• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

W.D.B. Febrero de 1936; Agosto de 1936; Febrero de 1937

Febrero de 1936.

Mi amigo y hermano:

 

Desde mi última comunicación aplica la disciplina del discípulo aceptado, a fin de trabajar en el campo mundial. Debido a que es un discípulo, aplicó a un mismo tiempo esa disciplina a todos los aspectos del yo inferior -el yo humano. Quienes no son discípulos la aplicarán sólo a uno de los cuerpos inferiores. Sin embargo, el discípulo la aplica a los tres simultáneamente, es decir, a la entera personalidad. En su caso se renovó la deficiencia física, la tensión emocional (de dos tipos, ¿no es así, hermano mío?) y las dificultades y presiones mentales. Esto último fue lo peor, siendo parcialmente (aunque no totalmente) responsable de las otras dos.

 

Las lecciones que deben aprender todos los discípulos (antes de obtener el poder para trabajar en el mundo) podrían ser expresadas como esa necesidad de discernir entre:

 

1.     Los principios primordiales y secundarios, o entre dos cosas correctas.

  1. lo más correcto y lo menos correcto,
  2. lo que es correcto para usted, pero quizá no lo sea para otros.

 

2.     El propio dharma personal, la obligación y los deberes individuales y las responsabilidades y relaciones con el grupo.

3.     Las necesidades y demandas que evidencian el trabajo grupal y las del individuo.

4.     Lo esencial y lo no esencial.

 

La tarea es ardua hermano mío, y, como bien sabe, los problemas debe solucionarlos por sí solo. Hay aspectos de la experiencia interna en los cuales nadie puede inmiscuirse, ni aún el instructor interesado y simpatizante, ni el Maestro Mismo. Si lograran inmiscuirse, no se adquiriría la riqueza de la posible experiencia. La nota clave para su esencial surgimiento en forma radiante y libre, es el silencio y la paciencia, no el empleo exagerado de la mente analítica. El amor revela mucho más clara y definidamente (en su caso) que el análisis. Dentro de los límites de su propio horizonte percibe con claridad. Dentro de los límites de su campo de contactos debe amar profundamente, y sobre ese amor profundo debe poner el énfasis.

 

Usted y todos sus hermanos de grupo deben concentrarse sobre el trabajo de preparación para el Festival de Wesak. Canales puros y mentes liberadas son los principales requisitos en este momento y les pido que lleven a cabo una purificación preparatoria y una disciplina mental. El creciente impulso interno de la aspiración y la devoción y la acrecentada lucidez de la mente deben constituir la meta durante los próximos meses, porque la demanda de los discípulos mundiales traerá lo que el mundo necesita, más la intensificación de la luz en la cual se verá la verdadera luz. Existe un poder oculto en las palabras: "Y en esa luz veremos la luz". La Jerarquía necesita angustiosamente en estos momentos la luz de los discípulos mundiales. Sí, la necesita, hermano mío.

 

Le sugiero que durante las próximas semanas se concentre para "mantener la mente firme en la luz". Esto involucrará un renovado trabajo de alineamiento y un nuevo enfoque consciente de la mente, hacia la realidad. La actividad del interno hombre consciente dirige incesantemente su atención al alma, buscando la identificación con esa alma. El alineamiento que se lleva a cabo comúnmente es el de la personalidad con el alma. Esto usted lo ha realizado ampliamente, dando por resultado la atracción del poder que fluye al cerebro desde los pétalos externos del loto egoico (hablando simbólicamente), los pétalos del conocimiento. La energía de la segunda hilera de pétalos debe ser ahora evocada -los pétalos de amor-sabiduría. Lo que ahora trato de evocar es la afluencia de esta energía hacia la personalidad y éste debe ser el objetivo de su atención durante los meses venideros. Hermano mío, posee conocimiento y una gran riqueza de experiencia espiritual. Ahora debe manifestar sabiduría y expresar amor.

 

Para este fin le delinearé y sugeriré la meditación que puede practicar, a no ser que considere conveniente cambiarla más adelante...

 

 ¿Quisiera, hermano mío, tomar nota de lo que le llegue sobre radiación y servicio magnético? Éstos dos escritos constituirán su ofrenda individual a sus hermanos de grupo. En caso de que no tenga la fortaleza y el tiempo suficiente para este trabajo y el del grupo delineado anteriormente, dilucide estas dos palabras -Radiación y Magnetismo-, en reemplazo del trabajo grupal.

 

 

Agosto de 1936.

Hermano mío:

 

No sé qué decirle en este crítico periodo semestral. Los últimos meses tuvo dificultades, pero sin embargo fue un período de real crecimiento, aunque no se haya dado cuenta. Sin embargo, a pesar de considerarse miembro del grupo, poco aportó a la unida vida grupal de sus hermanos. Esto quizá se debe a un concepto erróneo, respecto a la verdadera significación de mi propósito. Es muy difícil para una persona que posee predominantemente cualidades de  sexto rayo (como resultado de la orientación de la vida actual, o traídas de otra vida en calidad de influencias predisponentes, tal es su caso) comprender la intención fija (empleando esta palabra en el sentido que la aplican los católicos) de un grupo. El punto de vista propio, el propio dharma, los problemas propios y el propio desenvolvimiento, se siguen en forma muy unilateral y -complicando la dificultad- con móviles verdaderamente correctos y elevados. Cuando a esto se añade una mente intensamente censuradora, el problema es doblemente difícil. Pero, hermano de antaño, su intensa lealtad interna a la verdad, su muy desarrollado altruismo, su fuerte vínculo con la Jerarquía como discípulo consagrado y su clara visión, son contribuciones de tal valor para la vida grupal, que hoy le pido trate de reintegrarse al grupo en forma real y altruista.

 

El problema que tiene este grupo particular de discípulos es comprender el espejismo -espejismo en el que actúan los seres humanos que no han llegado a ser iniciados de tercer grado. Por lo tanto, las pruebas a las cuales los miembros del grupo han sido sometidos, son muchas y grandes, y varias veces la vida del grupo, como una unidad, quedó casi destruida. I.B.S. podría decirle muchas cosas si hablara directamente con usted de la época en que parecía casi imposible salvar la vida grupal. Sin embargo S-K.L.T. se da cuenta hoy de que el espejismo lo ha envuelto, pero no ve de dónde surge. También D.A.O., como verá por su correspondencia, está confundida -aunque no se da cuenta y llegaría a negarlo debido al espejismo de la independencia.

 

Sin embargo, el grupo sigue y seguirá adelante, mientras el espíritu de amor prevalezca entre los miembros y estén libres de propósitos verdaderamente egoístas.

 

Parte de la gran tentación en el desierto, de nuestro Maestro, el Cristo, estuvo basada en los tres aspectos del espejismo mundial -ilusión, espejismo y maya- que amenazaron confundirlo, pero enfrentó cada aspecto con la enunciación de un claro principio y no con argumentos verbales de una mente analítica. Desde ese campo triunfal salió para amar, enseñar y curar.  Que en estos días de dolor mundial, el amor y la alegría constituyan las notas claves de su vida, pues como grupo y como individuos poseen la vibración sanadora de la Jerarquía.

 

No cambiaré su trabajo. Hoy tengo poco que decirle, hermano mío. No hizo el trabajo que le asigné. Por lo tanto ¿para qué darle más, o asignarle otro distinto? Es necesario que haga el anterior. Piense menos y ame más. Ésta es la nota clave para usted durante los seis meses próximos. Entonces la luz será liberada y brillará en su camino. Considere el bienestar del grupo, convirtiéndose en parte integrante de él. Naturalmente, se preguntará: "¿Cómo puedo hacerlo? Distintos tipos de preguntas y problemas bullen en mi mente y preocupado como estoy ¿puedo prestar servicio al grupo?" La mayoría de los aspirantes, necesita entrenarse para pensar y reflexionar, cavilar y analizar, pero usted hace todo esto con una facilidad poco común. Con frecuencia, mediante el autoanálisis, se encierra en un callejón sin salida. ¿No es así, hermano mío? La única salida de este callejón es la elevación. No puede volver atrás, pues el retroceso no es el camino del discípulo. Teniendo como móvil el servicio puede elevarse en aras del amor hacia la libertad y la luz, donde los Grandes Seres deambulan, viven y trabajan.

 

A la meditación asignada en la última serie de instrucciones, incorpore las siguientes palabras:

 

  1. mes............. Orientación.

2do. mes........... Lucidez. Claridad.

  1. mes............ La Paz que trasciende toda comprensión.
  2. mes............ Integración.
  3. mes............ La Vida grupal.
  4. mes............ El Camino radiante.

 

Por lo demás, dejaremos su trabajo incompleto si así lo desea.

 Febrero de 1937.

Hermano mío:

 

Usted fue tan personal que se aisló detrás de un muro de silencio, y no puedo llegar a usted. Se le ofreció una oportunidad kármica, pero no la ha reconocido. La definición que le hice del tipo de espejismo que lo envuelve con facilidad, lo empujó detrás de este muro de orgullo herido y resentimiento, porque sus hermanos conocieron sus debilidades. Hermano mío, esto no debe ser. Todo es parte de la ilusión ambiental. ¿Qué importa que cada uno conozca las debilidades de su hermano en el sendero y que todos sean conscientes de la debilidad de un individuo? ¿Es usted aún tan imperfecto y tan desamorado que ese conocimiento lo induce a criticar y a resentirse, en vez de amar y comprender? No pudo enfrentar esto, de allí su retirada. Por eso encara sus problemas en la soledad, lejos del grupo esotérico a que pertenece, con el que volverá a encontrarse en fecha posterior, aunque probablemente -no inevitablemente- en otra vida. ¿Quién puede establecer fechas en el destino del alma?

 

Nota: El enunciado que antecede, hecho por El Tibetano, explica por qué -durante el resto de esta encarnación- este discípulo ya no trabaja en Su ashrama.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk