• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Construir Un Puente En El Vacío De La Educación

La distancia que nos separa de esta meta (la unidad de la humanidad) es reflejada por el carácter inadecuado de nuestro sistema educativo concerniente a esta cuestión. Casi todas nuestras instituciones para el orden mundial aceptan esta meta, hacen su publicidad y profetizan, pero no nos ofrecen los primeros elementos que nos permitían estudiar y aprender la manera de alcanzar esa meta. Muchos libros hablan de la humanidad como de un valor primordial frente al cual todos los otros valores deben estar subordinados si queremos alcanzar el orden mundial. A pesar de esto, pocos libros hablan de los procedimientos y de los programas prácticos. Casi no existen aquellos que sugieren enviar nuestros esquemas de pensamiento nuevamente a la escuela para poder aprender el ABC de la conciencia de la humanidad.

 

La experiencia que tenemos de las innumerables conferencias sobre el concepto de humanidad, nos muestra, hasta qué punto es irreal la idea de la humanidad en el espíritu de los intelectuales acostumbrados al procedimiento analítico y que poseen experiencia en este terreno. Casi todos los participantes a estas conferencias no estaban preparados para unir sus respectivas experiencias a esta idea de una manera significativa. Tendían más a ocuparse de los aspectos familiares de sus disciplina, quedando la idea de la humanidad relegada a segundo plano. Fue necesario una o dos sesiones para que sus mentes estuviesen de acuerdo con esta idea. Sea cual fuese la razón, es verdad que las principales disciplinas han sido dejadas atrás por el concepto de humanidad-es decir, que ninguna de ellas ha desarrollado el concepto de humanidad hasta el punto que podría servir de factor de orientación y de desarrollo de esta disciplina. 

Sobre todo, nuestras universidades remarcan el valor de la especialización y la

división en compartimientos, por lo que las personas que practican una disciplina tienen

dificultades para comunicarse con aquellas que practican otra distinta. En general, la idea de

la humanidad, que es una idea de síntesis, no se acepta fácilmente en la mayoría de las

 

Las cosas no son mucho más alentadoras en los liceos. El programa de estudios

sociales presta muy poca atención a las nuevas dimensiones de la interdependencia en el

mundo, y aún menos a la idea de humanidad. La enseñanza se funda sobre una orientación

principalmente etnocéntrica que refleja tendencias estrechas y segmentadas. Esta enseñanza

está alejada de las cualidades del amor y de la tolerancia preconizadas por tantos filósofos y

 

Como resultado de esto y otros factores, nuestro sistema educativo no contiene un

programa que involucre la idea de humanidad como un concepto abarcante, y como un valor

importante para la supervivencia de la civilización: no existen esquemas de pensamiento a

través de los cuales podamos adquirir el hábito de pensar de manera realista, para bien de la

humanidad, y que nos permita considerar al pueblo y sus dirigentes, las culturas y las

instituciones desde el punto de vista del interés de la humanidad.

Gerhard Hirschfeld, Exec. Director: Council for the Study of Mankind (1963)

 

Los educadores deben tener presente tres cosas en el actual período de transición:

 

1. Reorientar el conocimiento, el aspecto conciencia o sentido de percepción del niño, de tal

modo que comprenda desde la infancia que todo lo que se ha enseñada o se le enseña,

tiene por finalidad procurar el bien de los demás antes que el propio. Por lo tanto se lo

entrenará para que sea definidamente progresista. La información sobre el pasado

histórico de la raza será dada enfocándola desde el punto de vista del desarrollo de la

conciencia racial... Como el niño relaciona mentalmente el pasado con el presente, se

procurará desarrollar, en los distintos aspectos de su vida y en los diversos planos, su

capacidad para correlacionar, unificar y construir el puente.

 

2. Enseñarle que la vida que siente palpitar en sus venas es sólo una pequeña parte de la

vida total que palpita en todas las formas, en todos los reinos de la naturaleza, en todos

los planetas y en el sistema solar. Sabrá así que comparte la vida con todo lo que existe, y

que tenemos en todas partes una verdadera "hermandad consanguínea". Por lo tanto, al

comienzo de su vida se le puede enseñar lo que es relación, porque el niño es capaz de

reconocerlo más rápidamente que el adulto, al cual se lo ha entrenado con métodos

antiguos. Cuando ambos objetivos - responsabilidad y relación- se inculquen en el niño

desde la infancia, se logrará con mayor facilidad el tercer objetivo de la nueva educación.

 

3. La unificación consciente del impulso vital y el anhelo de saber, conducirán

oportunamente a una actividad planeada. Esta actividad consiste en prestar servicio, que

a su vez otorgará al niño, a quien se le ha enseñado a practicarlo, tres cosas:

 

a. Servir como agente directriz desde los primeros años, lo cual indicará su vocación y

sus tendencias, ayudándolo así a la elección de la carrera a seguir.

 

b. Extraer lo mejor que hay en el niño, lo cual lo convertirá en un radiante centro

magnético en el lugar en que se encuentre y le permitirá atraer hacia si a quienes

puedan ayudarlo, o puedan ser ayudados por él, y a quienes puedan servirlo o él a su

vez pueda servirlos mejor.

 

c. Hacer de él un cabal creador, que lo capacitará para hilar ese hilo de energía que al

agregarse al hilo de la vida y al de la conciencia, unirá la cabeza, el corazón y la

garganta, en un todo unificado y activo.

 

Cumplir los tres requisitos mencionados constituirá el primer paso (realizado en

escala racial) hacia la construcción del antakarana o puente, entre:

 

1. Los diversos aspectos de la naturaleza forma.

 

2. La personalidad y el alma.

 

3. El hombre y los demás seres humanos.

 

4. El hombre como miembro de la familia humana y su mundo circundante.

 

De todo esto se deducirá que la educación deberá ocuparse fundamentalmente de las

relaciones e interrelaciones, de la construcción del puente o la eliminación de las

separaciones, y del restablecimiento de la unidad o síntesis. El establecimiento de la ciencia

de las Correctas Relaciones es el paso inmediato en el desarrollo mental de la raza y la

principal actividad de la nueva educación.

(La Educación en la Nueva Era; págs. 105-106)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk