• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Educación De Los Padres

Un nuevo tipo de unidad familiar que inevitablemente vendrá a la existencia. (La Educación en la Nueva Era, pág. 130)

 

La preparación de los adultos para los deberes de paternidad y su entrenamiento para subvenir a las necesidades básicas del futuro hijo, cambiará acrecentadamente hacia los niveles de conciencia mentales y espirituales y no preocuparán tanto los preparativos físicos.

 

La luz que se halla en los padres, que en el futuro hijo será vista clarividentemente por un gran número de personas, estará científicamente relacionada con la luz embrionaria del niño,y el hilo de luz que vincula al padre y la hijo (del cual el cordón umbilical es símbolo esotérico), será construido con paciente inteligencia. El niño nacerá con su cuerpo de luz ya introducido y activo en el cuerpo físico, y esto se deberá al trabajo mental inteligente de los padres. Ello no ocurre hoy, excepto en el caso de egos muy avanzados, porque el cuerpo de luz es incipiente y difuso y simplemente se cierne sobre la forma física del niño, esperando una oportunidad para penetrar en ella e iluminar la conciencia. Así se produciría una integración en la sustancia de la luz del planeta de la cual se carece en la actualidad, y la realización de esta integración será iniciada definidamente por los padres entrenados de la nueva era y facilitada, a medida que el niño crece, por la enseñanza y la afluencia del educador iluminado. (La Educación en la Nueva Era, pág. 148) 

La paternidad no debe ser contemplada como una función primordialmente animal o

exclusivamente social o económica, según se la considera en líneas generales en la

actualidad. Debe enseñarse cuidadosamente a establecer un hilo de luz, preparado o

construido deliberadamente (como parte definida del antakarana mundial) entre el padre y el hijo, hasta en las etapas prenatales. De este modo se obtendrá una íntima armonía "en la luz",sin el indebido establecimiento de una autoridad y control mental.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 140-141)

 

Qué pueden hacer los padres y los educadores?

 

Primeramente y sobre todo, debe proporcionársele al niño un clima en que puedan

florecer y surgir ciertas cualidades.

 

1. Un ambiente de amor en el que el temor desaparezca y el niño se dé cuenta de

su timidez, reserva y cautela, no tienen razón de ser; un clima en el que reciba un trato cortés de parte de los demás... Esta atmósfera de amor no es una formulación emocional o

sentimental; se basa en la comprensión de las potencialidades del niño... y, por sobre todo, en una ternura despertada por la compasión...

 

2. Un ambiente de paciencia en el que el niño pueda convertirse, normal y

naturalmente, en un buscador de la luz del conocimiento, donde esté seguro de encontrar

siempre una contestación inmediata a su demanda y una respuesta cuidadosa a todas sus

preguntas, y donde no exista la urgencia del tiempo... el factor tiempo llega a ser una

amenaza para su correcta evolución... La impaciencia de quienes lo rodean y de los que

depende tan patéticamente el niño; siembra las semillas de la irritabilidad, y un número

mayor de vidas de las que podemos imaginar están arruinadas debido a ello.

 

3. Un ambiente de actividad ordenada en el que el niño pueda aprender los

primeros rudimentos de la responsabilidad, los niños que nacen en esta época... están al

borde de ser conscientes del alma. Una de las primeras señales de ese contacto con el alma o ego, es un rápido desarrollo del sentido de responsabilidad...

 

4. Un ambiente de comprensión donde el niño esté siempre seguro de que serán

aceptados los motivos y razones de sus actos, y sus mayores comprenderán la naturaleza de

sus. impulsos, aunque no siempre aprueban sus actividades o acciones...

 

Cuando se lo maneje inteligentemente desde la infancia... y cuando al mismo tiempo

se le enseñe al sentido de proporción por medio de su correcta integración al pequeño mundo del cual forma parte, veremos surgir claramente las principales dificultades, las tendencias básicas de su carácter y las fallas de su equipo, las cuales permanecerán ocultas hasta el período de la adolescencia... Tales dificultades podrán manejarse en forma clara... mediante la sabiduría del educador, más la comprensión y la colaboración del niño. Entonces el niño comprenderá porque a su vez será comprendido y, en consecuencia, no sentirá temor.

(La Educación en la Nueva Era, págs. 89-92)

 

Dos conceptos principales deben enseñarse a los niños de todos los países: el valor

del individuo y la realidad de la humanidad una... el valor del individuo y la existencia de

ese todo, que llamamos Humanidad, están muy estrechamente relacionados, lo cual debe se

acentuado. Cuando estos dos principios sean enseñados y comprendidos debidamente,

conducirán el individuo a que posea una cultura más amplia, y a que reconozca que tiene una responsabilidad como parte integrante de la humanidad.

(La Educación en la Nueva Era, pág. 62)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Reproductor Música

Casino Bonus at bet365 uk