentuando el servicio y no la realización. El trabajo que debe llevarse a cabo en el mundo y en mi grupo de discípulos, constituirá el método para su futuro desarrollo interno. Usted lleva a su grupo de estudiantes el poder mental que posee y así se desarrolla, e introduce también su capacidad intuitiva, la

 

cual también se desarrolla por el constante empleo. Así usted progresa y se intensifica además la contribución del grupo a otros grupos.

 

Su segunda línea de desarrollo es prestar servicio en el mundo. Le corresponde saber y decidir qué dirección tomará ese servicio, y en su mente está el germen de esa decisión. Nunca doy instrucciones definidas para regir el servicio que presta un discípulo, porque así no se desarrollan los servidores.

 

Tres condiscípulos del grupo son sannyasines, y usted es uno de ellos. La lección aprendida durante el intervalo de intensificado entrenamiento silencioso, fue el desapego y el desarrollo de la correcta acción por medio del análisis del móvil. Mediante estas pruebas llevadas a cabo en su Ser más profundo y mediante su respuesta, puso sus pies en el sendero del discipulado. Creo que lo sabe. No le digo lo que debería conocer por sí mismo pero usted siempre se permite destacar las correctas condiciones mentales.

 

Quisiera pedirle especialmente que haga contacto con uno de sus colaboradores (L.U.T.). Téngale en sus pensamientos y mantenga correspondencia. Es un guerrero lleno de cicatrices, sin embargo persiste, y usted puede hacer mucho por él.

 

En lo que a usted concierne, hermano de antaño, le hablaré sobre dos cosas, contenidas en el segundo punto al cual me referí en esta instrucción. Recuerde siempre que sólo sugiero y lo sugerido debe aplicarse únicamente si lo aprueba internamente y concuerda con el dictamen de su propia alma. Durante un tiempo ha meditado sobre la Luz. Ahora practique una meditación más simple, que tendrá para usted más poder y le proporcionará, si la hace durante los seis próximos meses, el impulso necesario...

 

 En los años venideros, hermano mío, trabaje con tranquilidad y sin tener conciencia de la tensión ni la presión, pues debe dedicarse al trabajo y no a usted. Esto atañe a los discípulos de todos los grados, en probación, aceptados o iniciados. Se le necesita a usted en el arduo trabajo venidero y debe mantener el instrumento en buenas condiciones. Cuando  digo que se le necesita, significa que una antigua relación y experiencia conjunta le permite trabajar en este grupo con facilidad y comprensión, y ello quiere decir que tiene poder para realizar la tarea.

 

Estudie las tres palabras que son la nota clave de su vida, avance con humildad y ayude a disipar así la ilusión del mundo. Sus rayos, hermano mío, son:

 

El rayo del alma, el segundo Rayo de Amor-Sabiduría.

El rayo de la personalidad, el cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto.

En una vida anterior el rayo de su personalidad fue el primer Rayo de Poder, de allí la sensación de poder que siente a veces.

 

 

Enero de 1935

Mi hermano de antaño:

 

No intento hoy cambiar su trabajo de meditación o alterar mis instrucciones. Ha trabajado en ellas durante un tiempo relativamente breve y, por lo tanto, no las cambiaré hasta después de la Luna llena de mayo, y en el siguiente trabajo semestral. Obtendrá una idea más plena del trabajo grupal y de sus hermanos de grupo, si dedica tiempo a estudiar con cuidado las instrucciones dadas a cada uno de ellos.

 

No quiero escribir mucho ni emplear palabras y frases que intriguen al aspirante o den un sentido de que tengo gran interés personal. De ese modo no lo ayudaría. Pero trato de expresar estas instrucciones, generales y personales, de manera que incluyan un pensamiento y ofrezcan material para una madura consideración. El factor tiempo del instructor y del instruido es hoy tan valioso que no tiene objeto explicar la necesidad de ser breve.

 

Quiero que ponga mayor atención a las instrucciones anteriores. La concentración tranquila sobre la vida del sannyasin y además el logro de ese desapego interno, que es característica sobresaliente del sannyasin, deberían ser durante los próximos seis meses su principal pensamiento y constituir el control de su vida esotérica. Con el acrecentamiento de ese desapego deberá  desarrollar normalmente un amor más intenso, y la expresión esotérica de ese amor será más profunda.

 

La obtención de un mejor alineamiento liberaría también con más plenitud el amor de su alma en la vida de su personalidad, y lo haría más radiante y atractivo en sentido espiritual. Acrecentaría la utilidad de su servicio y satisfaría una necesidad. Es más bien una necesidad de expresarse que una necesidad real. La liberación del amor vendrá por medio del alineamiento, la descentralización de las cosas de la personalidad y una dedicación más amorosa al servicio de los demás. Por lo tanto, continúe con el trabajo de meditación dado, pero dedique dos o tres minutos a fin de obtener el alineamiento, antes de empezar el trabajo definido. Procure, hasta donde pueda, "permanecer en el ser espiritual" y ser uno con el alma y así establecer un limpio canal desde el alma al cerebro, por conducto de la mente. Luego olvide las diferenciaciones de origen mental, las cuales son de utilidad en el lugar que les corresponde y haga su trabajo como alma. Trabaje para establecer una estrecha relación con sus hermanos de grupo. Para usted este trabajo es nuevo, pero se está integrando rápidamente en la vida del grupo y tiene mucho que dar.

 

 

Agosto de 1935

Hermano mío:

 

Cambiaré en parte su trabajo de meditación, pues el ejercicio de visualización contribuyó grandemente a estimular el centro ajna y a enfocar su mente en la cabeza con más firmeza. Observé atentamente el resultado. En los últimos seis meses se produjeron tres cosas:

 

Primero, mucha tensión, tanto en relación con su propio círculo inmediato como con el trabajo en su medio ambiente, y también en relación con sus propias reacciones internas. Creo que ya sabe a cuáles de estas últimas me refiero específicamente. Segundo, le proporcionó un acrecentado campo de contacto y de servicio, acarreando consigo las consiguientes pruebas y las nuevas oportunidades de ayudar y auxiliar. Esta expansión debe continuar y evidenciar una creciente sensibilidad de su parte a la necesidad mundial.

 

Tercero, es consciente (¿no es así hermano mío?) de una nueva fuente de iluminación e inspiración y de que durante el año transcurrido se fortaleció grandemente su comprensión.

Hablando simbólicamente, el sendero del discipulado es ya real para usted;

 

los hasta ahora lejanos e imperceptibles portales de la Puerta de Oro, ya no son tan lejanos ni tan imperceptibles. Sus contornos son más definidos y el "sonido que surge" le susurra algo a su oído interno.

 

Creo haberle dicho que usted es un sannyasin consagrado. Esto no sólo trae gozo, sino responsabilidad, disciplina y también adquisición de conocimientos. El sannyasin debe trabajar siempre para acrecentar el conocimiento. Debe darse cuenta y ser consciente de cada paso y su resultado, de cada móvil que lo impele y su efecto, y de cada objetivo alcanzado y su consecuencia. Debe comprender con claridad los frutos de la disciplina, sin apegarse a los resultados del trabajo. Debe fomentar esta aguda percepción, hermano mío. Debe ir desarrollándose en usted una creciente sensibilidad hacia sí mismo y los demás. Debe inducirlo hacia la meta de un acercamiento consciente, para que siempre sea consciente del contacto en dos direcciones: usted es consciente de la vida subjetiva interna y también del mundo objetivo externo; esto debe emprenderlo y desarrollarlo como una actividad dual y sintética. Reflexione sobre esto.

 

Antes de indicar su trabajo de meditación para los próximos meses, le sugeriría (recuerde que sólo hago sugerencias) dedicar los próximos seis meses a considerar detenidamente el efecto que usted produce, como trabajador, en aquellos que trata de ayudar. Éste es un valioso ejercicio para todos los discípulos e involucra autodisciplina, aunque pocas veces se la menciona en los libros comunes sobre el discipulado. Uno de los próximos desarrollos en el campo de la psicología esotérica sería conocer el impacto que la fuerza de rayo hace sobre las personas que contienen en sí distintos aspectos de la energía de rayo; le resultará interesante observar el impacto de la energía de su segundo y cuarto rayos sobre las personas y también el poder de primer rayo que trajo consigo de una encarnación anterior. De esta manera empleará el método fácil de servir, pues evocará menor resistencia en aquellos a quienes sirve  y no tendrá que deshacer o reconstruir, dando los primeros pasos para ser eficiente en la ciencia de la fuerza.

 

Ahora le daré un simple ejercicio de respiración, que tiene por principal objetivo acrecentar el poder del centro cardíaco. Recuerde que la evocación del ritmo de este centro se demuestra en las primeras etapas, por una creciente comprensión de los individuos y un mayor conocimiento de los problemas grupales. Más adelante despertará una conciencia y percepción grupal definidas del Plan. Tiene completa libertad para continuar, si quiere, con  el

 

ejercicio de visualización, pero hágalo en cualquier otro momento del día...

 

Observará que la mayor parte del trabajo que le di aquí vincula los tres aspectos de su vida mental -la imaginación creadora, la mente y la intuición- y la obtención de esta vinculación sintética constituye mi actual objetivo. Tenga esto presente y aprenda, ante todo, a discernir entre los tres; luego a emplearlos secuencialmente con facilidad y, finalmente, en forma simultánea. La tarea que le he asignado hermano mío, no es fácil.

 

¿Podría escribir tres breves artículos sobre los tres pensamientos que le di para desarrollar la intuición, a fin de que puedan beneficiarse otros con ellos?

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk